≡ Menu

La tribu Dinka, la cultura del ganado en Sudán del Sur

Los Dinka son una etnia que ha defendido su tradición en Sudán del Sur, aguerridos, generosos y culturalmente distinguibles de otras etnias de la región, hacen del ganado una parte de su vida, conoce sus costumbres, tradiciones y más.

DINKAS

¿Quiénes son los Dinka?

La tribu Dinka son una civilización originaría de Sudán del Sur, que se encuentra generalmente ubicada en las riveras del majestuoso río Nilo. Tienen un dialecto propio conocido como su nombre, Dinka, que pertenece específicamente al grupo nilo-sahariano, no obstante, una parte de la población Dinka nada despreciable en número, utiliza el Árabe sudanés como segunda lengua.

La etnia Dinka es de las que mayor número de integrantes posee, cuando es comparada con los otros grupos indígenas de la región de Sudán del Sur. Se calcula que los Dinka representan más del 70% de la población de la región, por lo tanto son el grupo dominante, superando a los Shilluk y a los Duer. Los dos últimos gobernantes autónomos de Sudán del Sur han sido de la tribu Dinka, esto es una referencia del poder que ejerce y mantiene la tribu.

Una de las características de esta tribu es la definición de las tareas que desempeñan los hombres y las mujeres que conforman la etnia Dinka, entre las actividades perfectamente definidas se encuentra la construcción de armas y herramientas que permitan cazar y pescar, como son las lanzas y los anzuelos.

Estos son elaborados por los hombres de la tribu, por su parte las mujeres se encargan de elaborar los utensilios que sirven para cocinar los alimentos que proveen los hombres, es así como las mujeres se encargan de la elaboración de ollas, vasijas y cuencos, para lo cual utilizan como materia prima la arcilla.

DINKAS

También las mujeres Dinka manejan el arte de la cestería, y de hecho son excelentes tejiendo, por lo que elaboran cestas, esterillas y también colchonetas para el descanso. Asimismo se dedican al cultivo de mijo, maíz o sorgo y elaboran la mantequilla, mientras que los hombres se ocupan del cuidado del ganado.

Se dice que los Dinka no solo son la etnia más numerosa de Sudán del Sur, sino que se consideran los primeros pobladores de esta región, el establecimiento de esta cultura fue aproximadamente a partir del siglo X. Inicialmente se dedicaban a la ganadería de manera exclusiva, sin embargo en poco tiempo esta cultura desarrollo también el arte de la cacería y la pesca. Esto les permitió tener éxito en el establecimiento de su cultura y expansión en la región.

Los Dinka tienen una organización social tribal y se organizan en clanes en donde cada uno de ellos tiene su propio líder, sin embargo no se reconoce que en su estructura social existan jerarquizaciones que dividan a la tribu en clases o niveles sociales.

Son Dinkas por nacimiento y por descendencia, de otro modo nunca serás un Dinka, así reconocen y cuidan los integrantes de la tribu su estirpe, se consideran personas generosas y aseguran que de ellos depende el bienestar de las demás tribus, sin embargo, no se es Dinka a menos que nazcas Dinka.

DINKA

Se caracterizan por ser personas de una estatura promedio que supera fácilmente el metro noventa centímetros, son muy altos. Religiosamente la cultura originaria creía en Nhialac, el Dios mitológico que los creó, sin embargo en la actualidad muchos están migrando a la religión cristiana, quedando su origen de manos de Nhialac en un lugar importante de su historia y sus leyendas míticas religiosas.

La tribu Dinka tiene otras tribus rivales, con las cuales han ocurrido enfrentamientos por el dominio de territorios, entre ellas se encuentra la tribu Misseriya Gagagra, ellos son una ramificación del grupo de los Baggara de tribus árabes, son considerados como el segundo grupo étnico más grande del oeste de Sudán.

Los Dinka siempre han controlado la región conocida como Abyei, la cual se encuentra entre Sudán y Sudán del Sur y tiene una superficie aproximada de 10.000 km²​​, es en ese territorio donde suceden la mayoría de los enfrentamientos entre estos dos grupo étnicos.

Actualmente esta área se encuentra bajo un régimen de administración especial que busca poner fin a un conflicto que ha cobrado muchas vidas, debido a que se debe definir si la misma pertenece al sur o al norte, por el momento forma parte de los estados de Bar el Gazal del Norte y Kordofán del Sur al mismo tiempo.

DINKA

El ganado forma una parte importante de la cultura Dinka y más adelante conversaremos en referencia a ello, sin embargo no podemos dejar de señalar en la descripción de los Dinka que el ganado vacuno es parte de sus vidas, tan cierto es esto que cuando los jóvenes Dinka cumplen su mayoría de edad, se les obsequia un buey.

