≡ Menu

Batalla de Zama, culminación de la segunda guerra púnica

Batalla de Zama, acompáñenos a conocer todo sobre esta batalla que puso fin a la Segunda Guerra Púnica, venga y conozca donde se desarrolló, cuáles ejércitos se enfrentaron, quienes fueron sus comandantes, cuáles fueron los motivos que hicieron que se produjera esta batalla y mucho más, descubra toda la información aquí.

BATALLA DE ZAMA

Dónde fue la Batalla de Zama?

Hoy vamos a conocer el lugar en dónde se desarrolló y definió una de la guerras más importantes de todas las Guerras Púnicas, se trata del encuentro en el campo de Batalla de Escipión el Africano y Aníbal Barca Rey de Cartago. La batalla de Zama se desarrolló en el marco de la Segunda Guerra Púnica, específicamente en la región de Zama, muy cerca de Cartago, en lo que hoy en día conocemos como Túnez.

Esta batalla se desarrolló el 19 de octubre en el año  202 antes de Cristo, el enfrentamiento de estos dos grandes generales, marcaría un antes y un después en la historia antigua. Zama que se convirtió en el campo de batalla se ubica al norte de África del Norte y limita con el mar Mediterráneo y el desierto del Sahara.

En el siglo III antes de Cristo  la República de Cartago controlaba los mares y el comercio del Mediterráneo, convirtiéndose en una gran potencia del Mediterráneo occidental. Roma siempre identificó a Cartago como un gran rival y enemigo y el control del comercio marítimo era el ingreso principal de Cartago, lo que permitía que tuvieran una ciudad muy desarrollada y hermosa, mientras que Roma se encontraba muy por debajo de estos estándares, ya que aún la mayoría de la ciudad era de chozas.

Roma era una sociedad que vivía de la agricultura y se ubicaba en el centro de Italia, por ello era una potencia terrestre, pero sus ingresos eran notablemente menores a los de Cartago. La primera Guerra Púnica se inició en el año 264 antes de Cristo, época en la que Roma había logrado agregar bajo la figura de ciudades Estados a toda la península itálica.

BATALLA DE ZAMA

La República de Cartago invadió a Sicilia y esto fue recibido por Roma como una gran amenaza, los Sicilianos solicitaron el apoyo de Roma, quien no dudo en ayudar a los sicilianos iniciándose la primera guerra púnica. Esta primera guerra duró 23 largos años y los romanos obtuvieron la victoria.

A pesar que el ejército romano tenía experiencia en librar batallas en tierra, mostraron un gran arte en la guerra naval, porque eran muy audaces y aprendían con gran rapidez. Para la época al perder una guerra, se generaban acuerdos y compromisos de pagos de talentos o impuestos por los daños y pérdidas causadas por la guerra, por lo que la República de Cartago, se endeudo con Roma y además se llenaron de una gran deseo de revancha.

El rey de Cartago Amílcar Barca se encargó de alimentar el odio en su hijo Aníbal hacia los romanos, quien juró venganza y emprendió la búsqueda de nuevos territorios en la península italiana, lo que fue tomado por los romanos como una amenaza a su territorio, iniciándose la segunda guerra púnica, en la que se desarrolló la Batalla de Zama.

Batalla de Zama

La Batalla de Zama fue el último conflicto que definió la segunda guerra púnica, la cual se desarrolló desde el año 218 antes de Cristo y terminó en la Batalla de Zama en el año 202 antes de Cristo. Fue el enfrentamiento entre dos grandes generales el joven Publio Cornelio Escipión, mejor conocido como Escipión el Africano, quien era hijo de Lucio Escipión, quien falleció en una batalla contra los cartaginenses en la Batalla de Hispania y Aníbal Barca hijo de Amílcar Barca rey de Cartago, las llanuras de Zama fueron testigo de este encuentro entre dos grandes estrategas de guerra.

La Batalla de Zama se produce luego que Asdrúbal Giscón y Sifax son derrotados en la Batalla de los Grandes Campos, quienes intentaron de parar el avance de Escipión el Africano hacia la ciudad de Cartago. A pesar que ambos venían de salvarse del ataque realizado por Escipión en el que recuperó Utica y del que regresaron con unos cuantos hombres, lograron recuperar el ejército al reclutar a unos 4 mil mercenarios Celtas.

BATALLA DE ZAMA

En virtud que para el momento del avance de Escipión, Aníbal se encontraba lejos de la ciudad, la única manera de detener el avance era enfrentando al ejército romano. Sin embargo,  el general romano volvía a obtener la victoria y forzaba el regreso de Aníbal Barca a Cartago.

