≡ Menu

Aprende todo sobre la historia del Museo Solomon R Guggenheim

Le invitamos a conocer todo sobre el Museo Solomon R Guggenheim, es uno de los museos más reconocidos de Nueva York, en donde se expone el arte contemporáneo, a través de obras de diseño extravagante, arte moderno y más.

MUSEO SOLOMON R. GUGGENHEIM

¿Qué es el Museo Solomón R Guggenheim ?

El Museo Solomon R Guggenheim,  mejor conocido como  El Guggenheim, es un museo ubicado en la ciudad de Manhattan, Nueva York, resguarda una colección permanente de obras de arte impresionistas y post-impresionistas, así como de arte moderno temprano y arte contemporáneo.

Se trata de un museo vivo en permanente expansión que organiza y participa en exposiciones temporales especiales, durante todo el año. En sus inicios el museo fue llamado “Museo de Pintura Abstracta”, se inicio a través de una Fundación Solomon R. Guggenheim en el año 1.939.

Durante estos 80 años la colección inicial conformada por la colección privada de Solomon R. Guggenheim ha ido en aumento de manera constante, creando una colección de obras realmente importante, lo que ha permitido que el museo sea reconocido como uno de los mejores museos en los que se expone el arte contemporáneo.

Desde la dirección de Hilla von Rebay una artista de obras abstractas, el museo tuvo siempre un norte definido, construyendo y evolucionando hasta convertirse en lo que es hoy en día, una de las mejores opciones para disfrutar del arte. El “Museo de Pintura Abstracta” cambio su nombre a Museo Solomon R Guggenheim, luego del fallecimiento de su fundador.

MUSEO SOLOMON R. GUGGENHEIM

Historia

Solomon R Guggenheim fue un coleccionista estadounidense, que pertenecía a una familia pudiente, lo que le permitió realizar la adquisición de una serie de obras de arte de antiguos maestros, sin embargo, después que conoció a Hilla von Rebay, una artista de obras abstractas, Solomon R. Guggenheim, se inicio en lo que se conoce como el arte vanguardista europeo, especialmente el arte abstracto, que era la tendencia artística de Hilla.

Este estilo artístico era definido por la artista como lo “espiritual y utópico” del arte no objetivo. Comienza entonces un nuevo tipo de gusto por el arte, cuando comenzó a comprender de su mensaje y a encontrar la belleza, en cada una de las obras. Al principio tenía una colección de la que se sentía orgulloso y mostraba en un apartamento que tenía en el Hotel Plaza, en la dinámica ciudad de Nueva York.

Con el tiempo su colección necesitaba de un espacio más grande, debido a que crecía rápidamente acopiando obras de arte de muchos artistas, en las que contaban obras del precursor del arte abstracto, el ruso Wassily Kandinsky. Es cuando Solomon R Guggenheim que además de coleccionista era un filántropo, decide crear la Fundación que lleva su mismo nombre, en el año 1.937.

Dicha fundación tenía el objetivo de promover el arte moderno, llevarlo a la mayor cantidad de gente posible y despertar en ellos, el amor por éste tipo de arte. En tan solo dos años, la Fundación realiza su primera exhibición en Manhattan, por supuesto con la ayuda y asesoría de Hilla von Rebay, Guggenheim hace que en su colección se encuentren obras destacadas de arte abstracto, así como de arte contemporáneo, entre los que se encuentran Pablo Picasso, Rudolf Bauer, Rebay, entre otros.

MUSEO SOLOMON R. GUGGENHEIM

 

Se identifica la necesidad de ubicar un espacio en donde se puedan colocar las obras de arte de manera permanente. Realizan la invitación a Frank Lloyd Wright, un arquitecto estadounidense, para que diseñe un edificio que permita colocar la colección como una exhibición. Fueron 15 años de propuestas arquitectónicas, para encontrar el diseño.

Luego a la colección se le sumó la colección de arte de ​Karl Nierendorf, donde había arte expresionista alemán. Al fallecer Solomon R Guggenheim, los familiares que formaban parte de la junta directiva de la Fundación, comenzaron a tener diferencias con Hilla von Rebay, llevándola a entregar su renuncia en el año 1.952. A pesar de ello, la artista dejo una serie de obras de su colección personal, en su testamento, las cuales forman parte de la colección que se muestra en el renombrado “Museo Solomon R. Guggenheim” .

