≡ Menu

Batalla de los Grandes Campos, victoria al mando de Escipión

La Batalla de los Grandes Campos es uno de los enfrentamientos ocurridos durante las segunda guerra púnica, acompáñenos a descubrir todo sobre la Batalla de los Grandes Campos, dónde ocurrió, quienes se enfrentaron, como eran los ejércitos, cuáles fueron los motivos, quien ganó, sus consecuencias y mucho más.

BATALLA DE LOS GRANDES CAMPOS

Dónde fue la Batalla de los Grandes Campos?

La Batalla de los Campos ocurrió en el año 203 antes de Cristo, como sabemos las guerras púnicas surgen del enfrentamiento entre los romanos y los cartagos, por el control del comercio y del Mediterráneo. Roma siempre identificó a Cartago como uno de sus mayores rivales y por ello, se sucedieron tres grandes guerras, en las cuales las grandes batallas marcaron la historia y el destino de ambas civilizaciones. La Batalla de los Campos, se produce en el intento de Roma de conquistar Hispania en su afán por expandir su territorio y hacerse del poder comercial de los Cartagos.

El romano Escipión el Africano quien había sido elegido cónsul de Roma en el año 205 antes de Cristo, tenía la firme decisión de atacar Cartago. Roma tenía una superioridad naval muy notoria, lo que era una clara ventaja ante Cartago, a pesar de que Cartago contaba con un ejército fuerte y bien armado, en realidad era un pueblo dedicado al comercio, no a la guerra.

Por ello, a pesar de los constantes ataques y enfrentamientos que se sucedían en una época en la que imperaba la traición y la búsqueda de crecer y dominar grandes extensiones de territorio, Cartago surgía, crecía y se desarrollaba, porque conocía y dominaba el arte de hacer dinero a través del comercio y esto era visto por Roma como una gran amenaza, por ello el permanente empeño de aniquilar a Cartago.

Así que para el año 204 antes de Cristo Escipión desembarca en África, acaba con Útica una ciudad ubicada en la costa mediterránea de África y avanza a Cartago ubicada al norte de África en donde se produjo el encuentro, desarrollando la batalla en el año 203 antes de Cristo, culminando con la victoria contundente de Roma.

BATALLA DE LOS GRANDES CAMPOS

Batalla de los Grandes Campos

La batalla de los Grandes Campos fue otro de los tantos enfrentamientos ocurridos entre la República de Roma y la República de Cartago, quienes eran enemigos declarados. La República de Roma se encontraba en franca expansión, por lo tanto, cualquier República o pueblo que se opusiera a sus pretensiones era su enemigo, no obstante, particularmente la República de Cartago era reconocida como uno de los enemigos más fuertes.

Se llamaban guerras púnicas, porque era con este nombre que los romanos reconocían a los ciudadanos de la República de Cartago. Existía entonces un conflicto de intereses, que se habían dirimido de alguna manera en la guerra púnica anterior.

El inicio de este conflicto comienza con Hierón II de Siracusa, quien era un reconocido tirano de la época, cuando decide atacar la ciudad griega de Mesina, la cual se encontraba bajo el control de los Oscos. Ante el ataque de Hierón II de Siracusa, los Oscos buscan el apoyo de los griegos de Sicilia, quienes se niegan a inmiscuirse en el conflicto armado, por lo que los Oscos para poder hacer frente al ataque de Hierón II, solicitan la ayuda de los romanos, quien acepta apoyarlos.

En virtud de que Roma apoyó a los Oscos para defender a la ciudad de Mesina, la República de Cartago decide igualar fuerzas y apoya a Hierón II de Siracusa. Fue una gran batalla en la que Hierón II y el ejército cartago, lograron cercar la ciudad de Mesina, sin embargo, Roma y los Oscos logran debilitar ese cerco, forzando a Hierón II a desistir del ataque, rompe su alianza con Cartago y realiza una negociación con Roma.

BATALLA DE LOS GRANDES CAMPOS

Este ataque por parte de Hierón II de Siracusa y la alianza con Cartago, fortaleció el odio entre los romanos y los cartagineses y de esta manera es que se inician las famosas guerras púnicas, en donde, una de la Batallas más reconocidas, por su estrategia militar es la Batalla de los Grandes Campos, la cual se desarrolla en la Segunda Guerra Púnica.

