≡ Menu

Biblioteca Joanina, de estilo Rococó en la Universidad de Coimbra

La Biblioteca Joanina es una biblioteca ubicada en el país de Portugal en la Universidad de Coimbra desde el siglo XVIII ejecutada durante en el mandato del Rey Juan V. En el artículo de hoy, realizaremos un recorrido acerca de todo lo referente de esta edificación, como su historia, su arquitectura y más!

Biblioteca Joanina

Historia de la Biblioteca Joanina

La construcción de la Biblioteca Joanina se llevó a cabo en el año 1717, a las afueras del primitivo perímetro urbano islámico, justo encima de la antigua cárcel del Palacio Real. Este proyecto se realizó con el fin de brindar una biblioteca universitaria en la ciudad de Coimbra. La finalización de la construcción concluyó en el año 1728.

Esta biblioteca fue ejecutada bajo el “Proyecto Real de reforma de los estudios universitarios”, que se dio como resultado de la promulgación de ideales basados en la Ilustración en Portugal.

El arquitecto o bien denominado maestro de obras para esta edificación fue João Carvalho Ferreira. Por otro lado, la decoración de la Biblioteca Joanina se empezó mucho más adelante, durante las vísperas de la Reforma Pombalina. En un mismo sentido, los techos y cornisas fueron pintados por Antonio Simões Ribeiro, pintor, y Vicente Nunes, dorador.

En el interior de la biblioteca se encuentra un cuadro del rey Juan V (Regente de la época) que fue hecho por el pintor italiano Domenico Dupri, mientras que la pintura y la doración fueron impuestas por Manuel da Silva. El mobiliario, en maderas exóticas brasileñas y orientales, fueron llevados a cabo por las manos del tallador Francesco Gualdini.

En la puerta principal de la biblioteca se puede visualizar la siguiente oración o bien, escrito: ”Lusiade hanc vobis Sapientia condidit arcem, Ductores libri ; miles et arma, labor”, lo que al traducirlo al español se puede entender como: ”Lusos: de la sabiduría se os ha construido esta fortaleza: los capitanes, los libros; los soldados y las armas, el trabajo”.

Universidad de Coímbra

La Universidad de Coímbra es una de las más reconocidas en toda Europa, y una de las más viejas en Portugal. Su origen data desde el siglo XIII, hoy en día en la misma posee al menos de 20.000 estudiantes, y contiene un conjunto de interés que forma parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Esta universidad en realidad fue fundada en la ciudad de Lisboa, pero poco después de su construcción en el año 1290, se trasladó hacia la parte norte de Portugal donde se conserva hasta la actualidad, puesta sobre la cima del lugar.

La universidad tiene al menos 8 siglos de historia, por lo que la misma ha sufrido una serie de cambios y remodelaciones a lo largo de toda su existencia. A pesar de esto, se ha conservado ciertos aspectos importantes, entre los cuales se puede hacer mención de la Biblioteca Joanina siendo una de las más antiguas de Portugal.

No fue hasta el inicio del siglo XVIII,  en plena época de ilustración que este edificio fue ampliado, mejorado y reconstruido en su gran mayoría, brindándole un aspecto muy similar al que posee actualmente (más barroco que medieval, a pesar de sus orígenes). En un mismo sentido, se fueron incorporando nuevas facultades y programas estudiantiles.

Arquitectura de la Biblioteca Joanina

La Biblioteca Joanina de la Universidad de Coimbra, que ahora ocupa el lugar de la antigua Casa da Livraria Universitária, le debe su nombre al monarca que la mandó a edificar en el año 1717, D. João V, el Magnánimo, también fue conocido como el gran mecenas de la cultura, la ciencia y las artes, y esta biblioteca es el testimonio notable de la política cultural del rey.

El pórtico de esta elegante edificación se encuentra levantado gracias al apoyo de cuatro columnas diseñadas bajo un estilo jónico, en donde además se ve destacado el majestuoso escudo real barroco, que deja en manifiesto el espíritu de magnificencia característico del reinado más favorable de la historia de Portugal.