Para el momento de la Batalla de Zama el ejército de Aníbal Barca era en número mayor al ejército de Escipión el Africano. Escipión había estudiado las estrategias de guerra y ataque de Aníbal, a quién reconocía como un gran estratega, con base en ello estableció una estrategia de ataque en la que logra confundir a Aníbal y disminuir parte de la fuerza de ataque, la cual se basaba en el uso de sus elefantes de guerra.

Luego la caballería comandada por Masinissa y Lelio, realizaron un ataque que provocó la huida de la caballería de Tiqueo, quien era un jefe númida que pertenecía a la legión de Sifax, quien apoyaba a Asdrúbal en las Batallas libradas con anterioridad, en la misma segunda Guerra Púnica. Por su parte a pesar de la huida de la caballería  los veteranos de Aníbal Barca comenzaban a ganar terreno.

Esto es solo una parte de la Batalla de Zama en la que parecía que por el número de hombres que conformaban la fuerza de Cartago, tenían la Batalla ganada, sin embargo, esto no aseguraba nada en las guerras, eran las estrategias, lo aguerrido de los hombres, la fortaleza y ganas de ganarle al enemigo, lo que realmente marcaba la diferencia.

BATALLA DE ZAMA

 

Escipión tenía sobradas razones para querer ganar esta guerra púnica, se trataba de la venganza de la muerte de su padre y de su tío, a quién siendo muy joven ya había salvado su vida, sin embargo, las guerras entre los romanos y los cartagos, que le habían quitado la vida a sus familiares y no lo perdonaría era parte de su motivación. Esa fue la razón de su gran fortaleza, fue ese el motivo que lo llevó a desarrollarse con un gran general, a parte de sus cualidades innatas.

La caballeriza de Masinissa y también la de Lelio, regresaron al campo de batalla y propinaron un ataque fulminante a los veteranos del rey Aníbal Barca. Este ataque fue por la espalda, por lo que minimizaron a los veteranos y pusieron fin a la Batalla de Zama, fue un ataque muy bajo por parte de las fuerzas aliadas romanas, pero todo se valía en la guerra, solo había que ganar y las  fuerzas romanas lo habían logrado.

Ejércitos

Los ejércitos romano y Cartago contaban con alianzas, que complementaban las fuerzas propias de cada República. Como sabemos Aníbal se vió forzado a regresar a Cartago, tras la derrota de la Batalla de los Grandes Campos y tuvo que enfrentarse a los contingentes romanos. A pesar de las derrotas y bajas el general cartaginés logró conformar su ejército con hombres que llegaron con él desde Italia, a ellos se sumaron los hombres que habían quedado en África, también aquellos que habían quedado del ejército de su fallecido hermano Magón.

Estos fueron complementados con soldados macedonios que envío Filipo V, así como con un número de caballería de jefes númidas, quienes se mantenían como aliados de Cartago y unos mercenarios. También se encontraba una de las grandes fuerzas del ejército Cartago, que era  su contingente de elefantes de guerra.

Por su parte, el ejército de Escipión el Africano, contaba con su ejército de romanos en el que se encontraba su fiel amigo Cayo Lelio, quien lo había acompañado en sus batallas y con la alianza de Masinissa quien había sido aliado de la República de Cartago, sin embargo, con la llegada de Escipión al norte de África, éste lo convence de que se una a su ejército. A pesar que Aníbal Barca tenía un ejército un poco más numeroso, esto no le garantiza la victoria.

Comandantes

Vamos a conocer con un poco con más detalle a los comandantes que se enfrentaron en la Batalla de Zama. Debemos iniciar por darles a conocer que de alguna manera y tras las diferentes batallas habían logrado llegar a admirarse, aún y cuando eran grandes enemigos. Escipión el Africano, admiraba a Aníbal, porque era un gran estratega de guerra y Aníbal admiraba al joven general romano, quien analizaba y estudiaba sus estrategias de guerra.

Como sabemos Escipión el Africano cuyo nombre era Publio Cornelio Escipión, su padre era Lucio Cornelio Escipión, quien casi fue asesinado por los númidas y Escipión siendo un adolescente de 17 años de edad, logró salvarle la vida. Esta es la primera vez que Aníbal quien aún no era rey de Cartago escucha el nombre de quien será su rival en la Batalla de Zama, unos años más tarde.  Desde ese momento en que rescató a su padre, se vieron en Escipión las capacidades para ser un tribuno militar y a dos años de aquella hazaña ya era capaz de jurar por su vida su lealtad a la República de Roma.

