≡ Menu

Jeroglíficos Egipcios: Descubre todo acerca de ellos

Los Jeroglíficos Egipcios son uno de los sistemas de escritura más antiguos que se conocen en el mundo, se trata de una escritura compleja que comenzó a ser desarrollada 3.300 años antes de Cristo. Descubre en este artículo todo sobre los Jeroglíficos Egipcios.

JEROGLIFICOS EGIPCIOS

¿Qué son los Jeroglíficos Egipcios?

Los Jeroglíficos Egipcios son un sistema de escritura desarrollado por la antigua civilización egipcia, se estima que se crearon desde el período pre-dinástico, el cual antecede a la unificación del valle del Nilo o el período correspondiente a la Edad del cobre.

Los Jeroglíficos Egipcios constituyen solo uno de los tres tipos de escritura utilizados por esta antigua civilización, sin embargo los otros dos sistemas de escritura son la hierática y la demótica, esta última pertenece al período tardío de Egipto, ambas evolucionaron a partir de los jeroglíficos. Los jeroglíficos son un sistema de escritura muy complejo, ya que en un mismo texto se expresa el contenido fonético, figurativo y simbólico.

No se trata de un abecedario, debido a que el sistema de escritura no está conformado por letras individuales, que luego se combinen para formar las palabras, sino que está constituido por símbolos y figuras, es por ello que cuando hablamos de jeroglíficos egipcios, nos referimos a un sistema de escritura.

Cuando se realiza un análisis más detallado del sistema de escritura desarrollado por los egipcios, podemos identificar que se trata de una combinación de signos consonánticos y determinantes, acompañados por ideogramas, estos últimos son una representación gráfica de ideas, frases o palabras del idioma, utilizando para ello, símbolos o signos.

Por su parte, cuando hablamos de signos consonánticos y signos determinantes, estos deben ser entendidos como aquellas representaciones que le confieren a la escritura un sentido fonográfico al mensaje o escrito.

JEROGLIFICOS EGIPCIOS

Los Jeroglíficos Egipcios son la primera manifestación escrita del lenguaje utilizado por la civilización, la pictografía desarrollada por la cultura posiblemente no permitía expresar todas las formas del lenguaje que era utilizado por los egipcios para comunicarse de manera directa, sin embargo fue ampliamente aceptado y difundido, actualmente los mensajes pueden apreciarse en los monumentos y acompañando lugares y obras de connotación religiosa, mayormente.

Tienen una fecha estimada de creación de aproximadamente 3.300 años antes de Cristo y se mantuvieron en vigencia hasta el siglo III. Su complejidad se fundamenta en que los egipcios realizaban una combinación de los ideogramas, signos consonánticos y signos determinantes para enriquecer la escritura.

Una característica distintiva de la escritura desarrollada por los egipcios, es el contenido figurativo, ya que se pueden reconocer en los jeroglíficos figuras de animales, objetos, personas, entre otros.  Por lo tanto se habla de sistema de escritura, porque está conformado por una serie de recursos que permiten plasmar el lenguaje y con ello fortalecer la comunicación, haciendo posible que la misma perdure en el tiempo.

Adicionalmente, la creación de la escritura utilizando los jeroglíficos imprimió fidelidad a la comunicación, pues al no ser verbal, no era transformada al comunicarla de persona a persona, de modo que la información que se deseaba transmitir no estaba sujeta a interpretaciones subjetivas.

Tampoco se producía la pérdida de parte de la información al momento de transmitirla y además su historia quedaba para otras generaciones, todo esto fue muy importante, tanto para el desarrollo de la civilización egipcia, como para conocer acerca de ella en nuestros días.

JEROGLIFICOS EGIPCIOS

Origen de la Escritura Egipcia

La palabra “jeroglífico” tiene una raíz griega que es traducida desde la palabra “hierós” la cual significa “sagrado” y la palabra “glýphein” que significa “grabar”, sin embargo los propios egipcios se referían a su sistema de escritura como “Las palabras del Dios”.

Se calcula que la escritura egipcia tiene su origen en el año 3.300 antes de Cristo, se mantuvo como jeroglíficos hasta el siglo III después de Cristo y evolucionó y se mantuvo como lengua viva hasta el siglo XIV. Se dice que su origen es a partir de un sistema pictográfico utilizado por la cultura Nagadiense, la cual es una cultura pre-dinástica cuyo nombre surge de una necrópolis del Alto Egipto, llamada Nagada.

