≡ Menu




¿Conoces a los Sikuani? Aprende Todo Sobre Ellos Aquí

Los Sikuani, son un grupo indígena distribuidos en Colombia y Venezuela, los cuales son muy conocidos por sus grandes elaboraciones artísticas. En el siguiente artículo conoceremos más a cerca de esta espectacular etnia muy característica por su economía.

Sikuani

Los Sikuani

El Sikuani (también llamado Guajibo, o Guahibo, aunque este último es considerado como peyorativo) es un pueblo indígena originario de los llanos o planicies de sabana en el este de Colombia-departamentos de Arauca, Meta, Guainía y Vichada-y en el sur de Venezuela cerca de Colombia frontera. Su población se estimó en 23,772 personas en 1998. (ver artículo: Chibcha).

Los Sikuani son uno de los casi 100 pueblos indígenas oficialmente reconocidos de Colombia. Los nativos de la región del río Guaviare, afluente del gran Orinoco y puerta de entrada a la selva amazónica, continúan sufriendo algunas de las peores consecuencias del actual conflicto de 50 años de Colombia.

Significado

Genérico para la familia lingüística: Goajivo, Guahibo, Guayba, Jiwi, Uajibo, Uwaiwa, Waiwa. Grupos étnicos específicos:
1) Jiwi, Sikuani.
2) Cuiba, Chiricoa, Jiwi.
3) Hitnu, Macaguane.
4) Cunimia, Guayabero.

Historia

Una acuarela de 1856 de Manuel María Paz es una representación temprana del pueblo Sikuani en la provincia de Casanare. Desde fines del siglo XVIII hasta al menos los años setenta, los Sikuani y las personas relacionadas con Cuiva sufrieron violencia severa, aunque esporádica, por parte de colonos colombianos y venezolanos. Los episodios de violencia incluyeron una masacre de 1870 de más de doscientos Sikuani organizados por el hacendado venezolano Pedro del Carmen Gutiérrez.

Las partidas de caza se organizaron para apuntar a los indígenas durante este período, un fenómeno retratado en la novela del año 1924 de José Eustasio Rivera La Vorágine. En el año 1912, el oficial militar colombiano Buenaventura Bustos escribió una carta informando la situación: «Los ‘civilizados’ los diezmaban con balas y los perseguían sin piedad, dondequiera que estuvieran, porque tenían una convicción íntima, y dicen sin vergüenza cristiana, que pueden asesinar salvajes como si estuvieran matando bestias «.

Sikuani

Los primeros informes sobre el área describen a los Guahibo (Guaiba y Chiricoa) como cazadores-recolectores nómadas, cuya forma de vida contrastaba con los habitantes sedentarios de los ríos dedicados a la horticultura.

A partir del siglo XVIII, sin embargo, con el resto de los Arawak (Achagua y Piapoco), comenzaron a establecerse en las orillas de los ríos Meta, Vichada y Ariari y a cambiar su forma de vida de la caza y la recolección a esa de la horticultura semi-sedentaria.

Desde finales del siglo XVII, después de la partida de los misioneros jesuitas que nunca pudieron congregarlos en las ciudades, los sikuani obtuvieron el control de los territorios ribereños. Con diferentes oleadas de colonización provocadas por conflictos interétnicos en el interior del país, el territorio de Sikuani fue invadido por ganaderos que avanzaban constantemente hacia el este, desalojando a los nativos con balas.

Por su parte, los indios, especialmente los grupos nómadas, aprovecharon las circunstancias violentas para atacar a los viajeros y cazar ganado. En la frontera entre colonos y nómadas, comenzó a desarrollarse un proceso de aculturación y de hispanización, que afectó principalmente a Achagua y Saliva y, en menor medida, a los Sikuani. Todavía en la década de 1960, los ganaderos de las llanuras continuaron organizando ataques de represalia contra los grupos nómadas.

Sociedad

Tradicionalmente una sociedad semi-nómada, muchos clanes Sikuani han sido desplazados por la fuerza por la violencia lejos de sus tierras ancestrales. Obligados a abandonar sus territorios, ahora buscan refugio dondequiera que sean tolerados, generalmente tierras no reclamadas que carecen de cualquier tipo de acceso a los servicios básicos.

