≡ Menu

Aprende Todo Sobre Los Surma

Los Surma son un grupo de criadores de ganado y cultivadores. Ellos muestran contadas relaciones de origen y culturales con los pueblos de Sudán, también están relacionados con los mursi de etiopia, y otros grupos aborígenes de la locación que los rodea. Los Surma están compuestos de tres subgrupos, el Chai, el tirma y el Bale.

Surma

Ubicación

Actualmente los surma viven en la localidad de kefa, ubicada en etiopia. Fue en el periodo de 1980, que los surma tuvieron que recorrer muchos kilómetros, debido a la mala situación climática, esto no les permitía regar sus sembradíos por la escasez de agua. Ahora son vecinos de otra étnica llamada los Dizi, que se ubican en una zona de pasto al norte.

Esa zona de montaña ofrece un ambiente mucho más frio y con lluvias más constantes, justo lo que necesitaron los surma al dejar sus tierras originales, eso les permite ser un pueblo prospero en sus cultivos y mantenerse bien alimentados, ya que, durante la época de sequía en el año de 1984, murieron muchos de los integrantes de esta muy unida tribu.

Cabe destacar que el área que ellos residen está bastante alejada de la civilización, ya que no cuentan con carreteras pavimentadas, ni servicio de agua, luz o transporte. Ni los animales de arado están a la disposición de los surma, ya que ellos temen que traigan plagas a su ganado, porque estos animales atraen unas moscas que podrían ser perjudiciales para el pastoreo.

Afiliación Lingüística

La etnia surma, habla el idioma surmic, aunque en su mayoría hablan mongoles, o simplemente los idiomas de las aldeas o tribus vecinas, el tener la disposición para aprender el idioma de sus vecinos les ha ayudado a realizar intercambios no solo culturales, sino también económicos, se conoce que esta tribu es muy pacifica en su manera de comunicación.

Surma

Historia

Los Surma, una sociedad fuera de historias filosofías que relaten su origen como etnia, no tienen genealogía escrita, pero sí tienen una creencia verbal que contiene muchos referentes históricos.

Esta crónica oral -construida en porción mediante la asimilación de genealogías e historias concerniente el pensamiento de grupos de clanes- se refiere a un cuento de éxodo de grupos constituyentes de Surma, comenzando en la zona baja del río Orno (es decir, al norte del lago Turkana).

No se han encontrado sin embargo pistas en su práctica que indiquen una base histórica en, por ejemplo, el sur de Sudán, a partir en el cual podrían haberse originado (como sugiere su contorno gramatical).

Afirman que en el pasado su apelativo era “Nagos”, no Surma. Tienen similitudes culturales sustanciales con los Mursi, pero niegan la simbólogia de una entidad única con este conjunto. Uno y otros grupos colocan su “espacio concentrado” en el mismo territorio, en el valle menor de Orno.

Surma

A principios de la época 19, los surma comenzaron a desplazarse hacia el oeste, hacia la montaña Naita a la que llaman Shulugui, en el límite entre Sudán y Etiopía. Luego migraron hacia la sierra montañosa al norte de Naita el rango Tirma.

Tenían sus pastos bien en Sudán. En general, su folklore expresado está dominada por el argumento del problema con sus vecinos del sur, el Nyangatom Para-Nilotic un vástago del grupo Karamojong, que habla un dialecto estrechamente próximo a Turkana.

Existe, a excepción de embargo, un folklore hablado compartida por los Dizi y los Surma, relativo una especie de alianza legendario o coalición entre ellos: cuando los Surma entraron en la zona de las tierras bajas adonde actualmente están asentados y que pertenecieron a la gente Dizi, sus principales familias estableció un vínculo ritual agrupado con el verificación de la aguacero.

Se reconoció que los jefes Dizi tenían el enorme seńorío referente el aguacero: cuando los jefes de la temporal Surma no producían precipitación en tiempos de sequedad extrema, traían animales de holocausto a los Dizi y les pedían que realizaran la celebración de las aguas.

Surma

Esta alianza se ha quebrado, fundamentalmente a partir del período de 1980, debido al ecuanimidad variable de poder entre los grupos. Los Surma han regenerado su fortuna ganadera y todos han adquirido rifles automáticos. Ya no se sienten recaudadores a rendir honores a los Dizi por cumplimiento a cualquier pacto auténtico.

Los contactos regulares entre las principales familias de Surma y Dizi asimismo han disminuido. Precedentemente de los primeros años del siglo 20, los Surma jamás pertenecieron a ninguna organización gubernamental unido, ni colonial ni nativo. Su área de Shulugui y el rumbo Tirma fue penetrada por las tropas imperiales del soberano etíope Menilek II en 1897.

