≡ Menu

Biblioteca Bodleiana, biblioteca antiguas de Europa

Sabemos que en el Reino Unido encontraremos edificios con mucha historia y valor arquitectónico ya que, se han dedicado a preservarlos con el tiempo. Un ejemplo de ello es la Biblioteca Bodleiana, siendo una de las más antiguas de Europa y que a lo largo de este artículo hablaremos sobre ella.

Biblioteca Bodleiana

Historia de la Biblioteca Bodleiana

La biblioteca Bodleiana cuyo nombre en inglés es “Bodleian Library”, es la principal biblioteca de investigación de la Universidad de Oxford, en Inglaterra. Se destaca además por ser una de las bibliotecas más antiguas de Europa. Por otro lado, sólo en Inglaterra es superada en tamaño por la Biblioteca Británica. Esta biblioteca es una de las cinco bibliotecas de depósito de derechos de autor en todo el Reino Unido.

La biblioteca Bodleiana en Oxford era conocida de manera informal durante siglos para los eruditos de Oxford como “The Bud”. Esta prestigiosa biblioteca se inauguró en el año 1.602 con una colección de unos 2.000 libros reunidos por Thomas Bodley quien era miembro del Merton College de Oxford.

Estos libros recolectados buscaban sustituir a la biblioteca que había sido donada a la Divinity School por Hunfredo de Gloucester quien fuese el hermano de Enrique V de Inglaterra. Debemos destacar que esta donación de Gloucester se había dispersado durante el siglo XVI.

En el año 1.610, la Biblioteca Bodleiana llegó a un acuerdo con la Worshipful Company of Stationers and Newspaper Makers de Londres para poder depositar en la biblioteca una copia de cada libro que registraran. Este acuerdo llevó a que la colección de libros en esta biblioteca creciera tan rápido que fue necesaria la primera ampliación del edificio llevada a cabo entre los años 1.610 y 1.612.

Sin embargo, esta primera ampliación se quedaría corta por lo que se hizo necesario una segunda la cual se llevó a cabo entre 1.634 y 1637. Dicha colección crecería cuando el jurista inglés John Selden murió en el año 1.654, dejando así su gran colección de libros y manuscritos a la Biblioteca Bodleiana. Para el año 1.911, la “Copyright Act” mantuvo el acuerdo con los estacionarios haciendo que la Biblioteca Bodleiana fuese una de las seis bibliotecas en el Reino Unido que funcionaran como depósitos de una copia de cada libro con derechos de autor.

Luego de esta decisión, para el año 1.913 se abrieron dos plantas para almacenaje las cuales se ubicaron por debajo de la Cámara Radcliffe y de la plaza Radcliffe. En la década de los años 30 se abrió un nuevo y amplio almacén así como también una sala de lectura, al mismo se le conocería como el edificio New Bodleian. Ahora bien, un túnel bajo la calle Broad permite conectar entre la vieja y la nueva Biblioteca Bodleiana.

Arquitectura de la Biblioteca Bodleiana

Como ya vimos, la Biblioteca Bodleiana se erige como una de las edificaciones más importantes en el Reino Unido, no sólo por su valor literario al recopilar al menos una copia de cada libro con derechos de autor, sino también por su gran valor arquitectónico de su conjunto de edificios. A continuación conoceremos cada uno de ellos así como también la historia detrás de los edificios que componen a la Biblioteca Bodleiana.

Biblioteca Duke Humfrey

La Biblioteca de Duke Humfrey destaca por ser la sala de lectura más antigua de la Biblioteca Bodleiana de la Universidad de Oxford. Hasta el año 2.015, funcionó principalmente como una sala de lectura de mapas, música y libros raros que databan de antes del año 1.641. Sin embargo, luego de la apertura de la nueva Biblioteca Weston, la Biblioteca Duke Humfrey  es una sala de lectura adicional, ya que la Biblioteca Weston opera como una sala de lectura para colecciones especiales.

Biblioteca Bodleiana

Esta particular biblioteca alberga la sección medieval original que data del año 1.487, el Arts End del año 1.612 y las donaciones hechas por Selden en el año 1.637. Además, podemos encontrar colecciones de mapas, música, manuscritos occidentales y material teológico así como también artístico.

