≡ Menu

Aprende Todo Sobre Los Movima

Los indios Movima viven cerca de Santa Ana en el río Yacuma, así como en el curso inferior del río Rapula y en los ríos Matos y Apere en la parte central del departamento de Beni en Bolivia. Las estimaciones de su población van de 1,000 a 2,000. El lenguaje Movima, que no ha sido clasificado en cuanto a su afiliación, es hablado solo por la mitad de la gente de Movima. Aquellos que se consideran a sí mismos Movima están disminuyendo en número debido a la asimilación avanzada.

Movima

Historia

Bastante temprano en la historia registrada de la Movima, los misioneros jesuitas los establecieron en las misiones de San Luis y Borja en el Río Maniqui, así como en la misión de Santa Ana en la confluencia de los ríos Yacuma y Rapulo. Su relación con los sacerdotes católicos no siempre fue fácil, y en 1709 asesinaron al padre Baltazar de Espinosa.

Algunos Movima escaparon de la misión de Santa Ana en la segunda mitad del siglo diecinueve. Hoy, los Movima viven de manera muy parecida a los mestizos vecinos. Son agricultores de subsistencia; algunos trabajan en ranchos de ganado y otros también en los bosques de caucho.

La historia temprana de los indios Movima es desconocida. La primera cuenta que se refiere a su existencia data de 1845. La información, proporcionada por misioneros y exploradores que viajaron por la zona durante las últimas décadas del siglo XIX, se centra en la ubicación de los pueblos aborígenes en lugar de describir su cultura.

Los documentos de 1863 encontrados en el Archivo de La Paz se refieren al primer esfuerzo para la misión del Movima. Más tarde, las referencias jesuíticas muestran que los Movima rechazaron cualquier “invitación” a unirse a las misiones, prefiriendo su libertad.

A diferencia de otras tribus del Oriente boliviano, el Movima repelió todos los primeros intentos de misión. Debido a que la región norte de los Llanos de Mojos era un área económicamente poco atractiva para los colonizadores, el Movima y la mayoría de las tribus vecinas mantuvieron su estilo de vida tradicional hasta principios del siglo XX.

Alimentación

Tradicionalmente, los Movima eran horticultores, cazadores y pescadores. Levantaron frijoles y cacahuetes en playas de arena en la estación seca. Viajaron en canoas de 10 metros de largo y 45 centímetros de ancho. Para las armas, usaron lanzas, atlatls, arcos y flechas; el desplegado de las flechas era del tipo envuelto (Arara).

En 1922, los Movima se habían convertido en prósperos agricultores y criadores de animales. En ese momento también, se habían convertido esencialmente aculturados y de su cultura material tradicional habían conservado solo recipientes de arcilla con soportes de arcilla, tocones y flechas. (Ver Articulo: Chiman)Movima

Socialización

Hasta este momento, los contactos con extraños fueron iniciados por los indios Movima solo para obtener herramientas de hierro. Sin embargo, durante las últimas décadas del siglo XIX, el descubrimiento de la excelente calidad del árbol del caucho Hevea brasilienis en la región del Río Beni condujo al establecimiento de poblaciones blancas en aquellas áreas consideradas “incivilizadas” o “vacías”.

Y con los asentamientos blancos comenzó la extinción de los pueblos de los Llanos de Mojos. La exterminación llegó a través de incursiones asesinas y epidemias que devastaron a las personas sin resistencia a las enfermedades de los europeos.

Movima

Los indios Movima, que no estaban dispuestos a trabajar para los clientes de caucho como mano de obra barata, emigraron al norte de su área original, donde encontraron protección en la sabana abierta.

En reacción al avance constante de la población blanca, el patrón de Movima siempre ha sido moverse hacia el interior en lugar de defender su territorio o compartirlo con personas blancas o criollas. Así, en 1955, los Movima vivían a lo largo del Río Benicito, una zona rica en peces y caza, aislada de las actividades comerciales de los Blancos

Durante los siguientes diez años, los misioneros del Instituto de Lingüística de Verano (una organización protestante) trasladaron una parte de la población de Benicito en Chácobo al Río Ivón, y el resto se trasladó desde el Benicito hacia el Río Yata. En 1965 ambas concentraciones todavía vivían en estas mismas áreas.

Organización social

Los Movima son nominalmente patrilineales, pero viven uxorilocalmente. La patrilinealidad describe al Movima solo en la medida en que un nombre del clan Movima, un grupo y algunos conocimientos chamánicos se transmiten de padres a hijos.

Movima

Organización política

Los pueblos de Movima son unidades autónomas. Cada pueblo tiene un jefe, a menudo el más influyente de los hombres que se casaron en el pueblo. Debido a que los hijos del jefe y sus esposas generalmente viven virilocalmente, el jefe tiene un grupo de hijos y yernos a quienes recurrir para obtener apoyo.

