≡ Menu

Beduinos: La cultura de los moradores del desierto

A los Beduinos se les conoce también como los moradores del desierto. Su vida errante en los desiertos del Norte de África, reafirma una cultura milenaria que sobrevive y defiende un estilo de vida, a pesar del progreso. Conoce todo sobre esta cultura aquí.

BEDUINOS

Características de los Beduinos

Los beduinos son árabes que no tienen un lugar fijo para vivir, su vida es errante, por eso su nombre significa moradores del desierto. Estos nómadas mantienen una vida en el desierto que abarca a Palestina, Jordania, Irak, Israel y Arabia Saudita. Son originarios de la península arábiga, durante la conquista árabe y lograron expandirse por el norte de África en el siglo VII, actualmente son tribus que tienen un dialecto propio conocido como Badawi.

Uno de los grupos Beduinos más conocidos son los que se desplazan por la población de Jordania, estas tribus con los años han aprendido a sobrevivir en este tipo de ambiente hostil e implacable. Los beduinos viven en este vasto territorio, constituido por amplias zonas baldías, que son habitadas de manera temporal por los bedu, como se les conoce popularmente.

Son muy fáciles de reconocer sus establecimientos en el desierto, porque siempre se pueden observar los beit al-sha’ar o carpas negras. Generalmente los beduinos son reconocidos como nómadas permanentes, que siempre se encuentran buscando agua y alimentos para sus rebaños en el desierto.

Sin embargo, con el pasar del tiempo esto ha cambiado y hoy en día existen algunas tribus de Beduinos que se han establecido y desarrollado la agricultura. Por lo tanto podemos hablar de dos tipos de Beduinos, los nómadas y los sedentarios e incluso un estilo de vida que combina ambas formas.

Hay tribus de beduinos que practican el pastoreo, por lo que podrán ser vistos en el desierto con grupos de cabras u ovejas, en la búsqueda de un lugar en este territorio que los pueda proveer de alimento, al ubicar este sitio con suficiente forraje para sus rebaños, los beduinos se establecen por un tiempo, hasta que se agota el recurso, lo que los obligará a levantar las carpas para retomar la vida errante de nuevo.

En la búsqueda de un nuevo lugar que les permita establecerse retoman el nomadismo por otro período de tiempo. Con base en lo antes expuesto es que muchos estudiosos de las culturas fijan posición y dicen que en realidad los beduinos no son una cultura nómada, sino semi nómada.

Los beduinos son reconocidos por su hospitalidad, la cual forma parte de su cultura, misma que se ha ido fortaleciendo con los años, reconociendo lo hostil del ambiente en el cual se han desarrollado y mantenido por tanto tiempo, ellos están conscientes de que un viajero debe ser atendido siempre y nunca debe ser rechazado.

Su tipo de organización es tribal, un sistema social donde se identifica con claridad que cada familia es un núcleo. En su cultura cada familia tiene su propia carpa, una colección de ellas conforman un clan y varios clanes constituyen una tribu. En su idioma se habla de “hayy” para la unión de varias tiendas, “qawm” para referirse al clan y “qabila” para referirse a la tribu.

BEDUINOS

A pesar de que los beduinos se caracterizan por vivir bajo un sistema tribal, al compararlos con los estilos de vida de las comunidades urbanas establecidas en las ciudades de Jordania por ejemplo, se pueden encontrar diferencias en la visión de vida e ideales, pero también similitudes que pueden ser identificadas en la organización social y en lo político. Por ello es importante conocer sobre la estructura social de los árabes pre-islámicos, para poder entender un poco más acerca de los beduinos.

El marco social de los árabes pre-islámicos estaba conformado por tres unidades principales, es decir que su vida se desarrollaba de manera integrada en tres niveles, el grupo más grande es la tribu, la cual está divida en clanes; por su parte el clan está constituido por un número de familias que puede variar, siendo esta la unidad social más pequeña.