La biblioteca consta de tres pisos, dos de ellos se localizan bajo tierra, todas sus paredes están repletas de estanterías en donde se encuentran depositados millares de libros, haciendo énfasis principal a obras en los campos de la medicina, geografía, historia, estudios humanísticos, ciencias, derecho civil y canónico, filosofía y teología.

Biblioteca Joanina

Su interior

A pesar de la arquitectura de la Biblioteca Joanina es de carácter excepcional, lo que realmente destaca y realza la belleza de esta edificación es su decoración, la cual como ya se ha mencionado, se realizó tiempo después entrando en la época de la Reforma del Marqués de Pombal.

Para estos trabajos de decoración se vieron involucrados distintos pintores de frescos, doradores, escultores carpinteros y ebanistas, de entre todos los participantes vale la pena hacer la mención al tallador de origen italiano Francesco Gualdini. Quien fue un contribuyente de peso al momento de darle forma a los variados conjunto de madera de diferentes orígenes, especialmente de la colonias orientales lusas y también de la selvas de Brasil.

El arduo trabajo de todo el destacado equipo dio como resultado un gran recargo visual y colorido, pero que al mismo tiempo destaca por su elegancia. Todo esto se debe a la diversa paleta de colores empleados que le atribuyen el toque dinámico, que si se pone cuidado a las talladuras de las ornamentas se pueden apreciar las formas variadas en cada una de ellas.

Así como ya se ha hablado, el acceso principal a la Bibliotec Joanina se realiza por un elegante pórtico sostenido por cuatro columnas jónicas. En ese mismo lugar se puede observar con detalle el escudo real donde se revela al autor destacado de la obra. Al entrar en ella se esperan tres pisos de los cuales, dos de ellos se encuentran en un nivel subterráneo.

Biblioteca Joanina

No obstante, lo más destacado son las tres salas contiguas que se comunican por medio de arcos. En líneas generales, estos son los únicos huecos que se encuentran dentro de la biblioteca, dado que el resto de las paredes de la misma se encuentran repletas de anaqueles para libros antiquísimos. Un aproximado de 25.000 volúmenes históricos se almacenan en este edificio.

Organización y salas

En el interior de la biblioteca se encuentran tres salas contiguas que se conectan de manera directa gracias a grandes arcos que contienen estanterías con varios libros, rematados por el escudo real. En la primera de las salas hay un contraste entre el color oro con el fondo de tono verdoso, mientras que en la segunda habitación el dorado destaca sobre el color rojizo del fondo y en la última sección el color a resaltar es el negro que le da vida a los detalles áureos.

Todas las paredes de estas salas están repletas de estanterías de libros de dos pisos en maderas exóticas, doradas y policromadas. En sí mismo, es una agrupación de una rara belleza y alto nivel artístico, los techos que recubren los tres espacios fueron pintados por Simões Ribeiro y Vicente Nunes, las ilustraciones pintadas son alusivas a las artes y las ciencias coronados, mientras que en la parte central se encuentra la figura Sapiência Divina (Sabiduría Divina).

Por otro lado, las salas de esta biblioteca se encuentran perfectamente organizadas para guiar a la persona hacia el acceso de los balcones que se dan a través de unas escaleras puestas en los arcos que separan las salas. En un mismo sentido, en cada una de las salas se encuentran mesas para consultar los ejemplares hechas de madera exótica.

Murciélagos que cuidan de la Biblioteca Joanina

La agrupación o colonia de murciélagos más desconocida y de la que más se comenta en Portugal es la que se encuentra en la Biblioteca Joanina de la Universidad de Coimbra y que desde el siglo XVI tiene la labor de conservar los cientos de volúmenes para que estos no sean carcomidos por la plaga de insectos denominados “bibliófagos”.

Cada uno de los murciélagos que se alojan en la valiosa Biblioteca de Coimbra (Patrimonio de la Humanidad) puede llegar a cazar en tan solo una noche al menos medio millar de insectos que sobrevuelan entre los libros.

