≡ Menu

Códice Calixtino: Uno de los manuscritos más antiguos

El Códice Calixtino es un manuscrito ilustrado muy antiguo, que data del Siglo XII, el cual tiene una recopilación completa de información relacionada con el Apóstol Santiago, incluyendo sus sermones, los textos litúrgicos, himnos, milagros y relatos sobre los viajes realizados por el Apóstol, uno de los más destacados seguidores de Jesús de Nazaret.

Codice Calixtino

Introducción

Uno de los libros antiguos más importantes de la historia, sobretodo para la religión católica cristiana, es el Códice Calixtino,  o Codex Calixtinos, como se le llana en Latín, es el manuscrito más célebre, analizado y reconocido en todo el mundo por poseer información relevante sobre el Apóstol Santiago y su famoso recorrido llamado el “Camino de Santiago”.

El Códice Calixtino es un manuscrito único e invaluable, la escritura de este libro es atribuida (según algunos estudiosos de la materia) al Papa Calixto II, quien logró una recopilación fascinante de representaciones culturales que dejaron su huella en el arte de la época, así como también costumbres, consejos y descripciones útiles para quien transitara el famoso Camino de Santiago.

En este manuscrito encontramos interesantes descripciones sobre la ruta que con el paso del tiempo se convirtieron en la primera guía para los devotos que realizaban un peregrinaje al recorrer el ‘Camino de Santiago’ llegando desde lugares remotos en toda Europa.

También tiene una importancia relevante destacar que esta obra contiene un compendio de la vida de este Apóstol, donde podemos apreciar referencias a sus sermones, relatos sus milagros y pasajes de textos litúrgicos que hacen mención a las virtudes de Santiago.

Códice Calixtino

El ejemplar más antiguo y completo de esta magnífica obra se denomina Liber Sancti Iacobi, el cual está bajo custodia en la Catedral de Santiago, ubicada en la Provincia de la Coruña, en Galicia (España). En total se conoce que existen unas 200 copias de este manuscrito, repartidas por toda Europa, en algunas ciudades como Barcelona, Madrid, Salamanca, Lisboa, Londres, Italia y en la Ciudad del Vaticano.

¿Qué es el Códice Calixtino?

El Códice Calixtino es un manuscrito invaluable, que reúne de manera extraordinaria las palabras con las cuales predicó el Apóstol Santiago a través de una recopilación de sus sermones, también se incluyen en este compendio los textos litúrgicos donde se describen las oraciones elevadas a la divinidad, destinadas a pedir la ‘Gracia Divina‘, así como también los rituales, tradiciones y piezas musicales esenciales en actos litúrgicos y los milagros realizados por el Apóstol durante su servicio a Dios.

Del mismo modo, en el Códice Calixtino se hace referencia al ‘Camino de Santiago‘, sendero que simboliza numerosas manifestaciones de devoción, y arrepentimiento para alcanzar la misericordia del Señor, también en esta ruta se muestran gestos de hospitalidad, creencias y cultura que nos dicen con ejemplar elocuencia los fundamentos de la espiritualidad presentes en los devotos del viejo continente.

El Apóstol Santiago

Según el nuevo testamento, el Apóstol Santiago o Jacob de Zebedeo, también es conocido como Santiago el Mayor, para diferenciarlo de otro de los seguidores de Jesús que llevaba el mismo nombre. Su nombre bíblico original proviene de Jacob o Iacobus, que con la adaptación al idioma pasó a ser Sant Iacob, y posteriormente Santiago.

Según las escrituras sagradas de la Biblia fue uno de los más fieles y reconocidos del grupo de los doce y el primero de los seguidores de Jesús que sufrió el castigo del martirio hasta la muerte. El Apóstol Santiago pertenecía a lo que los estudiosos del nuevo testamento llaman el ‘Círculo de dilectos’ tratándose básicamente de los discípulos que tenían una relación especialmente relevante con Jesús.

Códice Calixtino

Santiago de Zebedeo fue partícipe en ocasiones célebres del apostolado del Hijo de Dios, ya que lo acompañó durante la resurrección de la hija de Jairo, estuvo con él cuando vivió el episodio de la transfiguración de Jesús y en la más emotiva de las oraciones realizada en el Huerto de Getsemaní, donde Jesucristo se apartó a orar a solas, pues le pedía fuerzas al Padre Eterno para poder enfrentar su pasión y muerte.

Luego de que Jesús muriera clavado en la cruz por los pecados del mundo, el Apóstol Santiago fue uno de los pocos que tuvo el privilegio de presenciar con sus propios ojos la maravilla de ver a su maestro resucitado.

En el libro de los Hechos de los Apóstoles, se relata que el Apóstol Santiago estaba en espera orante cuando se efectuó el Pentecostés, o sea la celebración de la llegada del Espíritu Santo a los Apóstoles, lo cual afirma que es uno de los referentes por excelencia de la primera comunidad cristiana, junto con los apóstoles Pedro y Juan, la cual se constituye como el fundamento de la iglesia, teniendo a su cargo la responsabilidad de predicar y llevar la palabra de Dios a todos los rincones del mundo conocido.

Códice Calixtino

Santiago dejó su trabajo de predicar la palabra en España para embarcarse en un viaje que lo llevaría a las lejanas tierras de Jerusalén, a ver a la madre de Jesús de Nazaret.

Este viaje sería el último del apóstol Santiago, pues es en este momento que es apresado e injustamente asesinado por ser uno de los 12 discípulos de Jesús, mientras tanto dos de sus más fieles apóstoles, llamados Atanasio y Teodoro, se encargaron de preservar y trasladar su cuerpo hasta lo que hoy se conoce, según relatos de la tradición cristiana, como el sitio donde fue enterrado el Apóstol Santiago, nos referimos a Galicia, en España.

El Apóstol Santiago fue condenado a muerte por sus creencias y por predicar las enseñanzas de su maestro Jesús, fue Herodes Agripa I quien le sentenció a ser martirizado hasta morir, entre los años 41  y 44 de nuestra era.

Para referirse a todo sobre la vida y obra de Santiago El Mayor, se utiliza el término Jacobeo, un adjetivo que engloba toda una tradición de respeto, veneración y fe hacia uno de los pilares fundadores de la religión, basada en las enseñanzas del hijo de Dios. El Sepulcro del Apóstol sitúa la tradición de veneración en la ciudad Gallega de Santiago de Compostela.

El Camino de Santiago

El Camino de Santiago es como se le llama a una serie de rutas de peregrinación de la religión cristiana, que tienen su origen en los lejanos tiempos medievales, estos rumbos llevan todos una misma dirección: la tumba de Santiago el Mayor, la cual está ubicada en la Catedral de Santiago de Compostela en Galicia España.