En esta Batalla se enfrentaron los ejércitos de Sifax y Asdrúbal Giscón quienes defendían a la República de Cartago y el ejército de Escipión el Africano, aliado con Masinisa, por el lado de los romanos. Como indicamos anteriormente, la Batalla de los Grandes Campos, concluyó con una victoria rotunda por parte de los romanos, en donde Escipión el Africano, obligó a Aníbal Barca rey de Cartago a abandonar las tierras italianas y regresar de manera inmediata a África, pero este no sería el final de las Guerras Púnicas.

Ejércitos

Se enfrentaron en la Batalla de los Grandes Campos el ejército de la República de Roma, quienes eran los atacantes y el ejército de la República de Cartago, quienes se encontraban en la defensa de su territorio. Sin embargo, en la mayoría de la Guerras y Batallas que se desarrollaban en la época se buscaban aliados, al igual que en las guerras actuales en las que se realizan alianzas, las mismas se fundamentan en asegurar el territorio propio o en buscar alguna ganancia en la victoria.

BATALLA DE LOS GRANDES CAMPOS

En la Batalla de los Grandes Campos una de las alianzas fue con el ejército de Sifax, quien era el Rey de una antigua tribu númida de los masesilos, situada en la Numidia occidental, al final de siglo III antes de Cristo. Cuando inició la segunda guerra púnica entre Roma y Cartago era el año 218 antes de Cristo, para ese momento Sifax tenía mejores relaciones con Roma, sin embargo, para el año en el que se desarrolla la Batalla de los Grandes Campos decide realizar la alianza con Cartago. El ejército de Sifax había sido entrenado por Quinto Estatorio, quien era un gran asesor militar romano.

Por su parte, Asdrúbal Giscón era un general Cartago en Hispania, quien junto con Sifax habían escapado de los campamentos que incendió Escipión  quien se había aliado con Masinissa, Rey de númida, quien participó en la batalla de Útica. Mientras escapaban con un grupo pequeño de hombres lograron contratar los servicios de mercenarios celtas que venían del sur de la península ibérica, así que decidieron que con la suma de los celtas, tenían fuerza suficiente como para detener el avance de los romanos hacia el norte de África.

En cuanto al ejército romano el mismo era comandado por Escipión el Africano, quien tenía una alianza con Masinissa, la cual nació de alguna manera no solo porque Roma se hacía fuerte y era conveniente estar del lado de los que venían ganando terreno, sino también por el hecho que Sifax atacó a la tribu númida oriental, la cual estaba liderada por el rey Gaia, quien para ese entonces era aliado de la República de Cartago. Sifax fue derrotado por el hijo Gaia, llamado Masinissa y ahora sabiéndolo aliado de Asdrúbal, el ejercito de Masinissa se unía al de Escipión.

Comandantes

Vamos ahora a conocer un poco de cada uno de los comandantes que se hicieron presentes en la batalla de los grandes campos, comenzaremos por Escipión el Africano, su nombre era Publio Cornelio Escipión, quien con solo 17 años de edad rescato y salvó la vida de su padre, quien iba a ser asesinado por lo númidas. Esa fue la primera vez que Aníbal, hermano de Asdrúbal escuchaba el nombre de Escipión, era el año 218 antes de Cristo, tendrían que pasar varios años para que estos comandantes se enfrentaran.

BATALLA DE LOS GRANDES CAMPOS

El padre de Publio Cornelio Escipión era Lucio Cornelio Escipión y su madre era Pomponia. Escipión cuando solo tenía 19 años ya era un tribuno militar con una madera de líder como pocas, era capaz de hacer jurar bajo amenaza de muerte a los hombres que formaban el ejército que nunca abandonarían a la República. Con la muerte del padre y del tío de Escipión, Hispania quedaba sin cónsul, así que Escipión decidido a vengar la muerte de su padre y su tío, se ofrece para ser el procónsul de Hispania, con solo 25 años de edad.

Fue un joven que se dedicó a la vida castrense por completo, su modelo era Alejandro Magno, pero admiraba y estudiaba las estrategias de ataque de Aníbal su enemigo cartago. Se dice que Escipión se vestía y comía lo mismo que sus tropas y solo utilizaba la vestimenta de comandante en las batallas, con la finalidad de que sus hombres siempre supieran su ubicación.

Ahora hablemos sobre Masinissa, como hemos dejado saber se trata del rey de Numidia, una república cuya capital era Cirta, lo que hoy conocemos como Argelia. Inició como un líder tribal de los bereberes y fue el sucesor del Rey Gaia, quien era su padre. En principio y antes de la Guerra de los Grandes Campos Masinisa era aliado de Cartago, había acompañado en varias campañas al  general Asdrúbal Giscón, incluso participó en la conquista de Hispania y con solo 17 años derrotó al númida Sifax.

