≡ Menu

La Biblioteca Beinecke de libros raros y manuscritos

La peculiar Biblioteca Beinecke de Libros Raros es el lugar en el que se alberga material bibliográfico de extrañas características que llama la atención al público bibliófilo interesado en este tipo de obras raras. Te invitamos a conocer en este post su historia, su arquitectura y sus importantes colecciones.

Biblioteca Beinecke de libros raros

La Biblioteca Beinecke de Libros Raros y Manuscritos ofrece al interesado en material bibliográfico una completa colección de documentos que inspiran a conocer sobre el pasado que ellos narran, pero que también motivan para el presente y el futuro.

Esta biblioteca constituye una de las mejores y mayores del mundo enteramente dedicada a los libros, manuscritos e impresos raros. Se trata del principal depósito de archivos literarios, manuscritos antiguos y libros extraños de la Universidad de Yale. La Biblioteca Estatal de Australia del Sur es otro digno ejemplo de bibliotecas espectaculares.

Además, a través de su extensa biblioteca digital y por medio de libros y ensayos publicados a partir de investigaciones, la Biblioteca Beinecke de Libros Raros llega a millones de personas más en línea y en forma impresa.

¿Dónde se ubica?

Este curioso e interesante repositorio de libros y manuscritos de antigüedad y rareza pertenece a la Biblioteca de la Universidad de Yale, ubicada en New Haven, Connecticut, Estados Unidos.

Se le considera como un baúl del tesoro que contiene reliquias de mucho valor e historia localizado en pleno campus de esta prestigiosa universidad, siendo uno de uno de los edificios más grandes dedicados a la preservación y conservación de este tipo de manuscritos y libros.

Biblioteca Beinecke de libros raros

El edificio tiene una torre central que puede almacenar 180.000 libros y más de un millón de entre volúmenes y manuscritos en sus anaqueles subterráneos. En ella están resguardados actualmente en su extensa colección varios ejemplares de obras manuscritas de autores famosos.

Podemos  mencionar, por ejemplo, el Manuscrito Voynich, así como un ejemplar de la primera Biblia de Gutenberg, impresa en una imprenta de tipos móviles. También puede interesarte conocer a fondo la afamada Biblioteca Británica.

Se cuenta allí incluso con los archivos personales de Walt Whitman, Eugene O’Neill, Edith Wharton, Gertrude Stein, Georgia O’Keeffe, Alfred Stieglitz, Witold Gombrowicz, Ezra Pound y muchos más.

Biblioteca Beinecke de libros raros

Walt Whitman

La biblioteca es, además, un importante centro de investigación muy frecuentado por estudiantes y profesores de la Universidad de Yale, así como por profesionales y académicos de diversas partes del mundo.

La colección que se alberga en sus instalaciones data de finales del siglo XIX, cuando los libros antiguos y raros de Yale se resguardaban en lo que ahora es conocido como el Salón Dwight. Se considera un lugar extraño, pues no es una biblioteca normal en el sentido que todos conocemos.

Historia de la Biblioteca Beinecke de libros raros

A principios del siglo XX se comenzó a construir la Biblioteca Sterling Memorial destinada a albergar los manuscritos, impresos y libros raros, que eran colocados en la estantería especial del Salón Dwight de la biblioteca de la universidad.

Sin embargo, cuando finalmente terminó la construcción de esta obra en 1930, la colección había aumentado tanto que ya este nuevo espacio no era suficiente para almacenar todas las nuevas adquisiciones que se habían hecho.

Biblioteca Beinecke de libros raros

Biblioteca Sterling Memorial

Además, al incrementarse la colección, la sala de lectura de la Sterling Memorial resultaba inadecuada para poder llevar a cabo la preservación apropiada que requerían tan sensibles manuscritos y se sintió, entonces, la necesidad de crear una nueva biblioteca, no solo más grande, sino especialmente acondicionada para la calidad del material que se iba a depositar allí, aparte de que ya desde 1958 se preveía que la sala de la Sterling Memorial iba ser pequeña.

Este inusitado incremento de la colección fue debido en parte a que Chauncey Brewster Tinker, un profesor de inglés de Yale, se interesó tanto en la colección, que ideó una campaña entre sus estudiantes para que donaran materiales para la misma, de manera tal de enriquecerla, lo que produjo muy buenos resultados.