En la aldea de Puerto Alvira, en el sudeste de Colombia, Médicos del Mundo, uno de los socios humanitarios de la Comisión Europea, brinda atención de salud a través de sus unidades móviles de salud, que se envían río abajo en lancha rápida a los aislados comunidades. (ver artículo: Pech)

Lengua

Guahibo pertenece a la familia lingüística de lenguas Sikuani de Sudamérica. Los dialectos existentes son: Guahibo (Sikuani), Amorua (Río Tomo Guahibo) y Tigrero. Cada uno tiene su propio idioma, pero muchos están perdidos, ahora reemplazados por el español. A pesar del 55% de analfabetismo, hay una forma escrita de Sikuani. Hay un periódico Sikuani, un diccionario y un libro de gramática.

El idioma Guahibo se clasifica con Sikuani y Cuiba (Guahibo central), Hitnu y Guayabero, con lo que forma una familia lingüística independiente. Estos idiomas, especialmente Sikuani, muestran un mayor número de afinidades léxicas con los idiomas Piapoco y Achagua de la familia de lengua Arawak. Estas afinidades se pueden atribuir al endeudamiento debido a la larga coesidencia, el intercambio exogámico y el comercio, y no, como algunos autores han sugerido, a una relación genética.

Ubicación

El territorio tradicional de Sikuani incluye las sabanas tropicales de las llanuras del este de Colombia, especialmente el área entre los ríos Orinoco, Meta, Manacacias y Vichada. A partir de la década de 1950, algunos grupos migraron hacia el este, hacia el orinoco central y las áreas selváticas del río Guaviare y hacia el Amazonas en Venezuela.

Sikuani

Demografía

Según datos oficiales, el Sikuani cuenta con alrededor de 30,000 personas: 25,500 Sikuani (70 por ciento en Colombia y 30 por ciento en Venezuela), 2,500 Cuiba (90 por ciento en Colombia y 10 por ciento en Venezuela), 1,000 Guayabero y 250 Hitnu.

Viviendas

Los Sikuani viven en aldeas dispersas formadas por unas pocas casas, con un promedio de menos de 50 habitantes. Las aldeas que se desarrollaron cerca de las misiones, cerca de las aldeas criollas o en puntos estratégicos a lo largo de los ejes de comunicación están más nucleadas y su población supera los 100 individuos. En el área de San José de Ocuné y en el Río Guaviare, hay algunas aldeas mixtas Sikuani y Piapoco con un promedio de 100 personas.

El tamaño del asentamiento y la proximidad mutua están determinados por la disponibilidad de recursos tales como áreas boscosas y suministro de agua y por factores tales como la distancia de las rutas de comunicación y la posibilidad de mantener relaciones a través de la presencia de grupos aliados en las cercanías. Los recursos limitados en relación con el crecimiento de la población local engendran conflictos que desencadenan la migración a nuevas áreas.

Sikuani

La movilidad del Guahibo, un factor en la supervivencia del grupo frente a la influencia de la sociedad dominante, se basa en el hecho de que no existe una territorialidad estricta y que todos los Sikuani, cualquiera que sea su territorio original, se consideran relacionados y puede establecer nuevas relaciones de vecindario y alianzas en cualquier parte del área.

La creación de zonas de reserva y áreas protegidas desde 1970 ha limitado un poco su movilidad tradicional y ha resultado en la sedentarización definitiva de los últimos grupos nómadas, como la Cuiva del este de Casanare y Venezuela y los Sikuani de los ríos Tomo y Tuparro.

Economía

La base de la subsistencia de Sikuani es la horticultura de la mandioca amarga, de la que se cultivan unas cincuenta variedades, así como otros cultivos como el maíz, la batata, la caña de azúcar y los cultígenos domésticos de jardín como los pimientos. La caza, la pesca y la recolección contribuyen a una parte esencial de la dieta, especialmente durante la estación seca, cuando las familias Sikuani a veces viajan durante semanas y encuentran abundantes recursos a lo largo de los ríos, donde existe una concentración de fauna.

Los cerdos y las gallinas han sido criados durante algún tiempo para ser vendidos a los blancos por ropa, herramientas y otros bienes en lugar de ser una fuente de alimento. La cría de ganado en pequeña escala se ha desarrollado más recientemente, habiéndose comenzado con ayuda oficial. Trabajar como rancho de manos o en puestos oficiales ya que los maestros bilingües y los promotores de salud son fuentes de ingresos para algunas personas.

Sikuani

La Comercialización

En el momento del contacto, existía un comercio activo que conectaba a todos los grupos de las llanuras del Orinoco con los de las regiones vecinas. Los Guahibo intercambiaron su juego y sus productos recogidos, así como artículos de lugares lejanos, por los productos hortícolas de los grupos ribereños. Con la pérdida de población vino la pérdida de la especialización regional, y los grupos diversificaron su economía.