Durante todo este tiempo, el desarrollo del sistema de escritura egipcio tuvo una evolución que permitió que la misma llegara a derivar en otros tipos de escritura como el hierático, el cual se transformó en una forma de escritura más fina, cursiva y que se desarrollaba también en placas de barro y sobre los famosos papiros, los cuales eran un tipo de papel que se elaboraba utilizando la fibra vegetal obtenida del Cyperus papyrus, una hierba acuática perteneciente a la familia de las ciperáceas.

Luego evolucionó hacia el estilo demótico, un tipo de escritura que se hizo aún más estilizada y fueron incluidos nuevos símbolos. En un principio la escritura era exclusiva de los sacerdotes, miembros de la élite egipcia y personajes que ostentaban altos cargos, adicionales a los escribas que eran quienes desarrollaban los escritos, sin embargo todos ellos conocían el arte de leer y escribir.

No obstante, debido a los dialectos que existían y se desarrollaban desde la lengua egipcia en las diferentes regiones, se generaban problemas de comunicación entre asentamientos egipcios distintos. Sin embargo, siendo la escritura asumida por el pueblo como un mensaje y un hecho sagrado, el sistema de escritura jeroglífica se mantuvo invariable durante mucho tiempo.

Cuando se hace un análisis global del origen y la evolución de la escritura egipcia, se identifican los cambios que fueron generando las características distintivas de este sistema de escritura, por lo que no permaneció realmente invariable en el tiempo. En el mismo se puede incluso reconocer la influencia griega en los glifos desarrollados, sin embargo los principios básicos de los jeroglíficos egipcios siempre se mantuvieron.

JEROGLIFICOS EGIPCIOS

Tipos de escritura que tenían los egipcios

Como hemos señalado anteriormente, el sistema de escritura egipcio tuvo desde sus primeros jeroglíficos una evolución que se produjo durante los milenios que se mantuvo la civilización, los mismos fueron descubiertos en el año 1.799 con el hallazgo de la Piedra Rosetta, esta es un trozo de un monumento egipcio, que contiene un fragmento de un decreto publicado en el año 196 antes de Cristo, este hallazgo marcó el inicio para el estudio de la escritura de esta increíble civilización.

Con base en el análisis y las formas en que la misma evolucionó, se han podido identificar al menos cuatro tipos de escritura egipcia, estas son: la Jeroglífica, la Hierática, la Demótica y la Copta, de las cuales comentaremos a continuación.

La escritura Jeroglífica corresponde al primer tipo de sistema de escritura desarrollado por los egipcios, se han podido reconocer hasta la fecha actual aproximadamente 750 símbolos diferentes, ¿por qué hacemos énfasis sobre la fecha actual?, porque los estudios continúan, desconocemos cuánto más falta por descubrir o entender de esta increíble cultura, pero es posible que nuevos descubrimientos hagan que este número de símbolos varíe.

Los jeroglíficos están constituidos por ideogramas, signos consonánticos y signos determinativos, por su parte los ideogramas son expresiones figurativas, en las cuales se representaban las personas, cosas, plantas y animales. Los signos consonánticos estaban desarrollados con símbolos silábicos de dos o más consonantes, las cuales tienen un valor fonético. Finalmente, los signos determinísticos eran utilizados para dar un significado específico a una figura.

Debido a que en el inicio del desarrollo del sistema de escritura egipcio este tenía un significado sagrado, la mayoría de las inscripciones se encuentran elaboradas en monumentos, tumbas, esculturas, entre otros, lo que permite reconocer que la misma era utilizada para mantener una comunicación con un sentido mítico religioso.

La escritura Hierática es un sistema que evolucionó a partir de la escritura jeroglífica, esta se hizo más refinada, también se convirtió en un sistema más sencillo y abreviado. El sentido de esta escritura es de derecha a izquierda y de forma horizontal. Al igual que los jeroglíficos egipcios, esta escritura era utilizada por los sacerdotes, políticos y escribas. El soporte utilizado se diversificó y se han encontrado escritos utilizando este sistema, en madera, cerámica, telas y por supuesto en piedra y papiro.

