≡ Menu

Biblioteca Real de Dinamarca la más grande de los países nórdicos

Si usted es de los que piensa que toda la información esta en un buscador como Google, con todo respeto le informó que no es cierto, aún la mayor cantidad de información se encuentra en las bibliotecas de mundo y hoy le invitamos a conocer todo acerca de la Biblioteca Real de Dinamarca, su historia, organización, salas, colección literaria y mucho más.

BIBLIOTECA REAL DE DINAMARCA

Historia de la Biblioteca Real de Dinamarca

La biblioteca Real de Dinamarca  se fundó a mediados del siglo XVII, el que tuvo esta iniciativa fue el monarca Federico III de Hohenzollern, quien fuera para la época el segundo emperador de Alemania y octavo rey de Prusia.

La intención de crear esta biblioteca era la de mantener en un mismo lugar todos los libros publicados hasta el momento, por supuesto que era un proyecto muy ambicioso, que inicio y logró recopilar una buena cantidad de obras, las cuales estaban escritas en diferentes idiomas. De esta manera y sin saberlo Federico III, le daba inicio a una de las mejores y más importantes bibliotecas del mundo, que posteriormente fue abierta al público.

Con el paso de los años, la biblioteca incrementaba su colección de obras y además la biblioteca real fue unida a la colección que se encontraba en la Universidad de Copenhague, la cual tiene una historia que inicia en el siglo XV.

Pero esta sería solo la primera de la fusiones ya que luego se produjo la fusión con la colección de la Biblioteca Nacional Danesa de Ciencias y Medicina y con el Archivo del Folclore Danés, lo que permitió que la inicial biblioteca real, tuviera una de las colecciones en ciencias sociales, humanidades y ciencia más importantes del mundo.

BIBLIOTECA REAL DE DINAMARCA

Actualmente se encuentra organizada en cuatro espacios y un edificio principal conocido como el Diamante Negro. En este edificio se encuentra distribuida parte de la colección, de las cuales comentaremos en detalle, más adelante.

Es importante conocer de las personas que durante años han sido los responsables de mantener, ordenar, preservar e incrementar la colección que hoy en día se encuentra en la biblioteca Real de Dinamarca. El primer bibliotecario fue el erudito danés Marcus Meibom, quien se mantuvo en el cargo por más de 8 años.

Luego fue sustituido por Peder Schumacher en los años 1663-1671 quien posteriormente realizó vida política, luego de sus estudios en el exterior Schumacher regreso Copenhague, encontrándose con una monarquía que se sostiene sobre las ruinas de la aristocracia, por lo que estaba dispuesta a contratar los servicios, de hombres pertenecientes a la clase media que tuviera talentos especiales.

Peder Schumacher  conocía a Kristoffer Gabel, quien era el confidente del rey,  a través de esta amistad consigue ser designado el bibliotecario real. Existen anécdotas de otros bibliotecarios que sucedieron a Schumacher, quienes se hicieron conocidos por robar libros para hacer crecer la colección real. Desde  el año 1.900 a la fecha han tenido esta responsabilidad 6 bibliotecarios siendo actualmente el Sr. Svend Larsen.

BIBLIOTECA REAL DE DINAMARCA

Biblioteca Real de Dinamarca en la actualidad

El moderno edificio que alberga a la biblioteca real de Dinamarca, es hoy en día la principal Biblioteca de Copenhague. La selección de lugar para su construcción, luego de varios análisis terminó siendo un terreno ubicado frente al puerto de la ciudad, en el conocido canal de Christianshavn, parte posterior del edificio original.

El diseño del moderno edificio estuvo a cargo de la firma de arquitectos Schmidt, Hammer & Lassen. Actualmente es más que una biblioteca, en el edificio no solo se guarda una de las colecciones más importantes del mundo, sino que sirve de escenarios para otras actividades culturales. El moderno edificio es conocido como el Diamante Negro, lo llaman de esta manera porque su fachada de brillante color negro asemeja a una gran piedra preciosa.

El edificio se presenta en dos cuerpos elaborados en mármol y cristal, lo que permite observar el mar desde los diferentes balcones que forman parte de la estructura. En el interior se erigen ocho pisos que se conectan  a través de corredores, en donde utilizando el aspecto del entorno, se repite en el interior orgánico el oleaje del mar, insinuado en sus paredes blancas y onduladas. Cuenta con seis salas de lectura en la que cómodamente, pueden disfrutar de las de 250.000 ejemplares que se encuentran en le lugar.

La visita a este increíble edificio principal vale por dos, porque pueden disfrutar de la arquitectura del mismo y por supuesto de la colección que se resguarda en el lugar. Como pudimos observar en la historia de la Biblioteca Real, a la biblioteca original se le fueron adicionando colecciones de otras bibliotecas importantes del país, siendo la última en el año 2008 con la colección de Folclore de Dinamarca.