Este tipo de organización y estructura social se mantiene con muy pocos cambios hoy en día. Es indistinto en muchas oportunidades hablar de tienda o familia, ya que estos términos pueden ser utilizados como sinónimos cuando nos referimos a los beduinos.

Dentro de la estructura familiar se encuentra una jerarquización en donde el padre es la máxima autoridad y esto es hasta su muerte. Cuando un hijo de un núcleo familiar se casa, lo común es que tenga su propia tienda y la ubique cercana a la tienda de su padre, así funciona actualmente, sin embargo, en la época pre-islámica era la tribu la organización social que ocupaba el lugar más importante.

BEDUINOS

Con el tiempo, la familia fue desplazando a la tribu como célula o unidad básica y este cambio fue debilitando el sistema. Inicialmente los beduinos de los tiempo pre-islámicos no ponían tanta importancia en los grados de parentesco para elegir al miembro de la familia que tendría la obligación de llevar a cabo la venganza de sangre, la cual era una manera antigua de recobrar el honor de la tribu.

Si ocurría una situación que ponía en riesgo la seguridad o el honor de una familia, clan o tribu, la persona que había agredido debía ser asesinada y el miembro de la familia que había sido seleccionado, debía traer el cráneo y la mano derecha de la víctima como prueba.

Un vengador podía pasar años tras su víctima hasta lograr recuperar el honor de la familia. Con los años, los beduinos comenzaron a ser más estrictos con los grados de consanguinidad para conceder la responsabilidad de ejecutar la venganza de sangre, limitando de esta manera el número de parientes que podían ejecutarlo. Los historiadores destacan que esta evolución debilitó la seguridad de la estructura social de los beduinos.

Los beduinos han estado por mucho tiempo, y aún hoy en día permanecen de alguna manera fuera de la autoridad del Estado, ellos han desarrollado una serie de costumbres y mecanismos que les permite mantener de alguna manera el orden social necesario dentro de los clanes y tribus.

A propósito de ello se puede mencionar el exilio de algún integrante de la tribu, también el pago a través de la venganza al derecho, parece ser drástico porque estamos hablando de un crimen que los ayuda a mantener el orden en la sociedad, pero para los beduinos los valores como la lealtad y el honor son tan importantes que quien los quebrante será sancionado, porque de ellos depende la supervivencia del grupo.

La organización social está muy ligada a la seguridad y supervivencia de las tribus, es por ello que aún cuando el número de familias que conforma a un clan es muy variable, este no puede ser ni muy pequeño ni muy grande, porque los afecta. En este sentido se establece al menos un mínimo de 20 familias para conformar un clan y un máximo de 200.

Las familias viajan unidas conformando el clan, sin embargo es posible que la tribu solo se reúna una vez al año, el motivo puede ser por razones de celebración o una guerra. En la época pre-islámica las tribus se reunían para ferias o guerras. Se mantiene actualmente al igual que en la época pre-islámica que los clanes estén dirigidos por un jefe, el cual es seleccionado de alguna de las familias. Este jefe de clan puede incluso independizarse del jeque de la tribu en ocasiones y formar una nueva tribu.

Otra característica a resaltar es que cada clan tiene su propio grito de guerra, también su propio emblema y su propia marca. Los estudiosos de esta cultura señalan que las tribus eran conformadas por clanes que descendían de una misma línea consanguínea común masculina, es decir, de un mismo antepasado.

Sin embargo con los años, el estilo de vida, las guerras, las venganzas de sangre, la pérdida de tribus y la generación de nuevas unidades con patrones de consanguinidad heterogénea, se ha modificado la genealogía de los beduinos, siendo condicionada por la historia y su vida en el desierto.

Cuando hacemos un análisis de la estructura social y cómo ha evolucionado con el tiempo y los cambios que se han generado, podemos entender su conformación de grupos en tamaños que permitan la movilización rápida, también la defensa y por supuesto la subsistencia de los beduinos, los cuales constituyen el factor más sólido que los mantiene unidos.

Todo lo que vaya en contra de este tipo de organización afecta la consolidación de la tribu, lo que impulsa a la desaparición de la misma o la generación de una nueva, debido a que es imposible sobrevivir en el desierto de manera aislada.