El sistema de escritura Demótica surge a partir de la Hierática, haciéndose aún más simplificado, pero no solo surge una evolución en la escritura egipcia, sino que también se produce una evolución en el idioma. El sistema de escritura Demótica se conforma de signos esquemáticos más sencillos, al igual que en la escritura Hierática se mantiene el sentido de escribir de derecha a izquierda.

Al surgir este nuevo sistema de escritura, la Hierática fue de algún modo desplazada, mas no del todo, ya que la misma era utilizada para realizar escritos religiosos, mientras que el sistema de escritura Demótica se utilizaba en el desarrollo de textos literarios y también económicos. Esta escritura se comenzó a utilizar aproximadamente en el año 660 antes de Cristo, pasando a ser la escritura que dominaba en el Antiguo Egipto.

JEROGLIFICOS EGIPCIOS

Con la llegada de los Griegos al territorio egipcio, el sistema de escritura Demótica comenzó a sufrir cambios y también a ser desplazado, el último escrito con este tipo de sistema está determinado en el año 451 antes de Cristo.

La escritura Copta fue desarrollada en la etapa final del Antiguo Egipto, la influencia griega forma parte de este sistema de escritura, en donde solo se reconocen 7 caracteres del sistema de escritura Demótica y 25 del resto pertenecen al alfabeto griego.

La influencia griega se puede notar incluso en el nombre de esta nueva escritura egipcia, el cual se deriva del griego Aiguptos que simplemente significa “Egipcio”, una pronunciación o corrupción de esta generó la palabra gubti, dando el nombre “Copta” a la escritura.

Los siete caracteres de la escritura Demótica fueron utilizados en el desarrollo de esta nueva escritura para poder expresar fonemas que no existían y no eran reconocidos en el idioma y alfabeto griego. Este nuevo sistema de escritura se estableció en el siglo IV después de Cristo, el mismo se asoció a la difusión del cristianismo en Egipto, para lo que se necesitaba una escritura más comprensible y por ello, desplaza a la escritura Demótica.

Lo que cuentan sus escrituras

Los estudios arqueológicos y la búsqueda de información sobre esta apasionante civilización, fue lo que permitió el hallazgo de antiguos documentos, la variedad de descubrimientos que enriquecen el conocimiento sobre la escritura egipcia permiten reconocer escritos que abarcan un gran período de la civilización, posibilitando de esta manera llegar a conocer algunos detalles de esta cultura.

Algunos de los documentos encontrados están desarrollados en tablillas de arcilla y su elaboración está estimada entre los años 3.400 a 3.200 antes de Cristo. Sin embargo, los últimos hallazgos señalan la existencia de escritos que datan del año 5.200 antes de Cristo, estos jeroglíficos se encuentran tallados sobre roca y fueron encontrados en la zona de Kab, la antigua ciudad de Nejab, antigua capital del III nomo del Alto Egipto, establecida a partir de la dinastía XVIII, durante el Imperio Nuevo.

El desarrollo de la escritura a través de jeroglíficos sufrió cambios, con el tiempo los objetos se modificaron y transformaron en fonogramas, elaborados con imágenes que permitían identificar el sonido que tuviera la palabra en el idioma egipcio de la época. Los estudios indican que el sistema escrito usando jeroglíficos no tiene inicialmente vocales y tampoco separa las palabras.

También las escrituras pueden leerse en sentidos diferentes, indicados por el sentido en que esté colocado el signo de un ser humano o de un animal, los cuales miran en la dirección en la que se debe realizar la lectura del escrito.

En los casos en donde se producía la coincidencia de que dos palabras se escribieran o leyeran de la misma manera, se incluía en el escrito un signo determinístico que indicaba el significado de la misma. Fue Jean-François Champollion, un historiador francés, quien logró descifrar los jeroglíficos de la conocida y nombrada con anterioridad Piedra de Rosetta.

A principios del siglo XIX, Champollion logró leer los nombres escritos en la piedra, para lo que dio un valor fonético acertado a los diferentes signos y este fue el inicio de la comprensión de la escritura de jeroglíficos egipcios.

