≡ Menu

Biblioteca Nacional de Austria, una de las más bonitas del mundo

Las bibliotecas son recintos llenos de conocimientos, por lo general no sólo encontraremos libros sino también obras de arte que tendrán la función de enseñarnos algo nuevo. En este artículo hablaremos sobre la Biblioteca Nacional de Austria catalogada como una de las más lindas en todo el mundo.

Biblioteca Nacional de Austria

Historia de la Biblioteca Nacional de Austria

Para poder conocer mejor la historia de la Biblioteca Nacional de Austria es necesario separar dicha historia por épocas. Dentro de estas épocas encontraremos desde sus inicios en la edad media hasta su funcionamiento en la actualidad, a continuación detallaremos más sobre ello.

Edad Media

La Biblioteca Nacional de Austria tiene sus raíces en la biblioteca imperial de la Edad Media. Durante este período medieval, el duque de Austria Alberto III trasladó los libros de las bóvedas de las bibliotecas vienesas a una biblioteca. Además de ello, Alberto realizaría algunos arreglos a libros importantes escritos en latín para que se tradujeran al alemán.

Estos libros fueron guardados en el Palacio Imperial de Hofburg ubicado en la ciudad de Viena. Dichos libros fueron almacenados en  sacristías ya que eran considerados prácticamente un tesoro. Estas sacristías estaban ubicadas dentro de la torre sur de la capilla imperial. Alberto III era un conocedor del arte; pero además de ello era un impulsor de los conocimientos nuevos, es por ello que apoyó la fundación de la Universidad de Viena y el mismo fundaría un taller de ilustración de manuscritos.

El libro más antiguo del que se tiene registro en la Biblioteca Nacional de Viena es el Evangelio sagrado de oro que data del año 1368. Este libro era propiedad de Alberto III. En el año 1368 los primeros cuatro evangelios de dicho libro fueron transcritos en letras doradas y con ilustraciones las cuales pertenecían a la escuela de arte de libros de Borgoña.

Biblioteca Nacional de Austria

Consolidación de los Tesoros

A pesar de que el duque Alberto III tenía una considerable colección literaria y artística esta aun no estaba bien ordenada. Es por ello que Federico III el emperador del Sacro Imperio Romano, tenía como fin la consolidación de los tesoros artísticos que se encontraban en bajo la posesión de los duques de Habsburgo.

No sólo Federico III se avocó a la consolidación de dichos tesoros, con el matrimonio de María de Borgoña y Maximiliano I quien fuese  Emperador del Sacro Imperio Romano luego de Federico III. Tomarían posesión de importantes libros que pertenecían a los de Borgoña así como también manuscritos del norte de Francia. Estas colecciones tuvieron como destino la ciudad de Wiener Neustadt.

Con la muerte de Maximiliano I, estos libros fueron enviados al palacio de Innsbruck. Por otro lado, los valiosos libros que pertenecían al tesoro público de Viena ubicados en la Biblioteca Regia tuvieron el palacio de Innsbruck igualmente. Los libros de la Biblioteca Regia recopilaban y clasificaban trabajos científicos que se desarrollaron en Viena durante el siglo XVI. Otra colección a destacar de esta biblioteca eran los libros que contenían globos y atlas los cuales eran bastante detallados para la época.

La recopilación de todas estas obras trajo como resultado la creación de un Patrimonio Nacional conocido como la Biblioteca Nacional de Viena. El primer bibliotecario jefe fue Hugo Blotius, un importante historiador austriaco de la época.  Su nombramiento se dio en el año 1575 por el emperador Maximiliano II.

Biblioteca Nacional de Austria

La labor de Blotus eran elaborar el inventario de la biblioteca el cual había crecido a cerca de 9.000 libros. Además, debía clasificar y anexar nuevos trabajos que se incorporaban de otras bibliotecas. Para el 26 de agosto del año 1624 se establecería  la entrega de copias instituida por Fernando II, esto propició el incremento de libros gracias a compras.

Construcción del Recinto

En el año 1722 el Emperador del Sacro Imperio Romano Carlos VI autorizó la construcción de un edificio que albergara la colección literaria que se encontraba en el palacio de Hofburg. Dicha construcción siguió los planos dejados alguna vez por el duque Leopoldo I. La construcción fue iniciada por el arquitecto Johann Bernhard Fischer von Erlach la biblioteca comenzaría a tomar forma a inicios del siglo XVIII. .

En ese momento se daría la adición más valiosa en lo que respecta colección literaria y es que el Príncipe Eugenio de Saboya otorgaría su colección de 15.000 volúmenes dentro de los cuales se incluían valiosos libros de Francia e Italia.  La sala principal de la Biblioteca Nacional de Austria albergaba para ese momento unos 200.000 libros en total.