Por otra parte, en esa misma época se comenzaron a recibir en Yale obras tan importantes como la primera Biblia de Gutenberg, que requerían de condiciones especiales para mantenerlas y evitar su deterioro.

Biblioteca Beinecke de libros raros

La Biblia de Gutenberg

Se recibió para la fecha una donación de parte de la familia Beinecke por una gran suma de dinero para la creación de tan ansiada biblioteca, a la cual se le bautizó con el apellido de la familia en agradecimiento.

Se propuso el proyecto de una edificación acorde para estos materiales, la cual fue diseñada por el arquitecto estadounidense Gordon Bunshaft, de la firma de arquitectura Skidmore, Owings & Merrill, junto a la contratista general, la Compañía Constructora George A. Fuller.

Los fondos para su construcción fue el regalo donado por los tres ex-alumnos de esta institución; a saber: Edwin J. Beinecke, Frederick W. Beinecke y Walter Beinecke, en específico, y de sus familias, que concibieron esta biblioteca como “un símbolo de la lealtad y la devoción de tres hermanos” y como “una fuente de aprendizaje y… una inspiración para todos los que entran”.

Biblioteca Beinecke de libros raros

Bunshaft concibió el edificio como si fuera una sala de exhibición tipo catedral, lo cual ha sido motivo de inspiración para otras instituciones hoy en día. Su construcción se llevó a cabo entre 1960 y 1963 y desde entonces forma parte del sistema de bibliotecas de la Universidad de Yale.

La colección inicial de Beinecke estuvo formada por los volúmenes de la Sala de Libros Raros de la Sterling Memorial y tres colecciones especiales:

  • Colección de Literatura Americana
  • Colección de Americana Occidental
  • Colección de Literatura Alemana.
Biblioteca Beinecke de libros raros

Más tarde se incorporaron la Colección de James Marshall y Marie-Louise Osborn, siendo luego establecida desde su misma apertura como el principal repositorio de libros de la colección de Yale impresos en cualquier lugar antes de 1800.

Así también se comenzaron a almacenar libros impresos en Norteamérica antes de 1821, periódicos y periódicos impresos en los Estados Unidos antes de 1851 y manuscritos y primeros libros impresos del Medio y Cercano Oriente, Japón, China y Corea, así como formatos especiales como cartas de juego y mapas.

Biblioteca Beinecke de libros raros

Arquitectura

El edificio de la Biblioteca Beinecke de Libros Raros fue inaugurado en 1963 y su diseño ha inspirado a otras importantes bibliotecas especializadas a crear espacios especiales similares para sus colecciones de libros antiguos.

Una de bibliotecas que ha utilizado, en parte, características de los espacios de Beinecke es The British Library, en la que se diseñó y construyó el edificio de vidrio que contiene todos sus volúmenes más preciados, siguiendo el modelo de la torre de cristal que se encuentra en la mezzanina de la Biblioteca Beinecke.

Se escogió como lugar para erigir la biblioteca una plaza en el corazón del campus de la universidad, que mide 60 metros por 160 metros. Por su forma muchos describen al edificio como un cubo de mármol gigante, que se distingue en gran medida de los edificios circundantes que son más antiguos y de estilo neoclásico y gótico, más acorde con la primera etapa de la universidad.

Otros se refiere a la edificación como “joyero”, por el resplandor que despliega el mármol iluminado después de la puesta del sol.

Biblioteca Beinecke de libros raros

En la Biblioteca Beinecke de Libros Raros la prioridad era la conservación de los documentos que se almacenaban allí. Para ello se planteó el reto de idear un mecanismo de manera de brindar la adecuada iluminación en dicho espacio para las personas visitantes que van a estudiar o leer, pero que a la vez limitara la intensidad de la luz que entra a fin de no afectar los volúmenes almacenados.

Biblioteca Beinecke de libros raros

Se hizo una edificación con una fachada muy singular sin ventanas, revestida con granito, mármol blanco de Vermont translúcido, bronce y vidrio, tensado por paneles de hormigón de unos tres centímetros de espesor, cuyas propiedades son similares a las del alabastro.

