≡ Menu

Cochimi: Significado, ubicación, lengua y mas

El Cochimi o Cochimies hablamos de una cultura indígena nativa de México son un grupo étnico que habita el estado de Baja California Sur, los Cochimies hablan una lengua de Yuman-Cochimi ahora familia extinta llamada Laymon.

cochimi y mas

Historia

Desde el primer contacto con los europeos hace 300 años, los cochimianos ocuparon la parte central de la península de Baja California. Originalmente no había grandes asentamientos y básicamente eran nómadas. Guam o hechiceros tenían un lugar importante en la cultura original, donde no había escritura o manifestaciones artísticas formales. Vivían reuniéndose y pescando, y no practicando agricultura o ganadería propia.

Uno de sus mitos decía que venían del norte porque sus antepasados ​​lucharon en una gran batalla y huyeron al sur para ser perseguidos por sus victorias y resguardados en las montañas de la península de Baja California. Sabían la existencia de los residentes de la Península frente a los que eran más grandes y habían pintado en las cuevas, figuras de animales y hombres. Pero no dieron ninguna razón para ellos o su extinción.

Dividieron el año en seis partes, la primera se llamaba Mejibó, también transcrita como Meyibo, que es la temporada de Pitahaya. Esta temporada fue para ellos el momento más feliz y notable; Es parte de lo que actualmente es julio y agosto.

Significado de Cochimi

El nombre Cochimi, es usado históricamente por la población mexicana, para designar a un grupo indígena y también por su lengua practicante. Su significado es “Dead Language” lo mismo que en español significa “Lengua Muerta”.

Entre otros textos y relatos, se puede decir que la palabra cochimí significa personas que viven en el norte, esta cultura se extiende desde el norte de Loreto, B.C.S. a San Felipe, B.C. Sus costumbres son famosas gracias a las pinturas, a las tradiciones y las descripciones posteriores de los misioneros españoles. Sabían cómo vivir en el desierto y vivir con ciervos, berrendos y ovejas, cuya población en ese momento era abundante.

Ubicación

Cochimíes o cochimi, son una cultura indígena que actualmente yacen en la comunidad de La Huerta unos 12 kilómetros de la ciudad de la carretera de Ojos Negros San Felipe-Ensenada y San Antonio Necua o el Cañón de los Encinos, 6 kilómetros al sur de la carretera Tecate-Ensenada, a la altura del km 70. Este grupo heredan su nombres de misioneros jesuitas, franciscanos y dominicanos que identificaron este nombre para las comunidades fronterizas.

El Cochimi, La Huerta se identifican con las familias de su propio grupo de su zona o lugar específico, la Ranchería, El Ranchito, La Mariposa, Los Gavilanes, Valle de Guadalupe, Ojos Negros, Real del Castillo, Serían vecinos cercanos a esta cultura y estos son igualmente acogidos por sus principios y costumbres básicos que le definen.

Los cochimíes o cochimi son un grupo étnico originario de México que habita específicamente en el estado de Baja California Sur, los cochimíes hablaban una lengua de la familia Yuman-Cochimi extinta Cochimi llamado Laymon. (ver articulo: Kikapu)

cochimi y mas

Actualmente, la mayoría de los que se conoce que aún viven en la comunidad de La Huerta y en San Antonio Necua o Cañón de los Encinos. Ellos ocupan un 3272 territorio de tierra irrigada por bombeo y sembrando frijoles, maíz, cítricos y otros árboles frutales y también tienen algunas cabezas.

Lengua

Hubo diferentes culturas entre diferentes hablantes de la lengua Yuman-Cochimian, pero podemos distinguir dos grandes grupos culturales: por un lado, los habitantes de la parte baja y la boca de Colorado, y Baja California; por otro lado, los indios en el Colorado Center y la región del Gran Cañón.

Los habitantes del Bajo Colorado, como Quechan, eran bastante agricultores que practicaban la agricultura. La gente en el medio, como Mojave, practicaba la agricultura en menor medida: en su mayoría eran cazadores-recolectores.

El término “Håkan” es un conjunto de idiomas similar al idioma palaihnihan y el idioma yuman-cochimiano y algunos idiomas individuales en el oeste americano (principalmente California) y el noroeste de México.

La falta de datos en muchos de estos idiomas hace que sea difícil determinar los límites exactos para esta familia. Mithun (1999) señala que el grupo “Håkan” todavía “no se considera una familia lingüística válida” (página 304). Aquí seguimos su clasificación y, por lo tanto, presentamos a la familia de forma independiente.

