≡ Menu

Abecedario Chino: Lo que no sabías de esta cultura

El Abecedario Chino es uno de los lenguajes más antiguos en la historia de la humanidad, el mismo con el paso de los años ha ido evolucionando de acuerdo a las generaciones y los hallazgos realizados. En el artículo de hoy, expondremos todo acerca de este idioma, incluyendo su historia y las características que lo identifican.

abecedario chino

¿Qué es el Abecedario Chino?

Así como el idioma español tiene su propio abecedario conformado por 27 letras cuya combinación forma las palabras, China posee su propio alfabeto o abecedario para poder comunicarse de manera escrita.

Este abecedario se destaca por estar formado a partir de sinogramas, que es el nombre que se atribuye a los caracteres que se emplean para el plano escrito de este idioma, es decir, las letras. En esencia, el idioma chino es considerado como una macrolengua, dado que existen variaciones de la misma, por ejemplo, el chino mandarín y el cantonés.

El chino mandarín es una derivación del mismo idioma, sin embargo solo es usado en las zonas norte, centro y suroeste de China. Mientras que el chino cantonés, es una de las versiones más antiguas de la lengua y por lo general es hablada en la actual provincia de china identificada como Guangdong.

A pesar de que este idioma posee su propio abecedario, el mismo está diseñado de manera muy diferente a cualquier otro. Por lo general, se conoce que el abecedario está formado por letras que serían la unidad más básica de escritura, y que al unirse con otra u otras formarían las sílabas, esto no ocurre igual en el abecedario Chino.

abecedario chino

En este caso el abecedario está hecho de manera logosilábica, esto quiere decir que los caracteres que se encuentran en él ya son sílabas, significando que estas son las unidades más simples o básicas en su escritura, también algunos de estos caracteres forman una sola palabra. Al estudiar este idioma es necesario realizar la memorización de un gran número de caracteres para poder hablarlo y escribirlo.

Origen del Abecedario

El origen del abecedario chino se ha perdido con el paso del tiempo. En la actualidad existen una serie de estudios e investigaciones acerca de la fecha exacta en la que se creó este idioma, no obstante sus resultados no terminan de convencer, por lo que este debate sigue abierto.

En el año 1992 fue encontrado en el pueblo de Dinggong, en la provincia china conocida como Shandong, un fragmento de barro cocido en donde estaban grabados once símbolos que pudieran ser un tipo de protoescritura, entendida como uno de los primeros métodos de escritura realizados en Europa y Asia a principios del tercer milenio.

El pueblo mencionado tiene sus cimientos en lo que antes era la antigua civilización de Longshan, hace más de 4300 años, la misma fue la primera zona de la cultura China encontrada para realizar sus estudios arqueológicos. Dado que los escritos fueron encontrados en esta ubicación, han permitido que el descubrimiento del idioma chino se retrase unos 900 años.

abecedario chino

Antes de este hallazgo, se pensaba que las inscripciones originales de este idioma venían escritas en la concha del caparazón de una tortuga y en los huesos de los animales, en donde se realizaban las talladuras de los caracteres del lenguaje, esto se debe a que los mismos fueron encontrados durante el reinado de la Dinastía Shang, también conocida como la dinastía comercial, la misma fue la segunda en la historia de China y la primera de la que se tiene documentación.

Dichas inscripciones se consideraban el origen más lejano, puesto que la escritura tenía más de cinco mil caracteres, de los cuales se han logrado traducir unos mil setecientos y muchos de ellos aún se emplean en la actualidad. La escritura china estaba constituida por tres elementos básicos: pictogramas, ideogramas y fonogramas, los mismos solo se presentan en el abecedario actual.

No obstante, en los fragmentos encontrados se puede apreciar un carácter pictográfico, es decir, las primeras inscripciones estaban formadas por medio de figuras que les atribuía un significado, sin embargo esto resultaba lento y restringido. Por esta razón se integran los ideogramas, que seguían siendo signos sin un significado lingüístico pero se empleaban para hablar de conceptos abstractos que no se representaban por pictogramas, por ejemplo, símbolos matemáticos.

De esta manera, ya se tenían las figuras simples que eran empleadas para las ideas básicas y fácilmente identificables, entonces se les añadió figuras que representaran ideas complejas, pero aún faltaba algo, los fonogramas. Estos se empleaban para poder dar una figura o símbolo que se refiriera a los sonidos.

Evolución

Su evolución inicia con la época de Jiǎgŭwén o huesos-oráculo. Esta es considerada la manera más antigua de escritura china, la misma fue empleada en los siglos XV y X A.C. con fines de adivinación para los emperadores, habitualmente en temas como cacerías, movimientos militares, viajes, sacrificios, el clima y para rendir culto a los ancestros.

