≡ Menu

Shuar: Significado, ubicación, Características y Mucho Más

Los Shuar, son un grupo indígena conocidos por la costumbre de hacer cabezas reducidas. En el siguiente artículo conoceremos más acerca de esta particular etnia y su cultura.

Resultado de imagen para Shuar

Los Shuar

Los Shuar son un pueblo indígena de Ecuador y Perú. Son miembros de los pueblos jíbaros, que son tribus amazónicas que viven en las cabeceras del río Marañón.

Los Shuar son uno de los grupos indígenas amazónicos más grandes, con aproximadamente 40,000 miembros en Ecuador algunos también viven en Perú. Dado su relativo aislamiento durante la mayor parte de su historia y sus antiguas prácticas de caza de cabezas, también han sido unos de los más estudiados por los occidentales.

Los misioneros han buscado durante mucho tiempo cristianizar a los Shuar, y las compañías petroleras han intentado durante mucho tiempo extraer petróleo de las vastas reservas que se encuentran dentro de sus territorios. (ver artículo: Piaroa).

A pesar de los muchos deseos de los occidentales de ponerse en contacto con ellos, los shuar habían sido históricamente expertos en resistir la mayoría de las interferencias externas, ayudados en parte por las montañas de los Andes al oeste y los rápidos de los ríos al este. Algunos estudios iniciales mostraron que los Shuar tenían expectativas de vida extremadamente altas con un promedio de 120 años. Sin embargo, con el tiempo, el contacto continuo con personas externas introdujo la enfermedad.

El aumento de la colonización y la exploración petrolera desplazaron a muchos Shuar. La falta de acceso a sus tierras tradicionales de cultivo y caza afectó su estado nutricional y dañó sus relaciones sociales.

Significado

Shuar, en el idioma Shuar , significa “gente”. Las personas que hablan el idioma Shuar viven en la selva tropical entre las montañas superiores de los Andes , y las selvas tropicales y sabanas de las tierras bajas amazónicas , en Ecuador se extienden a Perú.

Imagen relacionada

Los shuar viven en varios lugares, por lo tanto, los muraiya (cerros) shuar son personas que viven en las estribaciones de los Andes; los achu (palma pantanosa) shuar (o achuar ) son personas que viven en las tierras bajas más húmedas al este de los Andes (Ecuador y Perú).

Shuar se refiere a los hispanohablantes como Apach , y a los hablantes que no son españoles / no Shuar como inkis . Los europeos y los europeos usaban a los shuar como jívaros o jíbaros ; esta palabra probablemente deriva de la ortografía española del siglo XVI de “shuar” (ver Gnerre 1973), pero ha tomado otros significados incluyendo “salvaje”; fuera de Ecuador, Jibaro ha llegado a significar “rústico”.

Los Shuar se representan popularmente en una amplia variedad de literatura de viajes y aventuras debido a la fascinación occidental por su práctica anterior de encoger cabezas humanas ( tsantsa ).

Historia

Cuando los Shuar entraron en contacto por primera vez con los españoles en el siglo XVI, entablaron relaciones comerciales pacíficas. Sin embargo, resistieron violentamente a los impuestos y expulsaron a los españoles en 1599. Sin embargo, la colonización y la misión en el siglo XX han llevado a los shuar a reorganizarse en asentamientos nucleados llamados centros. Inicialmente, Centros facilitó la evangelización de los misioneros católicos, pero también se convirtió en un medio para defender las demandas de tierras Shuar contra las de los colonos no indígenas.

En el año 1964, los representantes de los centros Shuar formaron una Federación política para representar sus intereses ante el estado, las organizaciones no gubernamentales y las corporaciones transnacionales. En el año 1969, la Federación firmó un acuerdo con el gobierno ecuatoriano en el cual la Federación asumió jurisdicción administrativa sobre la reserva Shuar.

La Federación asumió los deberes de educar a los niños, administrar el registro civil y la tenencia de la tierra, y promover la producción de ganado y otros programas destinados a incorporar aún más a los Shuar a la economía de mercado. Desde entonces, la Federación se ha dividido en varios grupos, incluida una Federación de Achuar separada, aunque los diversos grupos mantienen relaciones cordiales.

Gracias al trabajo de la Federación Shuar la identidad es muy fuerte; sin embargo, la mayoría de los Shuar también se identifican fuertemente con el Estado-nación ecuatoriano y han ingresado a la política electoral ecuatoriana.

Desde el descubrimiento del petróleo en el Alto Amazonas, los Shuar y los grupos peruanos como los Achuar se han visto obligados a defender sus tierras de la amenaza colectiva de la extracción de petróleo.

