≡ Menu

Descubre todo Sobre los Añu

El pueblo Añu, son un grupo étnico originarios del estado Zulia-Venezuela, y conocidos como los habitantes de las costas. En el siguiente artículo conoceremos más acerca de su cultura, costumbres y mucho más.

Añu

Etnia Añu

Los Añu (o Agnous según la ortografía española), también llamados paraouhanos (en español: paraujanos), son una población nativa de Venezuela y uno de los 5 pueblos aborígenes del estado de Zulia (Barí, Yukpa, Añú, Wayúu y Japreira). El término también se refiere al idioma hablado por esta población: el agnou, un idioma arawakiano.

El añu (o Paraujano) son pertenecientes a los Arawak de América del Sur que vive en el norte del estado de Zulia, Venezuela, en la Laguna de Sinamaica. La palabra “añu” significa “gente del agua / laguna”.

Historia

El término Agnou (español ANU) significa en este idioma la gente del agua o de la gente del mar También son conocidos bajo los términos paraouhanos (español: paraujanos). “Los habitantes de la costa del mar”, el término deriva gentil que los wayúu pueblos vecinos le dan a los agnos. Es un término compuesto por “para” (mar) o “pararou” (costa marítima) que permite identificarlos como “gente de la costa marítima” (Johannes Wilbert, 1983).

Actualmente, aunque las personas mayores se reconocen bajo este término, la palabra española lagunero (laguna, laguna) está muy extendida. Los Agnous son uno de los cinco pueblos aborígenes del estado Zulia (los otros son Barí, Yukpa, Wayúu y Japreira). Sin embargo, están cerca de las comunidades Barí y Yukpa.

Los Añu son la segunda comunidad indígena por el número de sus miembros en Venezuela. Al igual que los wayúu, su idioma pertenece a las lenguas arábicas. El propio término paraujano pertenece al idioma Wayúu y ha prevalecido contra añu, que es utilizado principalmente por investigadores y el Movimiento Cultural Paraujano (MOCUPA).

Anteriormente en su historia, también habitaban tramos de la costa, la orilla occidental del lago de Maracaibo y las orillas de los ríos al sur de Sinamaica. Hoy, algunos de los Añu más asimilados viven en 4 asentamientos (Caño Morita, La Boquita, Boca del Caño y El Barro) alrededor de la laguna donde se ganan la vida a través de la pesca comercial, y muchos se han casado con no indígenas.

Lenguaje

El idioma Añu pertenece a las lenguas Arawak. El término Paraujano es un nombre de los Wayúu, que ha prevalecido sobre el nombre actual, Añu, que actualmente se usa poco. Sólo en las últimas décadas, el uso de Anu de los investigadores y la Cultura Paraujano Movimiento (MOCUPA; español para el movimiento de la cultura Paraujano) promovió.

Paraujano es un idioma del norte de Arawakan, o Maipuran. Se deriva de Gaujiro, pero es un idioma distinto y no un dialecto de Gaujiro. Los dos idiomas están estrechamente relacionados. De acuerdo con el análisis lexicostatistical realizado por Oliver (1989) los dos idiomas deben haber divergido alrededor de A.D. 900.

Localización

Este grupo étnico se encuentra habitando en Venezuela, específicamente en los municipios de Guajira, Almirante Padilla, Mara, El Rosario de Perija y Maracaibo, en el estado Zuliano. Según el censo de 2001, hay 17.437 personas en el pueblo Añu. La laguna de Sinamaica tiene 5.942 personas, es la ciudad que tiene la mayoría de los habitantes de este grupo.

Añu

Originalmente, se establecieron en las orillas del lago de Maracaibo; Actualmente sólo hay 1 grupo más grande en la Laguna de Sinamaica, y algunos otros lugares en el norte de Zulia. La leyenda ha recordado a los zancos casas (palafitos) que se había construido sobre el agua, el Añu, el explorador español Alonso de Ojeda en 1499 en Venecia, que llegó Venezuela (Pequeña Venecia) a su nombre.

Amenazas

Las amenazas contra este grupo son múltiples: la fragilidad de su ecosistema de lagunas, la pérdida gradual de su lenguaje, los elementos de integración en Venezuela, las precarias condiciones de vida y las tensiones internas son elementos que debilitan la supervivencia.

En la actualidad, varios factores amenazan la existencia del Añu. Estos incluyen la influencia del clima y el cambio climático y la contaminación en las condiciones de vida, la lenta pérdida de su propia lengua y cultura, así como las condiciones sociales inciertos. Esto también crea tensiones dentro del grupo étnico. En 2000, solo unas 20 personas (en su mayoría mujeres) de unas 4.500 personas hablaban el idioma Añu y el gobierno hablaba.

Economía

La economía de Añu se basa en la pesca, que es el principal recurso económico de la familia. Es un trabajo hecho por hombres y transmitido de padres a hijos. Una segunda fuente de ingresos es escoger typhas para trenzarlos. Este trabajo femenino le paga poco a las familias. Una última actividad es cazar aves silvestres.

Añu

El tejido y la cerámica no se practican, pero la cestería era una ofrenda importante. Las mujeres fabricaban cestos de cestería de diversos tamaños y alfombras para uso doméstico y comercio. La división del trabajo es por sexo y edad. (ver artículo: Kiliwa).

Cultural

La cultura Añu ha permitido el desarrollo de la actividad de tejer tifos para la realización de paredes y techos, así como para diversos accesorios estéticos: bastones, figuras de animales, etc. Es un trabajo exclusivamente femenino. De la misma manera, el trabajo de la madera de manglar se realiza por los hombres para las construcciones.

Vivienda

La vivienda de los Añu sigue siendo tradicional. Está hecho de madera de mangle y se encuentra en manglares costeros, typha y está construido a unos dos metros sobre el manglar. Este tipo de hábitat también se llama “lacustre” ya que está construido sobre los estanques.