Arquitectura

Como indicamos el diseño del edificio para colocar la exhibición permanente de la colección privada de Solomon R. Guggenheim, fue solicitada al arquitecto estadounidense Frank Lloyd Wright. Imaginen las solicitud realizada que el arquitecto presentó más de 700 bocetos, estuvo 15 años diseñando el edificio que sería finalmente la sede del Museo de Arte Abstracto.

La artista Halli von Rebay se reunía con el arquitecto Wright para expresarle las ideas que daban vuelta en la cabeza de ella y de Guggenheim. Terminaron imaginando el edificio como el “templo del espíritu”, era necesario que la estructura del edificio permitiera mostrar cada una de las obras de manera organizada. Con base en la solicitud puso manos a la obra y dentro de las primeras propuestas diseño un edificio hexagonal, el cual tendría galerías en los niveles inferiores.

 

Este boceto contemplaba una forma circular de rampa continua. La intención era subir a los visitantes en un ascensor y que estos realizaran el paseo por la exhibición bajando a través de una serie de habitaciones que se comunicaban.

En paralelo mientras Wright diseñaba propuestas, Guggenheim se ocupaba de ubicar posibles sitios en donde construir el edificio, el coleccionista tenía en mente que la mejor ubicación era cerca de Central Park, ya que la cercanía del parque, proporcionaría un lugar tranquilo, lejos de la congestión de la ciudad y el parque en si mismo aportaría una ambiente de inspiración al museo.

Esta posible locación para el construir el edificio hace que Wright incluya aspectos de plasticidad de formas orgánicas, el lugar termino siendo la esquina de la calle 89 y la Quinta Avenida, por lo que tuvo que diseñar un edificio vertical y no horizontal como lo había concebido.

El diseño definitivamente aceptado tiene forma de espiral, cuya propuesta era la similitud a la concha de un Nautilus, con espacios continuos que fluyen unos entre otros. A pesar de lo orgánico presente en el diseño también expresaba la rígida geometría de la arquitectura moderna.​ Cuando leemos la explicación del diseño de palabras del propio diseñador, podemos identificar el mensaje en cada una de las formas geométricas y las ideas y sentimientos humanos.

MUSEO SOLOMON R. GUGGENHEIM

El edificio puede ser identificado por su característica exterior, su forma cilíndrica de color blanco elaborado en hormigón, que asemeja un remolino que sube hacia el cielo, las líneas curvas cobran fuerza y sentido en el interior del edificio, lo que concreta la idea del arquitecto de crear un gran espacio en un suelo continuo.

Cuando ingresen al edificio notarán el enorme vacío que en sus más de 25 metros de altura exhibe y no se detiene porque lo que alcanza en lo alto nuestra vista, es una cúpula de cristal. A los lados del vacío central hay una rampa que se desenrolla a lo largo de seis pisos, logrando que una planta fluya hacia la otra. El no encontrar límite superior creado por el vacio y la cúpula superior, tiene la finalidad que los visitantes logren a lo largo del recorrido que en la medida que ven las obras sientan que suben hacia el cielo.

A pesar de la majestuosidad del diseño y de la intencionalidad en la forma curva de sus paredes, para que las obras dieran la sensación que se encontraban colocadas en un atril, fue sumamente complicado colocarlas por la forma cóncava de las paredes. Muchos críticos señalaron que el edificio competía con las obras y algunos artistas no estaban satisfechos con el lugar en el que se exponían sus obras de arte.

En el año 1.992 se construyó una ampliación cuyo diseño estuvo a cargo de Gwathmey Siegel & Associates Architects, se trata de una torre de 10 pisos, la cual estaba concebida en los planos originales de Wright, su característica distintiva es que sus paredes son planas. Es sin lugar a dudas una obra arquitectónica de gran belleza.

MUSEO SOLOMON R. GUGGENHEIM

 

Diseño

Como podemos observar en el desarrollo del tema arquitectónico del edificio el mismo tienen una estructura en espiral, que al momento de ingresar tiene un techo que no supero los dos metros diez, con el propósito de crear una sensación de amplitud al ingresar al gran hall de exhibición, el cual es iluminado por una cúpula que funciona como un gran tragaluz.