En una de las batallas que se produjeron en las guerras púnicas Escipión pierde a su padre y a su tío, lo que por supuesto es un duro golpe para Escipión, sin embargo, en lugar de sentirse vulnerado, hizo de su dolor y su ira la fuerza para ir en contra de sus enemigos, les juró la guerra a muerte a los púnicos como llamaban los romanos a los de la República de Cartago. Hispania quedaba sin procónsul tras la muerte del padre de Escipión.

BATALLA DE ZAMA

Para la fecha ya Escipión era reconocido como Escipión el Africano y había demostrado sus grandes dotes como comandante del ejército romano, quien le había propinado ya unas cuantas derrotas a los cartaginenses. Con esta experiencia y carta de presentación ante el Senado romano se propone como procónsul para Hispania y tras un contundente apoyo, es nombrado procónsul con tan 25 años de edad.

Escipión el Africano se dedicó a la vida castrense, se dice que no tenía ni amoríos porque reservaba toda su fuerza para las batallas, en ese aspecto repetía el comportamiento y las estrategias de Alejandro Magno. Era un hombre que siempre fue reconocido como de fuerte carácter, muy disciplinado, pero también muy humilde.

Se cuenta de Escipión que vestía igual y comía lo mismo que sus tropas, solo en las batallas vestía su uniforme de comandante, con la intención de que sus hombres siempre identificaran su posición en las batallas. Como podemos observar se trata de un general y político romano, que inicio su carrera militar en la segunda guerra púnica, la cual empezó en el año 218 antes de Cristo, fue uno de los sobrevivientes de la Batalla de Cannas, reconocida como una de las más sangrientas.

Como sabemos Escipión el Africano fue acompañado por Masinissa, quien era el Rey de Numidia, para la época Numidia cuya capital era Cirta, se encontraba en lo que hoy en día conocemos como Argelia, específicamente en Constantina.

BATALLA DE ZAMA

Masinissa en principio lideró a su tribu los masilios y luego de la victoria obtenida en la Batalla de los Grandes Campos, en la que persiguió a Sifax, quien apoyaba a los cartaginenses y era Rey de los maselinos, también pasó a ser el Rey de esa tribu. Masinissa era el hijo de Gaia Rey de los bereberes, de quien comenzó siendo jefe Masinissa.

Ahora comentaremos sobre Aníbal Barca, quien era Rey de Cartago y también general y estadista. Como mencionamos la capacidad de estratega de Aníbal eran reconocidas y admiradas incluso por sus enemigos, quienes adaptaron algunos de los elementos utilizados por Aníbal en sus tácticas militares.

La vida de Aníbal transcurrió en Guerras, porque Roma siempre estuvo interesada en implementar su hegemonía en la cuenca mediterránea. Sin duda alguna Aníbal Barca fue el  general más activo y su nombre y reconocimiento fue logrado en cada una de sus victorias y también de sus derrotas. Una de las hazañas más conocidas de Aníbal, fue cuando atravesó los Pirineos y los Alpes, con la finalidad de conquistar el norte de Italia, en esta travesía perdió su ojo derecho.

Nadie antes había realizado esta ruta y logró derrotar a los romanos en diferentes  batallas, siendo una de las más nombrada la Batalla de Cannas, la cual aún hoy en día es estudiada y analizada por lo militares la estrategia utilizada por Aníbal.

 

Era tal la capacidad de Aníbal, que logró mantenerse prácticamente con el mínimo necesario, durante más de una década en Italia, en virtud de ello y que los romanos no lograban derrotarlo, la única estrategia era atraerlo a Cartago, para poder sacarlo de Italia. La invasión de África por Escipión el Africano, es lo que promueve el llamado de Aníbal por parte del Senado púnico.

Por último comentaremos sobre Tiqueo, quien era un jefe númida que pertenecía al círculo de Sifax y quien se mantenía fiel a los Cartagos. Tiqueo era un claro rival de Masinissa y por ello, Aníbal  sabía que podía contar con su apoyo, lamentablemente Tiqueo murió en la batalla de Zama a manos de la caballería de Masinissa.

Estrategias

Como mencionamos anteriormente Escipión el Africano obligó la solicitud del regreso del mayor general de Cartago, Aníbal. Escipión ya había logrado alianzas y victorias que fortalecían al ejército romano. El ejército romano  normalmente formaba una gran falange de infantería pesada que ganaba las batallas, si bien este tipo de organización era efectiva, también era muy pesada y lenta y Aníbal lo sabía.