BIBLIOTECA REAL DE DINAMARCA

En la actualidad la biblioteca real se encuentra distribuida en cuatro sitios diferentes, uno se encuentra en el centro de Copenhague, específicamente en  Gothersgade, en donde se encuentra resguardada la colección de ciencias sociales y derecho.

Otro de los espacios se encuentra en Amager en donde reposa la colección de  humanidades, el otro espacio se encuentra en Norre Alle en el que se encuentra la información referida a Ciencias Naturales y de la Salud, y por supuesto el edificio principal en Slotsholmen, en el puerto de Copenhague, en el que se encuentran todas las materias y colecciones especiales.

La circulación anual de los ejemplares que se encuentran en la Biblioteca Real de Dinamarca es de casi once millones quinientos mil préstamos, de ellos el 90% se realiza vía electrónica. La biblioteca cuenta con más de 32 mil miembros activos. Pueden hacer uso de la información cualquier persona con edad mayor a los 18 años de edad, sin embargo, se deben cubrir una serie de requisitos para poder tener acceso a la colección de documentos raros y valiosos.

Organización y salas

La Biblioteca Real de Dinamarca mantiene en constante crecimiento su colección de libros, lo cual realiza a través del depósito legal, para lo cual existe un presupuesto que es mantenido y actualizado por el Estado. La maravillosa colección cuenta con ejemplares que datan del siglo XV. A partir del año 2.006, se hizo extensivo el depósito legal a las publicaciones electrónicas, lo que permite incrementar la posibilidad de búsqueda.

Como mencionamos la biblioteca Real de Dinamarca, se encuentra organizada por tema y distribuida en varias edificaciones de la ciudad, lo que permite dirigir el sentido de búsqueda de los usuarios, hacia estos espacios. Este tipo de organización permite no solo evitar grandes aglomeraciones en un solo espacio, sino también permite monitorear el estilo y tema de búsqueda de sus usuarios, sirviendo esta información a sus organizadores, para plantear estrategias de crecimiento.

Dinamarca es uno de los primeros países en crear un sistema de bienestar público sustentado en una política social, educativa y por supuesto laboral, con servicios de gran nivel a los cuales se destina parte del presupuesto nacional. Es por ello, que Dinamarca funda escuelas populares con una concepción transformadora en donde la educación debe ir más allá abarcando la formación cívica y también el desarrollo personal a lo largo de toda la vida adulta.

Las bibliotecas forman parte importante y de integralidad en este concepto de educación y la biblioteca real de Dinamarca, forma parte de ella. El cooperativismo, uno de los principios básicos del sistema bibliotecario danés, del cual si hacemos un estudio en la historia danesa es realmente una tradición, hace  que las bibliotecas tengan una vocación social, son instituciones de apoyo a la formación y participación ciudadana.

El sistema de la biblioteca es mixto por lo que podemos tener acceso a la colección analógica y la colección digital, pueden ser solicitados en calidad de préstamo libros, artículos y revistas, contienen bases de datos con imágenes, lanzamientos musicales, partituras, manuscritos, periódicos históricos, grabaciones de programas de radio antiguo y mucho más.

La biblioteca cuenta también con colecciones únicas de arquitectura, artes visuales, historia del arte y museología. Información sobre la historia escolar danesa e información de dialectos e historias de todo el país, grabaciones de viajes que permiten conocer sobre la etnografía, entre otros.

Adicionalmente en la biblioteca cuenta con salas para realizar exposiciones temporales, sala de concierto y espacios que permiten la atención del usuario como cafetería, restaurantes, terrazas, que permiten el disfrute de la información y de la cultura con confort.

Capacidad

Es claro que la ampliación de la nueva edificación realizada para la biblioteca real de Dinamarca, la cual se encuentra de alguna manera adosada al edificio inicial, permitió duplicar la capacidad de almacenamiento y atención. Inicialmente la capacidad del edificio original tenía un máximo de almacenamiento para 45 mil libros, sin embargo, con la construcción y selección del tipo de almacenamiento, se pueden almacenar más de 200 mil ejemplares.

Recordemos también que se cuenta con una mayor superficie que se encuentra distribuida en 8 pisos, en la misma se acondicionaron salas de lectura, por lo tanto, la capacidad de atención a usuarios en sitio, también se incremento, ofreciendo un total de 486 asientos. Fue definitivamente concebido para ofrecer una ampliación significativa, que aumenta la capacidad en 4 veces más la capacidad de la biblioteca original.