Ese animal pasa a formar parte de la vida de ese joven y por ello el nombre que se le da al buey lleva parte del nombre del joven, en un nombre compuesto. A medida que pasan los años y el joven se va convirtiendo en adulto, el buey desarrolla sus cuernos, los cuales van siendo modelados por su dueño.

Ubicación

Los Dinka se establecen a las orillas del río Nilo, pero dependiendo de la temporada del año o la estación, se movilizan a diferentes áreas ecológicas definidas. La tribu está conformada por aproximadamente 21 clanes y todos realizan el mismo uso del territorio.

En las temporadas de invierno, se establecen en asentamientos que se ubican en los sistemas de sabanas, estas son tierras llanas aprovechadas para realizar el cultivo del mijo, una especie vegetal que tiene buen rendimiento en suelos pobres y arenosos de zonas áridas.

DINKA

Estas zonas de llanuras se convierten durante esta temporada de lluvias en un lugar de residencia permanente, donde son frecuentes los eventos sociales, ya que se realizan reuniones y matrimonios que son acompañados por hermosas coreografías y cantos típicos de la cultura Dinka.

Por otro lado, cuando llega la temporada de sequía los Dinka se movilizan a lo largo del Nilo, comienza entonces una época de trashumancia, por lo que el tiempo de celebrar y reunirse pasa a un segundo plano, mientras que los esfuerzos son dirigidos a mantener el ganado y los Dinka se mantienen durante esta temporada de manera dispersa a lo largo de las tierras fértiles del Nilo.

Historia

Los Dinka son una cultura que aún en este siglo XXI se mantiene muy apegada a sus costumbres originarias, muy relacionadas con el pastoreo de ganado. Se dice que su relación tan estrecha con esta actividad ganadera, permite reconocerlos en los grabados del Antiguo Egipto, en donde pueden apreciarse figuras de personas delgadas y altas acompañadas de rebaños de ganado.

Con base en lo anterior, muchos estudiosos e historiadores se atreven a decir que esta etnia puede estar existiendo con sus sucesivas evoluciones desde el año 3.000 antes de Cristo. Sin embargo, existen evidencias científicas que permiten ubicar a los Dinka en la región de Sudán del Sur desde hace aproximadamente 500 años.

La historia permite reconocer que este ha sido un territorio en donde se han mantenido por diferentes razones, aunque posiblemente un enfrentamiento haya diezmado la población de las etnias que de alguna manera comparten este territorio. Los Dinka no están ajenos a este tipo de conflicto.

Los primeros enfrentamientos que se conocen sobre la participación de la etnia Dinka, se ubican a principios del siglo XIX. Los Dinkas fueron de las etnias que tuvieron que enfrentar al imperio Otomano, ya que esta expansión llegaba hasta sus tierras; pero no solo de los otomanos tuvieron que defenderse, también enfrentaron con mucha fuerza a los comerciantes que querían hacerlos esclavos y además convertirlos al Islam.

En el siglo XIX existía el departamento de Sudán Anglo-Egipcio, el cual ocupaba lo que hoy es Sudán y Sudán del Sur, en tiempos de la primera guerra mundial se creaban condominios a través de acuerdos entre Gran Bretaña y Egipto, los cuales para la fecha aún formaban parte del Imperio otomano, por lo tanto ambos países tenían la responsabilidad de administrar juntos este vasto territorio.

Eran tiempos de mucha inestabilidad, por lo que se inició un levantamiento en 1881, dirigido por el líder religioso Muhammad Ahmad ibn Abd Allah, conocido popularmente como El Mahdi, quien logró acabar con la dominación egipcia y limpiar el país de las influencias turcas, egipcias y europeas. Sin embargo este nuevo país no duró mucho, ya que para el año 1.899 Sudán fue nuevamente sometido por un ejército anglo-egipcio.

DINKA

Una serie de acuerdos entre Gran Bretaña y Francia y también Gran Bretaña y Etiopia permitió definir fronteras, aunque el condominio anglo egipcio duró hasta el año 1.956, cuando Sudán logró su independencia, mientras que Sudán del Sur, la cual es distinta por la presencia de etnias como la Dinka, así como su tipo de religión, obtuvo su independencia de Sudán en el año 2.011.

No fueron tiempo fáciles para esta etnia aguerrida y convencida de querer su independencia, las guerras del gobierno de Jartum en contra de los pueblos del sur, aunadas a los períodos de intensas sequías que se habían producido, llevaron al límite al pueblo Dinka, quienes tenían que enfrentarse de manera frecuente en defensa de su territorio y también para mantener el control de las tierras fértiles.

