≡ Menu

Pueblo de Lusitanos: guerrillero y con bandolerismo

El pueblo de Lusitanos, es el originario de los pueblos celtas prerromanos, los cuales se ubicaron en la región occidental de la península ibérica, específicamente la comprendida entre los ríos Duero y Tajo y la región de Extremadura, la denominación de esta población fue la que le dio lugar a la denominación de la provincia Lusitania en el Imperio Romano,  a continuación, te invitamos a conocer más  sobre esta interesante cultura.

PUEBLO DE LUSITANOS

¿Dónde se encontraba el Pueblo de Lusitanos?

El pueblo de Lusitanos estuvo constituido por una población prerromana, que se encontraban en la región occidental de la Península Ibérica, su territorio comprendía por el oeste la localidad del distrito portugués de Castelo Branco, se extendía hasta el norte de la orilla del río Duero -Portugal, al este en lo que hoy es Extremadura en el centro oeste de España y al sur hasta el norte de Alentejo – Portugal, su capital era Emerita Augusta.

Historia del Pueblo de Lusitanos

Los orígenes de la palabra Lusitano se generan de la raíz Lus o Lusis y del sufijo del gentilicio tanus, y el cual se presenta con diversas variantes itanus y etanus,  compuesto de esta palabra que se encuentra en una variedad de lugares en el Mediterráneo occidental, como por ejemplo gaditanus, malacitanus, ilicitanus, turdetanus, entre otras poblaciones lo que hace pensar que este sufijo se generó en el Mediterráneo.

El origen de la población ha traído un poco de controversia, ya que unos especialistas en historia y antropólogos establecen que su origen es celtas y se ubica en la edad de Hierro, ya que su  dialecto con composiciones  celta,  una de la lengua indoeuropeo e indican que se habían ubicado en la región alrededor del siglo VI a.C antes de Cristo.

Otros historiadores y especialista en antropología indican, que su origen es étnico proto celta – itálico en la cual incluyen el latín y otros dialectos romanos o que provienen de la región indoeuropeo que corresponden a la familia de lenguas denominadas indogermánicas y que en la actualidad se hablan en la región que comprende a la India hasta Europa y de allí su denominación.

Fueron varias  las tribus que ocuparon  la península ibérica cuando los romanos llegaron en su proceso de conquista de territorios, los mismos se encontraban mayoritariamente en la parte occidental;  para los romanos esta era una de las tribus hispánicas más temerarias y las que más les costó someter.

PUEBLO DE LUSITANOS

Los primeros registros de los pueblos de lusitanos, aparecen con la tribu de los galaicos que eran vecinos de los lusitanos, cuando los galaicos formaban parte del ejército del caudillo lusitano Virato. El escritor e historiador Tito Livio los menciona en el siglo I a.C. como una población de mercenarios hispánicos, eran considerados fuertes guerreros que acabaron en varias oportunidades con las tropas romanas.

Los historiadores también se refieren a ellos con costumbres similares a los espartanos una ciudad de Grecia, ya que usaban aceites y baños de vapor los cuales realizaban arrojando piedras calientes sobre recipientes llenos de agua, seguido de baños fríos y que igualmente realizaban una sola comida principal al día. También se comenta que practicaban sacrificios humanos y de animales para predecir el futuro.

Los lusitanos practicaban deportes como la gimnasia y las carreras, realizaban actividades de simulacro de combates, tenían ceremonias de danza el cual se requería una gran habilidad para saltar y agacharse, eran monógamos, sus barcos estaban fabricados con cuero encerado o eran realizados con troncos de árboles.