Sin embargo, para la Batalla de los Grandes Campos Escipión el Africano, lo convence para que realice alianza con Roma, lo que fue una gran sorpresa para Aníbal, cuando supo de la derrota de la Batalla, contra quienes se había enfrentado. Asdrúbal Giscón, hijo de Giscón fue un general cartaginés que participó en las Batallas que se libraron en la segunda guerra púnica, su historia es contada por el historiador griego Polibio y por el historiador romano Tito Livio.

Era un hombre de armas, estratega y de grandes dotes para llegar acuerdos y ganar alianzas, sin embargo, las derrotas obtenidas en la segunda guerra púnica y los acuerdos firmados por Cartago incluían la pena de muerte de Asdrúbal. Aún cuando fue él conjuntamente con Sifax quienes lograron levantar el asedio que tenía Escipión sobre Útica, Escipión junto con Masinissa lograron derrotar e incendiar los campamentos. Asdrúbal logró escapar, pero no era un general reconocido y querido por la población de Cartago.

Estrategias

La batalla de los grandes campos se desarrollo utilizando grandes estrategias, el ejercito de Asdrúbal, contaba con los mercenarios celtas y el apoyo del ejército de Sifax, una de las primeras alineaciones que utilizó fue colocar a los mercenarios celtíberos en el centro de sus tropas, los cuales fueron posteriormente flanqueados por la infantería y caballería cartaginesa.

En cuanto a la estrategia u ordenamiento de las fuerzas militares de Escipión, este colocó a las tropas en una triple línea, distribuidos de la siguiente manera, la primera fila se encontraban los hastati que era una tipo de infantería, luego en la segundo fueron dispuestos los príncipes y la tercera fila está conformada por los triarii, estos eran los legionarios.

Adicional a que la caballería era robusta conformada tanto por las fuerzas romana como por la de los númida, al ser superior no fue complicado hacer retroceder a la caballería de Cartago, que además tenía menos experiencia en combate que la romana. Al huir la caballería cartaginense los mercenarios Celtas quedaron  solos al frente.

BATALLA DE LOS GRANDES CAMPOS

Eran aguerridos y orgullosos, además sabían que los romanos jamás los perdonarían, ni tendrían compasión si se rendían, así que decidieron pelear hasta el final de la batalla de los grandes campos. Eran tan fuertes que aún encontrándose solos en el frente sin la caballería, lograron detener a la primera fila de los romanos, en virtud de ello Escipión cambia la estrategia y decide realizar una avanzada sobre los flancos con la segunda y tercera fila, con este movimiento logra envolver a su enemigo.

Para ese momento Escipión acaba con los mercenarios Celtas quienes murieron la gran mayoría  en batalla, unos cuantos pudieron escapar del ataque romano. Era evidente que ahora estaban superados en número y en fuerza por lo que Sifax decide abandonar el campo de batalla y regresar a su reino.

Pero Escipión, no perdonaría a Sifax y el huir no sería suficiente, así que decide enviar en persecución con el ejército de Masinissa que como sabemos tenía una cuenta pendiente por cobrarle a Sifax, por lo que había suficiente energía y odio. También acompañando al ejército de Masinissa, envío a Cayo Lelio quien era gran amigo de Escipión y lo acompañaba en sus batallas. Estos alcanzaron a Sifax y se desarrolló la batalla de Cirta en la que los aliados romanos obtuvieron la victoria.

Hicieron de Sifax un prisionero de guerra y Masinissa se convirtió en el nuevo rey de Numidia, se casó con la esposa de Sifax, quien era además la hija de Asdrúbal Giscón, quien la había entregado como esposa a Sifax para que este lo apoyará en el enfrentamiento de la segunda guerra púnica en donde se sucedió la guerra de los grandes campos.

Era la mayor humillación, sin embargo, Escipión no consintió este matrimonio y le exigió a Masinissa que le entregará a Sofonisba como se llamaba la hija de Asdrúbal Giscón, se cuenta que sabiendo que era una humillación, el mismo Escipión, le entregó el veneno con el que Sofonisba se suicidó.

Cuáles fueron los motivos de la Batalla de los Grandes Campos?