En el año 1.997, los líderes de las etnias Dinka y Nuer tuvieron que llegar a un acuerdo porque la incidencia sobre ambos pueblos los estaba llevando a su propia extinción. También los Dinka tuvieron que enfrentar los ataques del Ejército de Liberación de los Pueblos de Sudán, quienes tenían la orden de realizar una limpieza étnica, por lo que las tribus eran saqueadas, asesinadas y estas invasiones y ataques forzaban su migración.

Lograron un acuerdo en el año 1.998, en el cual el Ejército de Liberación detendría la represión contra los pueblos de la región del Sur. Entonces llegaron tiempos de menor agitación, pero los Dinkas habían sufrido uno de los reconocidos genocidios silenciosos de los años 90, en el que murieron un número desconocido de hombres y mujeres a causa de la guerra civil en Sudán.

DINKA

Actualmente los Dinka viven en el nuevo país de Sudán del Sur y son hoy en día la etnia dominante de ese país. Los Dinka, como pocas tribus, han aprendido a adaptarse a los distintos niveles de desarrollo de las comunidades, así que actualmente podemos encontrar Dinkas que se mantienen viviendo bajo sus costumbres ancestrales, mientras que otros encuentran totalmente adaptados a la rutina de vida de las ciudades.

Tradiciones de la tribu Dinka

La tribu Dinka tiene una serie de tradiciones que en oportunidades no son totalmente aceptadas por el mundo occidental, sin embargo, en la diversidad de culturas que existen en el mundo, los seres humanos deben aprender a ser tolerantes y respetuosos con las tradiciones de las diferentes etnias que habitan en él, pues la diversidad cultural nutre indefectiblemente a la humanidad.

Dentro de las prácticas que se mantienen en la cultura Dinka se encuentra la poligamia, mientras que su estructura social no tiene clases sociales. Por otro lado, el ganado vacuno tiene una connotación religiosa y en los clanes que mantienen prácticas ancestrales son utilizados en ceremonias y ritos, pero son tratados con respeto y amor.

Los Dinkas son personas con una estatura importante, a quienes les gusta decorar su cuerpo. Es posible que para otras culturas parezca extravagante y nada atractivo sacarse una pieza dental, pero para los Dinka puede resultar un asunto incluso estético.

Las mujeres se caracterizan por ser muy hermosas, se afeitan la cabeza y las cejas, sus senos no se ocultan tras ningún tipo de vestimenta, mientras que utilizan atuendos elaborados con pieles de la cintura hacia abajo. Los hombres suelen andar desnudos y solo usan grandes collares que cuelgan de sus cuellos, también pintan sus cabellos de color rojo, el cual obtienen utilizando la orina del ganado en su cabello. Actualmente se cubren con una especie de túnica en algunas oportunidades.

También tienen como tradición cubrir su cuerpo de ceniza, la cual es tomada del estiércol de ganado quemado, esta práctica la usan en el festival de bailes típicos de “Al Naqara” y también en los combates de cuerpo a cuerpo cuando realizan la lucha tradicional.

Asimismo tienen prácticas que unen el desarrollo de los jóvenes a su manera de venerar al ganado. Cuando un varón Dinka llega a la pubertad debe sacrificar un toro y agregar a su nombre el color del pelaje del animal, lo que le permite tener una identidad con la cultura ganadera de la tribu.

La cultura Dinka gira entorno al ganado y esto la hace distinta a las otras etnias que se encuentran en el mismo territorio. Existe una tradición que consiste en matar una res cuando muere un familiar y su carne se consume durante el duelo, este es uno de los rituales en los que el ganado se mata, pero es visto como rendir un honor al integrante de la tribu que falleció.

Religión

La mayor parte de la población Dinka mantiene la religión tradicional; sin embargo, aproximadamente un 5% de la población ha adoptado el cristianismo y un número muy pequeño practica el Islam. Los Dinka son monoteístas, creen en un solo Dios que se llama Nhialac, según ellos este dios es fuente de vida pero se encuentra muy distante de los problemas humanos.

Adicionalmente existen dos entidades espirituales llamadas Yath y Jak, entidades que sirven de intermediarios ante Nhialac. Esta cultura no cree que las personas fallecidas vayan a un plano diferente, ellos están convencidos de que sus antepasados viven al lado de su familia aún después de fallecer, pero esto también va a depender del tipo de vida que llevaron.