Bajo el gobierno del primer emperador romano Augusto en el año 27 a.C. se instituyó la provincia imperial Lusitania, la cual estaba incluida los territorios de galaicos, astures y cántabros, para el año 17 a.C. Augusto volvió a realizar una reorganización territorial de las provincias hispanas y la provincia que correspondía a Lusitania quedó establecido entre los ríos Duero y el Guadiana y ordenó que su capital sería Augusta Emerita, lo que en la actualidad se conoce como Mérida

El final de la provincia de Lusitania, se produjo después de la invasión de los bárbaros en el año 409, cuando el pueblo de Lusitanos al igual que la población de Baetica, fue ocupada por los vándalos de origen germano y por el grupo étnico los alanos que eran de origen iranio, estos dos grupos fueron presionados por los visigodos los cuales invadieron al imperio romano e hicieron que estos últimos  abandonaran en el año 429 a Hispania, la cual fue ocupada por el pueblo suevo, los cuales sentaron sus bases en la localidad de Gallaecia, en el siglo V los visigodos tomaron el control total de Hispania, sin embargo, Lusitania se mantuvo como una provincia y continúo sobre el poder de los suevos hasta la época del reinado de Flavio Leovigildo rey de los visigodos.

Cuando el reino de los visigodos se derrumbó en el año 711, Lusitania fue ocupada por los musulmanes y de esta manera cambió de denominación y pasó a llamarse  Cora de Mérida, hasta el Califato de Córdoba se desmoronó, esta situación provocó el término del ciclo lusitano en donde el Condado Portucalense de Oporto extendió sus límites al sur, apoderándose de la parte occidental y oriental de Lusitania, la zona de Extremadura y buena parte de la región de la provincia de Salamanca, este territorio  pasó a ser potestad del reino de León.

Sociedad de los Lusitanos

La sociedad de los pueblos de lusitanos, estaba conformado por tribus, los cuales se asentaron en las zonas adyacentes a los ríos Duero y Tajo en lo que hoy se conoce la región de Beira y Extremadura en el área central de Portugal y en la región de Extremadura en España.

Se destacaban por ser una agrupación donde no había una sola entidad política, por lo que cada tribu tenía establecido su propio territorio de manera independiente, la cual estaba conformada por familias de clanes, estas familias tenían en común una misma condición cultural y un nombre común para las tribus.

Las tribus estaban representadas por un jefe el cual tenía un estatus de aristocracia tribal. Muchos de estos miembros aristocráticos eran guerreros, esta condición era similar a los demás pueblos prerromanos en la época de la Edad de Hierro.

El urbanismo no estaba muy desarrollado, los pobladores vivían en castros tipo célticos, el cual se caracterizaban por estar construidas con murallas realizadas con mamposterías y casas de mamposterías de forma circular o rectangular que permitía la vigilancia de todo su territorio

Se tiene evidencias que cuando se produjo la amenaza en la conquista romana, todas las tribus del pueblo de lusitanos se unieron políticamente entre los años 147 a.C al 139 a.C, y fueron liderados por Viriato, otros líderes de las tribus lusitanas fueron Punicus, Caucenus y Caesarus.

Algunas de las tribus lusitanas fueron:

  • Arabrigenses.
  • Aravi.
  • Coelarni – Colarni.
  • Interamnienses.
  • Lancienses:
    • Lancienses Oppidani.
    • Lancienses Transcudani.
    • Ocelenses Lancienses.
  • Meidubrigenses.
  • Paesuri – Douro y Vouga.
  • Palanti:
    • Calontienses.
    • Caluri.
    • Coerenses.
  • Tangi:
    • Elbocori.
    • Igaeditani.
    • Tapori – Tapoli.
  • Talures.
PUEBLO DE LUSITANOS

Economía

La economía del pueblo de lusitanos se desarrollaba principalmente de la actividad ganadera y del pastoreo, con las especies de animales ovejas, cabras, porcino y caballar,  esta labor la complementaban con la agricultura, con la siembra de cereal como el trigo, la cebada y el mijo.

La actividad de cría de caballos los hizo muy famosos, ya que estos se destacaban por su gran velocidad;  la caza y la pesca también era una actividad complementaria de su economía.

El territorio donde estaba ubicado el pueblo de lusitanos proporcionaba una buena fuente de minerales, por lo que las actividades relacionadas con la minería de plomo y plata fue ampliamente desarrollada.