Códice Calixtino

Históricamente, al trayecto se le ha denominado de manera coloquial como el Camino de Santiago, pero si se le da un sentido más estricto a la ruta a la que hace referencia, nos encontramos con una descripción geográfica que parte desde la zona de los Pirineos occidentales y hace un recorrido por todo el norte de la nación española, hasta llegar finalmente a la ciudad Gallega donde se encuentra la tumba del Apóstol Santiago, la cual es el punto de arribo de todos los caminos Jacobeos que existen.

En el año 820 fue descubierta la tumba, estaba entre los restos de lo que en otros tiempos fue un próspero asentamiento romano, ante tan importante hallazgo se decidió comenzar con la construcción de un templo, el cual fue ampliado con el paso de los años hasta que poco a poco se convirtió en la Catedral como la conocemos actualmente.

La creciente feligresía que profesaba la devoción al Apóstol Santiago fue un indicativo para que el máximo representante de la monarquía para la época, el Rey de Asturias Alfonso II, mediante una proclama decretara que Santiago el Grande es el Patrón Religioso del Reino de Asturias, esta proclama fue sostenida por todos los sucesores de este monarca, el pueblo acogió con agrado y fervor la iniciativa, tanto que antes de ir a una batalla los integrantes del ejército invocaban la protección del Apóstol.

El Camino de Santiago o Jacobea, es una de las últimas grandes peregrinaciones cristianas del que se tenga conocimiento, durante la edad media fue realizada por un número significativo de personas, el cual fue creciendo de manera sostenida durante los años siguientes, ya que los fervientes devotos consideraban que los restos del Apóstol Santiago tenían la capacidad milagrosa de lograr la intercesión ante Dios.

Códice Calixtino

Desde el principio la ruta de peregrinación fue extendiéndose hacia otros reinos presentes en Europa occidental, se ganó el respeto y el apoyo de las autoridades eclesiásticas y del gobierno civil, así como de personas influyentes, quienes ayudaron a la creación de toda una infraestructura que pudiese ser suficiente para ofrecer a los que participaban en este peregrinaje el alojamiento y otros servicios que pudieran necesitar los viajeros mientras transitaban por esta ruta.

Con el correr de los años esta peregrinación ha tenido que reponerse de dos grandes épocas de crisis que han amenazado con acabar con la existencia de esta manifestación religiosa, primero en el año XVI por los peligros enfrentados durante el recorrido y por la influencia de la creencia teológica protestante, y segundo por el proceso de secularización que se inició bajo las influencias de la Revolución Francesa, donde el sistema religioso de la región perdió fuerza ante las leyes de la autoridad civil, lo cual produjo una pérdida significativa de la infraestructura de alojamiento para los peregrinos, en el siglo XIX.

Esta crisis fue dura y larga para la práctica de la devoción en el Camino de Santiago, llegó a ocupar parte del siglo XX inclusive, pero luego de la segunda mitad del mismo se comenzó a recuperar la popularidad entre los fieles, lo cual conlleva a un nuevo auge de la devoción que se hace en este lugar, provocando que las autoridades se preocupen por acondicionar nuevamente los espacios de alojamiento, protección y atención a los viajeros.

En tiempos más recientes, el número de devotos que hacen el peregrinaje hasta la tumba del Apóstol Santiago ha aumentado de manera constante, específicamente desde el año 1990, incluso en el año 2018 se alcanzó una cifra significativa entre los visitantes a este santuario católico, con un total de 327.000 personas que hicieron el Camino de Santiago.

Historia del Códice Calixtino

El Códice Calixtino es el manuscrito ilustrado más conocido sobre el Camino de Santiago, en latín se le llama Codex Calixtinus, y se tiene conocimiento de que esta obra tuvo sus inicios entre los años 1100 y 1140 en el siglo XII, su culminación se cree que está entre la fecha 1170 y 1180, donde quedan incluidos textos musicales representativos de la música polifónica de Europa para la época.

Códice Calixtino

Este manuscrito es considerado como una joya de la literatura antigua y es la obra que contiene las directrices para realizar exitosamente el Camino de Santiago. Debemos mencionar una característica de suma importancia, todos los libros que integran el Códice Calixtino fueron escritos en distintas épocas y de manera individual, pero la autoría del último de los libros, donde se especifican los pormenores del peregrinaje por este famoso camino, se le atribuye a un Fraile Francés llamado Aymeric Picaud.

Existen distintas versiones sobre la autoría del Códice Calixtino, pues según los expertos en el tema, este fue escrito por un mínimo de cuatro personas diferentes; al autor principal de la obra se le conoce con el nombre de Scriptor I, dejando la afirmación de que el trabajo fue realizado por el Fraile Picaud en entredicho.

El códice originalmente contenía 27 cuadernos, pero debido a las alteraciones que se produjeron en algunos de ellos a lo largo de los años, se modificó la estructura original de la obra en general. Años después hacia el siglo XV desapareció el folio 220, el cual era parte del último de los cuadernos, que originalmente estaba en blanco.

También se perdió el folio que estaba antes de lo que hoy se conoce como el primer libro, lo cual indica que el Códice Calixtino tenía, como se acostumbraba en tiempos remotos, el primer y el último folio en blanco, los cuales se usaban a manera de guardas de la obra en sí. Posteriormente, se supone que durante la restauración realizada al Códice a finales del siglo XII, se hizo una añadidura a la estructura original del libro, se trata de un segundo apéndice, identificado como Apéndice II.

Para el año 1609, el libro IV perteneciente al manuscrito original, fue separado de la estructura general de la obra, lo cual se considera un maltrato al códice, específicamente a los libros 20, 21 y 24 del mismo; el encargado de encuadernar esta separación de las partes del códice fue Alonso Rodríguez León.

Durante la restauración del año 1966, el libro IV fue agregado nuevamente al libro original, para lo cual se tuvieron que hacer varias modificaciones, como por ejemplo el recorte de las hojas, ya que algunas eran más grandes y sobresalían entre todas las demás.

El Códice Calixtino fue utilizado, leído y meditado sin interrupciones hasta mediados del siglo XVI, prueba de esto son las anotaciones que los clérigos de la Catedral de Santiago de Compostela dejaron de forma marginal en el manuscrito, no obstante a comienzos del siglo XVII, el manuscrito dejó de ser consultado y utilizado diariamente, por lo cual cayó en el olvido y se mantuvo en las sombras durante muchos años.

No fue sino hasta llegar a la mitad del Siglo XIX que el Códice logró volvió a ser utilizado, siendo descubierto nuevamente por Antonio López Ferreriro, el clérigo encargado de llevar los archivos de libros antiguos de la Catedral de Santiago de Compostela. Esta obra fue dada a conocer a la opinión pública por los Jesuitas Fidel Fita y Aureliano Fernández Guerra.