Es por este motivo que los responsables de resguardar esta biblioteca aseguran que estos animales son los causantes de que los ejemplares se hayan conservado a la perfección, a pesar de que la biblioteca posee algunas hendiduras o circuitos de ventilación por los que se cuelan los insectos.

Cada noche antes de que las puertas del edificio se cierren una sección de la misma en donde se encuentran los libros propios de la cultura europea de entre los siglos XVI y XVIII, se resguardan bajo unas mantas de cuero, con el objetivos de que no se deterioren con la presencia del excremento de los murciélagos.

Biblioteca Joanina

Dentro de esta colonia de murciélagos se encuentran dos tipos de ellos y su descubrimiento se llevó a cabo gracias al investigador lisboeta Jorge Palmeirim que, aunque no fue capaz de verlos, pudo determinar los sonidos de su procedencia que emiten en pleno vuelo.

Resulta especialmente importante la caza de la carcoma, “Nicobium castaneum”, cuya larva es capaz de  excavar minuciosamente entre los libros y puede hacer terribles estragos en los papeles de los mismos. Otra presa habitual de estos murciélagos de biblioteca son los denominados “pececillos de plata” dado que comen las hojas de papel,sobretodo de libros antiguos.

A pesar de esto, el aumento de los libros en el edificio ha hecho que los numerosos murciélagos son sean completamente capaces de proteger los ejemplares de la Biblioteca Joanina.

Actualmente, la universidad en donde se encuentra la biblioteca adquirió una cámara de anoxia de seis metros cúbicos con la capacidad para tratar el fondo bibliográfico. El fin de esto es poder realizar una desinfección de los libros, evitando así la acción de los insectos.

Capacidad

En cuanto a la capacidad de libros que puede llegar a abarcar esta biblioteca por lo momentos es algo imprecisa, puesto que la misma sigue recolectando nuevas colecciones que se le suman a las ya puestas, no obstante una cifra datada ronda alrededor de los 60.000 volúmenes. Las colecciones bibliográficas pueden ser vistas por medio de un pedido, explicando de manera detallada el porqué requiere dicho ejemplar.

Luego de esto, el libro es llevado a la Biblioteca General, por un funcionario responsable de la biblioteca y en ese lugar quedará resguardado para la consulta del investigador.

Estos cuidados aunque parezcan excesivos en realidad son relevantes ya que se tratan de libros y colecciones antiguas que se tienen desde los siglos XVI, XVII y XVIII, y que en esencia, son lo mejor que había en Europa para aquel entonces.

Colección literaria de la Biblioteca Joanina

Las colecciones de ejemplares editados entre los siglos XV y XIX que se encuentran dentro de las repisas de las paredes se conservan en muy buenas condiciones dadas las características estructurales de la biblioteca. Esto se debe a que las mismas poseen 2,11 metros de espesor y con un revestimiento de madera capaz de absorber la humedad del espacio.

Curiosidades de la Biblioteca Joanina

Para finalizar este artículo sobre la Biblioteca Joanina expondremos algunas curiosidades que la misma posee y que han sido motivo para su gran avistamiento turístico.

  • Esta biblioteca posee una caja fuerte en donde se encuentran almacenados una gran cantidad de libros extraños, entre ellos se puede mencionar la primera edición de los Lusíadas, una Biblia Hebrea, dada a conocer en la segunda mitad del siglo XV de la que hasta los momentos solo se le conocen unas 20 copias en todo el mundo, e incluso la Biblia Latina de las 48 Líneas (llamada así por solo contener 48 líneas por página) impresa en el año 1462 por dos socios de Gutenberg, siendo considerada como una de las biblias más bellas.
  • La edificación de la biblioteca se realizó encima de una antigua prisión medieval que luego pasó a ser una prisión académica, la Biblioteca Joanina todavía tiene accesos a los subterráneos, que pueden ser visitados por el público.

 

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información proporcionada haya sido de ayuda. Le hacemos la invitación a leer también: Lugi y Brigantes

Leave a Comment