Se conoce que esta cultura, posee un lenguaje que se considera que es uno de los mas dificiles de entender por así decirlo. Los Cochimis hablaban una lengua de la extinta familia Yuman-Cochimí llamada Laymon. El Cochimi sí, también conocido como lenguaje Laymon o Cochimi Laymon era la lengua de los cochimíes pueblos que ocuparon la mayor parte de la Península de California a la extinción, probablemente ocurrió a principios del siglo XX.

cochimi y mas
lengua
Cochimi
Familia
Yumano – Cochimi
Hablantes
330

Este lenguaje no debe confundirse con el cochimí de hoy, un nombre dado a la lengua mti ‘padre, hablada en el norte de Baja California (México). El grupo lingüístico Cochimí comprendía dos grandes grupos: el cochimí del sur y el cochimí del norte. La línea divisoria entre esos dos grandes grupos era la Misión de San Ignacio de Kadakaamán, en el norte de lo que hoy es la Baja California Sur.

El idioma es conocido gracias a algunos escritos que los jesuitas suplicaron como la península evangelizada de California en el siglo XVIII. Con base en el análisis de estos textos, ha sido posible establecer una conexión entre el viejo Cochimi y el resto del idioma Yomano-Cochimi, la familia constituye un grupo independiente.

A demás de esto se sabe que esta lengua esta en peligro de desaparecer, Cochimi es un lenguaje extinto, y ‘Lipay está a punto de extinguirse, hablada por un puñado de hablantes muy antiguos. La Unesco considera que todos los idiomas yuman están “amenazados agudamente” (Nivel 4 en una escala de 5) o “En Peligro grave” (Nivel 3), lo que significa que en las próximas décadas existe el riesgo de desaparecer.

El único pai dialéctico norte está un poco menos amenazado en el inmediato, pero la generación más joven ya no aprende varios dialectos diferentes, y por lo general tiene el inglés como lengua materna.

Un ejemplo de su escritura sería:

A continuación se puede apreciar el Padre Nuestro en la variedad de Cochimi, de San Ignacio Kadakaamán, recogidos por Francisco Xavier Clavijero trabajo de misioneros Barco y Ventura, el último trabajo que desgraciadamente se perdió. (ver articulo: Kumiai)

Va-bappa amma-bang miarnu,
rna-rnang-ajua huit maja tegem:
amat-mathadabajua ucuem:
kern-rnu-jua arnrna-bang vahi-mang amat-a-nang la-uahim.
Teguap ibang gual güieng-a.vit-a-jua ibang-a-nang packagit:
-mut-pagijua abadakegem, rnachi uayecgjua packabaya..guern:
kazet-aduangarnuegnit,pacurn:
guangrnayi-acg packadabanajarn.
Amén.

cochimi y mas

Costumbres

A la llegada de los franciscanos de San Diego a Los cochimíes celebraban un festival llamado “Cabet” que era, de acuerdo con el botones para conocer gente de varias aldeas en determinadas épocas del año, llegó pieles masculinas de venado que habían cazado y se extendió como alfombras una casa Los caciques vinieron y fumaron, mientras el doctor o Guama proclamaban los gigantes, algunos indios

Corrían “como un loco” de una especie de calle, mientras que las mujeres bailaban y cantaban alrededor; Después de un tiempo, los caciques se fueron y dividieron las pieles para que las mujeres hicieran los trajes de ese año. Aunque este festival interesante indica ciertas virtudes en estos pueblos, nunca se consideró a los misioneros como una buena tradición y mucho menos estudió su origen o significado.

Es casi seguro que los aborígenes del continente, como las otras personas prehispánicas a menudo dan sus partidos un carácter de performance teatral, en que Miguel del Barco les da algún crédito refiriéndose a la celebración de los Pitahayas: culturas Tiempo dos pitahayas era como el tiempo de su cosecha.

En él ellos eran más felices y alegres que en el resto del año. Así, estos hacia fuera natural de sí mismo, dándose enteramente a sus fiestas, danzas, trata diferentes rancherías y géneros de la comedia y el pastel que ellos hacen, a menudo pasan noches enteras con risa y fiestas, siendo comediantes saben mejor imitar, que hacen con gran propiedad.

cochimi y mas

Otra de las costumbres de la cultura de los cochimi se llamaba tana ambei tecuhui (o ucambi) “Venir del hombre del cielo” era esencialmente lo siguiente: Hacían un gran negocio solo en los hombres, donde había muchos días de comida antes de conocer a todas las mujeres.