Es un equilibrio delicado el que ha mantenido a esta cultura con ese estilo de vida, porque la pérdida de un número considerable de vidas humanas o de sus rebaños, determina la supervivencia del clan, así como le afecta el aumento desmedido de familias o ganado, situaciones en las que se produce una separación pacífica, para llevar de nuevo al clan a un número que pueda ser manejado y les permita sobrevivir.

BEDUINOS

Con respecto a la economía de los beduinos, esta se fundamenta en el ganado, aunque históricamente han sido considerados saqueadores, mercenarios y otra serie de adjetivos que no hablan bien de ellos.

En realidad su base económica se fundamenta históricamente en los rebaños de ganado, que con el tiempo fueron diversificándose con cabras y ovejas. Como animal de carga utilizan al dromedario y la presencia de caballos era algo tan extraño, que incluso este animal recibía un trato especial.

Por otro lado, en la historia de los beduinos también se hace referencia a las algazúas, una práctica que consiste en el saqueo a las culturas sedentarias, es por ello que son tan temidos. Las condiciones precarias de la vida en el desierto, en oportunidades obligaban a los grupos a tomar por la fuerza cultivos o mercancías de los poblados sedentarios para asegurar la supervivencia de los clanes, pero con el tiempo esta práctica esporádica se convirtió en una práctica común.

Los beduinos también eran contratados como mercenarios para proteger las caravanas de mercancías y por ello recibían un pago. Los beneficios obtenidos de este tipo de práctica eran propiedad común de las tribus y los pobres eran suplidos en sus necesidades como un derecho adquirido por pertenecer a la esta agrupación. No obstante, la práctica de algazúas podía afectar a otras tribus beduinas, lo que podía llevarlas de manera inesperada a la miseria.

BEDUINOS

Este grado de inseguridad e inestabilidad histórica ha marcado de alguna manera la vida del beduino actual, haciéndolo un poco pesimista y convencido de que su destino es duro y tirano, por lo que siempre están luchando y trabajando en la búsqueda de bienestar.

Los beduinos han realizado un aporte importante a la cultura y al patrimonio de Jordania, por lo que el gobierno en retribución los apoya con servicios de educación, salud y viviendas, para aquellos que deseen establecerse. El desarrollo y la modernidad ha alcanzado el estilo de vida de los beduinos, sin embargo, luchan por mantenerlo.

Uno de los grupos más grandes reconocidos hasta la fecha es el llamado Wadi Rum en Jordania, ellos han hecho del turismo parte de su economía, no obstante, aún mantienen su estilo de vida auténtico, en realidad es lo que los turistas desean conocer.

Historia

Los beduinos tienen su origen en la península arábiga, su nombre tiene raíz en la palabra árabe “Bedu” que significa “nómada” cuando la traducimos al español. Es reconocida como una cultura desde los tiempos de Mahoma, ya que se conformaban como un grupo social. El número de beduinos para esa época se estima en unos 3.000 miembros, como hemos señalado con anterioridad estos grupos responden a una estructura y organización social donde se encuentran divididos en familias y unidos por consanguinidad.

BEDUINOS

La historia permite reconocer que las relaciones entre tribus siempre fueron difíciles e inestables, ya que siempre han profesado no solo los vínculos de sangre, sino el honor y el valor guerrero, siendo estos valores de gran sensibilidad y arraigo en la cultura. Además los beduinos históricamente han sido reconocidos por sus dotes histriónicos, fundamentados en la elocuencia, esto les ha permitido mantener por mucho tiempo una memoria colectiva de su cultura.

No es una cultura monoteísta, ya que su vida históricamente nómada les ha hecho venerar múltiples elementos de su entorno, como árboles, piedras, astros y también veneran a ídolos y dioses, lo que evidencia su carácter religioso. Sin embargo, la influencia de Mahoma los hizo asumir la religión musulmana.

