≡ Menu

Teatro de San Carlos, el más antiguo de Italia, ubicado en Nápoles

El Teatro de San Carlos ubicado en la ciudad de Nápoles es considerado el teatro de ópera y ballet más antiguo de Europa, fue considerado como el punto de encuentro de la sociedad cultural de Italia, su diseño fue la base para la construcción de los nuevos teatros. Te invitamos a conocer un poco más sobre este majestuoso teatro.

TEATRO DE SAN CARLOS

¿Dónde se ubica el Teatro de San Carlos?

El Teatro de San Carlos, conocido en sus inicios como Real Teatro di San Carlos, esta ubicado en la avenida o vía San Carlos Número 98 en la de la región de Campania cuya  capitales la  ciudad de Nápoles en Italia, es considerado como uno de los teatros de ópera más célebre del mundo, fue inaugurado en el mes de noviembre del año de 1737.

El Teatro de San Carlos es la  institución operística más antigua del mundo que sigue en operatividad hasta  los actuales momentos, por sus características  de infraestructura, fue el modelo a seguir para la construcción de los más importantes teatros a nivel mundial,  fue edificado 41 años antes del  famoso teatro de la Scala de Milán y 55 años antes del teatro de La Fenice de Venecia.

La actividades  operísticas en sus inicios se caracterizaban por la presentación de óperas Bufas cuyo objetivo es presentar temas líricos con argumentos cómicos, este estilo de ópera nació  en éste teatro el siglo XVIII y se extendió  hacia toda Europa, posteriormente presentaban operas serias o como se le conoce hoy en día clásicas con los artistas más renombrados de la época.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura UNESCO, lo declaró  como Patrimonio de la Humanidad en el año de 1995, con la finalidad de preservar su infraestructura como un legado de su historia a las generaciones futuras.

TEATRO SAN CARLOS

Historia del Teatro de San Carlos

La historia del Teatro de San Carlos se inicia cuando el Rey Carlos III de España que también era rey de Nápoles y Sicilia, dio la orden de construir un teatro en la localidad de Nápoles  con todos los requerimientos para la buena ejecución de la actividad de la ópera, el rey quería que este nuevo proyecto de edificación,  sustituyera el teatro  San Bartolomeo ubicado en la misma localidad de Nápoles y el cual presentaba muchas deficiencias técnicas y de  infraestructura.

La construcción estuvo a cargo del arquitecto Giovanni Antonio Mediano y su obra se edificó en 9 meses, los recursos financieros para su construcción fueron generados por el rey Carlos III,  por la venta de los palcos a la nobleza y a la sociedad aristocrática napolitanas,  esta situación le otorgó  a la propiedad un estatus de dominio y fortuna, sus dimensiones se establecieron en 28,60 metros de largo por 22,50 metros de ancho, contaba con 184 palcos, un palco real con capacidad de 10 personas y un amplio escenario para las actividades escenográfica, cuya capacidad total  estaba establecida para  3000 personas, la decoración interna fue realizada con láminas de oro, las tapicerías de azul y dorado, ya que éstos eran los colores oficiales de la casa real de los Borbones.

El Teatro de San Carlos, fue inaugurado el 4 de noviembre de 1737 y se presentó la pieza de ópera  Achille en Sciro compuesta por   Domenico Sarro, apoyada en el libreto de Metastasio,  la participación vocal fue  de la soprano Anna Peruzzi y el tenor Angelo Amorevoli Sarro, el cual también dirigió la orquesta.

El Teatro de San de Carlos fue el centro de la manifestación musical  de la época, por tal motivo se creó la Escuela Napolitana de Música, el cual tenía mucho prestigio en todo Europa  y sobre todo por la composiciones de óperas bufas, la escuela contaba con compositores de renombre como Domenico Cimarosa y Giovanni Paisiello, igualmente el teatro contaba con una orquesta la cual era considerada como la más importante y grande del mundo, ya que contaba con 59 instrumentos musicales distribuidos de la siguiente manera: 32 violines, 4 vioilas, 3 violoncelos, 5 contrabajos, 4 oboes, 2 clarinetes, 2 fagotes, y trompetas y tambor y 2 cémbalos.  Esta compañia de teatro le dio tanta importancia a la cultura que en el año de 1812, la compañía del Teatro de San Carlos, creó la primera escuela de ballet en Italia.