Surma

La localidad se incorporó expresamente en Etiopía, pero los Surma no fueron conquistados objetivamente, en el sentido de existir bajo inspección gubernamental y burócrata. Pudieron conservar su carácter de existencia comparativamente libre en esta franja fronteriza entre la Autoridad etíope y los territorios controlados por los británicos de Kenia y Sudán.

Las actividades de las fuerzas de la milicia, los comerciantes del norte y los cazadores y aventureros en las aldeas del inesperado establecimiento como Maji, Bero y Jeba llevaron a frecuentes incursiones de los grupos nativos, incluidos los surma, para el ganado y los esclavos.

Surma

Los Surma, sin embargo, sufrieron menos por las incursiones masivas de esclavos que los pueblos “Gimira” o “Dizi”, quienes asimismo fueron servidos como una especie de género de siervos.

Pocos viajeros europeos visitaron Surma; los primeros según y conforme fueron los cónsules británicos en Maji, entre ellos A. Hodson. Los italianos ingresaron a la circunscripción de Surma en 1932; establecieron tres puestos: dos en las montañas fronterizas de Shulugui y Tamudir y uno en Zilmamo, cerca de la franja de Bale. Estos pequeños asentamientos de ejército solo perduraron mientras unos tres años.

Surma

En balance con las relaciones entre los colonos del norte de Etiopía y Surma, las relaciones entre los italianos y Surma eran menos tensas y violentas. Hubo canje y comercio para los animales y los alimentos, y la armonía en general prevaleció.

El allanamiento intergrupal fue cohibido. En la pugna de emancipación de Etiopía en 1940 que duro un año más, las fuerzas británicas cruzaron el área de Surma en el sur, hacia Maji, para desechar a los italianos en 1940.

Surma

La nueva dirección establecida tras la reconstrucción del soberano Haile Selassie incluyó algunos puestos del ejército en el área de Surma, y, en el primer período de la era de Haile Selassie, parte de los Surma pagaban impuestos.

En el último año de la era marxista revolucionaria en Etiopía que abarco los años de 1974 hasta el 1991, los ejércitos abandonaron la zona, convirtiéndose en superfluos y asustados por la adquisición masiva de armas automáticas por los surma de Sudán (a través del Reclutas de Independencia del Pueblo de Sudán, una institución guerrillera, través de Anuak.

Surma

Los Surma ciertamente mantienen el código y el mandato en sus propias manos y actualmente forman una especie de enclave experimentadamente independiente en la región de Kefa. La disputa con los Nyangatom, sus enemigos históricos, no ha disminuido.

Las violentas incursiones, en tanto los cuales se roban los animales y se asesinan a docenas de personas, siguen siendo una de las constantes en la genealogía de Surma.

La semejanza formativa del Surma es con otros Surma como Me’en, Mursi y Murle, con los que comparten ciertas ideas centrales y prácticas rituales (por ejemplo, relacionadas con el casamiento, el sepelio, la preparación y la refinación).

Además, muchos aspectos de su civilización individual y sus costumbres relacionadas con el ganado (que son centrales en su patrimonio, cultura y cosmovisión) son similares. Han tenido poca autoridad de las tierras altas de Etiopía u otras culturas

Surma

Asentamientos

Los Surma perpetuamente han vivido en aldeas estrechamente pobladas y nombradas de 25 a 80 unidades domésticas, con un promedio de 250 a 350 personas por poblado. Los hombres frescos tienen sus propios asentamientos de “campos de animales”, cerca de las áreas de pastoreo para los animales que habitualmente se mantienen juntas en manadas exageradamente grandes.

Una localidad es pedazo de una unidad geográfica llamada b’uran, un vocablo derivado del apodo del lugar (tradicional) en el que se arredraba a los animales Surma. Las aldeas son grupos de unidades familiares, cada una con sus propios pequeños jardines y compuestos.

Las colectividades de los hombres tienen más de una compañera, y cada compañera tiene su propia choza, lugar de estufa y jardín. Los jóvenes en edad de pastoreo viven en los campamentos de reses, que son de seis a ocho horas a pie de los asentamientos permanentes.

Surma

Actividades de Subsistencia

Los Surma son predominantemente pastores de animales, infaliblemente en apariencia: se ven afirmativamente a sí mismos como pastores libres e independientes. El ganado -y, conjuntamente, las cabras y las ovejas- son sus patrimonios más preciadas y su establecimiento de fortuna. Las mujeres asimismo tienen su oportuno ganado, pero invariablemente en cantidades mucho más pequeñas que sus maridos.