Es importante mencionar que la Biblioteca Duke Humfrey es la principal sala de lectura para los investigadores de codicología, bibliografía e historia local. Además, opera también como almacén de los Archivos de la Universidad y el Archivo del Partido Conservador. La biblioteca Duke Humfrey se encuentra en el primer piso de la Biblioteca Bodleiana  y tiene una particular forma de H.

Ahora bien, la colección del Arts End se encuentra sobre el Proscholium y se adjunta en dos esquinas al Old Schools Quadrangle. Por su parte, la sección medieval se encuentra por encima de la Escuela de Teología y Selden End está por encima de la Casa de Convocación. Como un dato curioso, la biblioteca de Duke Humfrey se usó como la biblioteca de Hogwarts en la filmación de las  películas de Harry Potter.

Historia

La biblioteca del duque Humfrey lleva el nombre de Humphrey de Lancaster quien fuese el primer duque de Gloucester, siendo el hijo menor de Enrique IV de Inglaterra. Humfrey era un conocedor de la literatura, además, encargó traducciones de obras clásicas del griego al latín. Al fallecer en el año 1.447, donó su colección de 281 libros a la Universidad de Oxford.

Bibloteca Boodleiana

Para el momento, esta cantidad de libros se consideraban como una donación muy generosa ya que, la Universidad de Oxford tan solo tenía 20 libros. Por otro lado, todas las clases en ese momento se impartían por medio de conferencias orales, los libros estaban escritos a mano y eran exclusivamente para los estudiantes ricos. Ahora bien, la Universidad de Oxford construyó la Biblioteca del Duque Humfrey como un  segundo piso de la Escuela de Teología, esto con la finalidad de albergar su colección entre los años 1.450 al 1.480.

Ya para el año 1.550, durante la época de la Reforma, los Comisionados del Rey saquearon la biblioteca de libros con el fin de destruir los vestigios del catolicismo romano en el país. Muchos de estos libros fueron muy probablemente quemados y en el año 1.556 la universidad de Oxford retiró el mobiliario. Para la actualidad, existen solo tres de los libros originales de Humfrey y los mismos permanecen en la biblioteca.

Luego de este trágico episodio, la biblioteca fue reacondicionada y restaurada a partir del año 1.598 por Sir Thomas Bodley y entre los años 1.610 y 1.612 se agregó el ala este que en la actualidad es el Arts End, por su parte, el ala oeste que en la actualidad es el  Selden End se añadió 20 años después.

Los libros más antiguos se colocan en la parte más antigua de la biblioteca, en estantes de roble que forman un ángulo recto con las paredes. A ambos lados de los estantes, encontramos escritorios de lectura integrales. Por otro lado, el techo consta de paneles pintados con las armas de la universidad.

Biblioteca bodleiana

Edificio Clarendon

El Edificio Clarendon es de principios del siglo XVIII, está hecho en un estilo neoclásico y forma parte de uno de los tantos edificios de la Universidad de Oxford. Este edificio se encuentra al lado de la Biblioteca Bodleiana y del Teatro Sheldonian muy cerca del centro de la ciudad. El mismo fue construido entre los años 1.711 y 1.715 y en la actualidad es catalogado como un Edificio de grado I.

Historia

Hasta principios del siglo XVIII, las imprentas de la prensa de la Universidad de Oxford se encontraban en el sótano de la Teatro Sheldonian. Esto no permitía que la imprenta trabajara cuando habían ceremonias en el teatro. Esto llevó a que la universidad encargara un nuevo edificio donde pudiese albergar esta imprenta.

El arquitecto Nicholas Hawksmoor creó un diseño neoclásico y se dio inicio a la construcción en el año 1.711, terminándose en el año 1.715. Este edificio se financiaría en gran parte con los ingresos de la exitosa Historia de la Gran Rebelión, escrita por el 1er conde de Clarendon. Su legado valió para que luego costeara la construcción del Laboratorio Clarendon en la Universidad de Oxford también.

En la década de 1820, la Universidad de Oxford se trasladó a nuevas instalaciones en Walton Street, esto llevó a que la Universidad usara el edificio Clarendon con fines administrativos. No sería sino hasta el año 1.975 que el edificio Clarendon fue trasladado a la Biblioteca Bodleiana y en la actualidad ofrece oficinas y un espacio para reuniones de miembros de alto nivel del personal de la universidad.