El 13 de febrero del año 1816, en el reinado de Fernando IV, el Teatro de San Carlos sufrió un fuerte incendio, lo que generó que el mismo fuera remodelado completamente, para esta ocasión se encomendó la reconstrucción al arquitecto Antonio Niccolini, el cual le realizó algunas variaciones al diseño original otorgándoles a la edificación un estilo neoclásico, el escenario se amplió  y lo llevó de 28,60 metros de largo por 22,50 metros de ancho a las nuevas dimensiones de 33,10 metros de largo por 34,40 metros de ancho y con 30 metros de altura del piso al techo, el teatro con esta nueva arquitectura se veía majestuoso.

TEATRO DE SAN CARLOS

El 12 de Enero de 1817,  el teatro volvió a abrir sus puertas con la composición artística Mayr ‘s Il sogno di Partenope del alemán Johann Simón. El escritor francés Henry Beyle, mejor conocido como Stendhal, opinó a cerca del teatro, indicando: “No hay nada en Europa que se parezca a este teatro, mis ojos están impresionados y mi alma encantada”.

Para el año de 1844 al  Teatro de San Carlos se le realizó un proceso de renovación en el ámbito decorativo, el mismo estuvo bajo la responsabilidad de  Antonio Niccolini, su hijo Fausto Niccolini  y Francesco Maria del Giudice, cuya principal transformación fue el cambio de los colores principales que caracterizaban al teatro, quitando el color azul que identificaba a la Casa Real de los Borbones, dándole preponderancia al color estándar del rojo y dorado asignados para los teatros.

En el año de 1872 el compositor Guiuseppe Verdi, sugirió la creación de una fosa para la orquesta, para el  año de 1890 se instaló la electricidad en el teatro, se construyó un nuevo vestíbulo y una nueva ala para talleres y  el almacenamiento de los vestuarios.

Con la unificación de Italia en el año de 1861, Nápoles perdió su condición como capital musical de Italia ya que el poder se trasladó a el norte del país, lo que provocó una caída de los ingresos por concepto de las actuaciones, por lo que el Teatro de San Carlos, se vio en la obligación de cerrar sus puertas, sin embargo recibió apoyo del nuevo gobierno italiano y abrió nuevamente sus puertas al cabo de un año.

A raíz de la Segunda Guerra Mundial en el mes de octubre del año de 1943 el Teatro de San Carlos fue bombardeado dañando algunas áreas del del teatro, se organizaron y se efectuaron las reparaciones y tres semanas después volvió a abrir presentándose con una revista musical mientras se realizaban las reparaciones mayores, abriendo sus puertas formalmente el 26 de diciembre del año 1943, con la presentación de la obra La bohéme, de italiano Giacomo Puccini.

Para el siglo XXI, la maquinarias, herramientas y equipos,  del Teatro de San Carlos ya estaban consideradas como anticuadas y obsoletos, las instalaciones no eran las más recomendadas para sus visitantes y se presentaban  serios problemas con el aire acondicionado. Por lo cual el gobierno de la región de Campania, le  otorgó 67 millones de euros para una renovación, el cual  se realizaría en dos etapas la primera se ejecutó  en el segundo semestre del año 2008 y la segunda etapa se ejecutó  en el primer semestre del año 2009, esta adecuación incluía la restauración de la decoración, la creación de una sala de ensayo, aspectos técnicos de electricidad e iluminación. El teatro abrió sus puertas el 27 de enero del año 2010 con una pieza de Mozart denominada La Clemenza di Tito,  en la actualidad esta compañía de Teatro tiene como objetivo devolverle el esplendor que tenía el teatro  en los años 1800.

