≡ Menu

Teatro La Fenice, uno de los teatros de Opera más famosos del mundo

El Teatro Fenice es un destino que no pueden dejar de conocer si llegan a visitar Italia, en caso de no poder viajar, en este artículo podrás conocer todo sobre el Teatro Fenice, su  historia, sobre su arquitectura, los grandes estrenos realizados y mucho más!. Póngase cómodo y viaje con nosotros a través de la lectura hacia el Teatro Fenice.

TEATRO FENICE

 

Dónde se ubica el Teatro La Fenice?

El Teatro la Fenice traducido al español se llamaría el Teatro Fenix, es un teatro hermosamente logrado con una historia rica y nutrida en arte, política, cambios y renacimientos que hoy a través de este artículo daremos a conocer.  Es un teatro destinado para la ópera, el cual se encuentra ubicado en el Centro Histórico de Venecia. Con los años se ha convertido en uno de los teatros más famosos de Europa.

La dirección exacta de la ubicación del teatro es Campo San Fantin, el cual se encuentra adyacente a la bella Plaza de San Marcos y del Campo Santo Stefano. También podemos utilizar para ubicarnos, la dirección postal del teatro, la cual es San Marco 1965, Venecia, 30124. Una de las maneras de llegar al teatro es utilizando las famosas embarcaciones llamadas vaporetto, en este caso deben utilizar las de la ruta 1.

Dependiendo del lugar donde se encuentren ubicados, también puede llegar al teatro caminando las hermosas calles venecianas. En caso de que su ubicación sea la Plaza de San Marcos, un punto de referencia es la Frezzeria, este lugar conocido por todos lo guiará directamente al teatro. También hay taxis acuáticos, los cuales suelen ser costosos pero es una llegada con mucho glamour y lujo.

Ahora que sabemos dónde se encuentra y las diferentes maneras que podemos llegar al teatro, conozcamos un poco más sobre él. El teatro Fenice fue construido durante la permanencia en Europa de la República Serenísima de Venecia, era una ciudad estado, como sabemos ubicada al norte de Italia, fue estado independiente desde el siglo IX hasta finales del siglo XVIII.

TEATRO FENICE

 

La construcción del teatro Fenice surge a raíz de la pérdida del teatro San Benedetto, el cual fue totalmente consumido por un incendio. Al poco tiempo surge una disputa legal entre la sociedad de los palcos y la familia Venier, en la cual la familia reclama los espacios donde se encontraba el teatro, debido a que el terreno les pertenecía. El juez de la causa en su veredicto favoreció a la familia.

Para la época funcionaba la Noble Sociedad de Palcos, quienes eran un grupo de personas entre patricios y burgueses, que administraban el teatro San Benedetto, quienes decidieron pedir la autorización de construir un nuevo teatro en el año 1.787 y obtuvieron una respuesta satisfactoria a su solicitud, otorgada por el Consejo de los X.

La construcción del teatro inicio en el año 1.790 y concluyo dos años más tarde. Ese mismo año fue inaugurada  con la ópera I giuochi d’Agrigento.  Conoceremos con más detalle sobre ello, cuando comentemos sobre la historia del teatro La Fenice. El teatro Fenice guarda en sus muros la historia lírica de Venecia, es su palcos se cuenta la historia de los teatros venecianos en donde la ópera encontró espacio y se desarrollo desde el siglo XVII.

Actualmente se realizan visitas guiadas al teatro, haciendo uso de unos sistemas de audio que permite recibir la información en 5 idiomas. Cuando el teatro no está destinado para realizar alguna presentación, estas visitas se realizan a partir de las 10 de la mañana hasta horas de la tarde.

TEATRO FENICE

 

El recorrido dura por lo menos 40 minutos, si van organizados en grupos de más de 10 personas, se debe realizar una reservación. En caso que sean un grupo pequeño o usted solo que desea disfrutar de esta hermosa visita, puede incluso adquirir la entrada, en las mismas instalaciones del teatro.

Historia del Teatro La Fenice

El teatro Fenice fue uno de los últimos teatros construidos por la República Serenísima de Venecia, era una ciudad estado, hoy en día es un país que no existe, la capital del mismo era Venecia. Este país abarcaba al norte hasta los que hoy conocemos como Suiza y Austria, que para la época era el Imperio Romano Germánico, hasta el sureste con el Imperio Otonomano, al sureste con los Estados Pontificios y al oeste con lo que era el Ducado de Milán.