Estos clérigos realizaron un viaje de peregrinación, análisis y meditación, por el camino a Santiago de Galicia en el año 1879, tiempo en el cual llevaron un diario de viaje con las vivencias que iban experimentando a medida que avanzaban en su camino, estas notan eran una imagen subjetiva de la cultura y de la espiritualidad que observaron en los pobladores de estas tierras.

Por consiguiente, luego de regresar de su excursión por estos parajes al año siguiente (en 1880) sacaron a la luz un libro que recopilaba toda esa maravillosa experiencia, llamado “Recuerdos de un viaje a Santiago de Galicia“, en el cual se dedica la descripción del Códice Calixtino desde el capítulo 10.

El libro escrito por los clérigos, incluía tres partes de gran relevancia, tales como una imagen del himno Dum Paterfamilias, una transcripción de su contenido y algunos extractos del himno Ad Honorem Regis Summi.

Hurto y Recuperación

Para la fecha del 5 de Julio del año 2011, los encargados de organizar y proteger los archivos de la Catedral de Santiago de Compostela, notaron que faltaba la preciada obra Códice Calixtino, lo cual inmediatamente hicieron público y denunciaron el hecho ante las autoridades competentes.

El lugar exacto donde estaba el Códice era una cámara especial, de tipo blindado, donde están otros libros valiosos y únicos, para su protección. Según las investigaciones preliminares el robo del Códice se había producido una semana antes de que fuera notada su ausencia por los encargados del archivo.

Códice Calixtino

A pesar de contar con un sistema de seguridad interna muy riguroso, el manuscrito fue sustraído debido a un descuido con las llaves del área donde había estado resguardado durante más de 800 años. De hecho se comprobó después de tomar declaraciones y tener en cuenta todas las pistas en el caso, que las llaves estaban colocadas en la cerradura de la caja blindada que contenía la más valiosa joya de la Catedral de Santiago de Compostela.

La investigación se llevó a cabo durante meses, la Policía Nacional fue la encargada de efectuar las experticias correspondientes para conseguir el autor del hurto, para esto se investigó de manera minuciosa a los canónigos, músicos e historiadores, así como a todo el personal que labora en el lugar y que podría tener acceso al archivo desde donde había sido sustraída la obra.

Una de las teorías que cobraba fuerza entre las autoridades planteaba que habían robado el Códice para perjudicar al decano encargado, ya que según los testimonios que dieron las personas que tienen relación directa con los canónigos que hacen vida en la catedral, existía una pugna entre varios de ellos por el control administrativo de los bienes del lugar y también por la autonomía en la toma de decisiones.

El 4 de Julio del año 2012, a casi un año de haber sido sustraído se encontró el Códice Calixtino, por la Brigada de Patrimonio histórico de la Policía Nacional, el culpable del hecho fue etiquetado desde el principio de las investigaciones como uno de los sospechosos principales y era nada más y nada menos, que un técnico electricista que había realizado unas reparaciones en la catedral.

Este hombre había estado robando sistemáticamente y sin ser descubierto, algunos objetos de valor de la iglesia, documentos importantes y muy valiosos, además de que sustraía importantes sumas de dinero en efectivo que provenían de las colectas que se realizaban en la Catedral de Santiago de Compostela.

Codice Calixtino

Liber Sancti Iacobi

El Liber Sancti Iacobi es una obra donde se encuentran compilados varios manuscritos que datan de la primera mitad del Siglo XII, los cuales incluyen sermones, textos litúrgicos, oficios y cantos religiosos; también las descripciones detalladas de los milagros hechos a través de la intervención del Apóstol Santiago.

Referencia Histórica

En el año 1120, el Obispo de la Catedral de Santiago de Compostela llamado Diego Gelmírez, comenzó con el proyecto de realizar una compilación de todos los manuscritos, documentos y oficios relacionados con el Apóstol Santiago, en una sola obra.

Otra de sus inquietudes era la de realizar una ampliación de la catedral, como muestra al mundo de la creciente importancia de la devoción hacia la figura de Santiago el Grande, y mostrar al templo como un ícono de la espiritualidad de la ciudad de Santiago de Compostela, lugar donde descansan los restos mortales del Apóstol.

La colección de todos los documentos encontrados fue tomando forma durante varias décadas y de manera independiente, siendo el Códice Calixtino el más importante manuscrito del que se tiene referencia y que integra esta extraordinaria recopilación.

Haciendo un análisis de las fechas en las cuales fueron realizadas las obras que contiene el Liber Sancti Iacobi, se sugiere que para el año 1140 todas las obras ya habrían estado anexadas a la compilación final, por ejemplo algunas de las obras de años posteriores como el Libro II del Códice Calixtino, llamado el Libro de los Milagros tiene una fecha final de publicación del año 1136.

También se tomó en cuenta la fecha que data el Libro V, llamado la Guía del Peregrino, el cual contiene informaciones sobre lugares y monumentos que tendrían fechas posteriores al 1130. Al final del Códice Calixtino se encuentra el Apéndice II, que fue añadido mucho después de haberse finalizado el manuscrito, el cual tiene una fecha del año 1143, en él encontramos la Bula de Inocencio y el Milagro de Vézélay que tiene fecha de 1139.

Es en las fechas de estos libros, añadidos como complemento posterior de las obras del mencionado manuscrito, que se basan los historiadores para afirmar que hacia el año 1140 la recopilación del contenido del Liber Sancti Iacobi estaría ya terminada.

Obras que la integran

Al principio de la recopilación de los manuscritos para juntarlos en el Liber Sancti Iacobi, tenía muchas más obras que las que tiene actualmente, de hecho hoy en día encontramos alrededor de 12 de los que originalmente se analizaron.

Por lo general los manuscritos del Liber Sancti Iacobi se pueden dividir en dos grandes grupos según su tamaño, por ejemplo, hay algunos que tienen una versión reducida llamados Libellus, mientras que otros tienen una presentación más extensa, a este último grupo es al cual pertenece el Códice Calixtino.

Las versiones completas del Liber Sancti Iacobi se encuentran en:

  1. Santiago de Compostela (Archivo de la Catedral, donde está resguardado el Códice Calixtino).
  2. Londres, en la British library.
  3. Ciudad del vaticano, en la Biblioteca Apostólica Vaticana.
  4. Salamanca (Biblioteca Universitaria).
  5. Madrid (Biblioteca Nacional).

Las versiones parciales del compendio están en:

  1. Barcelona en el Archivo de la Corona de Aragón.
  2. Lisboa (Biblioteca Nacional).
  3. Ciudad del Vaticano.
  4. Londres en la British Library.
  5. Pistoia (Archivo Di Stato).
  6. Madrid (Biblioteca Nacional).