Dichos paneles por la parte exterior son de mármol blanco con vetas grises enmarcados con granito Vermont, gris claro, que filtran la luz ultravioleta que entra al interior, evitando daños a los materiales exhibidos. Por supuesto, que también se ha previsto un riguroso control automático de temperatura y cantidad de humedad dentro de la edificación, que garantiza la debida protección del material, para que así pueda estar a la disposición de las futuras generaciones.

Biblioteca Beinecke de libros raros

Cuando la luz del sol los ilumina correctamente, las capas translúcidas de los paneles parecen brillar desde adentro, lo que proporciona una iluminación interior de baja intensidad y con una gama cromática de la luz tenue al atravesar la piedra, transmitiendo al visitante una ambientación interior agradable y acorde con los libros antiguos y los pergaminos que se exhiben.

Por la noche el mármol hace que la luz interior se difunda al exterior, produciendo un efecto color ámbar resplandeciente.

En el primer piso está ubicado el centro operativo de la biblioteca, en el que funciona el área de catalogación, control, almacén, además de las oficinas administrativas. Se halla también en este nivel una acogedora sala de lectura, que recibe luz directa de un patio situado en el centro de la plaza. Allí se encuentra también un patio jardín diseñado por el célebre escultor y diseñador estadounidense-japonés Isamu Noguchi.

Tanto el nivel de entrada como el entresuelo sirven como áreas de exhibición en las que se ofrecen exposiciones periódicas y rotatorias de las fabulosas colecciones de la biblioteca. Biblioteca Beinecke de libros raros

En el centro está una torre de cristal de seis pisos de altura, que se eleva a través del centro del edificio, pero continúa bajo tierra hasta una profundidad de 15 metros. La torre puede albergar hasta 180.000 volúmenes, que por lo general están fuera de los límites de acceso permitido, excepto para los bibliotecarios.

Además de la torre central y las salas de lectura, se dispusieron también espacios para exposiciones temporales. Se instalaron dos grandes y amplias escaleras de mármol que ascienden hasta el entresuelo, de manera tal que la gente puede moverse alrededor de la torre de cristal. Visto desde el exterior el edificio pareciera flotar sobre el suelo, solo sostenido por cuatro pilares en extremos.

Biblioteca Beinecke de libros raros

Recientemente en 2015 y 2016 se remodeló el edificio de la Biblioteca Beinecke de Libros Raros para mejorar la arquitectura histórica y sustitución de los sistemas de seguridad y mecánicos.

Con esta renovación se duplicó el espacio disponible para las salas, generando una mejor ambientación y disposición de los materiales. La biblioteca reinició sus actividades en 2016 para seguir con su reinado de ser la principal biblioteca de libros raros y manuscritos en Estados Unidos.

Preservación de las colecciones

Aparte de la protección contra los efectos de la luz sobre los materiales, en Beinecke este aspecto de la preservación ha sido siempre materia de constante evaluación y mejora. Es por ello que la biblioteca fue también pionera en implementar mecanismos o métodos no tóxicos para garantizar la seguridad de los materiales.

Así, por ejemplo, para preservar apropiadamente las colecciones en caso de incendio, la torre se ha equipado con un sistema de extinción en el que se utilizan, en lugar de rociadores de agua que pudieran dañar a los libros, una combinación de gases Halón e Inergen que se bombean hacia las estanterías para detener el proceso de combustión, garantizando que las valiosas obras se mantengan seguras e intactas.

Biblioteca Beinecke de libros raros

Asimismo, la torre de cristal se hizo hermética para retardar la desintegración de los libros debido a la exposición de los elementos externos suspendidos en el aire. Desafortunadamente, esta condición trajo consigo una consecuencia no deseada, que fue la infestación.

Esto fue debido a que en la década de 1970 los gusanos de los libros, que son insectos que se alimentan de las hojas de papel, infestaron toda la torre y se estaban deteriorando algunos de los ejemplares. Para eliminar esta plaga no se podía usar la solución típica de rociar un insecticida aerotransportado, pues se trataba de un espacio cerrado y hermético.

Luego de algunas consultas e investigaciones, los bibliotecarios usaron un método consistente en aplicar temperaturas extremas bajas; es decir, congelar todos y cada uno de los volúmenes a -36 °C durante tres días, y luego descongelarlos una vez se hayan eliminado los insectos.