Características

La cultura indígena Shuar se caracteriza por sus fuertes tradiciones y una visión única del universo, que se manifiesta a través de su lenguaje, comida, mitos, música y danza. Sus derechos territoriales ancestrales están garantizados por la Constitución de Ecuador, pero validar esos derechos y garantizar su legitimidad requiere el apoyo y la acción de instituciones públicas y privadas.

Ubicación

Shuar, en el idioma Shuar, significa “gente”. Las personas que hablan el idioma Shuar viven en la selva tropical entre las montañas superiores de los Andes, y las selvas tropicales y sabanas de las tierras bajas amazónicas, en Ecuador se extienden a Perú. Los shuar viven en varios lugares, por lo tanto, los muraiya (cerros) shuar son personas que viven en las estribaciones de los Andes; los achu (palma pantanosa) shuar (o achuar) son personas que viven en las tierras bajas más húmedas al este de los Andes (Ecuador y Perú).

Los Shuar viven en la región del Alto Amazonas en el este de Ecuador, extendiéndose desde las estribaciones de los Andes al este y al sur hasta el Perú. Muchos shuar viven en ciudades a lo largo de la cordillera oriental de los Andes, como Puyo y Macas, pero la mayoría vive en pequeños pueblos de hasta 20 familias, accesibles a pie o en avioneta.

Resultado de imagen para Shuar

Los Shuar, un pueblo guerrero, han habitado soberanamente la parte sur de la Amazonía ecuatoriana y el noreste del Perú durante siglos, mucho antes de que los estados nacionales en todo Abyayala (el continente americano) se construyeran sin tener en cuenta la presencia de las naciones nativas.

El papel que el gobierno ecuatoriano desempeña hoy apoyando sin problemas a las empresas mineras transnacionales chinas muestra cómo el racismo y el colonialismo siguen vigentes en un estado que desdeña la presencia inmemorial de los pueblos indígenas.

Cuando el presidente Correa dice que en estos territorios no había pueblos ancestrales, simplemente está expresando una vieja ideología según la cual el Amazonas era un páramo y, por lo tanto, estaba disponible para la explotación. Al mismo tiempo, Correa habla de la supuesta misión histórica de los Estados coloniales de América: la construcción de una sola nación, dejando de lado a los pueblos originarios.

Cultura

Los shuar generalmente no creen en la muerte natural, aunque reconocen que ciertas epidemias como el sarampión y la escarlatina son enfermedades introducidas a través del contacto con europeos o euroamericanos. Lucharon principalmente con lanzas y escopetas, pero -como muchos otros grupos en la región- también creyeron que podrían ser asesinados por tsentsak, dardos invisibles.

Resultado de imagen para Shuar

Cualquier muerte inexplicada fue atribuida a tales tsentsak. Aunque los tsentsak son animados, no actúan solos. Los chamanes (en Shuar, “Uwishin”) son personas que poseen y controlan tsentsak. Para poseer tsentsak deben comprarlos de otros chamanes; Los Shuar creen que los chamanes más poderosos son los hablantes de quichua , que viven al norte y al este.

Para controlar tsentsak Shuar debe ingerir natem (Banisteriopsis caapi). Muchos Shuar creen que la enfermedad se produce cuando alguien contrata a un chamán para disparar tsentsak contra el cuerpo de un enemigo. Este ataque ocurre en secreto y pocos o ningún chamán admiten hacerlo. Si alguien se enferma, puede acudir a un chamán para recibir un diagnóstico y tratamiento.

Tienen muchas plantas que usan para las enfermedades comunes de todos los días. La mayoría de la gente conoce estas plantas y cómo prepararlas y usarlas. Ocasionalmente, a una mujer mayor se le pedirá consejo o ayuda especialmente con control de fertilidad, parto y recién nacidos. “Piripiri” (especies de Cyperus) se utilizan para una variedad de dolencias. (ver articulo: Arawacos).

leyenda shuar

Algunas de las expresiones populares sirven de inspiración para festivales, mientras que otras inspiran leyendas y creencias populares. Algunas de las historias fueron creadas para mantener a los niños en prueba y para evitar el mal comportamiento.

Otros pertenecen a una vasta mitología donde los personajes se entrelazan en cada historia, como los que pertenecen a la cultura Shuar en el Amazonas.

El Guagua Auca

Se dice que el Guagua Auca es un demonio creado por el alma de un niño que nació y murió sin ser bautizado. Esto aterroriza a los borrachos en las carreteras a altas horas de la noche. Se manifiesta con un chillido incesante que desespera a cualquiera.