Los Añu viven en pequeñas viviendas rectangulares erigidas sobre pilotes en filas irregulares cerca de la orilla. Las casas tienen techos de sillín cubiertos con paja de palma. Las paredes de tablas de madera han reemplazado a las paredes más tradicionales de esteras de lengüeta. El piso a veces está cubierto con esteras de paja.

Añu

Además de la casa en sí, hay una cocina separada ubicada junto a la vivienda en la misma plataforma elevada o en una separada. La cocina consiste en un cobertizo rústico cubierto con un techo de paja pero sin paredes. Los compuestos de la casa están separados unos de otros por canales estrechos.

A veces las casas vecinas también están conectadas por puentes hechos de tablones angostos, pero generalmente la comunicación entre los aldeanos se realiza mediante canoas de diferentes tamaños con remos o poleas. (ver artículo: Chorotegas).

Alimentación

Los Añu fueron originalmente pescadores que también buscaron frutas silvestres en el interior de la laguna para complementar su dieta. Hoy, los Añu se alimentan de pescado, carne, maíz y plátanos. En el siglo XIX, el comercio de cocos y subproductos de la palma de coco comenzó con los pueblos vecinos. Además, se comercializaron pescado seco y cerdo. Los Añu modernos ahora están trabajando en campos petrolíferos, en la agricultura o en la industria pesquera.

Tradicionalmente, los Añu eran pescadores que complementaban su dieta con frutos silvestres recolectados en el interior de la laguna. La pesca proporcionó una fuente confiable de alimentos durante todo el año, lo que posibilitó un estilo de vida sedentario. La caza jugó un papel menor. Hoy en día, los alimentos básicos son pescado y plátanos; la carne, el maíz y otras verduras a veces forman parte de la dieta.

La introducción de la palma de coco en el siglo XIX hizo posible que el Añu intercambiara cocos y diversos subproductos de la palma con la población criolla circundante. Otros productos comerciales incluyen pescado seco, esteras de paja y cerdo de cerdos que crían en la casa. La sal se obtiene de los depósitos alrededor de la laguna; se usa en la cocina y la conservación de pescado y carne.

Añu

Los modernos paraguayos criollos a menudo dejan sus hogares para trabajar como jornaleros en los campos petrolíferos, en la agricultura industrializada, en los ranchos y en la industria pesquera.

La pesca se realiza con arpones, lanzas cortas, arcos y flechas, redes y vertederos; los 2 últimos a menudo se usan en combinación.

Vestimenta

Las mujeres de Añu adoptaron el largo vestido de larga duración habitual entre los guajiros, sus vecinos de habla arahuaca. Las mujeres Añu solían llevar el cabello suelto sobre los hombros, pero las mujeres modernas usan largas trenzas. El vestido tradicional de los hombres era un taparrabos. La pintura facial parece haber sido aplicada por ambos sexos en épocas anteriores.

Organización Social y Política

Tradicionalmente, la sociedad Añu no estaba estratificada, y la diferenciación existía principalmente en la línea de la edad y el sexo. El jefe tenía poca autoridad política, pero su cargo a veces se le pasaba a uno de sus hermanos o hijos. En la actualidad, la unidad social y económica básica del Añu es la familia nuclear, cuyos miembros se identifican con el grupo endogámico local con el que residen.

La familia extendida es de poca importancia. La lealtad intragrupal se basa en lazos de parentesco consanguíneos y afines, así como en la residencia común. El sistema de parentesco es de tipo hawaiano, y el descenso es bilateral. La poligamia fue practicada por líderes políticos y por cualquier hombre que pudiera tener una gran familia. Las esposas a veces vivían en casas separadas con sus hijos, pero la primera esposa tenía autoridad sobre la otra.

Añu

Las reglas del matrimonio, junto con otros rasgos tradicionales de la cultura Añu, están cambiando, y la monogamia es cada vez más frecuente. La residencia es neolocal. La socialización tiene lugar dentro de los límites de la familia nuclear y depende en gran medida del aprendizaje imitativo del comportamiento de los padres.

Creencias Religiosas

No hay ritos de iniciación de la pubertad para los niños. Las niñas, al llegar a la pubertad, estaban tradicionalmente aisladas en un rincón de la casa; allí yacen en una estera, aislados de la comunicación con el mundo exterior. La iniciada no podía tocar el suelo ni ningún utensilio, y su dieta se limitaba a agua y alimentos sin sal. (Ver articulo: Pech).

El chamán mascaba tabaco y usaba su sonaja para propiciar a los espíritus en su nombre. Se creía que el humo de un fuego cercano alejaba al mal. Después del período de aislamiento de 10 a 15 días, la madre bañó a su hija en el mar o en el río.

El Añu creía en un ser sobrenatural que vivía con su consorte en el cielo. Él fue el creador y héroe cultural que dividió la tierra y distribuyó su riqueza entre los pueblos de la tierra. La distribución tuvo lugar durante un festival que el héroe cultural patrocinó poco antes de partir de la tierra. Todos los grupos indios habían sido invitados, pero los antepasados del Añu llegaron demasiado tarde y tuvieron que lidiar con las sobras.

La oficina del chamán pasó de padre a hijo, su signo exterior era un collar de dientes de cocodrilo. Los chamanes pueden curar y causar enfermedades. Las almas de los muertos también se cree que son la causa de la enfermedad.

Añu

Los curanderos masticaban tabaco y usaban un sonajero ritual cuando curaban. Soplaron al paciente y succionaron a los agentes causantes de la enfermedad. Es incierto hasta qué punto el Añu aún sigue las costumbres tradicionales de su cultura.

Leave a Comment