Podemos encontrar también manuscritos que incluyen uno solo de los libros del Liber Sancti Iacobi, tales como el Pseudo -Turpin o el Libro de los Milagros.

Codex Calixtinus

El Códice Calixtino, es el nombre del manuscrito ilustrado de mediados del Siglo XII, que está resguardado en la Catedral de Santiago de Compostela, es el más antiguo de las obras presentes en el compendio del Liber Sancti Iacobi y es considerada de forma contundente como la más importante y completa obra entre todos los manuscritos.

Manuscrito de Ripoll

El manuscrito de Ripoll es un texto muy antiguo que se que se encuentra conservado en la Biblioteca de la Corona de Aragón, se le conoce con su nombre en latín “Collectaneum Miraculi Beati Iacobi“, fue copiado por un monje llamado Arnaldo de Monte, perteneciente al Monasterio de Santa María de Ripoll.

Junto con el Códice Calixtino, el manuscrito de Ripoll es parte del Liber Sancti Iacobi, según afirmaciones de los expertos en la materia, ambos escritos fueron copiados de un texto aún más antiguo, del que no se conoce el paradero; también hay otra teoría que sostiene que este libro fue una copia del propio Códice Calixtino.

Este manuscrito tiene algunas similitudes con el Códice Calixtino, consta de 86 folios y contiene 26 líneas por página; en cuanto a su estructura, encontramos diferencias notables, como el hecho de que comienza con el Libro III, en el cual se hace referencia a la traslación de Santiago.

Después de este libro, pasa al Libro II, que lleva por título El Libro de los Milagros, pero con la adición del Milagro de Vézélay del año 1139, el cual no estaba en la estructura original del Códice Calixtino, pero sí era añadido mediante un apéndice.

Además de estos libros, el Manuscrito de Ripoll contiene el Libro IV, llamado el Pseudo – Turpín, posteriormente viene el Libro V identificado como La Guía del Peregrino; ya hacia el final contiene una copia de parte del Libro I la cual integra varios sermones y algunas piezas de texto litúrgico. Una de las diferencias más notables es que no tiene ninguno de los apéndices que existen en el Códice Calixtino.

Estructura del Códice Calixtino

El Códice  Calixtno tiene una estructura única, ya que consta de 5 libros y dos apéndices, que dan un total de 225 folios de pergamino escritos por ambas caras, con unas medidas que van desde 295 y 214 milímetros. Generalmente este libro tiene una impresión a una columna, con 34 líneas en cada página.

División del Códice

Los 225 pergaminos que le dan forma y estructura al Códice Calixtino están divididos en 5 libros y dos apéndices, el primero está dedicado enteramente a la liturgia católica, mientras que el segundo y el tercer libro llamados el Libro de Los Milagros y el Traslado del Cuerpo del Apóstol a Compostela respectivamente, versan sobre la vida y obra de Santiago El Grande, el cuarto libro habla sobre las conquistas de Carlomagno y por último, está el Libro del Peregrino, el cual es una guía para efectuar la peregrinación Jacobea hacia la tumba del Apóstol en Galicia.

Al comienzo del Códice Calixtino se tienen dos folios preliminares en los que el Papa Calixto II plasma en una carta dirigida a la “muy Santa asamblea de la Basílica de Cluny“, y específicamente a Diego Gelmírez, el Arzobispo de Compostela, los testimonios recopilados de los milagros que realizó el Apóstol Santiago, los cuales hizo cuando recorrió estas tierras por un período de 14 años.

Además de la completa referencia a los milagros, la carta también relata los detalles sobre la historia de coómo el Manuscrito había sobrevivido a los diferentes peligros que amenazaron con destruirlo.

El texto prosigue con el Libro I, denominado el “Libro de Las Liturgias”, el cual es, básicamente una colección de textos alegóricos a la liturgia, donde se detalla la manera de realizar las ceremonias religiosas en Santiago de Compostela, esta parte del manuscrito es la de mayor extensión.

Después nos encontramos el libro número II, el cual es llamado “Libro de Los Milagros”, donde se realiza una exposición de los 22 prodigios milagrosos realizados por el Apóstol Santiago mientras estuvo predicando la palabra de Dios a través de las enseñanzas que recibió directamente de Jesucristo.

En el tercer libro llamado “Traslación del cuerpo de Santiago”, se habla de uno de los hechos más relevantes de la devoción al Apóstol, el traslado del cuerpo sin vida de Santiago el Grande por sus discípulos desde el lugar de su martirio y muerte hasta Galicia, donde reposan sus restos mortales.

“Las conquistas de CarloMagno” es el título del Libro número IV, aquí se describen los pormenores del reinado de CarloMagno, el Rey de la Península; a lo largo de 28 folios encontramos todos los detalles de la derrota de Roncesvalles y también de la muerte de Roldán, sobrino de este rey, acontecimiento reseñado como una famosa epopeya literaria.

Según una leyenda conocida en la cultura del lugar, Santiago El Grande se apareció ante CarloMagno en uno de sus sueños, dándole un incentivo para que emprendiese una travesía con el objetivo de liberar el sepulcro donde yacía el cuerpo del Apóstol y que para ese entonces estaba bajo el control de los invasores Musulmanes; según cuenta la leyenda el propio Apóstol Santiago le indicó a través de un camino de estrellas la ruta a seguir para logran su objetivo.

Para continuar con la estructura del Códice Calixtino, nos encontramos con el Libro V, el cual es el más conocido de entre todos los que integran el manuscrito, ha sido a través del tiempo el libro que más se ha traducido y que recibe la mayoría de las críticas positivas de entre todo el compendio.

En este libro se explican de manera extensa y detallada los pasos que pueden servir de apoyo al peregrino que emprende la travesía de recorrer el Camino de Santiago, describiendo la naturaleza de su territorio, las costumbres de los habitantes de esas tierras, las ciudades que deben visitar mientras completan el camino y los importantes santuarios que en favor de la devoción se deben conocer.

Códice Calixtino

Es relevante añadir que a lo largo de 11 capítulos del llamado “Iter Peregrinis ad Compostellam” se encuentra una excelente e interesante guía para los viajeros, donde se repasan las jornadas y los hospicios que se localizan a lo largo del trayecto, así como también los elementos geográficos que pueden presentar un reto para los viajeros que recorren el ‘Camino de Santiago’.

En el libro se informa también sobre los lugares de interés religioso en la ciudad de Compostela, sitios como la catedral, el sepulcro y otros templos de relevancia para la comunidad, con las indicaciones a seguir para no perderse de nada de lo que ofrece el recorrido.