En la época prerromana los habitantes del pueblo de lusitanos comercializaban con los metales y para esta actividad bordeaban las costas portuguesas desde el noroeste de la península ibérica hasta el Estrecho de Gibraltar o transitaban desde el norte al sur por las vías montañosas. Hay evidencias de la cultura Mediterránea en la zona meridional de Portugal lo que demuestra el vínculo de estas poblaciones.

En la época romana, el establecimiento de las vías de comunicación fue un factor importante de su desarrollo por lo que la comercialización de sus productos agrícolas y en especial el vino y el aceite fue una fuente de ingresos para el Imperio Romano.

PUEBLO DE LUSITANOS

Guerra y bandolerismo

Los historiadores griegos y romanos, describen a los lusitanos como un pueblo guerrero, rebelde y que elegían a la muerte antes que fueran destinados para la esclavitud o el desarme, poseían una gran destreza bélica y específicamente con las acciones de guerrillas en la cual un pequeño grupo de combatientes representados por la población civil armadas, realizaban ataques en pequeña escala de manera contundente a enemigos de mayores dimensiones, por lo cual el historiador griego Estrabón los clasificó como la pueblo más temible y violento de la península ibérica.

El pueblo de lusitanos se caracterizaba porque su equipamiento guerrero era muy ligero, no poseían ningún tipo de armadura, esta condición les permitía una mayor agilidad. Estrabón indica que muy pocos utilizaban las armaduras de mallas y el cascos celtíberos que poseían tres penachos, los guerreros lusitanos en su mayoría utilizaban túnicas elaboradas con lino endurecido, casco de material de cuero y grebas que era una armadura que protegía la pierna desde el área de la rodilla hasta la base del pie, la cual era utilizada cuando su combate era hombre a hombre.

Las armas que utilizaban el pueblo de lusitanos era la jabalina, la espada celtibera que era fabricada con doble filo, la honda que era dos cuerdas en el cual se ubicaba en uno de sus extremos por medio del cual se disparaba un proyectil, las lanzas que poseían una punta realizada con material de bronce, el puñal y un escudo redondo el cual lo utilizaban de una manera muy particular para protegerse.

Como buenos conocedores del terreno donde se realizaban sus batallas y su versátil movilidad, su forma de atacar era mediante emboscadas, acorralamientos y combates, utilizaban gritos e himnos de batalla para aterrorizar al enemigo. A causa de lo ligero de sus armaduras no eran efectivos cuando se trataba de combates continuos por esta razón sus procedimientos de combates eran tipo relámpagos y de la misma forma se retiraban.

PUEBLO DE LUSITANOS

Con relación a la caballería, esta fue elogiada por los romanos, sobre todo por las características de sus caballos, los cuales eran muy ágiles, poseían una gran fuerza, se destacaban por ser resilientes ya que soportaban situaciones dolorosas y traumáticas y aun así seguían cabalgando por lo que estaban muy bien domados; los jinetes tenían la particularidad de poder cabalgar tanto en terreno montañoso como en el agreste con marcadas desigualdades.

Los primeros hechos bélicos entre los romanos y el pueblo de lusitanos fue en el año 193 a.C.  En  el año 150 a.C. y después de varias derrotas el cónsul, político y militar romano Servio Sulpicio Galba, gestionó un proceso de paz con los lusitanos, estableciendo como condición que aquellos entregaran sus armas, una vez que los lusitanos accedieron, los romanos los rodearon y los atacaron, cerca de 9000 lusitanos fueron asesinados y 20000 fueron hechos prisioneros y los comercializaron como esclavos.

Esta situación hizo que se presentaran una serie de batallas que tuvo una duración aproximada de 8 años, en las cuales los romanos sufrieron de muchas bajas, esta lucha llegó a su fin con el acto de traición y asesinato de Viriato por parte de tres compañeros de ejército que fueron comprados con el oro romano.

