≡ Menu

Huastecos: Significado, Ubicación, Caracteristicas y mas

Los pueblos huastecos se autodenominan “the Teenek”, que significa “aquellos que viven en el campo con su lenguaje, sangre y comparten ideas”. En el Estado de San Luis Potosí están ubicados en dieciocho jurisdicciones municipales alrededor de la cuenca del río Pancuco. Las mayores concentraciones ocurren en las siguientes áreas Aquismón, Tanlajás, Ciudad Valles, Huehuetlán, Tancanhuitz, San Antonio, Tampamolón y San Vicente Tancuayalab.

Huastecos

Significado

Dos grupos étnicos indígenas, los huastecos y los nahuas, pueblan la Huasteca, un área en la actual México que incluye los estados de San Luis Potosí, Hidalgo y Veracruz. Descendientes de la población maya en el sur de México, los huastecos se trasladaron al centro-este de México entre 1500 aC y 900 aC, pero continuaron manteniendo su propio dialecto maya. El apogeo de la sociedad huasteca ocurrió antes del surgimiento de los aztecas de habla náhuatl, que derrotaron a los huastecos en 1450.

Después de la conquista española y la introducción de nuevas enfermedades de Europa, las poblaciones huastecas y náhuatl disminuyeron drásticamente, pero ambas mantuvieron sus identidades étnicas. . Entre 1845 y 1850, las comunidades indígenas y los campesinos de la Huasteca combatieron con la elite nacional, que quería abolir las tierras indígenas y los derechos culturales; los académicos continúan debatiendo sobre la importancia relativa de la identidad cultural y las cuestiones de clase en este conflicto. A principios del siglo XXI, aproximadamente 100.000 Huastecos y 179.000 Nahuas viven en la región. Ambos grupos continúan defendiendo tierras sagradas para su pasado.

Huasteco

Características

En sus comienzos, la cultura huasteca se identificó por la práctica de la deformación craneal por razones rituales. Los lóbulos también fueron perforados para decorarlos. Como ornamentos utilizaron primordialmente concha y hueso.

Aunque todavía no se ha confirmado, se presume que la desnudez era una práctica común en la cultura huasteca. Esta creencia se basa en la información de las esculturas encontradas en los sitios de excavación. (Ver Artículo: Tojolabal)

Actualmente, a lo largo de la zona geográfica conocida como la región Huasteca, se reconocen al menos tres idiomas indígenas. En Veracruz, e incluso en San Luis Potosí, se habla náhuatl (idioma azteca).

Huasteco

El dialecto pame se usa en la región fronteriza montañosa de San Luis Potosí y Querétaro. El huasteco (idioma maya) se habla en San Luis Potosí, al norte de Veracruz y en Tamaulipas.

En la actualidad, es común que el trabajo se divida según el género. Las mujeres tienden a hacer las tareas del hogar, incluida la preparación de alimentos y la fabricación y reparación de ropa. También ayudan con la cosecha y brindan cuidado a los niños.

Por su parte, los hombres limpian y plantan campos, cuidan a los animales, construyen y mantienen casas. También tejen redes de pesca, cazan, pescan, comercializan sus productos y hacen pan de azúcar.

Huasteco

Ubicación

La Huasteca, una región enorme e históricamente importante del noreste de México, una vez habitada por los indios huastecos. Hoy, esta área de diversidad topográfica y climática se divide entre los estados de Veracruz, San Luis Potosí, Hidalgo, Querétaro y Tamaulipas. Comenzando en los áridos confines orientales de la meseta central elevada y extendiéndose a través de la abrupta Sierra Madre Oriental, la Huasteca se expande en las tierras bajas húmedas y tropicales del Golfo de México.

Los suelos, la lluvia y la vegetación varían ampliamente en esta amplia extensión y han fomentado muchas formas de adaptación tanto de los antiguos habitantes huastecos como de la población mayoritariamente mestiza que los ha reemplazado ampliamente desde el contacto con los españoles.

Huasteco

Historia

Ni la prehistoria ni la historia de la Huasteca son bien conocidas. Se han explorado varios sitios arqueológicos, y de estos parece que las primeras personas identificables para ocupar la región eran hablantes de huastecos. En el momento de la invasión española, los huastecos luchaban contra la expansión mexica en su región.

En algún momento, probablemente durante la última época prehispánica, grupos de nahuas, junto con otomíes y tepehua, emigraron a la Huasteca. Las fuentes etnohistóricas indican que los primeros nahuas que se asentaron en la costa del Golfo pudieron haber sido refugiados de las tierras altas escapando de una gran hambruna a mediados de la década de 1450.