Biblioteca Bodleiana

El 22 de enero del año 2.009, estudiantes manifestantes ocuparon parte del edificio Clarendon durante unas 7 horas luego de una ola de protestas similares en gran parte de las universidades del Reino Unido. El motivo de estas manifestaciones era solicitar a las Universidades a que condenaran el papel de Israel en el Conflicto entre Israel y Gaza que se llevó a cabo entre 2.008 y 2.009. Además, pedían cancelar una serie de conferencias en Balliol College inaugurado por Shimon Peres. Las protestas finalizaron con un acuerdo llevado a cabo por la  Proctor senior.

Cámara Radcliffe

La Cámara Radcliffe o como se le conoce coloquialmente “Rad Cam”, es un edificio de la Universidad de Oxford el cual fue diseñado por James Gibbs en un estilo palladiano inglés y construido entre los años 1.737 y 1.749 con la finalidad de albergar la Biblioteca Científica Radcliffe.

La construcción de este edificio fue financiada gracias a un legado de John Radcliffe quien murió en el año 1.714 y dejó unas 40.000 libras. Originalmente, el arquitecto Nicholas Hawksmoor propuso hacer un edificio circular, esta idea fue esquematizada y pasmada en planos finales gracias a Gibbs, sin embargo, al final la idea de Hawksmoor era completamente diferente a lo que termino diseñando Gibbs.

Luego de que la Biblioteca Científica Radcliffe se mudara a otro edificio, la Cámara Radcliffe se convertiría en salas de lectura adicionales de la Biblioteca Bodleiana. En la actualidad, la Rad Cam alberga libros de las colecciones inglesas de historia y teología, la gran mayoría de estos libros son fuentes secundarias de las listas de libros de los estudiantes.

Biblioteca Bodleiana

Se estima que aun hay espacio para unos 600.000 libros en salas que se encuentran debajo de la Plaza Radcliffe. Muchos de los estudiantes eligen tomar libros de las salas de la Cámara Radcliffe para así poder disfrutar de las pinturas de las paredes y techos.

Historia

John Radcliffe fue un estudiante de la University College desde los trece años, y se convertiría en miembro del Lincoln College a los 18 años. Tuvo una exitosa carrera médica dentro de sus pacientes encontramos a Guillermo III y a la Reina Ana. Esto le permitió acumular una gran fortuna la cual no pudo repartir ya que murió sin hijos. Actualmente está enterrado en la Iglesia de Santa María, en Oxford.

Era bien sabido que John Radcliffe tenía la intención de construir una biblioteca en Oxford, dicha idea nació dos años antes de su muerte. Se pensó que el nuevo edificio sería en realidad una extensión hacia el oeste del Selden End de la Biblioteca Bodleiana.

Francis Atterbury quien fuese el Decano de Christ Church, escribió una carta en diciembre de 1.712 en la cual se describían los planes de crear una habitación de 90 pies en el lugar del Exeter College en donde el piso inferior sería una biblioteca para Exeter College y el piso superior sería la Biblioteca Radcliffe.

Biblioteca Bodleiana

John Radcliffe dedicó unas 100 libras al año para amueblar su biblioteca la cual llenaría con su colección personal. Los planos fueron preparados en principio por Nicholas Hawksmoor. Para el año 1.714, hubo un cambio de planes ya que Radcliffe se había establecido en un sitio diferente para su nueva biblioteca, este lugar sería al sur de la actual biblioteca Bodleiana.

La colección de la biblioteca Radcliffe creció de manera muy lenta, de hecho, el primer libro que se colocó en la biblioteca fue identificado como un relato contemporáneo titulado “General History of England” de Thomas Carte. Posteriormente, llegaría la primera donación que serían unos 50.000 folletos de St. Bartholomew de la University College, los mismos serían obsequiados a la Biblioteca Bodleiana en el año 1.794.

La primera compra importante serían unos libros que tenían un  valor de unas 45 libras, fueron comprados a un vendedor en Newport en el año 1.751. Estos libros no pasaron directamente a la colección de la naciente biblioteca ya que se mantuvieron en posesión privada hasta el año 1.755.