Por otro lado, los beduinos desempeñaron un papel determinante en las conquistas islámicas sobre los imperios. Su carácter guerrero, así como sus tácticas de ataque y defensa aportaron lo necesario para completar las batallas y convertirlas en victorias, sin hablar de la agresividad que imponían en sus avances. Estas conquistas ocurridas en su mayoría en el siglo VII, impulsaron también la expansión de los beduinos por el norte de África.

Los beduinos se han constituido en un número importante de tribus que se han distribuido de manera eficiente en diversos países árabes, tales como: Argelia, Marruecos, Arabia Saudita, Jordania, palestina, Egipto, Libia, Túnez y Siria.

Se trata de una cultura árabe y su idioma es el baduwi, su historia ha pasado de generación en generación a través de sus lazos de consanguinidad. A pesar de ser beduinos cada tribu es independiente y puede llegar a ser enemiga de otra tribu beduina. De hecho, son considerados los árabes más puros, y su historia ha sido reconocida por la Organización Mundial de la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) ingresando la epopeya de Al-Sirah al-Hilaliyyah, a la lista de patrimonios inmateriales de la humanidad.

En esta epopeya se cuenta la historia de la tribu de beduinos Bani Hilal y los detalles de su migración cuando cruzaron el desierto desde la Península Arábiga hasta África del Norte en el siglo X. Fueron una tribu dominante por más de un siglo y luego fue derrotada por los marroquíes.

Cabe mencionar que esta es una epopeya cantada en la que se utilizan instrumentos musicales como violines de dos cuerdas y la percusión, se realiza así desde el siglo XIV. Finalmente, la cultura moderna ha impactado también a los jóvenes beduinos, quienes en su mayoría se niegan al proceso de aprendizaje que comienza desde los 5 años de edad y dura toda su vida, para dar continuidad a esta tradición.

Población actual

Los beduinos se encuentran distribuidos en diferentes tribus por el territorio africano, a continuación realizaremos una breve descripción de ellas, en función del número de miembros por el cual están constituidas y la ubicación temporal. Recordemos que hay tribus que se están volviendo sedentarias y se dedican a la agricultura, sin embargo, aún hoy en día se mantiene un gran número de tribus semi nómadas, por lo que el censo es en la mayoría de los casos un número estimado.

Los beduinos que se encuentran en Argelia se ubican en la zona central de este país, el cual se encuentra en África del Norte y está conformado territorialmente por la costa del Mediterráneo y el interior del desierto del Sahara. Los beduinos se ubican en las regiones de El Golea y El Oued, son reconocidos como los Chaamba y presentan una población estimada en 63.000 beduinos.

Luego está Túnez, un país de África del Norte con límites entre el mar Mediterráneo y el desierto del Sahara al igual que Argelia, que cuenta con la presencia de beduinos en el centro del país cerca de Gafsa y también en la zona sur, se estima una población de solo 2.130 beduinos.

Libia es otro de los países soberanos del Norte de África y se encuentra en la parte más occidental del mundo árabe conocido como el Magreb, en él se distribuye un número importante de beduinos, establecidos en diferentes zonas, entre las tribus se encuentran los Kufra que se ubican al norte de Libia y se distribuyen por la costa en una región que recibe el nombre de Wahat al-Kufra.

También se encuentra ubicada en el norte del país la tribu Riyah, con un número estimado de 30.000 beduinos. Otra de las tribus más numerosas es Sanusi, la cual se encuentra al este del país y se estima que tiene más de 500.000 beduinos. En Tripolitania se encuentran los beduinos de la tribu Sirtican, específicamente en la costa mediterránea con una población estimada de 28.000 beduinos.

Continuamos con Egipto, un país cuyo territorio permite la unión del noreste de África con Medio Oriente, los beduinos se encuentran distribuidos en el norte del desierto del Sahara. Otras tribus como Jebeliyah, Twara y Tiaha, migraron a la Península del Sinaí. Se estima en total la presencia de más de un millón de beduinos en el territorio egipcio.