Otras fuentes indican que Motecuhtzoma II envió colonos a la costa para repoblar el área luego de una serie de epidemias allí. Los documentos registran una serie de invasiones militares lanzadas por los mexicas y sus aliados.

Huasteco

La evidencia arqueológica revalida una presencia mexica en el sur de Huasteca; el sitio más conocido es Castillo de Teayo. Esta ruina no ha sido excavada, ni siquiera estudiada. Cuenta con una pirámide, cerámica y al menos cincuenta y dos esculturas, todas supuestamente de origen mexica.

Las fechas del sitio son inciertas, pero a finales del siglo XV parece razonable. Con base en los pocos estudios etnográficos realizados entre los nahuas de la huasteca, la cultura nahua está vinculada a la de los pueblos de las tierras altas. Muchos rituales, deidades y creencias, por ejemplo, son similares a los reportados por los cronistas de los mexicas del siglo dieciséis.

Nahua de las regiones más occidentales de la Huasteca pudo originalmente haber sido parte del Imperio Aculhuacán; han permanecido en gran medida independientes de los mexicas.

Huasteco

Durante el período colonial, los nahuas de la Huasteca, junto con la mayoría de los nativos americanos en México, percibieron un descenso catastrófico en la población debido a la desorganización social, el trabajo forzoso y las enfermedades.

Los remanentes dispersos de la población causaron dificultades a los administradores españoles, que establecieron una política de establecimiento de reducciones (zonas donde los pueblos indígenas se vieron obligados a establecerse) ya en 1592 en el sur de la Huasteca. Estos lugares centralizados también se conocían como congregaciones (congregaciones).

Muchas comunidades nahuas contemporáneas son producto de estos programas coloniales. El trabajo misionero español comenzó en la Huasteca antes de 1630, encabezado por los franciscanos. A pesar de la larga exposición a los misioneros, la Huasteca meridional sigue siendo una fortaleza conservadora de las creencias y prácticas religiosas prehispánicas.

Huasteco

Las áreas nahuas de la Huasteca tuvieron un papel activo en la Guerra de Independencia de México a principios del siglo XIX. Muchas personas, seguramente incluso los nahuas, también participaron en la guerra contra Francia a fines de la década de 1860 y en la Revolución Mexicana a principios del siglo XX.

La Revolución trajo la reforma agraria y el establecimiento del sistema ejidal, que efectivamente redistribuyó la tierra privada a muchas comunidades nativas americanas, incluidas algunas nahuas.

Huasteco

Organización Política

Las ciudades más grandes están ineludiblemente dirigidas por élites mestizas, y los nahuas ocupan puestos menores en la jerarquía. Un sistema de carga o una jerarquía civil-religiosa a menudo caracteriza a las comunidades más grandes. En este sistema, las personas se abren paso en una serie de oficios políticos no remunerados y patrocinios de las celebraciones de los santos. En las aldeas tradicionales, un consejo informal de ancianos varones puede ser considerado para el liderazgo, particularmente en tiempos de crisis. Los ejidos son administrados por funcionarios políticos elegidos según lo dispuesto por la ley federal y estatal.

Huasteco

Organización Social Huastecos

La organización social nahua se puede concebir como una serie de anillos concéntricos que rodean a la familia individual o de familia extendida. Un paso alejado del hogar es la familia extendida no residente. La siguiente subdivisión más grande es un grupo toponímico compuesto por residentes de una subárea nombrada en una comunidad.

Estas subáreas se basan en la residencia, pueden implicar obligaciones rituales compartidas y, por lo general, incluyen las no emparentadas. En algunos casos, el topónimo funciona como un tipo de apellido para los residentes. Las pequeñas comunidades nahuas a menudo se dividen en mitades superior e inferior, que constituyen una extensión del círculo social más allá de las subáreas denominadas.

Las comunidades más grandes se pueden dividir en dos o más barrios, y estos también pueden ser importantes agrupamientos. Toda la aldea o pueblo constituye el siguiente círculo circundante. Las comunidades de hijas, generalmente establecidas por familias en busca de tierras, extienden el círculo social fuera de la comunidad local. Estos pueden servir como un amortiguador entre las comunidades individuales y el municipio y los niveles estatales de gobierno.

Los sistemas de tenencia de la tierra varían considerablemente en la región de Huasteca. En Hidalgo, el 77% de la tierra es tenencia ejidal (220) o comunitaria (20). San Luis Potosí tiene un 49% en tenencia comunal, de los cuales el 43% son ejidos y el resto comunidades indígenas. La mayor parte de la tierra en Veracruz, en cambio, es propiedad privada.