Los inocentes sin saberlo buscan la fuente del grito hasta que encuentran lo que parece ser un niño envuelto en una manta. Más tarde las personas descubren cómo cambia la fisonomía del supuesto niño y se dan cuenta de que en realidad llevaban un demonio.

Imagen relacionada

Dicen que muchos han sido encontrados muertos y con espuma en la boca como resultado del encuentro con el Guagua Auca.

Religión

Hoy en día, muchos shuar practican una combinación de cristianismo y chamanismo. Los curanderos usan muchas plantas tradicionales y sagradas de la selva. La poesía de María Clara Sharrupi a veces menciona estas plantas. Su escritura es vívida y colorida, al igual que las prendas tradicionales de su gente y las plumas de los guacamayos que vuelan a través de los cielos de las tierras de su selva nativa. Su escritura evoca el Amazonas.

A pesar de la fuerte penetración de las religiones cristianas, el animismo chamánico todavía está muy presente y es común integrar un “Padre nuestro” a un rito de curación.

El papel del chamán (Uwishin) siempre es muy importante para la cohesión del grupo. Es responsable de la transmisión del conocimiento y la curación de enfermedades que para los indios son mucho más que un cuerpo desordenado funcional. La enfermedad se percibe como un desequilibrio entre el hombre y la naturaleza de la que forma parte.

Resultado de imagen para Shuar

Puede suceder cuando las acciones del individuo están en desacuerdo consigo mismo, con los demás o con el mundo. El acto de curación es, por lo tanto, restablecer el equilibrio con, entre otros, la ayuda de las plantas (incluida la bebida alucinógena Ayahuasca) cuyo papel no es el de la medicina occidental para tener una acción química sobre la enfermedad. sino para rehacer el vínculo entre el hombre y el medio ambiente.

Rituales

Antes de la misión en los años 40 y 50, la cultura Shuar funcionaba para organizar y promover una sociedad guerrera. Los niños de aproximadamente ocho años serían llevados por sus padres o tíos en un viaje de tres a cinco días a una cascada cercana, tiempo durante el cual el niño solo bebería agua de tabaco. En algún momento, al niño se le daría maikua (Datura arborea, Solanaceae), con la esperanza de que él pudiera ver visiones momentáneas, o arútam. Estas visiones fueron producidas por un wakaní o espíritu ancestral.

Si el chico fuera lo suficientemente valiente, podría tocar el arútam y adquirir el arútam wakaní. Esto haría que el niño sea muy fuerte, y la posesión de varios arútam wakaní lo haría invencible. Shuar, sin embargo, creía que fácilmente podían perder su arútam wakaní , y así repetía este ritual varias veces.

Un guerrero Shuar que había vivido para matar a mucha gente se llamaba kakáram . Shuar creía que si una persona en posesión de un arútam wakaní moría pacíficamente, daría a luz a un nuevo wakaní; si alguien en posesión de un arútam wakaní fuera asesinado, darían a luz a un muísak.

Resultado de imagen para Shuar

Lengua

Shuar, en el grupo de idiomas Jivaroan. La mayoría de los Shuar hablan Shuar como su idioma principal, pero también hablan español debido a la educación bilingüe patrocinada por el gobierno en toda el área.

Costumbres: Tsantsa las Cabezas Reducidas

En el siglo XIX, el muraiya Shuar se hizo famoso entre europeos y euroamericanos por su elaborado proceso de encoger las cabezas de Achuar asesinado. Aunque los no Shuar caracterizaron estas cabezas reducidas (tsantsa) como trofeos de guerra, Shuar insistió en que no estaban interesados en las cabezas mismas y no los valoraba como trofeos.

En cambio, buscaron el muisak, o alma de la víctima, que estaba contenida en y por la cabeza encogida. Los hombres Shuar creían que el control de los muisak les permitiría controlar el trabajo de sus esposas e hijas.

Resultado de imagen para Shuar

Dado que las mujeres cultivaban yuca y cocinaban chicha (cerveza de mandioca), que en su conjunto proporcionaban la mayor parte de las calorías y los carbohidratos en la dieta, el trabajo de las mujeres era crucial para la vida social y biológica.

A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, los europeos y euroamericanos comenzaron a comerciar con productos manufacturados, incluidas las escopetas, pidiendo a cambio el encogimiento de cabezas. El resultado fue un aumento en la guerra local, incluida la caza de cabezas, que ha contribuido a la percepción de los Shuar como violentos. En el año 1961 Edmundo Bielawski hizo el único metraje que muestra lo que parece ser su proceso de contracción de la cabeza.