Por ello Aníbal utilizaba contra los romanos su caballería con lo que rompía los flancos romanos y luego cargaba por la retaguardia. Este tipo de estrategia ya la había visto Escipión en Cannas, es por ello, que identificó que la manera de ganarle a Aníbal era modificando esa estrategia y utilizar una caballería numerosa, es por esa necesidad que realizada la alianza con  Masinissa.

Antes de iniciar la batalla de Zama ambos generales estuvieron frente a frente en una reunión, como hemos mencionado ambos se admiraban, era una situación muy rara que dos generales se reunieran antes de una batalla y aún más en las condiciones en las que se producía la Batalla de Zama, no había posibilidades de acuerdos o negociaciones, el encuentro armado era inevitable.

Se formaron ambos ejércitos uno frente al otro. El ejército cartaginense formó dos líneas principales en las que se encontraban sus veteranos en retaguardia, mientras que los mercenarios hispanos y galos, se encontraban en la parte delantera de la formación. La caballería cartaginesa estaba repartida en ambos flancos a partes iguales y liderada por Marhabal. En la parte delantera de todos se encontraba los elefantes de guerra, sobre los que se encontraban los arqueros.   Por delante de los elefantes estaba la infantería ligera.

Al frente se encontraba el ejército comandado por Escipión quien había  dispuesto su ejército en tres líneas principales, en la primera se encontraban los  hastati, que eran los legionarios con menor experiencia, lo que llamaríamos en nuestra época actual, la carne de cañón. En la segunda fila se encontraban los  príncipes, quienes contaban con un poco más de experiencia y en la tercera línea se encontraban los triarii, que eran los mejores legionarios del ejército, los que tenían mayor experiencia.

Delante del ejército se encontraban los vélites, que eran la infantería ligera, tenían un equipamiento ligero para no comprometer la movilidad de los hombres. Al igual que el ejército cartaginés la caballería fue repartida en ambos flancos, pero con dos líderes Cayo Lelio al mando del flanco izquierdo y Massanassa en el derecho y era en mayor número que la caballería del ejército de Aníbal, quien para poder llegar a Cartago tuvo que sacrificar parte de ella.

Se inicia entonces la gran Batalla de Zama, la cual inicia de manera pareja, las infanterías ligeras y los vélites no logran imponerse ante ninguno de los ejércitos. Aníbal ordena el retiro de la infantería ligera y el avance de los elefantes. Pero ya Escipión había comprobado en la Batalla de Ilipa que el fuerte sonido, funcionaba para asustar a los elefantes, utilizando esta estrategia, logró asustar a parte de los elefantes e incluso causar bajas en las filas de Aníbal.

Los elefantes que no se asustaron con el ruido y continuaron hacia el ejército romano, fueron disuadidos al separarse y abrir grandes pasillos, los cuales de manera instintiva eran utilizados por los elefantes para continuar su camino. De esta manera al pasar los elefantes las filas se iban cerrando, logrando rodearlos y matarlos. Esta estrategia funcionó y los romanos lograron vencer una de las armas más poderosas de los cartaginenses.

Para el momento se veía una avance del ejército romano, por lo que Escipión da la orden de cargar la caballería, quienes se lanzan al ataque, Aníbal ordena a Marhabal, interceptar el ataque y llevarlo lejos del campo de batalla. Escipión no podía hacer nada para que regresaran sus jinetes, así que el combate se decidiría en el duelo de infantería. Aníbal ordena avanzar a sus mercenarios al encuentro de los hastati pero no movió a sus veteranos de Italia.

Se vuelve a igualar la Batalla de Zama, por lo que Escipión envía a  los príncipes a la línea de hastati para fortalecerlos y hacer retroceder a los mercenarios. Esta estrategia por parte del romano surte efecto sobre los mercenarios y su moral flaqueó. Los romanos se abren paso y los mercenarios no reciben el apoyo de los veteranos, por el contrario algunos les impedían el paso cuando venían en retirada.

Los legionarios se enfrentan con los veteranos de Italia y estos por el descanso y la destreza detienen el avance romano casi de inmediato. Escipión ordena el avance de los triarii para evitar que se desmoralicen los legionarios y la Batalla se mantiene sin vencedores.