Ya para el año 1.754, la Biblioteca comenzaría a recibir copiosas donaciones, entre ellas se destaca la recepción de varios libros de la finca de James Gibbs, la temática principal de los mismos era sobre arquitectura. También se agregaron a la biblioteca una serie de libros clásicos y de historia que pertenecían a Richard Frewin quien fuese profesor de historia antigua en Camden.

Biblioteca Bodleiana

Luego se añadirían importantes compras como los manuscritos de James Fraser los cuales estaban tasados en 500 libras, incluyéndose en la operación los escritos  de George Sale por un valor de 157 libras. Ambas colecciones estaban relacionados con temas de Medio Oriente y fueron adquiridos por consejo de  Thomas Hunt quien fuese profesor laudiano de árabe.

Poco a poco, la biblioteca pasaría a ser reconocida como la biblioteca física, esto a pesar de que sus primeras adquisiciones fuesen muy variadas durante sus primeros 70 años de funcionamiento. Este peculiar nombre comenzó a calar a partir del año 1.811 cuando la adquisición de libros comenzó a limitarse exclusivamente a obras de carácter científico.

Pese a ciertas inspecciones periódicas que se realizaban en esta biblioteca, en el año 1.817 se descubrió que una serie de libros habían desaparecido por completo. Pese a que los bibliotecólogos creían que estos documentos no estaban perdidos, sabían que este problema traería grandes consecuencias a futuro, por lo que, para evitar complicaciones, trasladaron muchos manuscritos a la Biblioteca Principal.

Durante esta época, el director de la Biblioteca era Francis Wise, un periodo el cual estuvo principalmente marcado por su mala salud así como también malas relaciones con la Universidad de Oxford. Estos problemas con la casa de estudios se relacionaba con que los estudiantes no eran admitidos con frecuencia en la biblioteca.

Biblioteca Bodleiana

Esto llevó a que el rector de Oxford le dejara en claro a Wise que la biblioteca formaba parte de la universidad y, que por lo tanto, estaba bajo su control general además de que los estudiantes podían tener acceso a ella. Wise no estuvo de acuerdo con estas declaraciones, amenazando con cerrar con candado la Biblioteca y remitir a los tribunales a cualquier hombre que la cortara.

El vicerrector tomaría esto como una provocación y se concentro en la consideración de los estatutos de la Universidad y la imposición. Esta situación no pasaría a mayores hasta la muerte de Wise la cual afecto a la comunidad de la Biblioteca. Ahora bien, Wise fue reemplazado por Benjamin Kennicott quien se desempeñó como bibliotecario hasta su muerte en el año 1.783. Su labor bibliotecaria se enfocó principalmente a la compra de más obras árabes, hebreas y persas las cuales eran tema de estudio de Kennicott.

Pese a que durante el mandato de Kennicott se realizaron varias reparaciones a la biblioteca, el edificio seguía empeorando su estado, ante esto, Kennicott no prestó atención ya que se enfocaba primordialmente en su estudio académico. El sucesor de Kennicott, Thomas Hornsby, tampoco hizo nada para mejorar la situación dedicándose mucho tiempo a su otro puesto de Radcliffe Observer.

Luego de la destitución de Hornsby, hubo una controvertida adquisición de una serie de estatuas de mármol por parte de Sir Roger Newdigate, el nuevo director de la biblioteca. Esta compra fue aceptada aunque Hornsby fue un férreo opositor a esta compra ya que creía que distraería la atención del propósito académico de la biblioteca y además bloquearía la luz de los lectores.

Biblioteca Bodleiana

Luego de la muerte de Newdigate se supo que estas estatuas no se había concretado su compra, por lo que la adquisición debió ser reevaluada y en este caso fue rechazada.  En los últimos años de su mandato, se le pidió a Hornsby que proporcionara un catálogo de los libros que se encontraban en la biblioteca, sin embargo, no preparo ningún tipo de documento y falleció sin entregarlo.

El sucesor de Hornsby fue George Williams y bajo su mandato, nació una nueva era para la  Biblioteca Radcliffe. Debemos destacar que Williams era médico de la Radcliffe Infirmary y además profesor de botánica. Adoptó un enfoque en el cual se había propuesto que en un par de años llenaría los estantes de la biblioteca no sólo con una colección general de obras, sino con libros específicamente científicos.