Alimentación

Solían comer caldo, a menudo cocodrilos. La caza, la pesca y la recolección se delegan en los hombres, las mujeres son responsables del cultivo del jardín, las plantas medicinales y medicinales, y el ganado. Aparte de esta separación de roles, no hay división de trabajo o relaciones jerárquicas. La reciprocidad está en el centro de la vida social: la reciprocidad entre las familias, entre los clanes, entre los hombres y la naturaleza. Si una familia se queda sin comida, ella recibirá ayuda de otra.

Vestimenta

La gente de las zonas urbanas usa ropa normal al estilo occidental, o combina el estilo occidental con su atuendo étnico nativo. Los ecuatorianos usan ropa étnica según la región de donde proceden. En cuanto a la ropa de las mujeres, las mujeres jóvenes suelen usar pantalones, y las mujeres mayores usan faldas.

Resultado de imagen para Shuar

Los shuar tienen pelo largo, plumas de tucán rojas y amarillas brillantes en el cabello y el cuello. El shuar también usa una prenda de tela de algodón

Los hombres usan bambú a través de los lóbulos de las orejas y las mujeres tienen un poco de bastón clavado en el labio inferior. Dato Bono: La tribu Shuar es conocida por sus despiadados cazadores de cabezas y el comercio de cabezas reducidas.

Economía

Los Shuar se ocupan del sector económico primario y secundario, consumen lo que producen. Cazan y horticultura, que es uno de los roles principales de las mujeres en la comunidad porque los productos que producen no son solo para su familia, sino que son un bien común. Los principales productos que se obtienen son mandioca, maíz, frijoles y batatas.

Estos se intercambian recíprocamente entre los diferentes miembros de la comunidad y constituyen uno de los principales medios de subsistencia. En las últimas décadas del siglo XX, la moneda se introdujo como un medio de intercambio, pero la mayoría prefiere continuar con el intercambio mutuo de productos o el trueque.

Imagen relacionada

Artesanía

Ellos son especialistas en la elaboración de collares, pulseras y coronas pecheras, estas son elaboradas de semillas naturales tales como el maimito de monte, el matiri muyo y el huairuro muyo, a través de este arte estos indígenas muestran al publico su cosmovisión, costumbres y su relación con la madre naturaleza para el bienestar de sus vidas. También suelen trabajar en el área textil con materiales tales como fibra vegetal para la elaboración de canastas, chanquinas, entre otros.

Organización Social

Desde el momento del primer contacto con los europeos en el siglo XVI hasta la formación de la Federación Shuar en las décadas de los años 1950 y 1960, estos eran seminómadas y vivían en familias separadas dispersas en la selva, unidas por el pariente más libre y los lazos políticos, y que carece de grupos de parentesco corporativos o liderazgo político centralizado o institucionalizado.

El centro de la vida era una casa relativamente autónoma que consistía en un esposo, sus esposas (normalmente 2), hijos solteros e hijas. Al casarse, los hijos dejaban su hogar natal y los yernos se mudaban allí. Los hombres cazaban y tejían ropa; mujeres jardineras Tanto los hombres como las mujeres estaban involucrados en la lucha de guerra con otros grupos. En el año 1527, los Shuar derrotaron una incursión de los ejércitos incas de Huayna Cápac.

Imagen relacionada

Cuando los entraron en contacto por primera vez con los españoles en el siglo XVI, entablaron relaciones comerciales pacíficas. Resistieron violentamente a los impuestos y expulsaron a los españoles en el año 1599. (ver articulo: Guajiros).

La colonización y la misión en el siglo 20 han llevado a Shuar a reorganizarse en asentamientos nucleados llamados centros. Inicialmente, Centros facilitó la evangelización de los misioneros católicos, pero también se convirtió en un medio para defender las demandas de tierras Shuar contra las de los colonos no indígenas. En el año 1964, los representantes de los centros Shuar formaron una Federación política para representar sus intereses ante el estado, las organizaciones no gubernamentales y las corporaciones transnacionales.

La organización del clan de la sociedad se basa en la familia extensa que vive según los grupos en diferentes tipos de casas comunitarias que pueden reagrupar a varias familias relacionadas, con o sin separación de los sexos en ciertas partes. La poligamia, antes común, con la única condición de que el hombre pueda mantener a la familia, ahora se practica raramente.