Sin embargo, esta situación no acabó con las acciones bélicas, situación que conllevó por parte del gobierno romano a enviar a la península ibérica al cónsul Décimo Junio Bruto, quien construyó una fortificación en Olissipo hoy Lisboa y desde este lugar estableció las estrategias para la destrucción total del pueblo de Lusitano, aunque las acciones fueron muy férreas no consiguió el objetivo de la sumisión de los lusitanos.

Para el año 61 y 60 a.C, el promagistrado romano Cayo Julio César armó un ejército de 10000 hombres más 5000 auxiliares y de esta manera pudo someter de manera definitiva a los lusitanos.

Bandolerismo lusitano

Los historiadores romanos Apiano, Tito Livio y Diodoro indican que el pueblo de lusitanos eran bandoleros y ladrones una actividad realizada sobre todo por aquellos lusitanos que vivían en lugares inhóspitos cercanos a la zona montañosa de la región, por lo que regularmente saqueaban a los pueblos vecinos que se destacaban por ser más tranquilos, sedentarios y que se distinguían por ser agricultores, por lo que estos se aprovechaban para hacerse de alimentos. Si embargo el calificativo de bandoleros o ladrones pudo darse en el escenario de la conquista del territorio del pueblo de lusitanos y a la denominación que aplicaban los romanos sobre todos aquellos que no se sometieran a su poder.

La imagen de la sociedad de la antigüedad asociaba al pastor con un bandido, tal como se establece en las fuentes históricas del pastor y posterior guerrero lusitano Viriato, por lo que se establece que la verdadera ocupación del pueblo de lusitanos era el pastoreo y las actividades de ganadería trashumancia en la cual se realiza el desplazamiento periódico de los rebaños para realizar las actividades de pastoreo de una manera libre.

Una evidencia de esta situación se demuestra en un acontecimiento que es mencionado por Livio, en la cual menciona una incursión lusitanas el cual hace referencia a la ganadería trashumancia, en la que indica que en el año 193 a.C, el político y militar romano Escipión Nasica, arremetió contra una caravana de lusitanos que regresaba a sus tierras después de realizar sus actividades de pastoreo en la localidad de Hispania Ulterior, aunque hubo una acción de lucha los romanos consiguieron el triunfo, debido a que los lusitanos estaban formados en una gran columna y poseían una gran cantidad de animales que les obstaculizaron sus maniobras.

Así como este relato son muchos los registrados por historiadores latinos, en los cuales hay una gran similitud en sus historias sobre todo los relacionados con el pastoreo trashumante de ganadería, el cual también establece que este modelo de pastoreo del ganado fue el utilizado en toda la península ibérica desde la época de la edad media y que era la forma de vida de los lusitanos y que fueron equívocamente calificados como bandoleros por los romanos.

Cultura de los Lusitanos

Debido a la falta de registros del pueblo de lusitanos, no hay una clara categorización de su cultura, incluido en esta situación su idioma, algunos especialistas creen que los orígenes culturales provienen de la cultura ibérica precelta con una gran influencia celta, mientras que otros indican que fue fundamentalmente celta.

Por esta situación es una cultura mezclada que terminó de consolidarse con la producción cultural establecida por las provincias romanas, por lo que hay una presencia de tradiciones locales e imperiales.

La población continúo utilizando sus idiomas locales, aunque las actividades productivas y comerciales se realizaban con el idioma latín o griego. Con relación a la cultura religiosa se mantuvo originaria y los sacrificios eran realizados para honrar al emperador.

En relación con la cultura visual relacionada con la pintura, la escultura y la arquitectura, se caracterizó por ser híbrida, por lo que se podía apreciar las de las tribus lusitanas mezcladas con el estilo romano, aunque en las zonas más retiradas a las provincias romanas en la región Lusitana, los artesanos lograron preservar sus tradiciones, sin dejar a un lado los gustos romanos.

La organización cultural – social de las provincias urbanas, estableció la clase elitista, por lo que esta clase social introdujo monumentos y tradiciones culturales con ideología romana.