Durante este período se gastaron enormes sumas de fondos los cuales se habían acumulado de años anteriores, se estima que el acumulado era de unas 2.000 libras en el año 1.814 y se gastaron alrededor de 500 libras anuales durante los años posteriores. Las colecciones crecerían rápidamente luego de que se le pidiera al Dr. Abraham Robertson que donara una copia de los registros del Observatorio Radcliffe de forma anual a cambio de que se le permitiera tomar prestados ciertos libros.

Además de libros, la Biblioteca también recibió varios bustos de mármol y una colección de 1.000 especímenes de mármol. Por otro lado, los terrenos de la biblioteca fueron encerrados por rejas en 1.827, este trabajo tuvo un costo de unas 1.310 libras. Es importante destacar que la determinación de la extensión exacta de las propiedades del administrador requirió un examen muy cuidadoso y una transferencia previa la cual se pasó por alto.

Biblioteca Bodleiana

Ahora bien, Williams fue sucedido por John Kidd un muy buen profesor de medicina. Durante el mandato de Kidd, se introdujo calefacción e iluminación a gas en la Biblioteca, además, se contrató a un tercer miembro del personal con un salario de 25 libras por año, y se contrató un seguro contra el riesgo de incendio cuya prima era de 10.000 libras para cubrir los edificios y 10.000 libras adicionales para los libros.

En el año 1.835 finalmente se publicaría el catálogo de la biblioteca, por el cual Kidd recibió 100 libras en concepto de bonificación. Por otro lado, durante este período la colección de libros continuó expandiéndose y se requirió que Kidd proporcionara un memorando de los libros que eran agregados cada año a la biblioteca, además, se procedió a instalar las primeras estanterías adecuadas.

Se elaboró ​​una base de visitas para distinguir a los estudiantes y académicos de quienes visitaban la Biblioteca por motivos de curiosidad general. Entre otros aspectos, la vida en la biblioteca no tuvo nada que ver con el resto del mandato de Kidd quien fallecería en el año 1.851. Henry Wentworth Acland fue el sucesor de Kidd como director de la biblioteca. El mandato de Henry trajo consigo varias alteraciones estructurales, creando una sala de lectura, mejorando la iluminación y la calefacción así como también agregando un sistema de agua caliente.

De forma significativa, los gastos de luz se incrementarían y además la prima de 200 libras para compra de libros de forma anual era considerada poca por Henry. Por lo cual, presentó una propuesta detallada para poner la Biblioteca bajo el liderazgo de la Universidad. El edificio de la Biblioteca Radcliffe se convertiría en una sala de lectura de la Biblioteca Bodleiana y la colección sería transferida a la nueva “Biblioteca del Museo” la cual para el momento se estaba construyendo y que en la actualidad se le conoce como “Biblioteca de Ciencias de Radcliffe”.

Este plan fue aceptado por ambas partes y el 23 de octubre del año 1.861 se entregaron las llaves del edificio de la Biblioteca Radcliffe al director de la Biblioteca Bodleiana. Para finalizar este proceso se necesitaron 4 años de adecuaciones y estandarizaciones. Sería en este momento cuando el edificio de la Biblioteca Radcliffe se convertía entonces en la Cámara Radcliffe, además, la Biblioteca dejaría de ser completamente independiente y pasaría a responder a las ordenes de la Biblioteca Bodleiana y también a las de la Universidad de Oxford.

Entre los años 1.909 y 1.912, se construyó una librería subterránea de dos pisos debajo del césped norte de la biblioteca, a esta construcción se le añadió un túnel que la conectaba con la Biblioteca Bodleiana uniendo de forma invisible los dos edificios de la biblioteca, un proyecto previsto por Henry Acland en el año 1.861.

Después de que la Radcliffe Science Library se mudara a otro edificio, la Cámara Radcliffe se convirtió en el hogar de salas de lectura adicionales de la  Biblioteca Bodleiana. En el interior de la sala de lectura superior encontraremos una estatua de mármol de seis pies de John Radcliffe la cual fue tallada por el escultor John Michael Rysbrack.

