≡ Menu

Lo que debes saber antes de visitar el museo Británico

Te invitamos a conocer todo sobre el Museo Británico, no hay nada mejor que antes de ir a visitar un museo conocer sobre su historia, sus colecciones, piezas más importantes, para cuando tenemos la oportunidad de estar personalmente en el museo, podamos disfrutar en pleno del recorrido. Hoy conocerán lo que debes conocer antes de visitar el museo Británico, aquí.

Historia del Museo Británico

El Museo Británico abrió sus puertas hace ya 261 años, 1.759 puede ser identificado como un buen año para el mundo, si nos referimos al arte, ya que el museo Británico fue el primer museo nacional público del mundo. Después que éste museo abrió sus puertas en la hermosa ciudad de Londres, lo hizo años después el museo del Louvre y el museo del Prado.

La colección privada del médico y naturalista irlandés  Sir Hans Sloane, fue la que dio el comienzó a este increíble museo. La pasión del médico Slone por coleccionar objetos, piezas, libros y mucho más, lo llevo a lograr una de las colecciones privadas más impresionantes de la época, la cual contaba con más de 71.000 objetos, que vendió al parlamento francés por tan solo 20.000 libras esterlinas.

Posterior a esta adquisición por parte del Parlamento francés, la colección de manera natural continuó  creciendo, debido a que personalidades de la monarquía también se hacían presentes, uno de ellos fue el rey Jorge II quien entregó en calidad de donación, su antigua Biblioteca Real, la cual se encontraba conformada por una cantidad de increíbles manuscritos.

En un principio la edificación que sirvió como escenario para contener esta increíble colección fue la casa Montagu, la cual era una hermosa mansión del siglo XVII, posteriormente esta fue derribada en el año 1.840 para construir lo que es el actual museo Británico. El museo continuó creciendo con los años lo que ha hecho que hoy en día sea considera como uno de los primeros cinco museos más importantes y visitados del mundo.

 

Existen en el museo una serie de piezas que bien valen la pena resaltar y que fueron donadas por personalidades importantes de la sociedad, que hoy en día son piezas invaluables de gran importancia histórica, entre ellas se encuentra la “Piedra Roseta”, sí la misma que permitió descifrar los jeroglíficos egipcios. También sumó a la colección del Museo Británico la colección de Townley un millonario inglés que le gustaba coleccionar esculturas clásicas.

Otra de las esculturas muy visitadas son las esculturas del Partenón, las cuales fueron donadas por Lord Elgin, quien destruyó el antiguo templo griego y se llevó parte de los frisos y de las esculturas, las cuales el museo a conservado. Tras estas piezas existe un reclamo y una gestión que se lleva a cabo entre el Reino Unido y Grecia, para el retorno de las piezas del Partenón, las cuales fueron extraídas en su momento.

El museo Británico argumentaba que Grecia no cuenta con los espacios idóneos para resguardar tan valiosas piezas, sin embargo, Grecia ahora cuenta con el Museo de Acrópolis, el cual tiene una sala de exposición, especialmente construida para recibir los frisos y esculturas del Partenón.

Para inicio del siglo XXI fue inaugurada una ampliación llamada el Gran Atrio de Isabel II, es una impresionante cubierta de cristal y acero diseñada por el arquitecto Norman Foster. El Museo Británico solo ha cerrado sus puertas desde 1.759 en dos oportunidades, durante los periodos de guerras mundiales, en donde sufrió algunos daños, sin embargo, fue reconstruido y hoy en día muestra su grandeza y su increíble colección al mundo.

Complejo

Como señalamos el museo Británico fue el primer museo público del mundo, dedicado a mostrar la historia de la humanidad a través  de su colección, este objetivo fue un promotor para recibir de todas partes de mundo donaciones de objetos y obras valiosas, con las que complemento su colección inicial.

Sin embargo, precisamente a la cantidad de objetos que alberga como museo, se vio en la necesidad de expandirse, convirtiéndose con el tiempo en un complejo cultural. Se estableció inicialmente en una hermosa mansión en el año 1.753 abriendo sus puertas en el año 1.759, la expansión por supuesto se encuentra fundamentada en la colonización británica.

En virtud de que la colección crecía en número y en diversidad de objetos, culturas y épocas, la dirección del museo se vio en la necesidad de crear varias instituciones de la rama, naciendo el primer Museo de Historia Natural en 1881.

En el año 1973, se promulga en el estado del Reino Unido una nueva  Ley que tiene la finalidad de regular la Biblioteca Británica, por lo tanto, quizás sin esa intención pero fue uno de las consecuencias de la misma, se separó el departamento de la biblioteca de la administración del Museo Británico, sin embargo, el museo continuó acogiendo la biblioteca durante un tiempo más, aunque estuviera separado de manera administrativa, la dispuso en una nueva sala de lectura construida en el edificio del museo hasta 1997.