Papa Calixto II

El Papa Calixto II fue un sumo pontífice Romano, el número 162 para ser exactos, siendo el sucesor del Papa Gelasio II, durante su pontificado su legado a la iglesia católica se caracterizó por ponerle fin a las investiduras controversiales que iniciaron en la iglesia en la época de Gregorio VII, lo cual desató enfrentamientos y grandes discusiones durante los últimos años del Siglo XI y el principio del Siglo XII.

Fue un incansable defensor de la reforma de la iglesia, además logró instaurar el Año Santo Jacobeo, el cual contaba con la Gracia del Jubileo, como  una indulgencia que se les da a los devotos que de corazón se arrepienten, la cual es llamada indulgencia plenaria.

Este Papa decretó que sería Año Santo cuando el 25 de Julio, que es el día consagrado al Apóstol Santiago, coincidiera con el día domingo, indicando también en esta proclama que podrían beneficiarse del Jubileo todos aquellos peregrinos que iniciaran la ruta del Camino de Santiago y llegaran a la tumba del Santo justamente en el año del Jubileo.

Asimismo en el día que se celebra la santidad del Apóstol Santiago, el Papa Calixto II publicó a través de la Bula, (un documento religioso importante que está autentificado con el sello pontificio), que a partir de la publicación de ese documento todos los obispos de Compostela tendrían el título de Arzobispos. Murió en la Ciudad de Roma, en Italia el 13 de Diciembre del año 112, y su sucesor en el trono papal fue Honorio II.

Carta del Papa Calixto II

La carta escrita de puño y letra por el Papa Calixto II marca el inicio del Códice Calixtino, se le considera una especie de prólogo donde se expresa de manera fehaciente la relevancia de este Códice y de la importancia tanto cultural como religiosa de la divulgación de toda la información que contiene el manuscrito sobre los milagros y las enseñanzas del Apóstol Santiago.

En esta parte del Códice el Papa Calixto tuvo el objetivo de compartir los numerosos testimonios de fe y detalles de los milagros que realizara el Apóstol Santiago, cuando estuvo recorriendo las zonas aledañas a Compostela durante mucho tiempo. También en esta carta se menciona cómo ha sobrevivido el manuscrito a todas las amenazas que lo han intentado destruir, en el documento se habla de incendios, inundaciones y otras adversidades a las que estuvo expuesto.

Existe una teoría sobre la inclusión de esta carta dentro de la estructura final del Códice, según los historiadores, la carta cumple una función de legitimar la importancia el Códice Calixtino en sí; el documento va dirigido a “la muy Santa Asamblea de la Basílica de Cluny” y también menciona específicamente a “Diego Gelmírez el Arzobispo de Compostela“. Se cree se incluyó la carta al inicio de la recopilación para dar más importancia al manuscrito.

Extracto de la carta introductoria o prólogo del Códice Calixtino escrita por el Papa Calixto II:

Pues en verdad he pasado innumerables angustias por este códice. Mientras era escolar, amando al Apóstol desde la niñez; al recorrer por espacio de catorce años tierra y regiones extranjeras todo lo que acerca de él hallaba escrito lo copiaba con diligencia en unas pocas hojas ásperas y ruines, a fin de exponerlo en un volumen para que los amantes de Santiago hallasen más a mano y reunido lo que debe leerse en los días festivos.

¡Oh admirable fortuna! Caí en poder de ladrones y despojado de todo sólo me quedó el manuscrito. Fui encerrado en prisiones y perdida toda mi hacienda, sólo me quedó el manuscrito.

En mares de profundas aguas naufragué muchas veces y estuve a punto de morir, y al salir yo salió el manuscrito sin estropearse. Se quema una casa en la cual yo estaba y consumido mi ajuar escapó conmigo sin quemarse el manuscrito…”

Libro I – Libro de Las Liturgias

El Libro I llamado “Libro de las Liturgias” o “Antología Litúrgica” es extenso, de hecho abarca casi la mitad de todo el manuscrito, se le considera el núcleo del Liber Sancti Iacobi, dentro de este libro podemos encontrar los siguientes elementos:

  • Hay 17 sermones especialmente redactados para las celebraciones litúrgicas dedicadas a la devoción del Apóstol Santiago.
  • También contiene 2 relatos sobre el martirio que tuvo que sufrir Santiago el Grande antes de su muerte.
  • Contiene 2 oficios importantes, el correspondiente a la Víspera de la fiesta de Santiago de fecha 24 de Julio, y el de los días de celebración en honor al Apóstol, el 25 de Julio y 30 de Diciembre.
  • Describe cómo se deben realizar las ceremonias que se celebran el 24 de Julio (Celebración de la Víspera de la Fiesta de Santiago El Grande) y el de la misa propia del día de Santiago que tiene lugar el 25 de Julio.
  • Se encuentran las instrucciones para realizar las misas en cada uno de los días de las fiestas de Julio.
  • Una descripción del ritual litúrgico que corresponde a la fiesta de Los Milagros que se lleva a cabo el 3 de Octubre
  • Tiene también la misa que se acostumbra realizar para la fiesta en celebración de la Traslación del cuerpo del Apóstol para la fecha 30 de diciembre y piezas extras para la octava celebración de esta.

En el Libro I nos encontramos con una característica importante que debemos resaltar, y es que cada oficio y también cada misa lleva su respectiva notación musical.

Al final del Libro I, está un apéndice, en el encontramos un suplemento musical de tipo Gregoriano, el cual incluye 2 Benedicamus Domino, 4 conductus y una misa farcida, cuyo autor es Fulbert de Chatres, la cual es posible usar en cualquiera de las festividades en honor al Apóstol.

La explicación del por qué existen dos fechas diferentes dedicadas a la celebración de Santiago El Grande es muy simple, ya que al final del siglo XI se tenía como referencia el rito hispánico, pero esto se cambió para lograr la instauración del rito Romano, es por esta razón que se celebra de manera solemne la fiesta del Apóstol Santiago el 25 de Julio y el 3o de Diciembre.

Códice Calixtino

Así que finalmente se llega a un acuerdo donde el 25 de Julio se Celebra la Vida, Obra y Pasión de Santiago el Grande, en Galicia como en el resto de occidente y el 30 de Diciembre se conmemora la vocación y la traslación del cuerpo del Apóstol Santiago a su destino final.

Entre tanto, también es importante indicar que la fiesta de Los Milagros de Santiago el Grande, fue una iniciativa de San Anselmo, la cual fue programada inicialmente para el 3 de Octubre, siendo movida posteriormente hasta el 5 de Octubre, la cual es la fecha vigente hasta ahora.