El “hombre del cielo” donde el rostro de un niño fue pintado y disfrazado cubre la piel que se escondía detrás de una colina cercana; luego, en cierto momento, corría a la casa donde los hombres lo recibirían y le darían la comida. se quedaron allí por un tiempo, y finalmente el niño se fue para girar hacia la colina como si regresara al cielo; Mientras tanto, las mujeres se quedaron un poco lejos.

En las comunidades de ancianos, se le concedió cierta jerarquía y sus palabras fueron escuchadas con respeto por la mayoría de las tribus del norte. Un ejemplo fue cuando los indios y españoles de salvación, según lo informado por el misionero como sigue comparación: Al salir de eliminar y lejos los dos mayores de ellos siguieron adelante y la cara hacia su pueblo, por señas con las manos para moverse y sentarse.

cochimi y mas

Alimentación

En Baja California hay una gran riqueza gastronómica. En cuanto a los antepasado indígenas, se sabe que actualmente se mantienen algunos de sus platos, solo que con pocas variaciones. Asegúrese de probar la paella de marisco en Ensenada, la langosta de estilo delicioso de Puerto Nuevo, que recibió su nombre del pueblo que fue creado y servido con frijoles y arroz.

El mar es un manjar en Baja California desde tacos de pescado tradicionales, mariscos frescos preparados en todas las formas imaginables, a través del delicioso pan y huevo de de las madres de Brigidin, Tecate.

Se puede decir que los indios de la península alimentados prácticamente todos los animales que podrían ser muertos, incluyendo muchos insectos y frutas, raíces y semillas que no eran venenosas, e incluso algunos que eran lo que, como bella amarga de roble, tenían que extraer el tanino para poder usarlo como alimento.

Cuando los misioneros llegaron a la península observaba los morros áridos regiones del sur y semi-desérticas de la central, preconcibieron para Californios como seres hambrientos, que difícilmente podría existir en un ambiente como ese, pero ignoró el hecho de que, incluso en el desierto, muchas plantas y los animales salvajes abundantes.

Pero no ostensibles, permitieron la subsistencia de los nativos, pero la mayoría no percibió, aunque tenían ante sus ojos, que una de las zonas de pesca más importantes del mundo alrededor de la península y fue utilizado por los nativos. (ver articulo: Tojolabal)

Esto no significa que el natural apreciado todos los días de fiestas suntuosas, pero debe ser rectificado tradición histórica compartida por muchos autores, en el sentido de que esas tribus vivían en hambre constante, lo que es inconsistente con la descripción que los jesuitas propios y varios exploradores hicieron su gran fuerza física y armonía anatómica; el hambre más tarde los mató, cuando se olvidaron de sus hábitos de cazadores-recolectores y se volvieron sedentarios.

cochimi y mas

Produciendo bienes transformando lo que se encuentra en la naturaleza, ellos hicieron la vieja manera Californios más complejo y variado que los hombres de la etapa Paleolítico Superior que fueron colocados por algunos antropólogos. Ver lo que ellos podrían hacer en ese ambiente.

Usaron flechas y arcos, bóvedas hechas de una vara de fuego flexible y endurecida, redimensionable, generalmente más larga que su altura; La cuerda era de nervios o tendones de ciervos retorcidos.

La punta de la flecha puede ser un palo puntiagudo para perseguir animales pequeños; o de pedernal, a veces con bordes afilados, para la guerra o en persecución de animales grandes; Estas puntas estaban atadas al hombro, pero también usaban un adhesivo obtenido de una resina vegetal; la longitud era ligeramente inferior a un metro, y cerca de la hendidura había tres plumas que evitaban el rincón para disparar en altura.

Los indios de las llanuras del sur de los Estados Unidos utilizó un atlatl, que también es utilizado por los aztecas, que llamaron “atlatl” y los jesuitas, con referencia a las armas utilizadas por los indios estándar mencionados, pero dejó en claro la forma en que lo tiró.

cochimi y mas

Esta arma consistía en un alfiler con un agujero para sostener dardos o algún tipo de flecha pequeña, y al girar se alcanzaba la velocidad suficiente para el armado. Hoy se sabe que los usaron. Las lanzas encontradas en la península al sur hasta ahora son: cuatro por William Massey en 1947; dos cerca de Buena Vista 1962; y cuatro más en 1967 en un sitio funerario en la reserva rocosa La Matancita, al sur de Todos Santos.