El diseño concebido por Wright es una hermosa creación de vanguardia, en lo que a la arquitectura se refiere, en el que se logra la perfección del círculo con las corbusianas. La propuesta es tan majestuosa que fue criticada por el diseño de su arquitectura, ya que se consideraba que el  edificio opacaría las piezas de arte exhibidas en el museo.

Una experiencia increíble que permite este diseño, es cuando se observa hacia el centro de la espiral y se percibe la majestuosidad de la obra, en la que si detallamos el diseño nos entrega un juego de formas geométricas delicadamente ubicadas en donde predominan triángulos, óvalos, arcos, círculos y cuadrados, en la búsqueda de representar lo cambiante y hetéreo que puede ser el ser humano.

Sin embargo, se debe reconocer que en realidad el edificio y los trabajos de arte se fusionan perfectamente. El museo abre sus puertas en el año 1.959, había fallecido para la fecha Solomon R. Guggenheim y Frank Lloyd Wright, a pesar de lo controversial del diseño el edificio fue aclamado y sirvió como fuente de inspiración para muchos otros arquitectos.

Exhibiciones  del Museo Solomon R Guggenheim

Como está concebido en el diseño realizado para el edificio, los visitantes ingresan al gran hall y suben en ascensor hasta el último nivel, para comenzar a descender disfrutando de cada obra exhibida de manera conectada en el espiral y además iluminadas con luz natural.

Las personas descienden por la rampa y cada una de las colecciones y artistas son exhibidos a través de una prácticamente imperceptible transición. La disposición semiabierta de las salas permite tener una visual sin obstáculos de todo el edificio y de las exposiciones.

En el año 1.962 Messer quien era director de la fundación, realizó una gran exposición en la que exhibió la colección de Guggenheim, acompañada de una serie de esculturas de la colección de Hirshhron, quien las prestó para la exposición. Muchos apostaban al fracaso y Messer nunca negó encontrarse verdaderamente nervioso, con la puesta en exhibición de piezas que podía ser visualmente incómodas, debido a la geometría del edificio.

Para lograr solventar la condición geométrica del edificio, se crearon unas bases con cierta inclinación, para que las esculturas se integraran al espacio. Para el momento funcionó casi con todas, menos con una obra de  Alexander Calder. Pero como podemos ver las exhibiciones son un desafío no solo en la selección de las obras que serán expuestas, sino la manera de exhibirlas. ​

MUSEO SOLOMON R. GUGGENHEIM

 

Luego la fundación pudo comprar la colección privada del comerciante de arte Justin K. Thanhauser y la misma forma parte de la exhibición permanente del museo, son 73 piezas de arte en las que se encuentran obras impresionistas, post-impresionistas y obras maestras de artistas modernistas franceses. Dentro de los artistas cuyas obras se encuentran exhibidas en el museo Salomon R. Guggenheim, podemos resaltar a Vicent van Gogh, Paul Gauguin, Pablo Picasso, Édouard Manet, Camille Pissarro, entre otros.

De Pablo Picasso se exhiben aproximadamente 30 obras. El museo se caracteriza por mostrar de manera consecuente con su público y los amantes del arte, exposiciones de manera permanente y temporales, de su primera temporada podemos recordar la exposición  “Akhnaten” y “The Desert Music” de Philip Glass junto con Christopher Keen, y Steve Reich.

Con la dirección de Thomas Krens, en la Fundación Solomon R. Guggenheim para el año 1988 al 2008, hubo una expansión de la colección del museo, a través de la adquisición de la colección de Giuseppe Panza, cargada de esculturas minimalistas de artistas como Donald Judd, Carl Andre, entre otros.

También habían pinturas  minimalistas de artistas como Robert Ryman y Robert Mangold, fue una excelente adquisición por parte del Museo Solomon R. Guggenheim, esta colección era variada, moderna, llena de arte conceptual y perceptivo.

En la década de los 90 la Fundación recibió la donación de 200 fotografías que obsequió la Fundación Robert Mapplethorpe, en las que hay piezas increíbles de collages, auto retratos lo que hoy llamamos selfile, también retratos de celebridades, y fotografías con temáticas, dando entonces cabida a la exhibición de fotografías en el Museo.

Fue tanto el crecimiento de la colección del Museo Solomon R. Guggenheim que tuvieron que construir una torre adicional, de la que comentamos con anterioridad. Bajo la dirección de Krens, cuyo trabajo fue en oportunidades criticado, logró elevar al Museo Salomon R. Guggenheim, en un museo reconocido internacionalmente.