En la actualidad, la Cámara Radcliffe contiene libros de las colecciones de inglés, historia y teología, los cuales, en su mayoría fuentes secundarias que se encuentran en listas de lectura de pregrado y posgrado. Se estima que hay espacio para alrededor de 600.000 libros en las habitaciones que se encuentran debajo de la plaza Radcliffe Square.

Biblioteca Weston

La Biblioteca Weston es otro de los edificios que forma parte de la Biblioteca Bodleiana, destaca por ser la principal biblioteca de investigación de la Universidad de Oxford. Es importante mencionar que fue reabierta dentro del antiguo edificio de la Biblioteca Bodleiana ubicado en la esquina de Broad Street y Parks Road en el centro de Oxford.

La Biblioteca Weston es el lugar en donde se archivan las colecciones especiales de la Biblioteca Bodleiana. Esta biblioteca cuenta con tres salas de lectura y diversas salas de seminarios así como también otros espacios de estudio. Por otro lado, se desarrollan actividades como becas digitales y un becas a visitantes.​

De los 13 millones de documentos que poseen el conjunto de la Biblioteca Bodleiana, se estima que más de 1 millón se pueden clasificar como colecciones especiales y las mismas son almacenadas en la Biblioteca Weston. Ahora bien, las colecciones especiales comprenden manuscritos, archivos, libros raros, mapas, música, así como también colecciones digitalizadas de las bibliotecas de Oxford

Historia

Del año 1.937 al 1.940, Giles Gilbert Scott trabajó en la construcción de la Nueva Biblioteca Bodleiana, ubicada en Broad Street en Oxford. Para ese momento, la Biblioteca Bodleiana necesitaba proporcionar almacenamiento para millones de libros pero no querían construir un edificio más alto que las estructuras circundantes. Ante esta problemática,  Scott ideó una construcción la cual se adentra en la tierra y se cerca de dos pisos por debajo de las estructuras circundantes.

Este nuevo edificio subterráneo fue inaugurado por el rey Jorge VI.​ Es importante mencionar que la Fundación Rockefeller donó el 60 % del costo de 1 millón de libras para el nuevo edificio de la biblioteca. Dentro de este novedoso edificio se incluyeron salas administrativas y de lectura así como también una estantería de libros de 11 pisos debajo del edificio.

Por otro lado, esta edificación está conectada con la biblioteca subterránea de la Biblioteca Bodleiana. Esta conexión es a través de un sistema de cinta transportadora para libros. En la actualidad es posible caminar bajo tierra entre la Cámara Radcliffe y este nuevo edificio de la Biblioteca Bodleiana.

A principios del siglo XXI, el edificio fue reconstruido de forma interna bajo su fachada original, esto con la finalidad de proporcionar mejores instalaciones de almacenamiento para documentos raros y frágiles así como también ofrecer mejores instalaciones para lectores y visitantes.

Esta reconstrucción culminaría para el 21 de marzo del año 2015 reabriendo como la Biblioteca Weston, nombre con el que se le conoce actualmente. Como parte de la ceremonia, Richard Ovenden  quien era el director de la Biblioteca Bodleiana otorgó la Medalla Bodley al profesor Stephen Hawking y David Attenborough. Debemos destacar que en julio del año 2.016, el edificio fue preseleccionado para el Premio Stirling a la excelencia en arquitectura.

Cuadrángulo de las Escuelas

En el momento de la muerte de Thomas Bodley en el año 1.613 se tenía planificado hacer una expansión a su Biblioteca que recién se habían iniciado sus obras de construcción. En esta ampliación se considero el Cuadrángulo de las Escuelas el cual se construyó entre los años 1.613 y 1.619 agregando tres alas al Proscholium y Arts End.

Su torre conforma la entrada principal a la biblioteca y es conocida como la Torre de las Cinco Órdenes. Es importante destacar que la Torre se llama ya que está ornamentada, en orden ascendente, con las columnas de cada uno de los cinco órdenes de arquitectura clásica que son el toscano, dórico, jónico, corintio y compuesto.

Las tres alas del cuadrilátero tienen tres pisos, el primero de ellos alberga las habitaciones en la planta baja, y en los pisos superiores del cuadrilátero se usaron como sala de conferencias y como una galería de arte. Ahora bien, a medida que las colecciones de la biblioteca se fueron expandieron, estas salas se fueron ocupando con libros de forma gradual. Esto llevó a que las conferencias y los exámenes de la Universidad se trasladaran al edificio de las Escuelas Universitarias recién creado.