La técnica utilizada era por medio de los huesos animales, por lo general de bueyes o el caparazón de una tortuga, a esta se le calentaba y se le hacia un hueco y con ello se generaban unas grietas que posteriormente se interpretaban. A pesar de que esta práctica era muy popular en la época, poco a poco se fue perdiendo en el tiempo.

Luego pasó a la era de Dàzhuàn o sello mayor. Esta clase de escritura fue encontrada en la mayoría de los sellos y los utensilios hechos de bronce de los siglos XVII al VIII A.C. Para esa época se estaba utilizando una nueva técnica de fusión del bronce por medio del cobre, los elementos elaborados por este proceso eran grabados bajo la escritura china y eran entregados a la familia real o miembros de la alta sociedad china.

En un inicio las inscripciones en estos utensilios eran simples, parecidas a las talladas en los huesos, no obstante a medida que el tiempo fue transcurriendo, los productos elaborados venían grabados con textos más largos, cerca de los quinientos caracteres en los que se abarcaban temas políticos, militares, administrativos y más.

Al pasar el tiempo se llegó a la etapa Xiǎozhuàn o sello menor. El estilo de escritura que se usaba resulta ser el antecesor del chino moderno, que hoy en día aun se maneja de manera más elegante en caligrafías y algunas pinturas. Los trazos de este tipo de escritura eran finos y uniformes, es por este motivo que se empleaba para el grabado en las lapidas de los difuntos.

Seguidamente evolucionó al Cǎoshū o escritura cursiva o de hierba. El estilo de ella consistía en trazos sueltos y enlazados, lo que se buscaba era terminar el escrito sin tener que levantar el pincel de la hoja. Al igual que el anterior, este tipo de escritura china todavía se sigue conservando en la modernidad y es el preferido por los pintores y expertos en la caligrafía.

Por último está el modo Jiǎntǐzì o caracteres simplificados. Los caracteres que formaban parte del abecedario chino permanecieron iguales por muchos años, hasta que en 1956 el Gobierno Chino tomó la decisión de simplificarlos, esto con el fin de hacer más sencilla la alfabetización de su escritura. En líneas generales, se eliminaron cerca de 1027 caracteres, dejando solamente 2235. Igualmente, se introdujo una sección de lectura latina con el objetivo de poder explicar la pronunciación de su lengua.

Cantidad de caracteres que posee

Cuando se hace referencia al alfabeto o abecedario chino, más que letras en realidad está conformado por caracteres que, como se explicó antes, son la unidad más básica que representan a las sílabas e incluso algunas palabras, que al combinarse pueden formar otras y continuar oraciones. En la actualidad, se sabe que el abecedario está formado por 50.000 caracteres en el alfabeto chino, aunque realmente solo se emplean 13.000 de ellos.

Como bien mencionamos, esta escritura estuvo inicialmente formada por lo que se conoce como pictogramas, ideogramas y fonogramas, que eran las representaciones de las ideas básicas, complejas y los sonidos respectivamente. No obstante, existen otros dos aspectos que se integraron a este estilo de escritura: los pictofonogramas y caracteres prestados.

Los pictofonogramas constituyen la unión de varios caracteres para formar palabras que eran independientes, es decir, palabras que son propias del idioma chino.

En cuanto a los caracteres prestados, es una situación más que un aspecto, esto ocurre cuando un caracter se integra a otro por medio del préstamo para formar una palabra distinta a la que ya se tenía, muy similar a las palabras compuestas, por ejemplo: Abrecartas (Abre + Cartas).

Diferencias con otros idiomas

Las diferencias que este idioma y abecedario guardan con cualquier otro idioma están vinculadas con el nivel de dificultad que poseen. En primer lugar, el diseño de su alfabeto es muy diferente a los ya conocidos, pues como ya se mencionó, está conformado por sílabas y palabras básicas, de modo que su estudio es por medio de la memorización de estas sílabas para poder combinarlas y crear palabras.

La segunda diferencia radica en su estilo de escritura, por ejemplo, en el idioma español las letras nunca varían, no importa en qué parte de latinoamérica se encuentre, el abecedario siempre será el mismo, por lo que las palabras no sufrirán alteraciones.

Esto no ocurre en el idioma chino, pues existen dos derivaciones de este lenguaje (mandarín y cantones) y la manera de combinar los caracteres cambia dependiendo de donde se encuentre, así como algunos caracteres pueden verse modificados.

Ha sido todo por el artículo de hoy, esperamos que la información brindada le fuera de gran ayuda y le hacemos la invitación a leer acerca de los siguientes temas: hezhen y Daur

Leave a Comment