Los cochimis que vivían al norte de 31 grados y cucapas, además de flecha y arco, con la ayuda de palos y algo así como un hacha de madera dura y pesada. Cazando venados, escondiendo a un hombre en el bosque y moviendo la cabeza de un venado, animales previamente tallados que llegaron a ver se acercaron al lugar, donde otros cazadores estaban listos para matarlos.

cochimi y mas

El pesca fue una actividad practicada por casi todos los grupos étnicos en California, lo que les permitió alimentarse de una rica proteína de base de alimentos, especialmente aquellos que viven cerca del océano.

Los guaycuras, refiriéndose a un espíritu más alto que llamaron “guyiagui”, dijo que otros espíritus menores que lo servían, y lo trae Pitahayas peces, reflejando la importancia que le atribuye este alimento. Para llegar al mar, los antiguos Californios utilizados balsas de registro o pequeños barcos con cañas que podrían alcanzar las islas a lo largo de la costa o navegar a unos ocho km. Offshore, o en el norte, cruzan el Colorado. (ver articulo: Kiliwa)

Los cochimis, según la descripción, hechos por indios Ulloa encontrados cerca de la bahía de San Rafael, deben haber cazado focas para que el agua se mantenga almacenada en un chasquido obtenido del animal o hecho con la piel.

Vestimenta

Los hombres se desnudaron por completo, usaron solo algunas plantas ornamentales de marismas, caracoles y conchas de mar. Las mujeres tenían una fina falda chal vestida con pan de pita (fibras de plantas) y pieles traseras de ciervos u otros animales tapaban, adornaban la cintura con un hermoso cinturón y su cabeza con una curiosa forma de vender en red. Para caminar en el monte, tenían huaraches de cuero o de tipo eje.

Los hombres estaban completamente desnudos, usaban solo algunas plantas ornamentales de juncos y caracoles, a veces conchas de mar. Las mujeres tenían una enagua de uvas finas estiradas sobre pita (fibra vegetal) y cubrían la espalda con ciervos u otros animales, adornaban la cintura con un bello cinturón y la cabeza con un curioso vendaje. Caminar en el monte utiliza tanto cuero como hoodaches.

Vivienda

Su casa era muy simple hecha de piedra suelta colocada en un círculo sin techo. De acuerdo con el lugar ocupado en el territorio, los grupos étnicos de Baja California reciben diferentes nombres; Por lo tanto, Cochimí y Kumiai están habitados por la meseta; Cucapá es conocido como Rieños, y Pai-Pai y Kiliwa se llaman Serreños.

El Cochimi, que se identifica en su lengua M ‘ti-pa, ocupa las planicies costeras en los municipios de Tecate, Tijuana y Ensenada; Su principal núcleo de población se encuentra en La Huerta, Ojos Negros, Peña Blanca y Manteca Española.

Algo que permitía a los cochimíes el placer en ciertos momentos del año, la cosecha era Pitahaya y los frutos secos, y son una parte importante de su dieta, hecha en el momento de una fiesta.

El día se llamaba Ibo, que significaba sol; La primera temporada, la más feliz y feliz de corresponder a la cosecha del mejibo de Pitahaya, le dijo que corría de julio a agosto; El otro también correspondía a una época de abundancia ahora pitahaya amargamente jugosa, higos de cactus y nueces, y se llamó Amada-APPH  en el mes de agosto y es parte de octubre, llovió un poco y el campo era verde.

cochimi y mas

La tercera estación incluye de octubre a diciembre, cuando comienza a secar el césped, y llamó a Amada-Appigalá; el cuarto fue el más frío de todos, de diciembre a mediados de febrero y se llamó majibel; Esto fue seguido por el Mayib, que comenzó en febrero y finalizó a mediados de abril; y la sexta y última temporada fue Mayib-Maaji, que fue la más difícil por la falta de comida nativa.

Artesanía

Los hombres se desnudaron por completo, usaron solo algunas plantas ornamentales de marismas, caracoles y conchas de mar. Las mujeres tenían una fina falda chal vestida con pan de pita (fibras de plantas) y pieles traseras de ciervos u otros animales tapaban, adornaban la cintura con un hermoso cinturón y su cabeza con una curiosa forma de vender en red. Caminando en el arbusto tenía huaraches de cuero o tela tipo ixtle.