Las aldeas permanentes, sin embargo, son los centros de sembrado de maíz y sorgo. Estos dos productos proporcionan el pilar de la dieta Surma, pero los Surma no se consideran a sí mismos como “campesinos” o “cultivadores”. Otra diligencia de mantenimiento es la cacería: de antílopes y experimentadamente todos los remanente animales (por ejemplo, búfalos, elefantes, jirafas, leopardos, leones y avestruces), si los encuentran.

Surma

La carne de algunos animales se come; pieles, colmillo, plumas, pelo de cola, etc., antes se vendían a comerciantes de las tierras altas. La caza Surma también ocurre en los parques nacionales de Etiopía. Se recolectan bayas y frutas. En los jardines, las mujeres cultivan coles, pimientos, calabazas, mandioca y calabazas.

Una ocupación remunerativo muy significativo es la venta de oro, que surma pan y / o cavan cerca de los afluentes del sur del río Akobo, en la franja norte de su territorio. El oro se vende en las ciudades locales. Eventualmente tomaron esta habilidad de la gente Anuak en su norte, o pudieron haber sido inspirados por los Dizi empleados por los italianos en la búsqueda de minerales y metales en el sur de Kefa a fines de la década de 1930.

Desde la década de 1980, los surma han comprado ganado y armas de fuego con los ingresos del oro. Este comercio de oro es un asunto completamente “nativo”; solo los comerciantes que lo llevan a Addis Ababa son forasteros.

Surma

Artes Industriales

Las artesanías están habitualmente ausentes entre los Surma. Hacen sus propios utensilios domésticos escasos de tablón, cuero y calabazas, pero el único provecho vendido a quienes no son Surma son ollas y platos de arcilla (comprados por personas de Dizi). Algunos objetos rituales como los tambores de clanes y los cuernos de marfil (de los cuales existen muy pocos) son antiguas recursos de solo un puñado de familias líderes.

Surma

Comercio

Además de la moneda, el ganado y la porcelana, los Surma solo a veces venden sorgo o maíz sobreabundante a los montañeses, en la época de recolección. Llevan este beneficio a los mercados locales. A cambio, adquieren efectivo, herramientas de acero o hierro, café, plátanos y pequeños artículos de las tiendas comerciales: hojas de afeitar, jabón, ropa o tela blanca. En el mercado ilegal, adquieren municiones para sus rifles.

Surma

División del Trabajo

Los muchachos y varones de ambos grados inferiores de la época son económicamente activos: arrean, construyen casas, cazan, limpian y queman los campos, y van a la beligerancia o en expediciones de agresión. Los miembros de las dos categorías de tiempo sénior están “jubilados”. Son los polemistas y los tomadores de decisiones formales en reuniones públicas.

Las mujeres y las niñas están interminablemente activas en la esfera económica, más que los hombres: cultivan los campos (deshierbe, plantando y cuidando cultivos de huertos), participan en pequeños intercambios y trueques, y se ocupan de todas las tareas domésticas tales como machacar grano, conseguir agua y leña, y preparar comida y cerveza. También producen y venden la porcelana y hacen gran parte de la marroquinería como limpiar, cortar, secar y decorar las pieles.

Las herramientas de hierro son fabricadas por ciertos herreros masculinos, no forjan hierro, sino que lo compran en Dizi o en las ciudades, pulseras o collares son producidos por expertos hombres o mujeres. Ningún Surma trabaja como comerciantes, empleados del gobierno o sirvientes domésticos en las ciudades, ni como trabajadores asalariados de plantaciones.

Surma

Tenencia de la Tierra

El área de Surma en su agregado es explícitamente “tierra de administración”, pero, como no hay dirección gubernamental ni impuestos, los Surma solo saben que la posesión en la que viven ha sido suya a partir tiempos inmemoriales. La hacienda para el cultivo se encuentra cerca de las aldeas permanentes.

No hay insolvencia de tierra en el área de Surma, aunque la concentración de muchas personas en aldeas cercanas entre sí esporádicamente causa problemas sobre el nombramiento y división de los campos. El pasto es bastante, seguro que siempre existe la intimidación de incursionar desde el Nyangatom en el extremo sur.

Surma

Parentesco

El área de Surma en su conjunto es expresamente “hacienda de regimiento”, pero, como no hay gobierno oficial ni impuestos, los Surma solo saben que la heredad en la que viven ha sido suya comenzando en tiempos inmemoriales. La posesión para la agricultura se encuentra alrededor de las aldeas permanentes.