Por otro lado, una de las escuelas se utilizó para albergar exposiciones de los tesoros de la biblioteca los cuales se trasladaron a la Biblioteca Weston en tiempos recientes. Las otras salas se usan como  oficinas y salas de reuniones para los administradores de la biblioteca a esto se añade una sala común de lectores y una pequeña tienda de regalos.

Aéreas externas de almacenamiento

En la actualidad,  la Biblioteca Bodleiana incluye varias áreas de almacenamiento externas así como otras nueve bibliotecas que se encuentran distribuidas en Oxford. Se estima que estos lugares contienen cerca de 9 millones de artículos en 176 kilómetros de anaqueles. Como dato curioso, antes de que se les conceda acceso a la biblioteca, los nuevos lectores deben de hacer una declaración formal. La misma es tradicionalmente un juramento oral pero en la actualidad se modificó mediante una firma de una carta con un efecto similar.

También debemos destacar que aun se realizan ceremonias en las cuales los lectores recitan la declaración para quienes deseen realizarlas. Esto se lleva a cabo sobre todo  al comienzo del período de Michaelmas de la Universidad. Los lectores externos o bien los que no pertenezcan a la universidad de Oxford, aún deben recitar la declaración de forma oral antes de la admisión.

La Oficina de Admisiones de la Biblioteca Bodleiana ha acumulado una gran colección de traducciones de la declaración. Se estima que son un total  100 idiomas diferentes para la primavera del año 2.017, esto con el fin de permitir que aquellos que no hablen ingles lo puedan recitar por primera vez en su idioma natal.

Oxford Digital Library

La Oxford Digital Library (ODL por sus siglas en inglés)​se ha convertido en un componente clave de la estrategia digital de los Oxford University Library Services. Este servicio se ha establecido con la finalidad de desarrollar la infraestructura técnica para prestar un servicio avanzado, proporcionando así un acceso en línea a las colecciones. La biblioteca Bodleiana también ha ofrecido su apoyo para el establecimiento de la biblioteca digital de libre acceso llamada “Journal Server”. La Biblioteca Digital Oxford comenzó a operar en julio del año 2.001.

Capacidad

Se estima que la Biblioteca Bodleiana cuenta con más de 12 millones de artículos, posicionándose así como la segunda biblioteca más grande de Gran Bretaña detrás de la Biblioteca Británica.

Bajo la Ley de bibliotecas de depósito legal del año 2.003, la Biblioteca Bodleiana es uno de 6  depósitos legales de bibliotecas de obras publicadas en el Reino Unido y según la legislación irlandesa, tiene derecho a solicitar una copia de cada libro publicado en la República de Irlanda. Para el año 2.000, varias bibliotecas pertenecientes a la Universidad de Oxford se reunieron con fines administrativos con la finalidad de promover los Servicios Bibliotecarios de la Universidad de Oxford (OULS).

 Colección literaria

Al contar con tantas obras importantes en su haber, sería imposible mencionarlas todas. Sin embargo, dentro de la colección literaria con mayor importancia destacamos los manuscritos. Esta son obras únicas las cuales están en propiedad de la Biblioteca Bodleiana. Dentro de ellos podemos destacar los  Manuscrito de Ashmole, los Manuscritos Carte, los Manuscritos Douce, y The Laud Manuscripts.

La Biblioteca Bodleiana en Harry Potter

Esta biblioteca ha destacado mucho por su imponencia, tanto así que en las dos primeras cintas de la saga Harry Potter, podemos ver como la Biblioteca Duke Humphrey es usada como la biblioteca de Hogwarts.

En este artículo pudimos conocer sobre la Biblioteca Bodleiana, la cual se compone de un conjunto de edificios todos ellos pertenecientes a la Universidad de Oxford en Inglaterra. Todas estas edificaciones albergan un sinfín de conocimientos entre libros, documentos y valiosos manuscritos. Dichas colecciones, se incrementaran año tras año ya que la Biblioteca Bodleiana es privilegiada con la adquisición de libros con derechos de autor, esto ha hecho imprescindible la digitalización de muchas de sus obras. También te pueden interesar los siguientes artículos:

 

Leave a Comment