Biblioteca Beinecke de libros raros

El método fue sumamente efectivo, por lo que, como medida de precaución, desde ese momento, todos los materiales nuevos que llegan a la institución son sometidos a congelamiento antes de ser incorporados a alguna colección a fin de matar previamente cualquier posible insecto que pudiera traer el libro y, así, prevenir la infestación.

Ha sido tan exitoso y efectivo el método, que ahora está siendo ampliamente usado por muchas instituciones en todo el mundo como medida preventiva y de preservación de colecciones especiales para librarse de insectos.

Organización y salas de la Biblioteca Beinecke de Libros Raros

La biblioteca ha organizado sus colecciones por áreas curatoriales, las cuales se pueden consultar, revisar y trabajar en las distintas salas de lectura de la biblioteca. Dichas áreas son:

Norteamericana: Es una de las áreas de mayor fortaleza de la biblioteca en la que se abarca el período desde la colonial hasta mediados del siglo XIX.

Primeros Libros y Manuscritos: Fuentes importantes de la historia europea en América del Norte están contenidas en esta colección con fondos que provienen desde los inicios de la escritura hasta el 1500 d. C.

Colecciones Británicas, Europeas y de Osborn de la Época Moderna: Se incluyen las primeras colecciones europeas modernas en literatura, historia, historia de la ciencia, etc., en las que se reflejan las complejidades de la cultura impresa, manuscrita y visual en Gran Bretaña y Europa desde 1500 a 1800.

Biblioteca Beinecke de libros raros

Libros y Manuscritos de Asia Oriental: Estos fondos sobre Asia Oriental constituyen el singular regalo que aportó la Asociación de Yale de Japón en 1934, contentivo de manuscritos japoneses, coreanos y chinos.

Colección en Memoria de James Weldon Johnson: Esta Colección Conmemorativa James Weldon Johnson (JWJ) documenta y honra los logros culturales y artísticos, así como las actividades intelectuales y políticas de los afroamericanos. JWJ fue fundada en 1941 y es un archivo significativo de la historia y la cultura afroamericana con más de 13.000 volúmenes y cientos de metros lineales de material manuscrito.

Mapas: Esta área contiene más de 20.000 mapas en más de 24.000 hojas, acompañados de más de 4.000 atlas y unas pocas docenas de globos tempranos.

Biblioteca Beinecke de libros raros

Libros y Manuscritos Modernos: Cubre una amplia gama de temas de gran envergadura en la literatura escrita en asuntos relacionados con las humanidades, especialmente sobre literatura escrita en inglés fuera de los Estados Unidos, literatura infantil norteamericana y una serie de temas específicos, como las artes de la imprenta, la escritura LGBTQ, la sexualidad humana y los estudios de género, etc.

Libros y Manuscritos Europeos Modernos: Consiste en material impreso y de archivo con fotografías, obras de arte, material audiovisual, efímero y de producción que documenta la historia, la filosofía, la literatura, las artes y los movimientos sociales de la Europa continental desde 1800.

Libros y Manuscritos del Cercano y Medio Oriente: La Universidad de Yale comenzó a recopilar sistemáticamente los manuscritos islámicos y del Cercano Oriente en el siglo XIX, estableciéndose como una de las primeras instituciones académicas en hacerlo. Dichos fondos han venido incrementándose por medio de compras y donaciones en los últimos 100 años.

Colección de Literatura Americana de Yale: Esta colección engloba las referencia a las vidas creativas, comunidades artísticas y los logros literarios de los escritores estadounidenses. Es una colección que se destaca por su fuerza bibliográfica y de archivo en la poesía, la ficción y los escritos dramáticos de los siglos XIX, XX y XXI.

Colección Yale de Americana Occidental: Comprende obras impresas, manuscritos, fotografías, grabados, acuarelas y pinturas con más de 65.000 obras impresas, 4.000 colecciones de manuscritos catalogados, decenas de miles de fotografías antiguas y cientos de grabados, acuarelas y pinturas.

En ella están documentadas las comunidades indígenas de América del Norte, las migraciones transnacionales que han remodelado repetidamente el Oeste y la evolución de las comunidades y culturas contemporáneas de la región.