No hay iliquidez de tierra en el área de Surma, no obstante, la multitud de muchas personas en aldeas cercanas entre sí ocasionalmente causa problemas sobre el nombramiento y segmentación de los campos. El pasto es bastante, seguro que siempre existe la intimidación de incursionar desde el Nyangatom en el extremo sur.

Surma

Matrimonio

Los matrimonios son posibles solo a través de las líneas de keno (clan). Esta estenosis se observa con cuidado, sin embargo, se producen relaciones sexuales entre miembros del mismo clan representativo (algunos de ellos se han fisionado en dos mitades nombradas).

Los matrimonios universalmente se organizan posteriormente de que los concursos de duelo en época de lluvias hayan terminado.

En ese instante, una pupila, viendo los concursos y seleccionando a su batallador predilecto, intenta acercarse al favorito mediante mensajes indirectos enviados por amigos y parientes. En el tráfico entre las dos familias, se prueba la oportunidad de una coalición conyugal.

Surma

Concluyente son, en primer lugar, la distinción de la pupila y, segundo, el conjunto de la fortuna de la novia (en ganado, acciones pequeñas y / o balas y un fusil) a pagar por la familia del novio.

Después de que comiencen las negociaciones, pueden pasar meses antes de que se llegue a una colaboración. Cuando se cierra una transacción, se organiza la verdadera ceremonia de la boda, con cerveza, canción y baile, y la entrada ritual de la niña en la nueva cabaña y en la familia del novio.

Entre los surma, un matrimonio implica una alianza multicadena entre dos grupos de parentesco. El divorcio es raro. (Ver Artículo: Khoisan)

Surma

Unidad Interna

La unidad doméstica es básicamente la de una mujer casada y sus hijos. Ella tiene su propia cabaña, parcela, actividades económicas y malla social. El marido es porción de la unidad como integrante agregado, por así decirlo; por lo general, tiene que pasar su tiempo entre varias esposas. Él no tiene choza particular.

Es secundario a la totalidad de las actividades de esta unidad: duerme y come en la cabaña de una esposa, guarda sus pertenencias personales allí y se encuentra allí y se preocupa por sus hijos, pero sus principales responsabilidades son arrear, alertar y esporádicamente obtener oro.

El trabajo campesino, participación en allanamientos y discusiones y reuniones públicas, todo hecho fuera del ámbito casero, y a menudo afuera de la aldea. Las unidades domésticas son independientes. No hay modelos sistemáticos de colaboración entre los grupos familiares extendidos.

Herencia

Como la fortuna básica de los Surma es el ganado (pero actualmente además los fusiles), las reglas y los debates en torno a la sucesión de los rebaños son la principal inquietud de los parientes cuando muere una habitante adulta, fundamentalmente cuando es un hombre. Hay una segmentación armoniosa de los animales, de acuerdo con la antigüedad de los hijos y hermanos.

La posesión particular (como herramientas, contenedores de leche, decoraciones y un atuendo de lucha) se divide entre hijos, pero no sin argumentos. El rifle preferido (colectivamente un Kalashnikov o un M-16) va al hijo mayor comprometido. Los rifles no automáticos más viejos van a los hijos menores, o a los hermanos o hijos de los hermanos.

No hay sucesión de campos. Los implementos agrícolas y otros artículos pequeños se dividen entre los niños que lo necesitan. Algunos animales y efectivo asimismo son heredados por las esposas. La posesión pecuaria de las mujeres fallecidas se distribuye entre sus hijos e hijas (Ver Artículo: Fulani)

Surma

Socialización

Los Surma presionan a sus hijos, en total niños como niñas, para que sean independientes y asertivos: esto es estrechamente indudable en los juegos que juegan los niños pequeños. No hay sanción corporal, como pegar o pellizcar, sino mucha disputa oral, aliento y reprimenda. Los niños de entrambos sexos aprenden sus respectivas actividades de género siguiendo a sus padres, parientes mayores y compañeros.

Desde las edades de 6 a 7 años, los niños comienzan actividades colectivas (jugar, recoger frutas, algo de pastoreo, sacar agua, ir a buscar leña, moler) en grupos de su propio sexo. Los machos adolescentes organizan peleas ceremoniales de duelo de balas, que son grandes eventos Surma. La colaboración es indefectible para todos los hombres que están madurando.