Distribución del Trabajo

Talar y quemar los campos para preparar el cultivo es trabajo comunal masculino. La caza, la pesca, la construcción de casas y la fabricación de canoas son también tareas de los hombres. Se espera que un hombre que desea casarse sea capaz de tejer una prensa de mandioca y otros artículos de cestería que se le dan a las mujeres para realizar su trabajo. Las mujeres hacen la siembra y la cosecha y preparan la comida, especialmente las tortas a la plancha de mandioca amarga rallada y lixiviada. La alfarería es una tarea típicamente femenina.

Sikuani

Tenencia de la Tierra

Solo con la creación de reservas y territorios protegidos comienza a desarrollarse la noción de propiedad de la tierra.

Arte

Aunque los artículos de uso diario son hechos por personas no especializadas, la cestería y la cerámica son artesanías más o menos especializadas que se ejecutan con fines comerciales y económicos por personas con habilidades artísticas. Las bandejas tejidas, por ejemplo, están hechas con diseños que tienen un valor simbólico y son artículos comerciales deseables. Las hamacas hechas de fibras de palma cumare o macanilla se venden o comercializan en tiendas manejadas por blancos. (ver artículo: Chorotegas).

Aunque los Sikuani no tienen una economía comercial, el arte de hacer artesanías se ha convertido en una fuente de orgullo para las mujeres de la tribu y un elemento simbólico para los turistas que las visitan. La corteza y la fibra se usan tradicionalmente para hacer artículos que van desde muñecas auténticas hasta faldas y vestidos tradicionales que pueden venderse en el exterior y usarse ellos mismos.

Sikuani

Las fibras de palma punzonadas también se usan para fabricar artículos de uso diario, como mochilas y estuches de transporte.

Los hombres, por otro lado, persiguen otras artesanías. Tallar madera, a menudo con la intención de fabricar armas, es un ejemplo de una tarea popular para ellos.

Tallados de Madera

La tradición es importante para los Sikuani y muchas tradiciones han vivido según las enseñanzas de los ancianos de la tribu. Jesús Morales, por ejemplo, es un Sikuani nativo que reside en Coromoto, Venezuela. Con la ayuda de un hombre mayor en el pueblo, Morales ha sido un escultor durante nueve años y ha encontrado un oficio especializado que lo mantiene altamente considerado entre su gente.

Morales se ha hecho famoso por sus imágenes murales de Cristo, que van desde crucifijos hasta rosarios, que puede usar para intercambiar o vender. Estos artículos auténticos están hechos de un árbol brasileño único y con madera tan abundante que el artista incluso ha fabricado objetos lo suficientemente grandes como para caber en las instalaciones de la iglesia.

Corteza de Ropa

Este vestido indio hecho a mano se hace golpeando la fibra interna de la corteza de la palma hasta que se parezca a una tela. Luego se puede cortar y coser. Este vestido está decorado en el cuello con fibras naturales teñidas en la corteza. Hacer ropa con corteza de palma se está convirtiendo en un arte perdido.

Bolsas Anudadas

Otro artículo popular son las canastas anudadas, que se pueden hacer en forma de adornos o bandejas para su almacenamiento o exhibición. Diferentes diseños pueden variar de telas claras a bronceadas, con muchos de los productos acabados en espiral hechos con fibra de pasto local que se encuentra en la tierra.

Sikuani

Las Bolsas

Esta bolsa está anudada en un patrón extremadamente fino. El fondo de la bolsa está hecho con la técnica de bobina. La parte inferior tiene 7 1/2 ‘de diámetro. El cuerpo de la bolsa mide 10 «de alto sin incluir la correa larga.

Las Mochilas

Esta es una mochila que está hecha de fibras de palma usando la técnica de anudado de dedos similar a la forma en que hacían hamacas. Es grande con dos tirantes en la parte posterior y una pequeña parte inferior en espiral. El cuerpo de la bolsa mide 18 «sin incluir las correas.

Hair Barrettes and Dolls

Además de la ropa y el transporte de artículos, la fabricación de accesorios para el cabello también es una artesanía exclusiva del Guahibo. Hecho en el mismo estilo que se utilizan para cestas tejidas, los pasadores de pelo de las mujeres son un elemento popular que se destaca por el uso de tintes naturales que se encuentran dentro de la selva amazónica.

Después de crear el contorno del artículo, una varilla de madera brasileña generalmente se enhebra en 2 lugares a través del centro y, cuando se usa, se usa para sostener el pasador firmemente en su lugar. Otros broches están hechos de un estilo que el Sikuani llama una «técnica de bobina».