A pesar de que era una gran cantidad de libros los que albergaba la Biblioteca Nacional de Austria, existieron críticas en torno a lo que representaba el lugar. Esto quiere decir que lejos de un recinto de conocimientos, representaba en realidad un edificio cuyos fines eran el paisajismo.  Durante la reorganización hubo por primera vez críticas sobre el hecho de que la biblioteca.

Biblioteca Nacional de Austria

Otro aporte interesante aporte a la colección literaria de la biblioteca vino a manos del doctor Gerard van Swieten quien fuese el médico de la duquesa Maria Theresia. El hijo de este médico introdujo el sistema de tarjetas en la biblioteca, hecho que permitió una organización mejor dentro de la misma.

La época del Imperio austriaco

Luego de que Napoleón Bonaparte disolviera el Sacro Imperio Romano y proclamara el Imperio austríaco, la biblioteca sufriría una reorganización. Esta reorganización estaría en manos de Paul Strattmann, uno de los puntos más importantes dentro de esta reorganización fue la creación de un programa que describiese el orden de los libros que tenía en su poder. Dicha lista tenía la siguiente clasificación:

  • Colecciones para la clase formada de la capital que requiriese instrucción.
  • Biblioteca nacional del Imperio Austríaco en donde los visitantes encontrarían rarezas literarias.
  • La Biblioteca del Hofburg que albergaría la colección inicial de la Biblioteca Nacional de Austria.

Con esta nueva política de clasificación, las colecciones literarias de la Biblioteca Nacional de Austria se separarían a inicios del siglo XIX. Por otro lado, la cooperación multinacional del Imperio austríaco trajo consigo no solo la recopilación de libros en alemán, sino también libros escritos en eslavo y húngaro.

Ahora bien, durante la revolución suscitada en marzo del año 1848, la Biblioteca Nacional de Austria  estaba en peligro extremo debido al bombardeo de Viena lo cual causó la quema del palacio de Hofburg lugar donde se encontraba la biblioteca.

Primera República y Reich Alemán

Con la proclamación de la República de Austria en el año 1920, se le otorgaría de forma oficial el nombre a la Biblioteca Nacional de Austria.  Esos años fueron sumamente turbulentos para Europa por lo que la política de recolección en esos tiempos de guerra se centró en la literatura nacional alemana ya que en ese momento se encontraban bajo el dominio de ese país.

El director de la biblioteca en ese momento  era Josef Donabaum quien se encontraba bajo las ordenes del  gerente general Paul Heigl.  Una gran cantidad de escritos fueron almacenados en la Biblioteca Nacional de Austria. Es preciso decir que durante ese periodo histórico, la Biblioteca se encontraba bajo la dirección del Imperio Nazi.

Bajo esta dirección, la Biblioteca Nacional de Austria participaría activamente en un robo sistemático a gran escala. Dicho robo se centró en los ciudadanos judíos a quienes se les robó toda su literatura. Todas estas colecciones permanecieron en la biblioteca.

Biblioteca Nacional de Austria

Restitución de las Obras Judías

Con la caída del Imperio Nazi y la restitución del orden en la Biblioteca Nacional de Austria, se inició una campaña de restitución lo más temprano posible de esas colecciones a sus legítimos dueños. Esta campaña no sólo era un deber legal sino que también representó un deber moral.

En el mes de diciembre del año 2003, luego de un exhaustivo examen de todas las propiedades relevantes, la Biblioteca Nacional de Austria completó un informe sobre la procedencia de algunas obras robadas que aun tenían en su poder. Dicho informe se presentó con bases en la Ley de Restitución de Objetos de Arte promulgada en el año 1998 y fue entregado a la Comisión de Procedencia.

Este informe detalla hallazgos esenciales con base en listas de adquisiciones ilegales que se suscitaron durante el período nazi que gobernó a la Biblioteca Nacional de Austria. Desde la presentación de ese informe hasta la actualidad, la biblioteca se ha esforzado enormemente por encontrar a los legítimos dueños o bien herederos para devolver sus posesiones robadas lo más rápido posible. Es importante mencionar que desde la presentación de ese informe en diciembre del año 2003, se han devuelto un total de 32.937 objetos tanto a sus dueños legítimos como a sus herederos.

Post Segunda Guerra Mundial

Una de las primeras acciones que tomó la Biblioteca Nacional de Austria fue devolver algunas piezas pequeñas que se encontraban en su poder a sus legítimos dueños. Sucede que fueron muchas piezas las que se mantuvieron en su poder y el proceso de devolución fue sumamente largo por lo que muchas piezas se mantuvieron en su colección por mucho tiempo.

Por otro lado, la recolección de obras literarias se centraría principalmente a escritos propios de Europa Central y Europa del Este. En el año 1966 una gran parte de las colecciones que poseía la biblioteca se trasladaron al edificio ubicado en Josefsplatz en las instalaciones del  Neue Burg, siendo en este lugar donde se instalarían las nuevas salas de lectura.