Colección literaria de la Biblioteca Real de Dinamarca

Como mencionamos anteriormente la biblioteca real se encuentra distribuida en cuatro sitios diferentes, en el centro de Copenhague, en  Gothersgade, donde están los documentos clasificados como información de ciencias sociales y derecho.

En Amager donde está la colección de humanidades, Norre Alle  en donde se encuentra la información de Ciencias Naturales y de la Salud y el edificio principal en Slotsholmen, en el que se encuentran todas las materias y colecciones especiales.

Siguiendo el modelo  americano  de  bibliotecas  públicas,  se  establece a principios de siglo XIX una primera red de bibliotecas, a la que luego se legisla y dan forma al sistema bibliotecario actual. Ahora bien, la biblioteca real de Dinamarca iniciada en el siglo XVII por Federico III, fusionó su colección con otras instituciones, por lo que la colección de la biblioteca de Dinamarca, tiene un amplio temario bajos su resguardo, donde hay documentos de importancia histórica para el mundo, obras literarias, la información histórica cultural danesa, ciencias, música y mucho más.

No solo eso, sino que dentro de las responsabilidades de las bibliotecas públicas, se encuentra mantener en sus colecciones las necesidades de aquellos colectivos que por discapacidad lectora, barreras lingüísticas o aislamiento social encuentran más dificultades en acceder a la información, es decir, que no solo es la colección con la que cuenta la biblioteca, sino la manera como se puede acceder a ella, que la hace universal para todos.

Como es conocido la biblioteca real de Dinamarca contiene una gran colección antigua de literatura académica y científica extranjera, en la cual se encuentra incluida libros de altísimo valor e importancia histórica, en donde podemos resaltar un raro ejemplar de la Biblia de Gutenberg. Existen libros reconocido por la UNESCO como esenciales para el registro de la memoria del mundo, donde se encuentran más de 400 dibujos indígenas en donde se muestra la vida antes del dominio Inca y de la conquista española del siglo XVI.

En los mismos se encuentran reconocidos documentos y manuscritos de de Hans Christian Andersen, un reconocido escritor danés  de cuentos infantiles, en donde seguro reconocerán sus obras llamadas la sirenita, el patito feo, entre otros.  También se encuentran en esta colección de libros, documentos y manuscritos de historia medieval, la Biblia de Berlusconi y más.

A parte de los libros reconocidos por la UNESCO por su valor, se encuentran en la Biblioteca Real de Dinamarca el Copenhague Salterio, un hermoso y único libro del evangelio escrito sobre pergamino, reconocido como el libro Dalby, así como información cartográfica de la región polar.

Dentro de las fusiones realizadas por supuesto, han traído como consecuencia que la colección de la biblioteca real de Dinamarca se nutriera de documentos históricos en los que se encuentran unas importantes colecciones de manuscritos de Islandia, especialmente la de Den Kongelige gamle samling.

Robo de libros entre 1968 y 1978

La década entre 1968 y 1978, la biblioteca real de Dinamarca sufrió el robo de una parte importante de su colección, se considera que este ha sido uno de los robos más importantes de la historia, en biblioteca alguna. Se identificó la extracción de más de 1.600 libros históricos, con un valor cuantificable para la época de más de 50 millones de dólares, ahora extrapolen ese cantidad a la actualidad.

De las publicaciones extraídas de la biblioteca se encuentran los grabados de Martin Luther King, un activista estadounidense que desarrolló una labor crucial en la búsqueda de la igualdad racial. También fueron extraídas las primeras ediciones de Emmanuel Kant, filósofo alemán uno de los representantes más importantes del criticismo y precursor del idealismo.

La primera edición de Tomás Moro pensador, teólogo, político, humanista y escritor del siglo XVI y la primera edición de John Milton poeta y ensayista inglés del siglo XVII, por nombrar algunos para que vean la calidad de los documentos robados.

Se desconoce cuando fueron sustraídos los libros de la biblioteca, la pérdida se detectó en el año 1975. Comienza entonces la investigación del caso y el rastreo de los libros. Entre los años 1998 y 2002, lograron vender algunos de los libros en varias subastas, por un valor que superaba los 2 millones de dólares.

El caso pudo ser resuelto en el año 2003, al detectar la venta de uno de los libros robados de la biblioteca real de Dinamarca, en una subasta en la ciudad de Londres. Se identifico como el ladrón a un empleado de la biblioteca que trabajaba en el departamento oriental de la biblioteca, bajo el cargo de director.

El ladrón había fallecido ese mismo año y su familia de manera descuidada comenzó la venta de los libros, lo que permitió dar con el paradero de los mismos, pudiéndose recuperar 1.500 de los libros robados. Hubo acciones penales en contra de la familia y amigos allegados a ellos, que de alguna manera se involucraron en la venta de los libros robados.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que recomendamos a continuación:

Leave a Comment