Dragón Lusitano

El dragón lusitano, era la representación de una criatura marina, con cola de forma serpentinamente de color verde, era el símbolo emblemático de los lusitanos y quedó como la simbología de la cultura de Portugal que está representado por dos dragones en el escudo de armas bandera de este país.

La figura del dragón Lusitano, fue muy utilizado en la mitología portuguesa, el cual fue empleado para ornamentar los mapas y adicionalmente se le incluían relatos épicos con la leyenda Hic Sun Dragones – Aquí están los Dragones.

Otras teorías indican que la imagen del dragón hizo su aparición en algún momento de la época de la Edad Media entre los años comprendidos entre el año 476 con la caída del Imperio Romano hasta el año 1492 con el descubrimiento de América, como parte del culto religioso hacia San Jorge  éste fue un soldado romano que fue ejecutado a causa de sus creencias cristianas y  fue convertido en el santo patrón de Portugal, de algunas localidades de la región de Extremadura como la ciudad de Cáceres – España.

Las crónicas del siglo XIV, indican que los caballeros que estaban bajo el mando del general de origen portugués Nuno Álvarez Pereira, llevaban una bandera con la figura del dragón verde en la batalla de Aljubarrota en el año 1385, en la cual se enfrentaron las tropas portuguesas e inglesas.

Religión

El pueblo de lusitanos, se caracterizaban por ser politeísta, ya que adoraban a varios dioses y realizaban el sacrificio de animales y de seres humanos, tanto sus dioses como guerreros eran representados a través de esculturas elementales.

Se tiene evidencias que la cultura Lusitana tenía como el dios supremo a Endovélico, el cual representaba al sol y a la salud, la denominación de Endovélico es de procedencia celta, también adoraban a Atégina que era la diosa del renacer y la naturaleza y a Runesocesio el dios de la jabalina.

El pueblo de lusitanos tenía como costumbre celebrar realizando sacrificios en honor a los dioses, en los cuales estaban involucrados los animales y los humanos y al igual que las diferentes religiones paganas su principal culto estaba orientado hacia la oración por la salud, la protección de su población y el condenar a las demás poblaciones, entre los dioses del pueblo lusitano, se encuentran:

  • Ares, este dios representaba a los caballos y para diferenciarlo del dios griego o espartano se le denominaba Ares Lusitani.
  • Ataecina o Atégina en castellano, era la diosa que representaba el renacer, la primavera en la naturaleza, la fertilidad y se le asociaba con la medicina, su denominación se origina del celta Ate+Gena = Renacer. El animal asociado con esta diosa era la cabra, con el cual se realizaban el culto de la devoción,  se utilizaba para la cura de algún padecimiento o por el contrario para invocar a la plaga o la muerte de alguna persona o pueblo.
  • Ataecina era venerada en la región de Lusitania y en la provincia romana de Bética o Hispania en la Península Ibérica y poseía santuarios en las poblaciones de Elvas en Portugal, en Mérida y Cáceres en España entre otras poblaciones.
  • Bandagona está diosa tiene un origen desconocido, pero se sabe que era adorada por los celtas lusitanos.
  • Bormanico, representaba el dios de los manantiales de aguas térmicas.
  • Caricocecus, representaba al dios de la guerra, el pueblo lusitano tenía como costumbre, cortarle la mano derecha a los prisioneros y ofrendarla a Caricocecus, igualmente realizaban sacrificios humanos en el cual el religioso realizaba un corte en el área del estómago del elegido para hacer profecías sobre el futuro, teniendo en consideración las condiciones físicas de las entrañas y observando cómo era la caída del cadáver en el suelo.
  • Duberdicus era el dios que representaba a los manantiales y al agua.
  • Navia era la diosa que representaba a los ríos.
  • Sucellus era un dios celta, que representaba a las plantaciones, los bosques y los licores; su imagen estaba representada por un hombre de edad mediana con barba el cual sostiene en una mano un martillo de mango largo, algunos indican que no se trata de un martillo sino de un barril de cerveza que está sujeto a un palo. Él es el esposo de Mantosuelta y cuando se representan las dos imágenes se asocian con la prosperidad y la abundancia doméstica.
  • Tongoenabiagus es el dios de las promesas.
  • Trebaruna es la diosa que representa el hogar, las batallas y la muerte.