Bajo la dirección de Peter B. Lewis se realizaron exhibiciones de corte más popular en la que se puede mencionar “África: el Arte del Continente” , “El Imperio Azteca”, entre otras. ​ Realizó exhibiciones de arte comercial de motocicletas y a pesar de ser muy criticada, tuvo una gran acogida.

De las últimas exposiciones realizadas y que han tenido un gran éxito podemos resaltar la de Kandinsky en el año 2010 y la de Giacometti en el año 2018. Sin embargo, Pinturas para el futuro, de la artista sueca Hilma af Klint, es sin duda la muestra más popular en los últimos 60 años de historia.

 

Obras destacadas

En el Museo Solomon R. Guggenheim pueden ser vistas en su exhibición de arte permanente obras de artistas de la talla de Renoir, Monet, Pollock, Picasso, Vincent van Gogh, Magritte, Toulouse-Lautrec, Chagall, Miró, pero sus exposiciones temporales, internacionales y apoyo a otros museos del mundo también son de altísima calidad, con muestras de Kandinsky y Giacometti que son obras que atraen de verdad multitudes.

Las obras de la sueca Hilma af Klint, artista abstracta que tiro al piso la creencia de que solo hombres dominaban este estilo de pintura en el mundo también tuvo gran acogida en el museo. En la exposición realizada en el Museo Solomon R Guggenheim llamada “The Ten Largest”, se muestra que en realidad esta artista pintaba para el futuro, estaban consientes que su trabajo no podría ser entendido por la sociedad del momento.

De Kandinsky podemos resaltar su obra Landscape with Red Spots, de Picasso: Bird on a Tree, Composition de Mondrian, de Magritte con su obra Voice of Space y de Toulouse-Lautrec su obra In the Salon. Es arte contemporáneo del más altísimo nivel.

Ubicación

El Museo Solomon R Guggenheim se encuentra en la ciudad de Manhattan, Nueva York, la dirección exacta es número 1071 de la Quinta Avenida y la esquina de la calle 89, en el vecindario Upper East Side de Manhattan, Nueva York. Este increíble museo cuyo edificio llamará su atención de manera inevitable, se encuentra ubicado en la cara este del famoso Central Park, ofreciendo un espectáculo arquitectónico que compagina con el ambiente de la ciudad. La Dirección postal es: 1071 Fifth Avenue (at 89th Street) New York, NY, 10128-0173, USA.

 

Lugares de interés próximos

Nos encontramos en Manhattan, Nueva York, que podemos recomendar para visitar luego de haber disfrutado el Museo Solomon R Guggenheim, pues podríamos decir que toda la ciudad, pero siempre hay lugares y espacios que los visitantes recomiendan y por ello, se van haciendo famosos. Cerca del museo se encuentra el Mayor John Purroy Mitchel Memorial, en donde podemos tener una de las  vistas más espectaculares de Jacqueline Onassis Kennedy Reservoir, el famoso lago que ocupa una buena  extensión de Central Park.

También podemos visitar El Metropolitan Museum of Art que se encuentra en la calle E81th, seguro que disfrutará de este museo de talla mundial.  Es imposible no recomendar un paseo por el Central Park, en donde puede disfrutar desde una tranquila caminata hasta una obra de teatro, así de diversas son las actividades en este hermoso lugar.

Especialmente recomendamos  el  Conservatory Garden en el extremo norte del parque, si tiene la suerte de visitarlo en primavera y verano, quedará sorprendido. De seguro reconocerá las locaciones que ha visto en películas de Hollywood como The Mall, la bella alameda.

Transportes

Existen varias opciones para llegar al Museo Solomon R Guggenheim desde diferentes puntos de la ciudad, por supuesto la más costosa es utilizar taxis, los cuales lo llevarán al museo en corto tiempo. La más económica sin duda es utilizar Autobús, las líneas que lo dejarán cerca del museo son: 28, BXM2, M2, M86. El uso del tren es otra de las opciones, para ello debe subir en  Hudson, y en el Journal Square  33RD. La línea del subterráneo o Metro que lo llevará hasta el museo es la Línea 5 y el Metro Q. Disfrute de su visita.

Si este artículo ha sido de su agrado, le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

 

 

Leave a Comment