La Segunda Guerra Púnica duró años y durante ese tiempo se desarrollaron varias batallas y cada una de esas batallas respondía a una causa o a una estrategia militar. En la segunda guerra púnica, Asdrúbal Giscón y Sifax se encontraban enfrentando el asecho de Útica, pero en la arremetida de Escipión cuando atacó los campamentos de ambos ingentes militares, los comandantes Asdrúbal y Sifax, a pesar que el golpe había sido contundente, escaparon con un pequeño grupo de hombres.

En el recorrido de regreso es cuando consiguen al grupo de 4 mil mercenarios Celtas y logran reagrupar nuevas fuerzas, sin embargo, Escipión seguía su avance hacia el norte de África, quien estaba decidido atacar directamente a Cartago.

Roma tenía una superioridad naval y sabía que Cartago no tenía como hacerle una verdadera oposición, además había encontrado la alianza con Masinissa, quien había sido despojado de su reino por Sifax. Con esta definitiva declaración de ataque de Escipión, Asdrúbal decide que debe detenerlo antes de que llegara a Cartago, es por ello que se produce la Batalla de los Grandes Campos.

Los soldados que lograron escapar, más los mercenarios celtas Asdrúbal y Sifax lograron conformar un ejército de 30 mil hombres, con lo que consideraron podían hacer frente al ejercito de Escipión.  Para el momento Escipión ya había tomado a Útica, no obstante, con la llegada de los ejércitos de Sifax Rey de Númidas y de Asdrúbal Giscón, obligan la salida de Escipión de Útica.

Dentro de las estrategias de Escipión, se encontraba el engaño, así que comienza a tener negociaciones de paz, pero en realidad lo que estaba era haciendo tiempo para obtener información que le permitiera realizar un ataque sorpresa.

Es así que en la primavera del año 203 antes de Cristo, el ejército romano ataca al ejército conformado por Sifax y Asdrúbal en la Batalla de los Grandes Campos, la cual terminó con una contundente victoria por parte de los romanos, por lo tanto, Cartago tuvo que iniciar conversaciones de paz, Sifax fue expulsado del trono de Numidia y Aníbal fue llamado para que regresara de Italia.

Desarrollo de la batalla

La Batalla de los Grandes Campos no es fácil de visualizar si se desconoce el desarrollo y las razones que llevaron a la Segunda Guerra Púnica. Como hemos mencionado Asdrúbal y Sifax habían logrado escapar de los campamentos que fueron atacados por el astuto general romano Escipión, acompañado por un Masinissa ávido de venganza contra Sifax, quienes lo habían destruido en la batalla de Útica.

Pero que llevó a esta guerra, ¿Cuál es la razón por la que Asdrúbal y Sifax deciden a pesar de la derrota obtenida en Útica, enfrentar en la Batalla de los Grandes Campos a Escipión?, vamos a comentarles el desarrollo de la misma. Lo primero que debemos comentar es que Escipión tenía una autoestima y una credibilidad en sí mismo que superaba a cualquiera, decía que tenía la protección especial de los dioses y esto le permitía realizar los ataques más agresivos nunca antes vistos.

Uno de los primeros ataques realizados fue al puerto de Cartago Nova, este lo realizó utilizando toda su fuerza tanto por tierra como por mar.  En cada victoria que obtenía ganaba más hombres y seguidores, porque de los ejércitos vencidos tomaba hombres, de los que obtenía información para conocer a sus enemigos y de las ciudades tomadas, liberaba a los rehenes, los cuales de manera inmediata se volvían en aliados de Escipión. Esto hacía que el nombre de Escipión fuera reconocido entre las tribus ibéricas, las cuales decidían apoyar la causa romana.

La Batalla de los Grandes Campos no era la primera vez que los contrincantes median sus fuerzas. Solo había pasado un años del ataque realizado al puerto de Cartago Nova, cuando Escipión decide ir al encuentro de Asdrúbal, el ejército de éste se encontraba pasando el  invierno en Baecula, una ciudad que se encontraba ubicada en la parte alta del río Betis, lo que hoy en día es conocida como Guadalquivir. En este encuentro Escipión obtiene una nueva victoria, sin embargo, Asdrúbal logra escapar y salir con vida del encuentro.

Se sucede la Batalla de Ilipa en la que el romano vuelve a salir victorioso cuando logra derrotar a los dos ejércitos de Cartago, de esta manera se hace cargo de Hispania, para el año 206 antes de Cristo.  Era un triunfador y por ello entra victorioso a Roma y es elegido como cónsul en un voto unánime del Senado.