Organización Política

Tradicionalmente, tenían poca o ninguna organización política o social por encima del nivel de la casa, excepto para fines limitados, como el comercio de recursos específicos, como la poda de la flecha de la cerbatana o alianzas temporales en la guerra. Incluso dentro de las aldeas, la actitud de ellos podría caracterizarse como altamente individualista, al menos a nivel de unidades familiares individuales, y esta actitud persiste en la actualidad.

A este grupo indígena, como individuos, no les gusta que les digan qué hacer, y existe una fuerte norma cultural respecto de los derechos de las personas a tomar decisiones por sí mismos. Esto se manifiesta en las frecuentes disputas dentro de las aldeas, y en el hecho de que las personas en las aldeas tradicionales a menudo simplemente se van, con su familia, cuando las condiciones no son de su agrado.

Resultado de imagen para Shuar

Actualidad

El descubrimiento de petróleo en el Alto Amazonas ha motivado el interés ecuatoriano y peruano en la región. En el siglo XX, los shuar ecuatorianos y los grupos peruanos como los achuar han tenido historias significativamente diferentes.

Hay al menos 40,000 Shuar, 5,000 Achuars y 700 Shiwiars en Ecuador.

A fines del siglo XIX, los jesuitas católicos restablecieron misiones entre los shuar, y los euroecuatorianos pobres y sin tierra de las tierras altas (colonos) comenzaron a establecerse entre los shuar. El Shuar entró en relaciones comerciales pacíficas, intercambió tierras por productos manufacturados y comenzó a enviar a sus hijos a internados en misiones para aprender español. En 1935, el gobierno ecuatoriano creó una reserva Shuar, en parte para regular el acceso euro-ecuatoriano a la tierra, y dio misioneros Salesianos (Católicos) a cargo de la reserva.

Imagen relacionada

Los misioneros tuvieron mucho éxito en el proceso de aculturación , enseñando español shuar, convirtiendo a los shuar al cristianismo, alentando a los shuar a abandonar la guerra y la producción de cabezas reducidas, alentando a los shuar a abandonar los ritos de pubertad mediante los cuales los shuar adquirieron un arútam wakaní y alentando a los shuar a participar en la economía de mercado. Eran en gran parte, pero no del todo, exitosos al alentar a Shuar a abandonar la poligamia por monogamia. No tuvieron éxito en desalentar la práctica del chamanismo.

En la década del año 1950 Shuar había perdido una cantidad considerable de tierra a los colonos. En este momento abandonaron su patrón de asentamiento semi-nómada y disperso y comenzaron a formar asentamientos nucleados de 5 a 30 familias, llamados centros (español para “centros”). Estos centros facilitaron el acceso misionero a Shuar.

También proporcionaron una base para peticiones Shuar al gobierno ecuatoriano por tierras; a cambio, Shuar prometió limpiar la selva tropical para convertirla en pastos, y el gobierno proporcionó préstamos para Shuar para comprar ganado que criarían para el mercado.

En la década del año 1960, los misioneros salesianos alentaron a los líderes de los centros a reunirse y formar una nueva organización. En el año 1964 formaron la Federación Interprovincial de Centros Shuar-Achuar (” Federación Interprovincial de Centros Shuar y Achuar”, muchos Achuar viven en Ecuador, aunque la mayoría vive en Perú). La Federación es democrática y está organizada jerárquicamente, la mayoría de sus líderes son asalariados por el estado ecuatoriano.

Resultado de imagen para Shuar

En el año 1969, la Federación firmó un acuerdo con el gobierno ecuatoriano en el cual la Federación asumió jurisdicción administrativa sobre la reserva Shuar. La Federación asumió los deberes de educar a los niños, administrar el registro civil y la tenencia de la tierra, y promover la producción de ganado y otros programas destinados a incorporarlos aún más a la economía de mercado. Desde entonces, la Federación se ha dividido en varios grupos, incluida una Federación de Achuar separada, aunque los diversos grupos mantienen relaciones cordiales.

Gracias al trabajo de la Federación la identidad es muy fuerte. La mayoría de los Shuar también se identifican fuertemente con el Estado-nación ecuatoriano y han ingresado a la política electoral ecuatoriana. Muchos de ellos también sirven en el ejército ecuatoriano , y el Ejército se ha apropiado de la percepción de los Shuar como “guerreros feroces”, formando unidades elite “Iwia” de soldados Shuar (aunque todos los oficiales comisionados no son Shuar). Estas unidades se distinguieron en la Guerra Cenepa del año 1995 entre Ecuador y Perú. (ver artículo: Nuxalk).

Imagen relacionada

En los últimos años, surgió un conflicto como resultado de proyectos mineros en las provincias de Morona Santiago y Zamora Chinchipe.

Leave a Comment