MUSEO BRITANICO

El diseño del edificio estuvo a cargo del arquitecto inglés Robert Smirke, quien se caracteriza por su estilo neoclásico, resaltan en las modificaciones y adiciones la sala de Estudio circular donde se encontraba la antigua Biblioteca Británica. Otra característica a resaltar del edificio es el frontón principal elaborado por el artista británico Richard Westmacott, quien creó un conjunto escultórico que adorna de manera sin igual la edificación.

De las ultimas ampliaciones realizadas en el museo Británico es el Gran Atrio  de  la  Reina  Isabel  II, este fue construido en el centro del museo, el diseño del mismo estuvo a cargo Norman Foster, un arquitecto britanico que ha recibido por su desempeño profesional varios galardones importantes, se encuentra ocupando el espacio que dejo libre la Biblioteca Británica, lo que más llama la atención de esta zona es el techo de cristal, construido con más de 1.600 pares de vidrios .

Secciones

La colección del Museo Británico está conformada por una cantidad importante de obras que es cuantificada en millones, lo que lo hace uno de los museos con las colecciones más grande y más completa del mundo. Se encuentra representada en la colección del museo la historia de la cultura humana, desde sus inicios hasta el presente. Actualmente se encuentra organizado por departamentos que se hacen responsables de la preservación de cada uno de las obras y objetos que se encuentran adjudicados y clasificados a cada uno de ellos.

Se tratan de diez departamentos, podemos comenzar por nombrar el departamento de “antigüedades prehistóricas” y el “romano – británico”, también existe un departamento dedicado a las “antigüedades medievales”, el cual se encarga de las exhibiciones de las obras de arte que van desde la Europa prehistórica hasta la actualidad, donde se destacan piezas importantes de la Edad Media y el Renacimiento.

MUSEO BRITANICO

También hay un departamento dedicado a las “monedas y medallas”, en cuya colección se encuentran representadas todas las culturas y periodos, incluyendo objetos romanos, griegos y orientales, sin olvidar la famosa  colección donada al museo por el rey Jorge IV. El departamento de “antigüedades egipcias”, es responsable de una de las colecciones más grandes del mundo, en la que se preservan y exponen momias, sarcófagos, papiros y la famosa  piedra de Rosetta.

El departamento de “etnografía” se encarga de la colección de objetos que permite conocer y mostrar la historia de los pueblos indígenas del mundo. El departamento de “antigüedades griegas y romanas “ con piezas realmente invaluables y de mucho reconocimiento como por ejemplo la famosa vasija de Plortlan que data del siglo I.

El friso del templo de Apolo de Bassae de Grecia, los Mármoles de Elgin, entre muchos otros. El departamento de “antigüedades orientales” el cual se compone de obras de arte, arqueología islámica y oriental, piezas cerámica y más. Otro de los departamentos es el de “grabados y dibujos” en el que su colección está conformada por piezas que cubren un periodo la Edad Media hasta nuestros días.

El departamento de “antigüedades asiáticas occidentales” en donde se encuentran las piezas mesopotámicas que datan desde el año 5000 antes de Cristo, y se extienden hasta el siglo VII de nuestra era. Adicionales a los departamentos en los que se encuentra clasificada la colección del museo, éste  cuenta con los indispensables departamentos dirigidos a la investigación  y a la conservación.

MUSEO BRITANICO

Exhibiciones

El museo Británico presenta una exhibición de su colección de manera permanente, las cuales abarcan temas diversos que muestran la historia de la humanidad desde épocas muy remotas hasta la actualidad, a través de pinturas, esculturas, piezas talladas, cerámicas, joyas, armas, entre otra infinidad de piezas artísticas.

Sin embargo, de manera adicional a su exposición permanente el museo Británico realiza exposiciones o exhibiciones temporales desde el año 1.838, o sea que tampoco es algo nuevo dentro de las actividades que desarrolla el museo, pero si aporta dinámica e innovación a sus exhibiciones.

Desde el nivel menos 1 hasta el nivel 2 del museo podremos encontrar la exhibición dedicada a la librería antropológica, las salas dedicadas a Asia, al Oriente Medio y al mundo Islámico. Se pueden también disfrutar de las salas dedicadas al Continente Americano, a la antigua Grecia y Roma, Las cerámicas Chinas. En los pisos  3, 4 y 5 se encuentran la gran parte de las salas, en el piso 3 se encuentra la exhibición del Antiguo Egipto, la Antigua Grecia, Roma y Europa y la sala de los relojes.