Surma

Los ancianos surma forman un conjunto de edad que los jóvenes respetan. En el perímetro familiar, los padres son muy respetados por sus hijos. Experimentadamente no existe violencia intergeneracional, ya que existe entre los Me’en, un pueblo de Surmic estrechamente relacionado.

Sin embargo en el pasado los Surma tenían dos escuelas primarias, actualmente no hay una colegio gubernamental entre los Surma, y los niños Surma no frecuentan las escuelas externamente de su área. Por la cantidad, no están expuestos a una numerosa relación social interétnico o externamente del conjunto. Desarrollan una robusta circunspección grupal y jactancia, lo que a menudo resulta en desdén de todos los grupos que no son de Surma

Creencias y Prácticas Religiosas

La deidad suprema, Tumu, es un origen de poder vagamente definida en y del paraíso. No hay “culto” para Tumu, a quien rara vez se dirige en súplica y conjuros rituales. Se considera que el intermediario ritual tiene relación con los poderes (presumiblemente Tumu) que provocan el aguacero y el desarrollo de los cultivos, el ganado y las personas, y tradicionalmente tiene el trabajo de ejecutar todos los rituales para el amparo de los cultivos, para trasladar la lluvia y proteger de epidemias y langostas.

Se considera que ciertos ascendencia de la línea del clan tienen poderes que influyen en la fortuna y la salud de las personas. Sin embargo, no hay sacrificios u ofrendas a ellos.

Surma

Entre las técnicas de predicción surma se encuentran la justificación de la canción y el revoloteo de los pájaros, el lanzamiento de pequeños palos de madera, el lanzamiento de sandalias y la lectura de las entrañas (del ganado).

Algunos hombres y mujeres mayores de esta manera preparan amuletos, hechos de raíces secretas y útil. Algunos hombres y mujeres mayores asimismo preparan amuletos, hechos de raíces secretas y utilizados para diversos fines medicina del amor, amparo cuando viajan, etc. Surma no tiene ninguna utilidad en la religión de Cristo o el Islam, si es que han oído conversar de estas creencias.

Surma

Letras

La civilización material de Surma es incauto y escaso dramático. La excelente habilidad explícita en el que se destacan es la pintura anatómica, tanto para hombres como para mujeres.

Crean intrincados patrones multicolores que cubren todo el cuerpo. Estas decoraciones no tienen ningún importe simbólico o ritual, sino que escuetamente se hacen por razones estéticas y en ciertas ocasiones.

Los Surma son personas que se enorgullecen de su maravilloso físico (fundamentalmente el de los adolescentes). Ninguna otra manera de “arte” está perfectamente desarrollada. Los talentos decorativos además entran en recreación en los abalorios, los diseños geométricos en las indumentarias de cuero de las mujeres, los pendientes, las pulseras de cobre tallado y las placas de oreja y labio de arcilla. Los hombres hacen vinchas decorativas de metal y cuero para su ganado preferido. (Ver Artículo: Kakwa)

Surma

Medicina

Los Surma tienen su propia y elaborada medicina herbal tradicional. Decenas de plantas producen procedimiento para afecciones que van desde dolores de cabeza a infecciones de la epidermis.

Algunos tratamientos por modelo, los perfeccionamientos para heridas cortadas son conocidos por todos; los expertos son consultados para otras enfermedades, por ejemplo, intoxicación por picada de víbora.

Surma

Igualmente tienen sus propios cirujanos nativos, que operan con personas heridas en incursiones o entretanto duelos con drones. Para infecciones intestinales y estomacales graves y para el paludismo, no se conocen tratamientos efectivos.

No existen servicios básicos médicas modernas en el área de Surma. Esporádicamente, los surma visitan el centro de cuidado primaria de la salud en Maji, la importante ciudad productivo.

Surma

Muerte y Vida Futura de los Surma

Un individuo muerto es impuro, prohibición para tocar para todos los Surma, excepto para los miembros del clan desarrollado que se encarga del auténtico réquiem, posteriormente de lo cual deben lavarse con sangre de cordero.

Los hombres que caen en el campo de escaramuza no son enterrados, sino que se dejan allí y se cubren con ramas. (Ver articulo: Pemones)

Cada individuo fallecido es llorado en su domicilio durante cinco días. El ganado es sacrificado; las entrañas se leen, y la carne se distribuye entre los visitantes. Con la sangre y otras partes de la vaca o el buey muertos, el mezclado se purifica ritualmente.

Para los surma, la vida está completamente acabada con la muerte física; no existe la noción de una vida futura en el terreno o en el cielo.

 

Surma

Leave a Comment