Idioma

El idioma del pueblo de lusitanos, está establecida como una lengua paleohispánica o prerromanas de la familia de lenguas indoeuropeas, por lo que son las lenguas originarias de los pobladores de la península ibérica antes de la colonización y conquista efectuada por los romanos, se conocen por una 5 inscripciones e incontables topónimos o nombres de lugares y teónimos que se refieren a los nombres de los dioses o seres sobrenaturales que se desarrollaron en Lusitania.

Algunas investigaciones han arrojado que el lusitano pudo ser un lenguaje para-celtas, o que pudo haberse desarrollado en forma conjunta con el celta o de manera de serie continua del dialecto, el cual se refiere a la extensión de la variedad del idioma que se puede hablar en una región geográfica de esta manera difieren muy sutilmente y que las diferencias son producto de las distancias que los separan que pueden generar que algunas frases sean mutuamente inteligibles en las cuales son diferentes, pero pueden ser comprendidas por los interlocutores.

El idioma portugués se generó de la evolución y mezcla del idioma originario lusitano con el romano y el latín.

Vías de comunicación

En la época del Imperio romano, la provincia de Lusitania, estaba muy desarrollada por lo que contaba con una alta población que estaba romanizada, por esta razón se construyeron una serie de vías que unían todo el territorio de norte a sur, que contribuyeron a la expansión y riqueza del imperio, entre las vías con mayor importancia se encuentran la Vía de la Plata que unía las poblaciones de Astorga, Salamanca, Cáceres y Mérida de esta manera se podía viajar desde la Capital Augusta Emerita hasta la provincia de Tarraconensis, en las inmediaciones de esta vía principal se desarrollaron muchas poblaciones.

Otra vía de comunicación fue el Puente de Alcántara el cual fue construido sobre el río Tajo y el Puente de Segura ubicado sobre el río de Erjas. Todas estas vías enlazaban los municipios que a continuación se mencionan:

  • Caesarobriga – Talavera de la Reina en Toledo.
  • Augustobriga – Talavera la Vieja en Cáceres.
  • Aeminium – Coímbra.
  • Conímbriga.
  • Colonia Augusta Emerita – capital provincial.
  • Colonia Norba Caesarina – Cáceres.
  • Colonia Pax Iulia – actual Beja.
  • Salmantica – Salamanca.
  • Caurium – Coria, Cáceres.
  • Colonia Metelinum -Medellín, Badajoz.
  • Municipium Turgalium – Trujillo, Cáceres.
  • Capara – Cáparra, Cáceres.
  • Municipium Olissipo – Lisboa.
  • Colonia Scalabis Iulia – Santarém.
  • Ammaiensis – São Salvador da Aramenha, Marvão.
  • Egitandiorum – Idanha-a-Velha.
  • Regina Turdulorum – Casas de Reina, Badajoz.
  • Lacobriga – Lagos.

Lusitania en la actualidad

Se le denomina Lusitanios de manera metafórica a los portugueses y de igual manera se le dice lusófono a las poblaciones que habla el idioma portugués, por lo que lusófono se les denomina a aquellas personas que tienen las mismas tradiciones lingüísticas y culturales de habla portuguesa como Brasil, Macao, Timor-Lester. Angola, Mozanbique, Cabo Verde, Guinea entre otros países.

 

Con esta información hemos terminado el tema relacionado con los Pueblo de Lusitanos. Sí este artículo fue de tu agrado, te invitamos a conocer otros temas de interés, a través de los siguientes enlaces:

  • La tribu Dinka, la cultura del ganado en Sudán del Sur.
  • Cultura Trincheras, civilización prehispánica de México.
  • ¿Sabes que son los sardos? Descúbrelo aquí.

 

Leave a Comment