Llegó incluso a ocupar Chipre, Grecia, Montenegro y Croacia. Era una comunidad autónoma gobernada por cargos de por vida, pero sus gobernantes se caracterizaban por ser gente muy inteligente y le gustaba el arte y la cultura. Es así que en la ciudad capital de la República Serenísima de Venecia, habían siete teatros, que se encontraban destinados a las diferentes expresiones del arte que existían, como era la prosa, la música y no podía faltar la ópera.

El único teatro dedicado a la ópera era el gran Teatro San Benedetto, ubicado cerca del Campo de San Luca, este lugar desde siempre tuvo una ubicación céntrica, la cual se mantienen hoy en día. En principio el teatro Benedetto era gestionado por la familia Grimani y a mediados de la década de los cincuenta de los años 1.700, se entregó la administración a la llamada “Sociedad de Los Palcos”.

TEATRO FENICE

 

 

Este era un grupo de socios de aproximadamente 90 integrantes en donde la mayoría eran patricios y los otros eran los burgueses de la ciudad, estas personas eran las encargadas de administrar y gestionar todo lo relacionado con el teatro.

En el año 1.774 surge un incendio que volvió solo a cenizas el teatro Benedetto, eran 40 años de historia de óperas convertidas en humo y cenizas, pero esto no detuvo a la Sociedad de Los Palcos, quienes lograron reconstruir al teatro Benedetto. Al poco tiempo se generó una disputa jurídica entre la Sociedad de los Palcos y la familia Venier, quien reclamaba los terrenos en donde se encontraba construido el teatro.

Lamentablemente para la Sociedad de Los Palcos, pero afortunadamente para la humanidad, el juez falló a favor de la familia Venier, por lo que se quedaron con el terreno y las bienhechurías. No obstante, la Sociedad de los Palcos comenzó a gestionar el permiso ante el Consejo de los X, para obtener el aval para construir un nuevo teatro.

El permiso fue concedido y es así que en el año 1.790 comenzó la construcción de los que hoy en día conocemos como el Teatro Fenice. El nombre por supuesto acompaña el origen del teatro, luego del incendio del San Benedetto y haberlo perdido en el juicio, no había un nombre mejor que el de la alegórica, mitológica e inmortal Ave Fénix, la cual resurge de las cenizas. Por lo tanto, el teatro era resurgimiento de la ópera, y no solo de la Sociedad de los Palcos.

TEATRO FENICE

 

Arquitectura

Cuando la Sociedad de los Palcos obtiene el permiso para realizar la construcción del teatro La Fenice, ya tenían decidido que tendría que ser un Gran teatro. Ya en Francia habían optado por construir los teatros como grandes galerías. Deseaban promover un espacio teatral en donde cada palco recreará la plaza italiana pero que permitiera la visual de la puesta en escena y la privacidad de los asistentes. Para la construcción se realizó el llamado a concurso en el que se indicaban cada una de los términos y características deseadas en el nuevo teatro.

El mismo indicaba la construcción de 5 pisos de palcos, con un mínimo de 35 palcos por fila. Se presentaron al concurso casi treinta propuestas, siendo el ganador el arquitecto Giannantonio Selva. La propuesta de este reconocido arquitecto italiano de la época, proponía una decoración Repúblicana, en una maqueta de madera, la cual se conserva hoy en día. La demolición y construcción del edificio duró 2 años y estuvo a cargo de Antonio Solari.

El edificio tiene un estilo de arquitectura del Neoclásico, el cual alberga 170 palcos que se distribuyen en las gradas que guardan forma de herradura. En la propuesta el teatro contaría con una plaza y un canal de entrada directa al backstage y el teatro. Una característica que resalta de la arquitectuta concebida por Selva y Seghezzi, es que los palcos tenía una disposición inversa a la usual en los teatros y además cada palco sobresalía uno sobre otro.

Hasta la actualidad la fachada es la única parte de la arquitectura del edificio que se mantiene original, con una entrada abierta como propuesta innovadora a los teatros de la época, el teatro se abre al Campo San Fantin. Muestra una columnata neoclásica y dos nichos en donde se encuentran las estatuas de Melpómene y Tersícore, son de las características a resaltar de la fachada, la cual ha tenido una serie de cambios que prácticamente modificaron por completo la propuesta original.