Un dato importante sobre el Oficio de los Maitines (oficios religiosos que generalmente se celebran durante la noche, específicamente entre la medianoche y antes de la llegada del amanecer), antes de entonar las laudes (alabanzas diarias que se acostumbran para bendecir el nuevo día que está por comenzar); es que en el caso de las fiestas en honor a Santiago son de tipo monástico y no canónico, y constan de 12 antífonas y 12 responsorios en total.

Códice Calixtino

A modo de referencia, ofrecemos a continuación el índice de contenidos por capítulos del Libro I del Códice Calixtino:

  • I Sermón de Beda el Venerable para la vigilia del 24 de Julio Quoniam beati Jacobi vigilias.
  • II Exposición del Papa Calixto II para las vigilias Vigiliae noctis sacratissimae.
  • III Bendiciones del Papa Calixto a las Bendiciones de Santiago Adsit nobis gratia Dei.
  • IV Prólogo y Pasión menor de Santiago Gaio quatuor annis.
  • V Sermón del Papa Calixto II en la pasión de Santiago el Grande Celebritatis sacratissime.
  • VI Segundo Sermón del Papa Calixto para el 25 de Julio Spiritali igitur jocunditate.
  • VII Exposición del Papa Calixto II Adest nobis, dilectissimi fratres.
  • VIII Homilía de Beda el Venerable Dominus conditor ac redemptor noster.
  • IX Prólogo de Calixto II y Pasión Mayor del Apóstol Santiago Post Ascensionem Dominicam ad celos apostolus Domini nostri lhesu Christi.
  • X Exposición de San Jerónimo para el 26 de Julio, segundo día de la octava de Santiago  Apostólica sollempnia veneranda.
  • XI Exposición del mismo San Jerónimo para el 27 de julio, tercer día de la octava de Santiago Quare Petrus et Jacobus.
  • XII Exposición del papa Calixto para el 28 de julio, cuarto día de la octava de Santiago  Preclara sollempnia.
  • XIII Exposición de San Jerónimo para el 29 de julio, quinto día de la octava de Santiago In presenti capitula ostenditur.
  • XIV Homilía del papa Gregorio para el 30 de julio, sexto día de la octava de Santiago Quia natalem beati lacobi apostoli et martiris.
  • XV Sermón de San Máximo, para el 31 de julio, séptimo día de la octava de Santiago Exultemus in Domino, dilectissimi, et congruis honoribus.
  • XVI Exposiciones de los santos Jerónimo y Máximo para el 31 de julio, séptimo día de la octava de Santiago Sollempnitatem hodiernam.
  • XVII Sermón del Papa Calixto II para el 30 de diciembre Veneranda dies.
  • XVIII Homilía del papa Gregorio para el 30 de diciembre Audistis, fratres karissimi, quia.
  • XIX Exposición del Papa Calixto II para el 30 de diciembre  Sollempnia sacra presentia.
  • XX Exposiciones de los Santos Jerónimo, Agustín, Gregorio y Calixto para el 5 de enero Festivitatem electionis et translationis.

Oficios con Notación Musical:

  •  XXI Capítulos del papa Calixto sobre la vigilia de Santiago y el día de su pasión Iacobus Dei et Domini nostri Ihesu Christi servus
  • XXII Oficio de la vigilia (24 de julio), por Calixto II
  • XXIII Oficio del 25 de julio y del 30 de diciembre, por Calixto II

Misas con Notación Musical:

  •  XXIV Misa del Papa Calixto II para cantar en la vigilia de Santiago a la novena hora
  •  XXV  17 Versos del Papa Calixto para cantar en la procesión de Santiago en sus dos solemnidades (25 de julio y 30 de diciembre)
  • XXVI Misa del Papa Calixto para cantarla continuamente en todas las misas por los peregrinos de Santiago.
  • XXVIII Siete misas del Papa Calixto para cantarlas sucesivamente cada uno de los días de la octava de la fiesta de Santiago

Misa para el 26 de julio (segundo día de la octava)

Misas para los días 27, 28, 29, 30, 31 de julio y 1 de agosto128

Misa para la fiesta de los milagros (3 de octubre)

  • XXIX Capítulos del Papa Calixto para recitarlos en la traslación de Santiago (30 de diciembre)
  • XXX Misa del Papa Calixto para cantarla en la festividad de la traslación de Santiago (Misas del 30 de diciembre y 5 de enero)

Apéndice Gregoriano:

  • Benedicamus sancti Iacobi:  Exultet celi curia.
  • Conductus de Santiago.
  • XXXI      Misa farcida de Santiago, que se puede cantar en las fiestas del 25 de julio y el 30 de diciembre.
  • Benedicamus sancti Iacobi: Regi perennis glorie d’un docteur galicien.

Libro II – Libro de Los Milagros

El segundo Libro del Códice Calixtino es el denominado “Libro de Los Milagros” o Miraculi Sancti Iacobi, en él podemos encontrar una exquisita recopilación de las 22 obras milagrosas que se atribuyen al Apóstol Santiago, las cuales tuvieron lugar en diferentes regiones Europeas.

Dentro de la estructura del Códice, el segundo libro ocupa 16 folios, si lo comparamos con el libro anterior, es mucho más pequeño, antes de comenzar a describir los milagros, tiene un prólogo (no muy extenso) y un índice de los milagros relatados, según se afirma en el propio libro, estos hechos milagrosos fueron captados y escritos como un aporte del Papa Calixto II, Anselmo de Canterbury, Beda el Venerable y el Maestro Humberto.

A continuación presentamos los Milagros que encontramos en el segundo Libro del Códice Calixtino:

  • Los 20 hombres que fueron liberados por el Apóstol Santiago mientras estaban en cautiverio por los Moabitas (Papa Calixto II).
  • El hombre a quien estando frente al altar de Santiago el Grande le fue eliminada la mención de un pecado por disposición divina (Beda el Venerable).
  • La resurrección del niño en Montes de Oca (Papa Calixto II).
  • Los 30 Lorenses a quienes el Apóstol llevó en una noche desde su ubicación en los puertos de Cize hasta su monasterio (Maestro Humberto).
  • El peregrino quien aún estando colgado en el patíbulo durante 36 días, fue salvado de la muerte por el Apóstol Santiago (Papa Calixto II).
  • El ángel que otorgó como ayuda al poitevino y que tenía la figura de un asno (Papa Calixto).
  • La salvación del marinero de las profundidades del mar (Papa Calixto II).
  • El obispo que fue salvado de ahogarse en el mar, para que luego le construyera un responsorio al Apóstol (Papa Calixto).
  • El soldado de Tabaria, a quien curó de una enfermedad mortal y de los peligros del mar, también le dio el poder suficiente para vencer a los Turcos en batalla (Papa Calixto II).
  • El peregrino que estuvo durante tres días caído en el mar hasta que Santiago el Grande lo sostuvo de la nuca y lo llevó a puerto (Papa Calixto II).
  • La vez cuando sacó a Bernardo de la cárcel de manera milagrosa (Papa Calixto II).
  • El caballero que quedó libre de una enfermedad por el milagroso toque de una concha (Papa Calixto II).
  • El caballero Dalmacio a quien el Apóstol rindió justicia gracias a la intervención del peregrino llamado Raimberto (Papa Calixto).
  • La milagrosa salida del comerciante que estaba en la cárcel (Papa Calixto II).
  • Cuando el Apóstol salvó al caballero de los peligros de la guerra, aún cuando sus compañeros estaban muertos o en prisión (Papa Calixto II).
  • La liberación del caballero de la agonía y muerte que le causaban los demonios, por medio del báculo que usaba un mendigo y el saco de una joven (San Anselmo).
  • La resurrección del peregrino que por la instigación del maligno se quitó la vida, a quien el Apóstol Santiago le devolvió la vida con la ayuda de la Virgen María, la Madre de Dios (San Anselmo).
  • Cuando Santiago el Grande abrió las puertas de hierro de su oratorio al Conde de San Gil (Papa Calixto II).
  • Las predicciones hechas a San Esteban, el Obispo Griego, a quien el Apóstol se le apareció (Papa Calixto II).
  • La salvación de Guillermo, un caballero que estaba preso, a quien un Conde trató de decapitar con su espada sin llegar a herirlo (Papa Calixto II).
  • Cuando le devolvió la salud a una persona enferma y lisiada en su propia Basílica (Papa Calixto II).
  • La liberación en 13 oportunidades de un hombre que fue capturado para ser vendido (Papa Calixto II).

Libro III – Traslación del cuerpo de Santiago a Compostela

El Libro III lleva por título “Traslación del cuerpo de Santiago a Compostela” o en latín Liber de translatione corporis Sancti Jacobi ad Compostellam, es uno de los libros más breves de todo el compendio que contiene el Códice Calixtino puesto que solo tiene 6 folios en total.

Comienza con un corto prólogo, seguido de un sumario y luego van 4 capítulos que le dan la estructura al mismo, en estos folios se hace referencia a la tarea evangelizadora que tuvo Santiago el Grande durante toda su vida.

También en este libro del Códice, se trata el tema de la traslación del cuerpo del Apóstol por dos de sus más fieles seguidores, desde el sitio de su martirio y muerte en Jerusalén hasta las tierras de Galicia donde se le daría sepultura definitiva.

El Libro III contiene la siguiente estructura por capítulos:

  • Índice General.
  • Prólogo escrito por el Papa Calixto II que hace de introducción sobre la traslación del cuerpo del Apóstol.
  • Capítulo I: Describe el traslado de los restos del Apóstol, relatando la manera en que fue llevado desde Jerusalén hasta Galicia.
  • Capítulo II: Comienza con la Carta del Papa San León refiriéndose al traslado del cuerpo de Santiago el Grande, cuya celebración es el 30 de diciembre.
  • Capítulo III: se incluye la opinión del Papa Calixto sobre las tres Solemnidades del Apóstol Santiago.
  • Capítulo IV: el texto nos habla sobre la tradición de las conchas marinas y su relación con las festividades de Santiago el Grande.
  • En la última parte se hace mención de la aparición del Apóstol a Carlo Magno.

Libro IV – Conquistas de Carlo Magno

El Libro IV lleva por nombre “Conquistas de Carlo Magno” o en latín como también se le conoce L’Historia Karoli Magni et Rotholandi, es un libro que por sus dimensiones ocupa unos 28 folios, convirtiéndose en el segundo de mayor tamaño dentro de toda la recopilación del Códice Calixtino.

En el año 1609 sucedió algo insólito, este libro fue arrancado del manuscrito original para formar una obra nueva totalmente aparte del Códice, la cual llevó por título “Historia Turpini”, el cual fue muy reconocido por el público en general, pero finalmente fue anexado de nuevo a la colección del Códice Calixtino mientras el libro estaba en una restauración en el año 1966.

El Libro IV está redactado en prosa de manera anónima por un clérigo de origen Francés, según los expertos fue a mediados del Siglo XII. Como se acostumbraba para la época, el clérigo le atribuye la autoría del texto a Turpín, un antiguo monje que trabajaba como tesorero en Saint Dennis.

Códice Calixtino

La crónica del Arzobispo Turpín hace una referencia completa y notable a la entrada de Carlomagno en la península, también menciona la derrota de RoncesValles y la muerte de Róldan,

Según la tradición El Apóstol Santiago se le apareció en sueños al propio Carlo Magno, y le dio el impulso y la fuerza necesaria para liberar el sepulcro de las manos de los musulmanes, indicándole la ruta a seguir utilizando un camino de estrellas.

El Libro IV tiene los siguientes capítulos:

  • Prólogo, incluye una Carta de Turpín.
  • Índice, refiere los 26 capítulos que contiene este libro del Códice Calixtino.
  • Capítulo I, relata la aparición del Apóstol Santiago a Carlomagno.
  • Capítulo II, habla de cómo se derribaron las murallas de Pamplona.
  • Capítulo III, da a conocer los nombres de las ciudades conquistadas en España.
  • Capítulo IV, hace mención del ídolo máximo de los Musulmanes, Mahoma.
  • Capítulo V, habla de estas las numerosas iglesias que construyó Carlomagno.
  • Capítulo VI, se hace referencia a los pormenores de la Batalla de Aigolando.
  • Capítulo VII, habla de un pasaje que se titula ‘La limosna del muerto’.
  • Capítulo VIII, se describe la batalla de Shahagún ‘Donde florecieron las lanzas’.
  • Capítulo XIX, relata la historia de la ciudad de Agen.
  • Capítulo X, habla de la ciudad de Saintes, en la que nuevamente ‘florecieron las lanzas’.
  • Capítulo XI, lleva por título los soldados del ejército de Carlo Magno.
  • Capítulo XII, habla de los enfrentamientos entre Carlomagno y Aigolando.
  • Capítulo XIII, titulado “los pobres”, refiere todo su contenido a ellos.
  • Capítulo XIV, habla de la muerte del Rey Aigolando.
  • Capítulo XV, hace mención de lo que hicieron algunos cristianos, quienes volvieron atrás en busca de riquezas adquiridas de manera ilícita.
  • Capítulo XVI, describe con detalles La Batalla con Furre.
  • Capítulo XVII, menciona la Batalla contra el gigante Ferragut y la pelea con Rolando.
  • Capítulo XVIII, se trata de la batalla de las máscaras.
  • Capítulo XIX, habla sobre el importante Concilio de Carlomagno.
  • Capítulo XX, dedicado a la muerte de Carlomagno.
  • Capítulo XXI, menciona la batalla de Roncesvalles, donde tuvo lugar la muerte de Rolando y otros combatientes.
  • Capítulo XXII, se habla nuevamente sobre la muerte de Carlomagno.
  • Capítulo XXIII, describe el milagro que tuvo lugar en la ciudad de Gratianopolis.
  • Capítulo XXIV, sobre la muerte de Turpín y el hallazgo de su cuerpo.
  • Capítulo XXV, habla sobre el cruel Almanzor de Córdoba.
  • Capítulo XXVI, habla sobre La Cruzada en España.
Códice Calixtino

Libro V – Guía del Peregrino

El Libro V tiene por nombre la “Guía del Peregrino” o como se le llama en latín Iter Pro peregrinis ad Compostellam. Como su nombre lo indica, este libro es una guía para los fervorosos peregrinos que deciden hacer la ‘Ruta de Santiago’.