Sus costumbres y artesanías son famosas gracias a las pinturas rupestres y las descripciones posteriores de los misioneros españoles. Con la llegada de los misioneros adquirieron nuevos deberes, establecidos durante largos períodos en lugares donde no había agua, aprendieron a vestirse, crecer y domesticar a los animales. De esta manera, las primeras comunidades se formaron en la península de Baja California.

No tenían los conceptos más rudimentarios de arquitectura y arcilla utilizados solo por ciertos sectores en la región norte. Para algunos propósitos, utilizaron las conchas que estaban en las playas y comieron sus alimentos tostados o restaurados.

cochimi y mas

Atole semillas molidas que tenían, mezquite u otras verduras mezcladas con agua en cestas que eran comunes a todas las tribus y luego se vierte sobre rojo caliente, piedras calientes para cocinar para obtener la mezcla.

Las actividades diarias fueron encontradas, perseguidas y recolectadas de frutas y semillas. El cultivo favorito fue pitahaya, ciruela y mezcal. Su casa era muy simple, hecha de piedras sueltas colocadas en un círculo sin techo.

Artesanía Cochimí. Pieles de ganado, cascos de víbora, semillas, plumas y consideración de colores son las materias primas utilizadas por los indios La Huerta para la preparación de estas hermosas joyas. Escultura de piedra Los acantilados, como la piedra caliza en tonos, que van desde el café hasta el verde claro, son utilizados por los artesanos de Cochim para esculpir hermosas figuras de colecciones inspiradas en diferentes motivos.

Religión

Poco se sabe de la vida religiosa de estos grupos, aunque hay datos que revelan el culto a los dioses ancestrales. Todos tienen una visión del mundo animada, es decir, piensan que está equipada con espíritus, especialmente componentes naturales, para honrar los ritos de la reconciliación; También consideran que la fiesta dedicada a sus difuntos es de suma importancia. Pai-pai también ofrece dioses que representan las estrellas.

cochimi y mas

Muy especialmente la luna y las estrellas. Sobre kiliwa y sus prácticas religiosas, la información disponible es mayor; Ellos defendieron a la luna como su dios principal, con respecto al origen y cuya residencia Odo notó en el mundo de los muertos; Incluso ellos honran a un dios del sol y cuatro dioses más pequeños, los “hermanos” representaban figuras de madera similares a las humanas.

Los pocos festivales de los Santos Católicos son generalmente famosos según su calendario ritual. por ejemplo, entre Cochimi y Cucapá, el festival está dedicado a San Francisco el 4 de octubre asociado con los gritos de fertilidad de la tierra.

Mitos y Leyendas

Hay una leyenda conocida aquí en La Paz … por una mujer vestida de negro. Dicen que esta mujer de negro sale del panteón; Sale por la noche. Como he aprendido, la leyenda es que un taxi pasó la noche frente al cementerio y una mujer se detuvo. Ella era una mujer vestida de negro. Entonces el taxi le dio una raite y parece que el taxista no conocía esa historia y la llevó a donde la mujer le pidió que la llevara.

No estoy seguro, pero creo que ella le pidió que la llevara a una iglesia. La mujer salió y le dijo al taxista que la esperara. Luego se arrodilló frente a la puerta de la iglesia, que había estado cerrada desde la noche, y luego regresó al taxi y le pidió al taxista que la llevara al mismo lugar donde la había recogido.

cochimi y mas

Cuando regresaron al Panteón, la mujer desapareció y dejó un olor a flores, como el aroma de las granjas de flores. El taxista se dio cuenta de que la mujer había desaparecido, ni siquiera había pagado el viaje y luego se sintió como un viento muy fuerte y dijeron que se enfermó.

Estaba harto del miedo por varios días y no había ningún médico que pudiera aliviarlo hasta que se lo llevaron con una mujer que parecía haber sido barrida con un huevo de gallina y así haberse curado. La leyenda fue encontrada en un blog por Homero Adame.

Esta leyenda es bien conocida en diferentes partes de México y tiene variaciones muy locales, como lo cuenta Luz Miriam González Sosa, una estudiante de 15 años. Por ejemplo, en San Luis Potosí hay una leyenda muy similar llamada “La Dama Enlutada”, con la diferencia de que el taxista la lleva a siete templos y la devuelve al Panteón El Saucito.

Leave a Comment