Sikuani

Cestas de bobina

Los indios Sikuani utilizan una técnica de bobina con fibra de pasto local para producir sus cestas interesantes. Una técnica de bobina implica crear el artículo con una serie de bucles arraigados, una técnica que también es popular y familiar en la fabricación de cerámica.

Collares

Los Sikuani elaboran collares hechos a mano de semillas cuelgan a aproximadamente 13 «.

Sonajas

Los cascabeles están hechos de calabazas de calabaza y adornados con plumas. Se usan para ceremonias y danzas sagradas.

Blowguns

Tanto hombres como mujeres Sikuani hacen una variedad de artesanías. Los hombres cazan con arco y flechas y cerbatanas. También son expertos en la fabricación de estas armas. Hacen pequeñas cerbatanas para la caza de aves y las más grandes para los mamíferos. Estas pequeñas pistolas Sikuani están decorativamente cubiertas con un tipo de fibras de plantas tejidas.

Sikuani

Grupo Familiar

Aunque todos los Sikuani se consideran relacionados, los grupos regionales llamados wiria se diferencian entre sí por ciertas características lingüísticas y antepasados míticos particulares, generalmente animales. Los grupos de tapires, jaguares, sardinas, perezosos, loros y guacamayos son los más conocidos. Una lista completa incluiría unas 40 agrupaciones de este tipo. A veces hay desacuerdo sobre la afiliación de un individuo en particular.

La filiación es cognitiva cuando el padre y la madre pertenecen a la misma wiria. Cuando el padre y la madre pertenecen a diferentes wirias o grupos étnicos, se supone que los niños pertenecen al grupo del padre o la madre, dependiendo de qué grupo es dominante en la comunidad.

Los hijos de un hombre Piapoco y una mujer Sikuani que viven en una comunidad Sikuani serán Sikuani. Si, por otro lado, la pareja vive en una comunidad de Piapoca, los niños serán Piapoca. La terminología para primos es del tipo Iroquois, y la terminología avuncular es bifurcada-colateral.

Religión y Cultura

Para los Sikuani, el mundo es el resultado de las acciones de deidades y héroes de la cultura que hicieron que el mundo fuera habitable al disminuir el poder de los caníbales y al exiliar a otros seres que eran dañinos para los humanos. La deidad principal, Furna Minali, y los héroes Tsamani (la constelación Delphinus), Iwinai (Pléyades), Kajuyali (Orión), entre otros, exiliaron a Kuemainü, la gran serpiente que lo maneja, transformándolo en la Vía Láctea y debilitando el poder de un rayo al vencerlo en combate. (ver artículo: Lencas).

Le dieron a las personas plegarias y poderes chamánicos para curar enfermedades y librarse de sus enemigos y de los abuelos de animales que habitan lagos y cavernas. En la segunda mitad del siglo XX, la influencia del cristianismo ha ido creciendo. Como consecuencia, el uso del yopo psicotrópico (Anadenanthera peregrina) ha sido descontinuado.

Las fuerzas de la naturaleza y los abuelos de los animales aparecen como fantasmas, y su presencia es un factor constante en la vida de los Sikuani. La caza o la pesca no deben ser excesivas, y la caza de ciertos animales, como el tapir, requiere observancias especiales como la abstinencia sexual por parte del cazador. La aparición de algunos animales, como el zorro, o la aparición de algún incidente durante un ritual es un mal presagio.

Las Ceremonias

En la primera infancia y especialmente al comienzo de la menstruación, se realiza un ritual en el que se recita una larga oración nombrando todas las especies de peces y animais de la caza que podrían dañar al niño que está a punto de ser destetado o la joven que ha alcanzado la edad de la procreación
Letras.

El arte quizás más apreciado por el Sikuani es la oratoria. La narración dramatizada de historias o discursos en reuniones políticas deleita a la audiencia. También hay virtuosos en la flauta travesera que actúan a dúo; algunas mujeres y algunos hombres son particularmente admirados por su hermosa interpretación de canciones.

Sikuani

La Medicina

La base de la medicina Sikuani es el uso de yopo, ayahuasca ( Banisteriopsis caapi ) y tabaco. Es al ingerir estas sustancias que alteran la mente que los chamanes adquieren la capacidad de ver agentes patógenos como pelo o cristales en los cuerpos de sus pacientes y extraerlos y devolverlos a quien los envíe. Un trance del yopo también le permite al chamán viajar al mundo del cielo, donde se encuentra con las constelaciones de héroes, los inventores de la curación chamánica y los dadores del poder chamánico.