En sus líneas se describen los lugares que deberíamos visitar durante nuestro paso por la ruta, también hace énfasis en los peligros con los que nos podemos tropezar y que debemos evitar a toda costa, entre estas detalladas descripciones, se encuentra una excelente visión de las características presentes en la Ciudad de Santiago y de su hermosa Catedral.

Para conocer un poco más sobre los capítulos del libro V y su contenido, a continuación se ofrecen los títulos que contiene. Primero nos encontramos el argumento que escribió el Papa Calixto sobre la importancia de la guía para los peregrinos, inmediatamente después se nos presenta el índice de los 11 capítulos, los cuales aparecen en el siguiente orden:

  • I Los Caminos de Santiago.
  • II Las Jornadas del Camino de Santiago.
  • III Los nombres de los Pueblos del Camino de Santiago.
  • IV Los Tres hospicios del mundo.
  • V Los nombres de algunos de los que repararon el Camino.
  • VI Los ríos que se hayan en el Camino.
  • VII Los nombres de las tierras y las características de los pobladores que se encuentran en el Camino de Santiago.
  • VIII Las tumbas de los Santos que descansan en el Camino y que deben ser visitar los peregrinos, el martirio de San Eutropio, obispo de Saintes y mártir.
  • XIX Características de la ciudad y de la Basílica de Santiago. Esta parte contiene los siguientes apartados:
    • Las Iglesias de la ciudad.
    • Las medidas de la Iglesia.
    • Las ventanas.
    • Los pórticos.
    • La fuente de Santiago.
    • El Paraíso de la ciudad.
    • La puerta septentrional.
    • La puerta meridional.
    • La puerta occidental.
    • Las torres de la Catedral.
    • Los altares.
    • El cuerpo y el altar de Santiago.
    • El frontal de Plata.
    • El cimborio del altar.
    • Las tres lámparas.
    • La dignidad de los canónicos.
    • Los canteros de la iglesia, el principio y el fin de su obra.
    • La dignidad de la Iglesia.
  • X El número de canónigos de la Iglesia de Santiago.
  • XI ¿Cómo deben ser acogidos los peregrinos del Camino de Santiago?

Apéndice I – Obras Polifónicas

En el Códice Calixtino podemos encontrar tres partes que son dedicadas especialmente a la música litúrgica y los cantos ceremoniales, entre estos tenemos:

  • En el Libro I: En el Libro de las liturgias, se encuentran las piezas musicales que generalmente son incluidas en los oficios y las misas, así como un apéndice de cantos gregorianos, entre los cuales una de las piezas musicales es de tipo polifónico y el resto son monódicas.
  • En el Apéndice I: En esta parte podemos encontrar 21 piezas polifónicas, de las cuales 7 son Benedicamus, 4 de ellas son responsorios, 5 son conductus, 2 de ellos son Kries, también hay 1 gradual, 1 prosa y un Aleluya.
  • En el Apéndice II: Contiene el famoso himno Dum Pater Familias.
Códice Calixtino

Características

Las 22 obras polifónicas del Códice Calixtino corresponden a la primera etapa de la polifonía que existía en Europa para la época de la edad media, este período es conocido con el nombre de Ars Antiqua, relacionándose la música existente en el códice con la Escuela de San Marcial de Limoges; no obstante las composiciones del manuscrito son más elaboradas que las de esta escuela y muestran más similitudes con las composiciones de la Escuela de Notre Dame de París.

De todas las piezas musicales que existen en el Códice en su totalidad son a dos voces, con excepción de la Congaudeant catholici que es a tres voces. Se representan las formas musicales tradicionales de la Ars Antiqua, como:

  • El Conductus, que aparece en el Benedicamus Domino, los Kries y otras piezas litúrgicas; los conducti de Benedicamus son los más numerosos, tomando forma responsorial algunas veces, incluyendo después de cada estrofa un breve estribillo, ejemplo de esto es el Congaudeant catholici.
  • El Organum, existente en ciertas piezas de clasificación litúrgica como los responsorios, graduales, aleluyas y Benedicamus. Consiste en una pieza que tiene una voz principal, con una melodía gregoriana módica, a la que se le añade una segunda voz de tipo organal.

El Himno Congaudeant catholici es la única obra conocida para 3 voces en todo el Siglo XII, aunque se cree que en un principio había sido creada para 2 voces, una superior y una inferior, para luego insertar una tercera voz entre este rango.

Un detalle que debemos tomar en cuenta, es que las composiciones del apéndice polifónico y otras piezas compuestas par una sola voz en el Códice, tienen escrito en tinta roja el nombre de su supuesto autor. Básicamente la autoría de las composiciones se le atribuye a obispos y personajes célebres de París y otros lugares, con la intención según la opinión de algunos expertos, de dar prestigio y autoridad a esta obra.

En los textos de las piezas musicales encontramos variaciones, estos cambios obedecen a que se les agrega la intención de adaptarlas a la devoción a Santiago el Grande y en cuanto a las melodías, se muestran modificadas en esas partes para lograr un acorde perfecto, lo que produce una diferencia significativa con respecto a la versión original.

Apéndice II

El Apéndice II del Códice Calixtino fue añadido al manuscrito original en fecha posterior a la redacción del mismo, de hecho se cree que fue durante la encuadernación que se realizó en el Siglo XII que se efectuó dicha adición.

En este apéndice encontramos 5 folios importantes; uno de ellos es un bifolio, el cual contiene una falsa Bula perteneciente al Papa Inocencio II, también varios folios sueltos que están copiados por diferentes escribanos, los cuales hacen referencia a diversos temas y principalmente se destacan algunos milagros atribuidos a Santiago El Grande.

Encuentra más información sobre otros temas interesantes en los siguientes enlaces:

Leave a Comment