Para toda la región, formas comunes de tenencia constituyen el 27% de las propiedades y la tenencia privada el 73% restante. La mayoría de las áreas de tenencia comunal son pequeñas ya que los grupos indígenas prefieren vivir en comunidades dispersas.

Huasteco

Cacicazgo

Las ciudades importantes de Hualtecos estaban bajo el mando de un indio, señor o cacique. Esto gobernó varios pueblos y estancias. Los caciques no estaban relacionados entre sí, sino que unieron sus fuerzas cuando se vieron amenazados por un gran peligro.

Cacicazgo fue heredado y hubo varias alternativas para transferir su autoridad en caso de que muriera por causas naturales o fuera asesinado. (Ver Artículo: Mixtecos)

Su sucesor inmediato fue un hijo varón adulto. Si este no alcanzó la edad adulta, se designó un gobernador regente. Cuando no había herederos varones, Pascole (jefe indio) tomó su lugar. Muy rara vez, la mujer o hija se convirtió en cacicas.

Por otro lado, los hualtecos solían vivir en pueblos o pequeñas estancias en forma de comunas. Las parejas y sus hijos vivían en pequeñas casas con techos de paja. Entre los años 1532-1533, cada pareja tenía dos o cuatro hijos. También hay evidencia de que al menos los caciques practicaron la poligamia.

Según varios historiadores, las cabezas de los caciques hualtecos eran anchas y alargadas, rasgo que obtenían de manera artificial. Su cabello era largo, aunque a veces estaban gastados, y estaban teñidos de muchos colores. Además, adornaban sus orejas, narices, brazos y cabello. Aparte de los accesorios, aunque algunos huastecos usaban una especie de taparrabos, preferían caminar desnudos.

Huasteco

Costumbres

El origen de Huapango se remonta a la época colonial, cuando la influencia principal en la música de la época, surge de varias danzas españolas, lo que creó una cultura híbrida que dio lugar al género musical que hoy conocemos como Son Huasteca; un movimiento completo que adopta su propio estilo y se identifica como un representante de la Cultura Huasteca.

Festividades

Los nahuas tienen una rica vida ceremonial que está parcialmente sincronizada con el calendario litúrgico católico. Las principales ocasiones incluyen un ritual de solsticio de invierno consagrado a Tonantsin, ceremonias de siembra y cosecha, y conmemoraciones importantes de los espíritus del hampa en el Carnaval a principios de la primavera y en el Día de los Muertos en el otoño. En comunidades más hispanizadas, las celebraciones de los días de los santos pueden ser parte de una jerarquía cívico-religiosa.

Las observaciones no escalables incluyen rituales de curación y prevención de enfermedades, ceremonias para controlar la lluvia, peregrinaciones a lugares sagrados, lavado ceremonial de bebés recién nacidos, la creación de vínculos rituales de parentesco, bendiciones de casas, adivinaciones y funerales.

Huasteco

Economía

Los rancheros pobres arrendan tierras a campesinos sin tierras o pobres en tierras para el cultivo de maíz de tala y quema. Dichos agricultores (que también pueden ocuparse como vaqueros a tiempo parcial) entregan parte de su cosecha al propietario. De esta forma, los rancheros obtienen maíz para su propio consumo doméstico, para forraje animal o como medio de pago para los jornaleros a tiempo parcial que no pueden producir suficiente maíz por sí mismos.

Este cultivo de maíz de roza y quema creó la mayoría de los pastos naturales y cultivados que se encuentran hoy en la Huasteca. En áreas más remotas, los rancheros solían llevar su ganado a los campos de rastrojo después de la cosecha de maíz. A lo largo de la huasteca, incluso a fines del siglo XX, los rancheros también hacen sus propias milpas, aunque con la “ayuda” de los jornaleros.

El maíz cosechado se seca y se almacena en contenedores o bajo el techo hasta que esté listo para ser molido en tortillas, al igual que en otras partes del México rural. Sin embargo, a diferencia de los campesinos nativos, los rancheros -algunos de los cuales se especializan en el sacrificio de ganado- producen su propia carne (parte de la cual se seca) y productos lácteos.

Aunque los rancheros son en gran medida autosuficientes en carne, el ganado se mantiene principalmente con fines comerciales. El acabado (engorde) del ganado es más frecuente en la llanura de las tierras bajas, mientras que la cría (cría) del ganado, junto con la producción limitada de productos lácteos, se concentra en las estribaciones y los valles de las montañas.