El vestíbulo fue modificado tras los dos incendios sufridos por el edificio, de los cuales hablaremos más adelante. Sin embargo el vestíbulo, mantiene muchas de las partes originales en donde destacan las columnas, las escaleras que dan acceso a las cajas. Lo que se conoce como la casa del teatro, muestra decoraciones en estilo rococó pero muy localizadas.

La entrada de la casa de ópera es el área en la que el mayor número de elementos originales del edificio sobrevive. El techo abovedado que acompaña la acústica de rebote de las paredes, en las que se selecciono con sumo cuidado la madera, para que la misma contribuyera con el sonido.

La arquitectura neoclásica del teatro La Fenice rompía de manera contundente con el predominante estilo rococó, por lo tanto las líneas del teatro permiten reconocer el orden, lo racional, la arquitectura es simple pero elegante. Otra de las características a resaltar es la gran escala utilizada, el uso de las columnas como detalle decorativo y la prevalecencia del color blanco.

Reconstrucciones

El teatro la Fenice desde su construcción culminada en el año 1.792 y su inauguración en mayo de ese mismo año, ha sufrido variaciones que han generado algunos cambios en la propuesta de diseño original. Como hemos mencionado, el teatro sufrió dos incendios que desbastaron buena parte de la estructura original la cual, ha sido recuperada, sin embargo, la propuesta arquitectónica original a sufrido adiciones de espacios que no existían en la propuesta inicial realizada por Giannantonio Selva, como por ejemplo el Palco Real.

 

Como hemos dicho el cuadro real no era parte del plan original, para el momento de ser construido todas las cajas eran idénticas y del mismo tamaño. Sin embargo, Venecia perdió su independencia en 1797, primero fue el imperio francés, luego el austrohúngaro y luego los franceses de nuevo, durante este periodo, se construyó la primera logia imperial para Napoleón.

Para ello hubo que demoler tres de las cajas centrales en el segundo y tercer nivel. La primera propuesta provisional estuvo a manos de Giannantonio Selva y la definitiva con Giuseppe Borsato quien gano el concurso en el que propuso, compartimientos geométricos y decoración barroca.  Por lo tanto no solo han sido reconstrucciones debido a los incendios que a sufrido el edificio, el primero en el año 1.836  y otro en el año 1.996, sino también por razones políticas.

Las primeras esculturas que adornaban la entrada de la casa de la ópera, fueron reemplazados en el año 1.875 por su avanzado estado de deterioro, además se consideraban discordantes. La nueva señal de la ópera, en oro y azul, de nuevo a una diseño de Meduna, también se colocó encima de la entrada en 1837.

El Vestíbulo sufrió daños luego del primer incendio, posteriormente se amplió la entrada, fueron demolidas unas paredes que dividían el vestíbulo es diferentes espacios. En el incendio del año 1.996 se perdió por completo las cinco filas de palcos, el escenario y el techo abovedado, por lo que solo quedaron los muros perimetrales.

TEATRO FENICE

La restructuración estuvo a cargo de arquitecto Aldo Rossi quien fundamento el trabajo en dejar todo como era originalmente. A pesar de ello, podemos resaltar que hoy en día el foso de la orquesta cuenta con una plataforma móvil, la cual permite aumentar el aforo del teatro en más de cien puestos.

El espacio conocido como la venta Apollinee, está conformado por cinco habitaciones las cuales fueron diseñadas en el año 1937, actualmente son utilizados durante los intervalos. En estas cinco habitaciones esta la Sala Grande, es la más elegante y utilizada para diferentes propósitos.

El Bar principal fue construido en el año 1.865 con motivo del sexto centenario del nacimiento Dante Alighieri, el reconocido poeta que escribió la Divina Comedia. Luego del incendio de 1.996 se rediseñaron algunas partes del edificio, adicionando tres nuevas salas.

El incendio de 1996

A finales de enero de 1.996 se produce un incendio que afecta de manera contundente al teatro La Fenice. Coincide el incendio con el drenaje de los canales, por lo que no se contaba con la suficiente cantidad de agua, para controlar el devastador incendio. Al momento de llegar el cuerpo de bomberos, ya no había manera de controlar el incendio en la parte interior del teatro La Fenice.

Posteriormente se sumo a las labores de extinción del fuego un helicóptero, sin embargo, se avivaron las llamas. Muchos señalan desconocer la razón del por qué se avivaron, pero es muy posible que el viento generado por las aspas del helicóptero, sirvieran para promover se encendieran las brazas de nuevo.