En el nivel 4 se encuentran grabados, dibujos, caligrafías. En el nivel 5 se ubica la exhibición de Japón y pinturas del British Museum. En el 3 es donde se concentran la mayoría de las salas. En el nivel 6 encontrarán piezas medievales, los frisos de Partenón y más. De las exhibiciones permanentes también se realizan nuevas exposiciones basadas en una nueva interpretación de las piezas y las culturas y resulta ser muy interesante la propuesta.

De las ultimas que han realizado podemos señalar la Exposición del Imperio olvidado, la cual fue realmente exitosa. Dentro de sus exhibiciones permanentes las obras y exposiciones que tienen mayor popularidad, por supuesto que se encuentra la Piedra Rosetta, por su importante aporte a la humanidad para entender los jeroglíficos egipcios.

Por supuesto, que también debemos nombrar los polémicos frisos del Partenón, de los cuales por supuesto daré mi opinión personal, considero deben ser regresados a sus verdaderos dueños los griegos. Hay acciones históricas que no nos hacen sentir muy orgullosos como humanidad y que pueden ser de alguna manera corregidas.

La Moái de 2.5 de la Isla de Pascua, una hermosa piedra de basalto de Chile. En la exhibición de piezas orientales los espectaculares Jarrones de David que datan de 1.300 años antes de Cristo. La miniatura de ajedrez de la época medieval, tallado en marfil de foca.

La serpiente de dos cabezas perteneciente a la cultura azteca, que cuenta esa época de la conquista, ya que fue un obsequio del emperador Moctezuma a Hernán Cortés, un colonizador español. Que podemos decir del estandarte de Ur el cual es del siglo XXVI antes de Cristo, con incrustaciones de lapislázuli, conchas y mucho más.

Ubicación

El impresionante Museo Británico se encuentra ubicado en la bella ciudad de Londres, en el Reino Unido, este uno de los museos más importantes y visitados del mundo, se encuentra específicamente en Great Russell St, Bloomsbury, London WC1B 3DG, Reino Unido. Londres es la ciudad capital de Inglaterra y todo el Reino Unido, es una ciudad que creció a las orillas del río Támesis. Es definitivamente un centro cultural importante.

Lugares de interés próximos al Museo Británico

Si le queda tiempo luego de visitar el Museo Británico, la ciudad de Londres se caracteriza por ser una de las ofertas turísticas por excelencia del mundo. El simple hecho de caminar por sus calles, reconocer las hermosas y características casetas telefónicas, ya es ganancia, sin embargo, hay muchas cosas más que ver en el Barrio St, Bloomsbury.

Esta es una zona de la ciudad que es  muy hermosa y con varios lugares dignos de recorrer, es una ciudad acogedora llena de plazas, con un urbanismo en donde prevalecen las casas adosadas. Después del Museo Británico, recomendamos la visita al Museo de los juguetes, en realidad su nombre es el Museo Pollock´s Toy,  se trata de una tienda de juguetes, la más antigua de Londres, abrió sus puertas en 1.851, dirigida por su dueño y su socio hasta su fallecimiento.

Para los amantes del comics, no pueden dejar de visitar el único museo en Londres dirigido a este tipo de arte, el Cartoon Museum, se encuentra muy cerca del Museo Británico. Si eres fanático de Harry Potter de seguro le encantará acercarse a la Estación San Pancras y a la famosa Estación King´s Cross, en donde esta el increíble andén 9 y ¾.

Horarios

Para visitar el Museo Británico puede hacerlo sin costo alguno, a menos que desee ver alguna de las exposiciones itinerantes que presentan en oportunidades, las cuales sin tienen un precio estimado. El museo abre sus puertas todos los días desde las 10 de la mañana hasta las 5 y media de la tarde. Los días viernes cierran hasta las 8 y media de la noche, abriendo también a las 10 de la mañana. Las únicas fechas que el museo no abre al público son los 24 y 25 de diciembre y en Año Nuevo.

Transporte

Ya no encontramos en la hermosa ciudad de Londres y estamos decididos en conocer el Museo Británico, la mejor opción para trasladarse es utilizando el Metro, las estaciones que lo dejarán más cercano a su destino son:  Holborn, Godge Street, Russer Square,  y Tottenham Court Road.

También puede tomar las líneas de autobuses, aunque por supuesto es un poco menos rápido y recuerde que debe entonces estimar muy bien el tiempo de su visita. Las líneas que lo llevarán hasta el museo sonLas líneas 1, 8, 19, 25, 38, 55, 98 y 242 las cuales tienen parada en  New Oxford Street. También las líneas 10, 14, 24, 29, 73, 134 y 390 que tienen parada  en Tottenham Court Road y las líneas 59, 68, X68, 91, 168 y 188 que paran en Southampton Row. Esta la oferta del alquiler de bicicletas o vehículos, para ambos tipos de transporte existe estacionamiento.

Si este artículo ha sido de su agrado le invitamos a continuar la lectura de los enlaces que recomendamos a continuación:

Leave a Comment