Algunos de los hallazgos realizados en años posteriores, como el del grupo alemán, quienes encontraron una serie de documentos antiguos donde se reconocen vasijas, tablillas de arcilla y otros soportes que utilizaban el sistema de escritura de jeroglíficos egipcios, se identifica que estos varían en la forma como fueron desarrollados los textos, algunos son tallados y otros son dibujados con tinta, en los que son reconocidos los signos fonéticos, que muestran el pago de impuestos que era realizado al rey, además en los textos se identifican palabras como lino, aceite, el nombre de la ciudad, entre otros.

También los jeroglíficos eran utilizados para señalar templos funerarios que eran construidos para los faraones, como el de Ramsés III, que fue ubicado en la orilla occidental de Tebas. En este templo se pueden observar varios jeroglíficos con el nombre del monarca y también se describen escenas en las cuales el faraón se muestra ante los dioses, por lo tanto los jeroglíficos también eran utilizados para honrar y contar la historia y valentía de los reyes.

Tenían generalmente un sentido religioso y esta afirmación es comprobada con el hallazgo de las tumbas de Pashedu, un antiguo artesano que inscribió en ella textos sagrados, pues según la cultura egipcia esto le garantizaría su vida en el más allá.

Cantidad de símbolos que lo componen

Los signos jeroglíficos identificados a través de los innumerables estudios que se han realizado en cada uno de los hallazgos arqueológicos, permiten clasificar a los jeroglíficos egipcios en tres grupos: fonogramas, ideogramas y determinativos. Los fonogramas, como ya hemos indicado, expresan un sonido y estos a su vez están divididos en tres tipos:

  • Monolíteros los cuales son 24 signos, donde a cada signo le corresponde un sonido.
  • Bilíteros son 2 signos que identifican dos consonantes.
  • Trilíteros son 3 signos que indican tres consonantes.
  • Cuatrilíteros o más, son los más escasos de todos y se forman con cuatro o más consonantes.

Como sabemos, la escritura egipcia tuvo períodos de evolución donde los símbolos egipcios fueron utilizados durante el crecimiento y desarrollo de esta civilización, los signos y símbolos representan todo tipo de conceptos e ideas de su cultura, creencias, leyendas y mitología. En este sentido, los egipcios utilizaban los jeroglíficos para decorar sus templos, representar a sus dioses, crear amuletos, entre muchos otros aspectos de su vida.

A continuación vamos a describir algunos de los símbolos que han sido reconocidos y el significado de estos en la civilización egipcia, como señalamos la evolución de la escritura, quizá permita reconocer algunos dentro de una de las escrituras que se originaron de los primeros jeroglíficos y por ello aún estando identificados en hierática o demótica, también tienen su equivalente en el sistema de escritura de jeroglíficos.

Comencemos con el símbolo de la vida eterna, el cual corresponde a una Cruz ansada o Anj, es uno de los jeroglíficos egipcios más utilizado, tanto en las piezas de arte, como en monumentos y textos que se relacionan con los dioses. Los egipcios creían que sus dioses tenían poder sobre la vida y la muerte, y por ello algunas de las piezas arqueológicas encontradas muestran una figura con un Anj en sus manos, lo que significa el reconocimiento del poder sobre la vida.

Dependiendo de la ubicación del Anj, tendrá una interpretación diferente, puede indicar que es un amuleto o el ofrecimiento de los Dioses de un aliento de vida, este último generalmente es representado colocando el Anj cerca de los labios. La última modificación que se conoce sobre este símbolo es en la escritura Coptos, donde es identificado como un símbolo de fe.

Por otro lado, el Ojo de Horus o Udyat es un símbolo egipcio relacionado con la buena salud y la protección. Es el símbolo del dios del cielo y se representa como un halcón o también puede ser descrito con la figura de un hombre con cabeza de halcón.

Los dos ojos de Horus tienen un simbolismo especial en la mitología egipcia y tradicionalmente los fabricaban como amuletos funerarios. Existe una mitología asociada al ojo de Horus, cuyos ojos son asociados con el Sol y Luna, el derecho y el izquierdo respectivamente.

Continuamos con el Pilar Dyed, es uno de los símbolos más antiguos, significa fuerza y estabilidad, está relacionado con el dios creador Ptah y con Osiris, quien es el dios de la muerte. Es muy frecuente ver amuletos egipcios con la forma del símbolo del Pilar Dyed, también para decorar el fondo de los ataúdes.