Para el año 1992 la Biblioteca Nacional de Austria otorgó a su público aproximadamente 4 millones de obras. Al mismo tiempo le ofrecían a sus visitantes amplias salas de lectura de forma tal que en la actualidad se ofrecen hasta tres niveles de salas para leer a sus visitantes. Dichas salas se distribuyen en dos pisos de salas de lectura y una sala de lectura especial para revistas.

Es preciso decir que desde la instalación del catálogo por tarjetas, dicho sistema no fue modificado o cambiado por otro hasta el año 1995. En ese año se implementó un sistema electrónico que se pondría en línea para el año 1998. A partir del año 2001 gran parte de los libros judíos que fueron confiscados por los nazis y almacenados en la Biblioteca Nacional de Austria fueron devueltos progresivamente a sus herederos. Se calcula que cerca de  25.000 obras que se encontraban en la biblioteca pertenecían a judíos.

Biblioteca Nacional de Austria en los años recientes

El 1 de enero del año 2002, la Biblioteca Nacional de Austria decidió despedir a un gran número de personas que hacían parte del personal que laboraba en la biblioteca. Este hecho permitió un control total en lo que respecta al presupuesto y personal activo. Esto se debe a que gran parte del presupuesto de la biblioteca es financiado por el estado.

 

Para poder obtener un poco más de fondos y mejorar así su funcionamiento, era necesario   recaudar fondos adicionales a través de patrocinios, servicios de reproducción y donaciones de los locales.

Organizacionalmente hablando, la Biblioteca Nacional de Austria funciona bajo una administración central y se divide a su vez en tres departamentos principales que son el Departamento de Personal y contabilidad, departamento de estructura de inventario y tratamiento y el Departamento de información y colecciones individuales. Por otro lado, el jefe de la biblioteca debe informar de las labores de la biblioteca de forma trimestral a un consejo de administración.

Arquitectura de la Biblioteca Nacional de Austria

La Biblioteca Nacional de Austria es considerada como una de las bibliotecas históricas más bonitas del mundo. Quien fue el encargado de ordenar esta construcción fue el emperador Carlos VI, con la idea de que su estilo principal fuese el estilo barroco.

La Sala de Gala

Este salón conocido como La sala de Gala o bien la sala principal, inicialmente era la Sala Imperial. Posee una longitud de más de 70 metros los cuales se complementan con un  ambiente placentero rodeado de estatuas hechas de mármol, pinturas y frescos que fueron pintados en el techo de la sala. En lo que respecta a las estanterías, están hechas de madera de castaño las cuales albergan más de 200.000 libros que datan de los años 1500 y 1850.

Capacidad

La impactante sala principal de la biblioteca la cual está coronada por una cúpula decorada con frescos del pintor Daniel Gran, concentra más de 200.000 tomos a la vista y entre otras colecciones se destacan los libros que pertenecieron al príncipe Eugenio de Saboya así como también una de las colecciones más grandes de escritos sobre la Reforma de Martín Lutero. Esto totaliza una capacidad total de más de 300.000 tomos.

Colección literaria de la Biblioteca Nacional de Austria

Una de las principales actividades de la Biblioteca Nacional de Austria es la recopilación y archivo de todas las publicaciones que pertenezcan a Austria, incluyendo materiales electrónicos. Existe una Ley en Austria que favorece el incremento de la colección literaria de la biblioteca y es que de cada volumen, se deben entregar dos copias de forma obligatoria a la biblioteca.

Por otro lado, la biblioteca recoge todas aquellas obras de autores austriacos que son publicadas fuera de Austria. Además, las tareas y servicios que ofrece la Biblioteca Nacional de Austria no sólo abarcan el desarrollo de conocimientos locales o bien préstamo de materiales a nivel local sino también ofrece un servicio de préstamo y búsqueda remoto.

Muchas de los volúmenes actuales que posee la biblioteca Nacional de Austria son gracias a una cooperación entre universidades y escuelas que buscan la ampliación de los conocimientos de los profesionales. Se estima que en total tenga en su propiedad más de siete millones de objetos distribuidos no sólo en libros sino también en materiales electrónicos.

 

En este artículo pudimos conocer sobre la Biblioteca Nacional de Austria, considerada como una de las bibliotecas más hermosas del mundo. La historia detrás de esta biblioteca es magnífica, sobre todo por el gesto de bondad que tuvo por el pueblo judío luego del robo de sus pertenencias las cuales fueron guardadas en la biblioteca, este hecho en conjunto con los deseos de ampliar los conocimientos de sus visitantes le dan un valor mayor más allá de su arquitectura. También te pueden interesar los siguientes artículos:

Leave a Comment