Por su parte la República de Malí es un estado sin litoral que se encuentra en África Occidental y cuenta con la presencia de la tribu Kunta, quienes se distribuyen cercanos a la frontera con Mauritania en el Sahara occidental, se estima un número de 37.000 beduinos.

Economía y alimentación de los Beduinos

La economía de los beduinos está básicamente sustentada en la cría de ganado, de la cual mantienen a las familias con la carne y la leche que se obtiene de ellos, pero también se comercializa parte del excedente, esta es la actividad económica que caracteriza a las diferentes tribus beduinas. Es por ello, que se mantienen en movimiento frecuente en la búsqueda de forraje y agua para el ganado.

Este tipo de economía genera tensión entre tribus y también pone presión política territorial entre los países, a pesar de que entre tribus conocen los límites de cada una y existe un territorio definido, en oportunidades los beduinos no consideran fronteras políticas, ellos solo deben asegurar el mantenimiento de sus rebaños.

Sin embargo, actualmente las restricciones gubernamentales afectan su estilo de vida y es por ello que se visualiza un aumento de beduinos que se están estableciendo en áreas donde desarrollan la agricultura, convirtiéndose también en una base económica para estos grupos. También existen los beduinos que se dedican al comercio, ellos pueden ser reconocidos por sus grandes caravanas de dromedarios que van cruzando los desiertos.

La alimentación de los beduinos se fundamenta en el consumo de carne, leche y grasa que obtienen de sus rebaños, la cual es complementada con el consumo de dátiles y otros frutos que pueden recolectar en los oasis del desierto. También acompañan su alimentación con el consumo de pan ázimo de trigo, el cual tiene una característica forma redondeada.

Religión

La mayoría de los beduinos mantienen activas sus creencias ancestrales, entre las que debemos destacar a jinnis, constituida por espíritus capaces de controlar el alma y dominar a las personas, que además pueden tomar diferentes formas de animales o humanos, sin embargo, los beduinos son mayormente musulmanes sunníes.

Este es el grupo musulmán más grande de la comunidad islámica del mundo y se distinguen porque además de creer en el Corán, se rigen por los preceptos del profeta Mahoma, los cuales están contenidos en una colección identificada como Sunna, de allí su nombre.

También hay grupos que se mantienen en el sufismo, una doctrina religiosa de purificación del espíritu correspondiente al islamismo y que además es de carácter heterodoxo, es decir, que está en desacuerdo con las prácticas religiosas convencionales y tiene una concepción del mundo en la que el universo, la naturaleza y Dios son equivalentes. Por lo tanto creen en una unión mística con Alá, la cual se logra transitando un camino donde se requiere superar una serie de etapas.

Vestimenta

La vestimenta de los beduinos tiene la finalidad de protegerse de las extremas temperaturas del desierto, así como del sol inclemente, por lo que a pesar de parecer que se encuentran demasiado protegidos y que esto pueda generar más calor corporal, sus túnicas permiten una circulación de aire capaz de bajar la temperatura del cuerpo, sin obstaculizar su libertad de movimiento. Su ropa es ligera y los protege del sol, así como de las corrientes de arenas constantes del desierto.

El vestido principal se elabora en tela de algodón y es conocido como thawb en los hombres, los colores claros evitan que se calienten, es por ello que mayormente son blancos y sus túnicas de color de gris o bien azul claro, ya que los cuerpos negros absorben más calor que los blancos. Acompañan las túnicas con mantos de seda larga o chaquetas de algodón que son llamadas kirbs, estas se utilizan siempre abiertas en la parte delantera, aún cuando llevan broches de cuero.

El aumento de la temperatura corporal que pueda generar la vestimenta utilizada, aumenta la retención de líquido, lo que evita el proceso de deshidratación, por lo que funciona de manera muy eficiente. Como en las horas de la noche la temperatura del desierto desciende manera notable, el exceso de vestimenta utilizada los protege de las bajas temperaturas.

Si este artículo ha sido de su agrado, lo invitamos a continuar lecturas de contenido similar en los siguientes enlaces:

Leave a Comment