Este incendio fue un verdadero caos, recordemos que el Teatro La Fenice se encuentra ubicado en el casco histórico de la ciudad, por lo que tuvieron que evacuar personas y ya todos conocían de la gran perdida. Cuando fue controlado el incendio y realizadas las maniobras de enfriamiento y el área quedo asegurada, de manera casi inmediata comenzaron las obras de apuntalamiento de las paredes que quedaron en pie.

Luego de asegurar el área comenzaron las labores de remoción de escombros, era una pérdida notable que mantenía a la ciudad a la expectativa, de los trabajos de recuperación y reconstrucción.  Se realiza el concurso para elegir quien realizará los trabajos, para recuperar el Teatro La Fenice, en dicho concurso participaron empresas italianas y extranjeras, adjudicándose el trabajo al arquitecto Aldo Rossi representante de la empresa ATI Holzmann.

En paralelo a los inicios de los trabajos de recuperación del teatro, se realizaban las investigaciones de la causa del incendio, encontrando culpables a dos electricistas, quienes estaban realizando unos trabajos de mantenimiento en el teatro, como no podían cumplir con los plazos de entrega, decidieron realizar un pequeño incendio controlado, generando una causa para que les quitará responsabilidad en las fechas de entrega, evitando sanciones.

Sin embargo, el fuego se escapo de control provocando los daños conocidos. Ambos electricistas  fueron  llevados a juicio y condenados a 6 y 7 años de prisión. Los trabajos de recuperación del teatro La Fenice tuvieron una serie de inconvenientes, entre los que se suma el lamentable fallecimiento del arquitecto Aldo Rossi, por los que se tuvieron que realizar ajustes administrativos por parte de la empresa, adjudicar nuevos responsables para poder darle continuidad a los trabajos, bajo el mismo lema de Rossi, se retomaron, en el año 2001 y culminaron dos años más tarde.

Grandes estrenos realizados en el Teatro La Fenice

Como hemos señalado el Gran Teatro La Fenice es punto de referencia en el mundo como uno de los teatros más reconocidos e importantes de Europa, por lo que es sobresaliente para muchos artistas que sus obras sean presentadas en este teatro, como los trabajos de Rossini con su obras de Tracedi y Semiramide en los años 1.813 y 1823, respectivamente.

Donizetti un triunfador en la Scala de Milán estrenó la obra Belisario, Bellini también presento dos obras, las óperas I Capuleti e i Montecchi y Breatiche di Tenda en los años  1830 y 1833. Verdi con La Traviata y Simón Bocanegra, son solo algunos de los trabajos más importantes presentados. Sin embargo, aún pareciendo mentira cuando se realizó la primera presentación del La Traviata de Verdi, resulto ser todo un fracaso y los artístas fueron abucheados por el público presente.

Luego de una de sus remodelaciones el teatro recibio la obra Stravinsky titulada el Regreso del Libertino. Después de resurgir de nuevo de las cenizas en el último incendio del año 1996, el teatro reabrió sus puertas recibiendo a el Coro de Orquesta de La Scala y sigue recibiendo a los mejores artístas y las mejoras óperas del mundo. Solo imaginen todas las presentaciones desde 1792 hasta la actualidad, a pesar de las salidas de escena por los diferentes sucesos, podemos hablas de cientos de obras.

Teatro La Fenice en la actualidad

El Teatro La Fenice es hoy en día un punto de referencia mundial, es un espacio que en su historia ha servido para mostrar las mejores obras de los mejores artistas y músicos del mundo. Es un lugar de atractivo turístico por excelencia por lo que al visitarlo, pueden realizar un recorrido apoyado con una audioguía, que le permitirá conocer de su historia y de cada uno de los espacios que conforman este maravilloso lugar.

El teatro se mantienen en perfectas condiciones de mantenimiento, es un verdadero regalo después de realizar la visita, asistir a una ópera, para que puedan disfrutar a plenitud de todo lo que ya hemos comentado, el ambiente que se respira antes, durante y después de la presentación de una obra es mágico.

La acústica del teatro, su decoración su historia e incluso las maneras de como llegar al teatro La Fenice, hacen de este lugar todo un deleite. Es uno de los teatros más importantes de Europa y del mundo y hoy en día después de 2 incendios y una serie de modificaciones y adiciones, no pierde su original encanto.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

 

Leave a Comment