El siguiente elemento corresponde al Nudo de Isis o Tyet egipcio, representa a la Diosa Isis y tiene una semejanza con el símbolo de Anj, también representa vida y bienestar. Frecuentemente este símbolo se encuentra asociado con el símbolo del dios de la muerte Osiris, lo que quizá significa la vida y la muerte.

En cuanto a la Pluma Maat, es un símbolo relacionado con la justicia y la verdad, se representa como una diosa, específicamente hija de Ra, el Dios del Sol, cuya característica distintiva es que lleva una pluma de avestruz sobre su cabeza. Esta pluma es llamada Maat y era utilizada según la mitología egipcia como contrapeso del corazón de los difuntos que llegaban al inframundo, si el corazón pesaba más que la pluma, no tendrías acceso a este lugar.

El siguiente símbolo corresponde a Seba, era utilizado para representar las estrellas. Comúnmente era un símbolo decorativo de templos y muy usado en el interior de las tumbas. Luego, el símbolo Ka y Ba son dos nombres, el Ka era la esencia espiritual de toda persona recibida en el momento de su nacimiento; mientras que el Ba está relacionado con los rasgos únicos de la persona, como su personalidad. El símbolo del Ka es Heka una deidad egipcia, mientras que el símbolo Ba, se representa en forma de cuerpo de pájaro y cabeza humana.

El Escarabajo por su parte, es un símbolo egipcio ligado al dios Jepri, el cual es una forma del Dios del Sol. La manera como los escarabajos peloteros protegen sus huevos es envolviéndolos en una pelota de estiércol y colocando la pelota en un hueco, esta forma de incubación fue interpretada por lo egipcios como una generación espontánea, por ello utilizaron su imagen para representar a este Dios que renacía como el Sol. Simboliza la resurrección.

El anillo Shen es un símbolo dibujado con un círculo con una línea tangente que representa una cuerda anudada, significa la eternidad y la protección. Finalmente, el cetro uas es un símbolo que representaba el poder y el dominio, es un cetro con una base bifurcada y generalmente era representado en las manos de un dios o un faraón.

Otros símbolos como el Uraeus, el Cayado (Heka) y el Mayal (Nekhakha), el Ajet, el Menat, el disco solar alado y el sistrum, entre otros, conformaron el sistema de escritura más antiguo del mundo.

Método de escritura y herramientas

La escritura egipcia tenía un sentido religioso, era una sistema tan complejo y completo que un solo jeroglífico podía describir la identidad de un Dios o un Rey, con detalles no solo de su vida, sino incluso de cómo sería su vida después de la muerte.

Los jeroglíficos egipcios tienen cierta similitud con el sistema de escritura desarrollado en las culturas mesoamericanas, como por ejemplo los Maya. En este sentido, utilizaban como método de escritura elementos del mundo físico que les rodeaba, los cuales son representados por signos y símbolos.

Al principio los egipcios solo escribían en piedras, monumentos y tumbas, para ello utilizaban mazos y martillos que construían a partir de madera o piedra para dar forma o tomar la piedra que necesitaban, mientras que para gravar utilizaban cinceles de cobre y bronce. Más tarde desarrollaron los papiros.

Los descubrimientos arqueológicos han permitido reconocer las herramientas que eran utilizadas por los escribas, entre las cuales podemos destacar a las cañas, las cuales eran desfibradas en la punta, muy semejantes a un pincel de nuestra época; también utilizaban pigmentos, estos podían ser de color negro y rojo ocre, este último era generalmente utilizado para las fechas o los encabezados de los escritos.

Estas herramientas eran colocadas en unas cajas rectangulares, conformando el equipo para escribir. Las cajas eran las paletas que servían para mezclar los pigmentos y escribir, de modo que no solo eran utilizadas para transportar el equipo. Comúnmente utilizaban como soporte de su escritura materiales como cerámica, madera, placas de arcilla, hojas de papiro y cuero.

Los aprendices de escribas debían practicar en placas de barro o sobre vasijas rotas, antes de utilizar el papiro, ya que era un material muy laborioso de hacer. Por su parte el uso de tablas de madera era más versátil ya que se podían borrar y reutilizar; lo que permitía que fueran una buena superficie para realizar cuentas y cálculos.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar su lectura sobre otras culturas tan interesantes y mágicas como la egipcia, a través de los siguientes enlaces:

Leave a Comment