En dichas colecciones, no sólo se albergan manuscritos antiguos y libros raros, sino que también es posible encontrar correspondencias, archivos fotográficos y dibujos de algunos de los mejores artistas visuales y autores de la historia, como los antes mencionados; a saber: Alfred Stieglitz, Ezra Pound, Georgia O’Keeke, Eugene O’Neill y Edith Wharton, solo por mencionar a algunos de los más notables, quienes han acudido a las colecciones de la biblioteca para documentarse.

La colección en total posee miles de pie lineales de libros y material de archivo, antiguos libros, papiros y manuscritos, así como libros modernos y archivos digitales, así como poesía experimental y de vanguardia.

Alfred Stieglitz

Capacidad

Con respecto a la capacidad de manejo de público, más de 200.000 visitantes son atendidos cada año en la sede de la biblioteca de New Haven, provenientes, no solo de ese entorno inmediato de la universidad, sino de otras partes del país e incluso de tierras extranjeras para ver la sobriedad del edificio, sus exposiciones permanentes y especiales y para asistir a conciertos, lecturas y conferencias, que normalmente se organizan en la institución.

En cuanto a su capacidad de volúmenes almacenados en la torre, las estanterías y el subterráneo, la Biblioteca Beinecke contiene más de seiscientos mil libros, millones de manuscritos y decenas de miles de papiros, fotografías, mapas, carteles, pinturas y objetos de arte, así como un extenso material audiovisual y contenido digital.

En su seno se encuentra una de las colecciones más grandes y dinámicas de este tipo de material bibliográfico de Estados Unidos y del mundo, los cuales son un gran atractivo para cientos de estudiosos, artistas y críticos de todas partes cada año.

Por su parte, los miles de estudiantes de Yale cuenta con un acervo inmejorable de aprendizaje sobre la historia del pensamiento humano a través de sesiones prácticas que ofrece la institución con artefactos originales en las distintas salas de Beinecke.

Las adquisiciones que se hacen cada año se basan en los puntos fuertes de las colecciones, aun cuando siempre se están estableciendo nuevas áreas de excelencia de manera de brindar oportunidades para la investigación interdisciplinaria, la exploración académica, la creatividad y el intercambio intelectual.

La biblioteca está abierta a todos los estudiantes y profesores de la Universidad de Yale, pero también recibe a investigadores visitantes y eminencias de las artes y las ciencias.

 Archivos literarios más importantes de la Biblioteca Beinecke de Libros Raros

Las colecciones que ofrece la biblioteca al público van desde fragmentos antiguos recogidos en papiro hasta obras de autores vivos, los cuales se han dividido en seis grandes colecciones, que son:

  • La colección general, compuesta por:
    • Colección General de Primeros Libros y Manuscritos y
    • Colección General de Libros Modernos y Manuscritos.
  • Colección de Literatura Americana.
  • Colección del Oeste Americano
  • Colección de Literatura Alemana
  • Colección Osborn de Manuscritos de Literatura e Historia Inglesa.

En cada una de estas colecciones es posible en encontrar, dependiendo de la temática, materiales como:

  • Libros y manuscritos antiguos anteriores a 1500
  • Libros modernos iniciales de 1500 a 1800
  • Libros modernos posteriores a 1800
  • Literatura americana
  • Literatura americana occidental
  • Literatura alemana.

Asimismo, se cuenta con archivos especiales como:

  • Colección Osborn de manuscritos literarios e históricos ingleses
  • Colección Conmemorativa James Weldon Johnson de artes y letras afroamericanas
  • Colección Betsy Beinecke Shirley de literatura infantil americana.

Entre las exposiciones públicas permanentes están:

  • La Biblia de Gutenberg, primer libro occidental impreso con caracteres móviles
  • Las Aves de América de John James Audubon.

Igualmente, se organizan exposiciones públicas especiales durante todo el año, las cuales están abiertas a todos sin costo de admisión.

En la planta baja de la biblioteca, se exhiben la Biblioteca del Colegio de Yale de 1742, los primeros libros de la biblioteca original de Yale, así como una colección de incunables, que contempla los primeros libros impresos en Occidente, desde 1455 hasta aproximadamente 1500.

Leave a Comment