En otro orden de ideas, en la región Dinka se reconoce la figura de sacerdote, quienes son los responsables de guiar y ejecutar las ceremonias religiosas y los rituales. Algunos de ellos incluyen sacrificios que tienen la finalidad de honrar al Dios Nhialac, estos sacrificios incluyen animales y son realizados para agradecer o pedir por el bienestar de las personas y la comunidad.

El ganado vacuno tiene una connotación religiosa importante en esta cultura, en oportunidades son sacrificados en la realización de rituales dirigidos a Yath y Jak, sin embargo no es lo común, lo más usual es la utilización de ovejas. El Dios Nhialac de acuerdo a la creencia Dinka tiene el poder de la creación, según relata su leyenda este Dios creó al hombre y le dio a la mujer para su compañía.

Al principio de la creación todo era proveído por Nhialac y todos eran muy felices, no obstante, en algún momento la mujer golpeó el cielo con una vara y Nhialac se disgustó con los humanos, a partir de allí fue que llegaron las vicisitudes a la vida de los Dinka. Finalmente, en la religión de esta cultura se diferencian poderes superiores y poderes inferiores, los superiores son controlados por los adivinos, mientras que los inferiores son del control popular.

La cultura Dinka y su relación con el ganado

Entre las pertenencias más importantes y preciadas por un Dinka, se encuentra su ganado. La cultura de esta etnia está estrechamente vinculada con este animal. Desde muy temprana edad, los hombres son iniciados a una cultura ganadera y desde muy pequeños deben formar parte del cuidado de los rebaños de ganado.

Existen diferentes tradiciones y rituales que formalizan cuando un niño entra en la pubertad y su desarrollo hasta llegar a hombre adulto está ligado a prácticas culturales en las cuales interviene el ganado.

Cuando un niño de la tribu Dinka alcanza la edad de la pubertad hay clanes que les regalan un buey o un toro, ese toro llevará un nombre que surgirá de una parte del nombre del niño. Otros clanes hacen que el niño sacrifique un toro, ingiera su sangre y añada a su nombre el color del pelaje del animal sacrificado.

Así que pueden llamarse Mayardit, que significa toro de pelaje cárdeno, Mabior que significa toro blanco; Marial, que se refiere al pelaje de color blanco y negro o Mayan que quiere decir de pelo castaño, por nombrar algunos.

Pero el ganado no solo tiene una connotación religiosa sino que también provee importancia a la familia, pues al no existir clases sociales, la posesión de ganado y su crianza dan prestigio social. Mientras más ganado poseen, más ricos y muchas más posibilidades de casarse tienen los hombres de la tribu, por lo tanto la pobreza de las personas es medida por el número de reses que poseen.

Cuando un hombre desea cortejar a una mujer, este debe contar con un número importante de reses, pues dependiendo de la belleza de la mujer y su estatura, el joven deberá entregar a la familia de la novia un número de reses determinado. Se dice que lo mínimo que se paga a la familia son 150 reses.

Como hemos visto, el ganado es importante en los aspectos sociales, culturales, religiosos y tradicionales de la etnia Dinka, no solo es importante para lograr casarse con la mujer que se ama, sino que su orine es utilizado para teñir el cabello de los hombres y mujeres de la etnia, siendo una característica distintiva de los Dinka. Asimismo las heces del ganado son quemadas y sus cenizas utilizadas para pintarse el cuerpo, en momentos de festivales y de la participación en luchas.

El ganado es sacrificado para rituales religiosos, pero también en honor a los familiares que fallecen. De ellos es utilizado absolutamente todo, con su piel elaboran vestidos y también la utilizan para dormir. Por lo tanto el ganado define mucho de la vida de los Dinka, sin su existencia es posible que la etnia no practicara la trashumancia en época de verano, que consiste en trasladar el ganado entre pastos en función de la estación del año.

El mundo occidental opina que los niños deben estudiar, más que dedicarse a la cría del ganado. No es visto con buenos ojos que los niños Dinka cuiden enormes rebaños de ganado, vayan cubiertos de polvo y beban leche directamente de las ubres, pero es parte esencial y normal de su estilo de vida, mientras que ir al colegio es parte del estilo de vida de los niños occidentales.

A lo largo del artículo ha quedado demostrado que el ganado es parte fundamental de la vida de la etnia Dinka, quienes desde niños son involucrados en su tradición ganadera, lo que desde el punto de vista cultural hace que este sea un tema delicado de abordar, pero hay avances interesantes en este aspecto, que están encontrando un punto medio entre la educación y la tradición Dinka.

Si este artículo ha sido de su agrado, lo invitamos a continuar la lectura con temas similares en los siguientes enlaces:

Leave a Comment