Aníbal el rey de Cartago se encontraba en Italia, por lo que Escipión decide de realizar un ataque a Cartago, con la finalidad de obligar Aníbal a regresar a la ciudad y de esta manera obligarlo a salir de suelo italiano. A pesar de los fracasos porque no todo había sido victorias el Senado decide apoyar a Escipión, fundamentado en las últimos resultados de sus batallas y aprueba 50 barcos y más de 20 mil hombres los cuales inician su viaje hacia la costa africana.

Masinissa era aliado de la República de Cartago, sin embargo, al llegar a las costas africanas, lo primero que hace Escipión es lograr la alianza de Masinissa al ejército romano, esta era uno de los más duros golpes que recibía Aníbal, ya que el apoyo del ejército de Masinissa era fundamental para que Cartago alcanzara las victorias.

Es entonces cuando se produce el asedió a Útica, la ciudad soportó este primer ataque gracias al cartaginés Asdrúbal Giscón y a Sifax, sin embargo, este triunfo ante Escipión sería prontamente cobrado cuando ambos fueron derrotados en la batalla de los Grandes Campos. Ya los Cartagos pasaban de la ofensiva a la defensiva y Escipión lo tenía muy claro.

Lo que realmente inició la segunda guerra púnica fue el ataque de Cartago a Sagunto, esta que esta ciudad se encontraba dentro del territorio acordado entre romanos y cartagos en la primera guerra púnica, sin embargo, la misma era aliada de Roma y los Cartagos tomaron su fundación como un incumplimiento a los acuerdos y por ello atacan la ciudad. Roma por su parte, declara la guerra en la muere el padre y el tío de Escipión el Africano quien había jurado venganza.

Con la muerte de Escipión padre de Escipión el Africano, Aníbal pensaba que Roma se rendiría, pero no fue así, es por ello, que esta Segunda Guerra Púnica en la que se desarrollo la Batalla de los Grandes Campos, se considera una de los más grandes enfrentamientos de la antigüedad, la muerte del padre del romano y la de su tío sería vengada.

Consecuencias de la Batalla de los Grandes Campos

Como bien sabemos de las batallas siempre hay consecuencias, como hemos mencionado la victoria fue alcanzada por el ejército romano guiado por Escipión el Africano, quien dentro de sus estrategias llegó a mejorar las utilizadas por el propio Aníbal quien era su enemigo, sin embargo, para Aníbal que eran un poco mayor que Escipión esto era incluso un alago, que al final le dio la victoria a Roma.

La República de Cartago, había sido doblegada, con la Batalla de los Grandes Campos, Aníbal tuvo que dejar el avance en tierras italianas y se vio obligado a regresar para poder defender los territorios del Mediterráneo, ya que Roma avanzaba de manera bastante peligrosa.

La pérdida de la Batalla de los Grandes Campos obligó a Aníbal, quien se encontraba en Crotona, a regresar a la ciudad de la cual había partido hace más de treinta años siendo solo un niño. A su regreso se entera de la muerte de su hermano Magón, quien en el viaje de retorno desde Liguria a Cartago, tuvo que enfrentar a siete legiones de romanos.

A pesar de todas las malas noticias, el regreso de Aníbal a la ciudad de Cartago llena de optimismo a su gente. Roma había enviado a una delegación para hablar sobre los acuerdos de paz, ante la derrota en la Batalla de los Grandes Campos, sin embargo, estos fueron arrestados.  Es cuando Escipión, indignado avanza hacía Cartago arrasando y llenando de temor a todas las aldeas. Aníbal parte de Hadrumetum en dirección a Zama, a cinco días de marcha al sur de Cartago, es cuando se entera de que su aliado Masinissa había decidió apoyar a Escipión.

La perdida de la Batalla de los Grandes Campos había obligado a realizar una conversación de paz entre ambos, sin embargo, Roma estaba convencida de su poderío y de la gran posibilidad de ganar esta segunda guerra púnica y al no llegar a un acuerdo, la Batalla de los Grandes Campos es la antesala a la Batalla de Zama, en donde se termina de definir la Guerra, con una clara victoria de los romanos. El perder la Batalla de los Grandes Campos, facilitó el avance de Escipión y el inicio del Imperio Romano.

Hemos llegado al final de la historia sobre la Batalla de los Grandes Campos, esperamos que la información redactada para ustedes haya sido de su interés y ayuda. Si este artículo fue de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que le recomendamos a continuación:

Leave a Comment