Pero el regreso de la caballería de Masinissa quienes habían vencido a la caballería de Aníbal y habían decidido regresar a ayudar a las tropas es la gran diferencia, es así que la  caballería sobrepasó los flancos de los cartaginenses y ataco por la retaguardia, lo que decidió la batalla. Escipión el Africano había ganado la batalla de Zama y con ella la Segunda Guerra Púnica. Aníbal logró escapar del campo de batalla y Cartago tuvo que aceptar los términos romanos.

Cuáles fueron los motivos de la Batalla de Zama?

La Batalla de Zama, surge como resultado a las diferentes victorias alcanzadas por Aníbal cuando logra llegar a la península italiana, al cruzar Los Alpes, era el año 218 antes de Cristo. Debido a las diferentes batallas que los romanos perdían de manera consecutiva ante Aníbal y el avance del cartaginés en el territorio italiano, los romanos lo vieron como una gran amenaza para Roma.

A pesar de sus grandes esfuerzos para echar del territorio a Aníbal se les había hecho un imposible, inclusive en el Senado romano se llegó a discutir sobre la rendición de Roma ante Aníbal, no obstante, decidieron resistir. Como estrategia, Roma decide atacar directamente a Cartago, para obligar al Senado cartaginense a solicitar el regreso de Aníbal.   Ante la negativa de rendirse Roma, se declara la guerra, iniciándose la segunda guerra púnica.

En el avance de Escipión hacia el norte de África se generaron varias batallas, las cuales perdían los cartaginenses, por lo que Aníbal se ve en la obligación de regresar a defender a Cartago, porque Escipión estaba en suelo africano en el año 203 antes de Cristo. De esta manera se da el encuentro final entre los dos generales en la Batalla de Zama.

Desarrollo de la batalla

Como ya señalamos en la estrategia utilizada, ambos ejércitos se plantaron de frente, Aníbal situó del lado izquierdo a  3.000 jinetes númidas mandados por Tiqueo. En el centro situó los 37.000 infantes distribuidos en 3 líneas, mientras que al centro se encontraba una fuerza de 80 elefantes, 2.000 infantes ligeros y honderos de baleares.

Por detrás de ellos habían tres líneas de infantería conformada por aproximadamente 12.000 hombres cada una, la primera por ligures y galos,  la segunda formada macedonios y cartagineses y la tercera por los veteranos de Aníbal. En el flanco derecho situó a 3.000 jinetes púnicos, algunos recién reclutados y otros veteranos con caballos númidas.

Escipión situó en su ala derecha la caballería númida que estaba conformada por al menos 6.000 jinetes dirigidos por Masinissa. En el centro situó 4 legiones dos romanas y 2 aliadas, eran al menos 16.000 legionarios,  de cada lado ubicó auxiliares que eran más de 6 mil hombres y por delante a los vélites e infantería ligera. También se encontraban los hombres que espantarían a los elefantes con cuernos y trompetas. En el ala derecha colocó a caso 3000 jinetes los cuales se encontraban al mando de su amigo Cayo Lelio.

El desarrollo de la batalla ha sido dividida en tres grandes momentos que pueden ser reconocidos en la estrategia de ataque de los ejércitos tanto romano como cartaginense, el primero es el ataque realizado con los elefantes y la carga de las caballerías, una segunda fase que es la lucha central y una tercera y culminante fase que es el ataque de la caballería romana a la retaguardia de Aníbal.

Consecuencias de la Batalla de Zama

La Batalla de Zama marca de manera definitiva el final de la Segunda Guerra Púnica, esta es una de las consecuencias más importante de la batalla. Como república derrotada Cartago es obligada a cumplir una serie de condiciones impuestas por Roma. Otra de las consecuencias es la derrota humillante conferida al general Aníbal, quién tenía más de 16 años de triunfo en suelo italiano y fue vencido en su propio territorio, en África su tierra natal.

Con esta derrota Aníbal dejo de hacer trabajo militar y se dedicó a ser un funcionario del tesoro en Cartago, sin embargo, fue acusado de robar fondos del Estado, por lo que sintiéndose en peligro, porque se hablaba de entregarlo a Roma, Aníbal tuvo que huir de Cartago.

Dentro de las condiciones romanas se encontraba la entrega de todas las armas de Cartago, por lo tanto, al entregar su poderío militar ya no era una potencia. Sus acciones debían tener el consentimiento de Roma, a pesar de todo ello Cartago seguía siendo identificado como una gran enemigo. Roma nunca estuvo tranquila, por lo que siempre estaba en la búsqueda de una razón para atacar a Cartago y eliminarla por completo.

Hasta aquí toda la información de la Batalla de Zama, esperamos que la misma haya sido de su agrado, de ser así, le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

 

Leave a Comment