 

Primeras temporadas

Las primeras temporadas del Teatro de San Carlos, contó con la presencia de los compositores alemanes  Christoph Willibald Gluck para dirigir la ópera Clemenza di Tito y Johann Christian Bach  hijo del famoso compositor Johann Sebastian Bach con su dos óperas, Catone en Utica y Alessandro nell’Indie, también se encuentran en esas primeras temporadas Francesco Feo con sus obras Andromaca, L’Issipile Oreste, Polinice, Arsace y Nicolas Porpora, con sus obras Polifemo, Mitrídates, La festa d’Imeneo.

Los años de esplendor

El siglo XIX fue catalogado como los años de esplendor del Teatro de San Carlos,  lo que convirtió a la  ciudad de Nápoles como la  capital de la  ópera europea tanto en el genero de  las obras operísticas bufa como de obras serias, por lo cual los empresarios artísticos contrataron a los mejores compositores de la época, entre los que se encuentran:

  • Para el año de  1815 se contrató al compositor y director artístico Gioachino Rossini el cual le dio  mucho prestigio  al teatro con sus presentaciones:  Elisabetta, regina d’Inghilterra, Otello, Armida, Mosè in Egitto, Ricciardo e Zoraide, Ermione, La donna del lago, Maometto secondo y Zelmira.
  • En el  año de 1822 se contrata al compositor italiano Gaetano Donizetti el cual compuso: María Esuarda, Roberto Devereux, y Lucía de Lammermoor.
  • Para el año 1841 el compositor de estilo romántico Giuseppe Verdi ingresa al Teatro de San Carlos con sus obras Oberto, Conte di San Bonifacio, Alzira y Luisa Miller.

Arquitectura del Teatro de San Carlos

La arquitectura del Teatro de San Carlos, tiene un estilo neoclásico, donde el lujo es la característica principal de la edificación, la fachada cuenta con 50 metros de longitud, dividida en dos cuerpos, la parte inferior es de un material macizo que cuenta con cinco arcos de piedras radiales con pasajes de carruajes, posteriormente se presenta una franja horizontal con diseños de bajorrelieves con temas musicales.

En el nivel superior se encuentra el vestíbulo principal que presenta balcones con catorce columnas, en la corniza superior se sitúa el ático en el cual se ubica el Santo Carlos, la superficie total del teatro es de 3680 m2,

La Sala esta considerada como una de las hermosas y más grande de Italia, cuenta con seis niveles que están ocupados por 148 palcos, en la zona central se ubica el palco Real cuyo techo esta adornado con la Corona del reino de Borbón. Todos los palcos son independientes y no tiene conexión entre ellas. La planta principal tiene forma de herradura el cual se cierra un poco en el área del proscenio que es el área del escenario más cerca a los espectadores.

El decorado interno es de colores dorados lo cual le otorga al teatro una luminosidad exquisita, el techo no tiene las características de la lámpara de araña que poseen otros museo, el mismo  esta adornado con un plafond del tamaño de todo el techo.  el cual fue pintado por el artista italiano  Giuseppe Cammarano, la obra se denomina Apolo presenta a Minierva los más grandes representantes de las artes.

Directores más importantes

Los directores más resaltantes que han pasado por el teatro de San Carlos se encuentran:

  • Nicolas Bochsa 1789–1856.
  • Pedro Francisco, periodo 1943 -1945.
  • Elio Boncompagni, periodo 1979-1982.
  • Salvatore Accardo, periodo 1993-1995.
  • Gabriele Ferro, periodo 1999-2004.
  • ary Bertini, periodo 2004-2005.
  • Jeffrey Tate, periodo 2005-2010.
  • Maurizio Benini, periodo 2010-2011.
  • Nicola Luisotti, periodo 2012-2014.
  • Juraj Valcuha, periodo 2016-2020.
  • Stéfhane Lissner,periodo 2020 – Actual

 

Si fue de su agrado éste artículo, te invitamos a visitar los siguientes enlaces:

 

Leave a Comment