La Muerte y Vida Futura

A través de una ceremonia de adivinación con tabaco y yopo, el chamán puede determinar la identidad de un enemigo generalmente distante que es responsable de la muerte de una persona. La ceremonia itomo tiene lugar dos o tres años después de que el cuerpo está enterrado. Los huesos se exhuman y se pintan con annato y se vuelven a enterrar en una urna. Se invita a un gran número de personas a esta fiesta, que dura 3 días.

Se sirve cerveza Manioc y se baila en la tumba secundaria al sonido de flautas hechas de cráneos de venado. Después de la ceremonia, el espíritu del difunto se va a vivir en el mundo de los muertos, de donde no volverá a interferir en las vidas de sus parientes.

Matrimonio

Aunque la tendencia es predominante hacia el matrimonio endogámico entre primos cruzados bilaterales, la movilidad Sikuani con frecuencia conduce a matrimonios con grupos distantes. Especialmente comunes son los matrimonios entre Sikuani y Piapoco.

Sikuani

Unidad interna

La unidad residencial Guahibo varía según su fase de desarrollo. Inicialmente se compone de una familia nuclear madura en un hogar neolocal. Más tarde se convierte en una familia extendida uxorilocal mediante la incorporación de yernos, a quienes se les exige prestar servicios de novia durante varios años.

Eventualmente, las familias nucleares constituyentes se vuelven más independientes y construyen sus propios hogares, ya sea en el mismo pueblo o más lejos. En el caso de los jefes, algunos de los hijos permanecen en la casa de sus padres y traen a sus esposas a vivir con ellos virilmente, porque los hijos generalmente heredan el estatus social dentro de su comunidad de orientación.

Herencia

Los bienes escasos que posee un hombre van a sus hijos, y los bienes de una mujer a sus hijas.

Socialización

Los niños son educados con afecto y permisividad. Aprenden diferentes tipos de trabajo colaborando con adultos. Los cuentos morales hablan del castigo que les espera a aquellos que violan las normas sociales. La educación formal se ha establecido desde mediados del siglo XX, primero en las misiones y luego en las escuelas comunitarias con maestros indígenas. En la década de 1980 se desarrollaron programas para proteger el idioma y la cultura indígenas. (ver artículo: Mayas).

Sikuani

Organización Social

Los Sikuani tienen una sociedad básicamente igualitaria. Aunque la jefatura y el chamanismo son generalmente posiciones masculinas, las mujeres tienen una gran influencia en los procesos de toma de decisiones de la comunidad. Los factores en la estratificación social incluyen el grado de aculturación y el estilo de vida predominante. Aunque se valora la identidad indígena, se aprecia el dominio del español y el conocimiento de la cultura criolla; el monolingüismo y el nomadismo tradicionales se consideran atrasados.

Organización Política

El liderazgo rara vez va más allá del nivel de la aldea. Cada comunidad es autónoma, y solo con el desarrollo del movimiento indígena y la formación de reservas indias se han creado organizaciones políticas regionales.

Control Social y Conflicto

El control social se ejerce a través de la crítica al comportamiento desviado. En casos de conflicto serio, se hacen acusaciones de hechicería, que generalmente resultan en la migración de las personas involucradas.

Sikuani

Vestimenta

La vestimenta de los hombres las mujeres consiste con la elaboración de las cortezas de árbol matapalo llamado también mapanaba. Hoy en día suelen vestirse como todo campesino de la región utilizando pantalones a media pierna, cotizas y camisas. En el caso de las mujeres a su preferencia utilizan ropas confeccionadas en telas de colores y elaboradas por ellas mismas.

Forma de Vida e lo Sikuani

Su forma de vida consiste en la siembra, la recolección, el cuidado y procesamiento de la yuca amarga ya que esta es como la principal actividad a las que las mujeres Sikuani se dedican, utilizando herramientas e instrumentos de fibras, tales como el sebucán o exprimidor conocidos por ellos como yobot y variedades de cestas.

Una vez obtenida la masa curada se preparan unas especies de tortillas o el casabe y un grano de harina sea asada o fariña, de la cual siempre disponen. (ver artículo: Comanches).

Sikuani

Aparte de la yuca también suelen cultivar maíz, plátano, arroz, ñame, batata, tomate, piña, ají y caña de azúcar. Por lo general la recolección de los productor silvestres suelen bajar pero se mantienen.

Dejar Comentario