En ambas subregiones, el ganado se deja en pastos abiertos (a diferencia de establos y graneros), y la agricultura comercial o el cultivo de naranjas es una fuente secundaria de ganancias. La introducción de nuevas técnicas, comenzando en la década de 1940, ha llevado a una mayor productividad. Los rancheros líderes han introducido nuevas razas de ganado (especialmente la variedad Cebú resistente a las garrapatas) y rotan su ganado de pastoreo entre secciones de pasturas cercadas y sembradas con pastos especiales.

Dichos pastos aún necesitan escarda ocasional (chapoleo), que es llevada a cabo por trabajadores estacionales; sin embargo, la economía ranchera más especializada se ha vuelto menos intensiva en términos laborales.

Alimentación De Los Huastecos

La región de la Huasteca comprende partes de varios estados de México (Hidalgo, Potosí, Querétaro, San Luis, Tamaulipas y Veracruz), siendo la comida diferente según su origen (litoral versus llanuras altas).

Al sur de Tamaulipas encontrará mariscos (cangrejos, pargo, camarones, lubina, ostras) y el plato de carne más conocido: carne de vacuno de estilo tampico (filete de ternera con lados de guacamole, frijoles negros, enchiladas) y queso blanco o tiras de chile poblano).

Huasteco

En el estado de Veracruz, además de mariscos, encontrará un uso diverso de maíz para presentar los alimentos (tortilla, sope, bocol, tostada, tamal). Pruebe el zacahuil (un enorme tamal envuelto en plátano o un pescado estilo Veracruz). (Ver Artículo: Kikapu)

Los frijoles son imprescindibles. Los estados fronterizos de México con los EE. UU. buscan frijoles pintos y los estados del sur se decantan por los frijoles negros. Además de las tortillas, en el norte de México vamos por tortillas de harina, mientras que en el sur de México se trata de maíz. Los tamales en el norte de México están envueltos en hojas secas de maíz, mientras que en el sur usan hojas de plátano.

Huasteco

Las hierbas y las especias como el comino, el orégano y el cilantro son básicos. También lo son las salsas de chile serrano, chile piquín, chile de árbol, chile chipotle, ancho y otros. En Hidalgo hay una tradición en el cordero, hecho en un vapor lento durante la noche, condimentado con hojas de laurel, pimientos enteros, ajo y cebollas. El caldo resultante es muy rico.

Huasteco

Religión

Las creencias religiosas nahuas son generalmente una mezcla sincrética de las tradiciones de los nativos americanos y el catolicismo español; sin embargo, incluso en áreas donde parece prevalecer el catolicismo, las creencias que se remontan a las prácticas prehispánicas a menudo se mantienen fuertes.

El sol ha sido sincretizado con Jesucristo y se lo ve como una deidad creadora remota. La Virgen de Guadalupe relacionada con la Luna, una manifestación de la deidad prehispánica de la tierra y la fertilidad Tonantsin, es ampliamente venerada. El panteón incorpora una compleja serie de espíritus que representan las manifestaciones de un universo sagrado unificado: espíritus de la tierra asociados con la muerte y la fertilidad, espíritus del agua que distribuyen la lluvia y proporcionan peces y espíritus celestiales que vigilan a las personas y también proporcionan lluvia.

Una compleja geografía sagrada está asociada con montañas, manantiales, cuevas, lagos, arroyos y el Golfo de México. Las comunidades más aculturadas pueden tener un culto en torno a los santos. Un desarrollo religioso significativo en los años setenta y ochenta fue la conversión de un creciente número de nahuas por parte de misioneros protestantes-fundamentalistas radicados en los Estados Unidos.

Huasteco

En comunidades nahuas más tradicionales, el especialista religioso primario es el chamán, llamado tlamatiquetl (“persona de conocimiento”). Estos chamanes pueden ser hombres o mujeres, y se someten a un aprendizaje bajo un maestro establecido antes de practicar por su cuenta.

Otros especialistas incluyen parteras y, en comunidades más aculturadas que reflejan influencia católica, catequistas y líderes de oración. Pocas comunidades nahuas tienen un sacerdote residente. Durante la década de 1980, bajo la influencia de los misioneros norteamericanos, algunos nahuas se convirtieron en pastores protestantes laicos.