Si un chamán vive en el pueblo, todos le otorgan respeto, pero sus poderes están en el mundo de los espíritus. Algunas aldeas tienen “capitanes” nombrados por un comerciante de barcas u otro extranjero para facilitar el comercio. Ninguno de estos tres hombres tiene autoridad sobre otros.

 

Control social

Se espera que los habitantes de Movima cooperen entre ellos. Las fuertes sanciones fomentan esta cooperación y desalientan el trabajo de eludir. Una mujer que no trabaja o que burla la autoridad masculina puede enfrentar la amenaza de una violación en grupo por parte de los aldeanos varones que desaprueban.

Ningún caso de esto ocurrió durante el trabajo de campo realizado en 1979-1980, y puede ser una sanción completamente olvidada. Si una o varias personas enferman gravemente en el pueblo, se puede sospechar que un hombre que no coopera es hechicero. Dos hombres Movima u que vivían en la reserva fueron asesinados por este motivo durante el período 1979-1981 (Ver Articulo: Araona)

Movima

Creencias religiosa

Años de esfuerzos de los misioneros franciscanos, bautistas y del Instituto Lingüístico de Verano (SIL) han resultado en algunos conversos católicos y protestantes. A principios de la década de 1950, los adultos de Movima contaban historias y mitos tradicionales mientras se sentaban con niños junto a los fuegos nocturnos.

Esta práctica había disminuido considerablemente en 1980, cuando era más probable que los niños oyeran programas de radio o discos reproducidos en fonógrafos alimentados con baterías que los tradicionales. Importante en su visión del mundo es la travesura, enfermedad o muerte causada por hechiceros. Se dice que estos hechiceros odian a todo el mundo y son culpados cada vez que alguien cae enfermo, tiene un accidente o muere.

Practicantes religiosos

Los chamanes son sanadores. Cuando alguien cae enfermo o muere, un chamán identifica al hechicero, a quien otros hombres de la aldea intentan matar. El sospechoso más probable es otro chamán, que se sabe que tiene poderes espirituales que podrían usarse para practicar hechicería. Tanto los chamanes como los hechiceros son casi siempre hombres

Movima

Ceremonias

Las ceremonias reportadas por Murphy como ocurriendo en 1952-1953 no se llevaron a cabo durante 1979 y 1980. En Cabrua, los tres karoko (flautas sagradas) se guardaron en una sección de la casa de los hombres lejos de la vista de las mujeres, pero los hombres no durmieron en la casa de los hombres, y las flautas sagradas no se tocaron.

En una aldea, un misionero animó a la comunidad a realizar sus danzas tradicionales, pero la mayoría de los adolescentes perdieron interés, fueron a una casa cercana, encendieron su tocadiscos y bailaron como parejas de música country brasileña.

Artesania

Los hombres de Movima tejen cestas, hacen collares de figuras talladas de conchas de castaña y, con poca frecuencia, hacen arcos y flechas. Las mujeres cosen la ropa de la tela comprada, hacen pequeñas redes de pesca y, muy raramente, tejen hamacas y hacen ollas de barro.

Movima

Medicina

Los Movima creen que los hechiceros causan enfermedades al diseminar caushi (objetos infecciosos que causan enfermedad o muerte). Los chamanes curan soplando humo sobre el cuerpo, dándole palmaditas, y luego arrojando o succionando los caushi, que luego son quemados. Si un individuo experimenta depresión o malestar, esto se atribuye a la pérdida del alma.

El chamán llama al alma perdida para animarla a entrar en el cráneo de un tapir y luego a regresar a su lugar apropiado en la persona de la que vagó. Cuando está enfermo, Movima también busca medicamentos fabricados industrialmente para efectuar curas. (Ver Articulo: Ayoreo)

Movima

Muerte y vida futura

Justo después de que una persona muere, los hombres de la parte opuesta a la del fallecido queman elementos personales que pertenecen a la persona muerta, hacen un ataúd y entierran el cuerpo. Su concepto de la vida futura ahora está muy influenciado por la noción cristiana del cielo.

Los Movima antes enterraba a sus muertos bajo los pisos de arcilla de sus casas, y esto aún puede ocurrir en algunas aldeas. Los misioneros y los agentes indios han alentado a las aldeas a usar cementerios en su lugar.

Actualidad Movima

Los Chácobo tradicionalmente mantuvieron relaciones amistosas con los Cayuvava y los Movima; el primero solía visitar Exaltación, la misión jesuita más cercana al área de Chácobo. A partir de la década de 1980, hay un Chácobo que está casado con una vieja mujer Movima. Este es el primer y único matrimonio intertribal.

Chácobo evitó cualquier tipo de contacto con los Sirono, a quienes consideraban extremadamente agresivos. Aunque el Chácobo sabía sobre la existencia del Esse Ejja y el Araona, no se estableció contacto. Actualmente, Chácobo interactúa con los Pakahuara, a quienes ridiculizan y consideran inferiores.

Leave a Comment