Huasteco

 

Artesanía

  • Quechquémeles de Tancanhuitz

Los quechquemeles son variedades de capas de algodón bordadas con hilos de colores en punto de cruz, muy características de Tancanhuitz. Estas capas son parte del traje indígena Huaxtec usual de San Luis de Potosí. En la misma área, coloridas expresiones se hacen en telar de cintura, bordado en punto de cruz, mochilas decoradas con flores y motivos vegetales en una manta blanca.

  • Muñecas huastecas y otros artículos de madera

Las muñecas huastecas son creaciones hechas de madera y tela. Representan a la mujer huasteca vistiendo su vestimenta tradicional.

Huasteco

Transporte

El clima es tropical y mientras conduce a lo largo de las verdes montañas y el valle fértil son impresionantes. Hay tres sistemas fluviales importantes, el Montezuma, el Coy y el Tampaon. La principal actividad económica es la agricultura, con la mayoría de las tierras de valle fáciles de cultivar en las manos en el Meztiso y en las zonas altas de la colina cultivadas por la Huasteca. Hoy hay alrededor de 90000 huastecas en el estado de San Luis Potosí.

El puerto comercial marítimo más importante de México ha representado, durante siglos, la entrada a América. Es un lugar esencial para las personas apasionadas por la historia, que deben visitar la prisión de San Juan de Ulúa, llena de leyendas, y un pequeño pueblo cercano donde se encuentran las ruinas de la casa del Conquistador Hernán Cortés.

Las paredes blancas, el aroma del café y los sonidos de la marimba en el muelle roban los suspiros de los visitantes. Además de sus famosas cafeterías, se destaca la oferta culinaria de Boca del Río.

Turismo

Además de cascadas, ríos y lagunas constituidas por el calor y la humedad de esta región (Huasteca Potosina), este lugar alberga lugares con paisajes naturales increíbles, como el Sótano de las Golondrinas, la cueva vertical más bella del mundo, donde varios tipos de pájaros anidan ¿Y qué podemos decir sobre Xilitla? Esta es la pequeña ciudad donde el artista surrealista Sir Edward James, amigo de Salvador Dalí, creó estructuras que son aparentemente absurdas pero que se mezclan con la naturaleza de una manera acogedora.

La Huasteca Potosina es parte de la Sierra Madre Oriental y se encuentra en el estado de San Luis Potosí. Posee un rico ecosistema selvático y una belleza natural excepcional con ríos, abismos y cascadas; escenarios perfectos para el turismo de aventura. Los principales sitios de interés en la Huasteca Potosina son la Cascada de Tamul, el Puente de Dios, el Castillo de Sir Edward James, Xilitla y la Cueva de las Golondrinas.

La cascada de Tamul es la cascada más alta de San Luis Potosí, mide 345 pies de altura; está formado por el río Gallinas, con sus rápidos cayendo sobre el río Tampaón. En la temporada cuando el río tiene su nivel más alto, alcanza un ancho de 985 pies. Está en un cañón ubicado entre dos altos muros rocosos cubiertos por jardines colgantes, formados por helechos y palmeras. Se accede por barco pero la última parte del viaje debe hacerse a pie. Hay dos ranchos diferentes desde donde tomar el paseo en bote hacia la cascada y el viaje dura más de una hora.

El Puente de Dios se formó por la erosión del agua a través de una montaña, formando un puente natural. Al pararse en el puente, puede observar dos lagunas de agua a cada lado. Dentro de la roca que forma el puente hay una sorpresa emocionante a la que solo se puede acceder nadando. Es una formación similar a una caverna donde los rayos del sol se filtran a través de una grieta, creando un efecto de iluminación sorprendente.

Xilitla es un sitio fundado a mediados del siglo XVI por misioneros Agustinos. El convento que construyeron actualmente se considera el edificio colonial más antiguo de San Luis Potosí.

La historia del Sir Edward James Castle cuenta que este extravagante y rico hombre inglés, fascinado por la belleza de la Huasteca, compró 40 hectáreas de un área conocida como Las Pozas. Su proyecto original fue construir un jardín de especies de orquídeas exóticas, que fue interrumpido por una helada que mató a las plantas. Luego decidió construir un zoológico, pero tampoco lo logró.

Finalmente, construyó una serie de estructuras para mostrar las habilidades de los artesanos locales. El resultado es un laberinto onírico de estructuras que mezclan diversos estilos, incluidos el gótico y el egipcio. Las construcciones complejas tienen los elementos de la arquitectura tradicional pero ninguna de sus funcionalidades. Las escaleras no conducen a ninguna parte, los arcos están invertidos y su libertad arquitectónica no obedece a ninguna lógica.

 

Leave a Comment