≡ Menu

Caída del Muro de Berlín, símbolo fin de la Guerra Fría

Hoy podrá conocer todo sobre la caída del Muro de Berlín el mismo que dividió a una ciudad, creando dos mundos muy diferentes, cuando fue derribado pudieron verse las diferencias creadas después de 28 años. Aquí conocerá los detalles del por qué de su construcción, su caída y la historia asociada al muro de Berlín, conozca todo sobre este símbolo de la Guerra Fría.

MURO DE BERLIN

Cuándo fue la Caída del Muro de Berlín?

Después de 28 años de separación forzada, se produce la caída del muro de Berlín, un acontecimiento que hizo voltear la mira y llamó la atención del mundo entero. La caída del muro de Berlín se produce en consecuencia prácticamente obligada, a la orden de aperturar de las fronteras entre Austria y Hungría ordenada y ejecutada en el mes de mayo del año 1.989.

La apertura de las fronteras se realiza debido a la cantidad de alemanes que viajaban a Hungría solicitando asilo en las diferentes embajadas de la República Federal Alemana. La respuesta social no se hizo esperar y comenzaron a generarse una serie de manifestaciones que se volvieron multitudinarias en Alexanderplatz, una gran plaza que se encuentra ubicada en el centro de Berlín, la cual era llamaba Ochsenmark, lo que obligó al gobierno de la República Democrática Alemana permitir el paso hacia el oeste, hecho que se realiza el 9 de noviembre del mismo año 1.989.

La masa de personas que se aglutinaron en cada uno de los puntos de control, para cruzar hacia el oeste fue indetenible, generándose uno de los éxodos inmediatos más grandes. Al día siguiente se iniciaron las aperturas de pasos en el muro y de esta manera se inició la cuenta regresiva, dando por finalizados 28 años de separación obligada de familiares y amigos, con la caída del muro de Berlín.

Antecedentes

El muro de Berlín fue una de las consecuencias generadas con el fin de la Segunda Guerra Mundial, debemos recordar que Alemania quedó dividida, al igual que la ciudad de Berlín, la cual fue seccionada en cuatro sectores de ocupación, los cuales fueron ocupados uno por los soviéticos, otro por los estadounidense, otro por los francés y otro por los ingleses.

MURO DE BERLIN

Las ideologías políticas eran diferentes, lo que dio inicio a las malas relaciones entre los aliados y los comunistas, lejos de mejorar las diferencias fueron aumentando con el pasar de los días, hasta que se hicieron evidentes dos políticas muy disimiles, se desarrollaron dos tipos de moneda, dos ideologías políticas y al final necesariamente dos Alemanias.

En el año 1.949, los sectores que estaban ocupados por los aliados occidentales, americano, franceses e ingleses se unificaron en una sola república y pasaron a llamarse República Federal Alemana, mientras que el sector en donde se encontraban los soviéticos se convirtió en la República Democrática Alemana.

La primera reconocida por las siglas RFA y la segunda por las siglas RDA. De esta manera se divide en dos mundos a Berlín, se construye el Muro que la separó y se colocaron 81 puntos de paso, para controlar las dos ciudades.

Anuncio de la Caída del Muro de Berlín

El anuncio sobre la caída del Muro de Berlín, que en realidad era la apertura del paso de la República Democrática Alemana, hacia la República Federal Alemana, lo realizó el Secretario del Comité Central que era para el momento Günter Schabowski. Se encontraba en una conferencia de prensa el 9 de noviembre de 1989, cuando realizó el anuncio, sobre la nueva reglamentación que permite la salida del país a los ciudadanos de la República Democrática Alemana.

MURO DE BERLIN

Los ciudadanos de la República Democrática Alemana exigían de manera persistente la flexibilización para poder salir del país hacia al lado oeste. Ante la insistencia el Partido Socialista Unificado de Alemania, conocido por las siglas SED, publica un proyecto de Ley en referencia a las entradas y salidas del territorio.

De esta reglamentación entrarían en rigor aquellas que estaban asociadas a la salida del territorio socialista alemán, pero sin derecho a retorno, esta reglamentación tenía el propósito de detener el éxodo de alemanes de la República Democrática, hacia la República Checa. Sin embargo, las protestas y la inconformidad por parte de la población alemana, la cual no estaba para nada satisfecha con la medida, el Partido Socialista, decide realizar una revisión del documento.

Para la mañana del 9 de noviembre la revisión se había completado y modificaron la misma agregándole unas condiciones sobre un régimen de visitas, las cuales en un futuro, serían complementadas con algunas condiciones especiales, dentro de las que serían contempladas una visa para viajes privados con derecho a regresar.

En el desarrollo de la conferencia de prensa, en la que se encontraba dando declaraciones e informando sobre las reglamentaciones, anunció de manera inesperada y fuera de tiempo la entrada en vigor de la nueva regulación. Dentro del grupo de periodista se encontraba un corresponsal italiano de la cadena ANSA, quien le hizo una pregunta, que hoy en día se reconoce como el detonador de la caída del muro de Berlín, fue quien instó la declaración.

MURO DE BERLIN

Riccardo Ehrman aprovecho que Schabowski había hablado de posibles errores y Ehrman pedía la palabra de manera tan insistente, que Schabowski no pudo dejar de permitirle que hiciera la pregunta: “Acababa de hablar de errores, ¿Consideraba que ha sido un gran error la ley de permisos de viajes que acababan de promulgar hacía unos días, que en realidad no suponía ninguna mejora?”.

Esta pregunta fue determinante y Schabowski contestó que Sí, realizó la explicación a la masa de periodistas que se encontraban realmente impresionada, que los ciudadanos de la Alemania oriental, podían solicitar viajes privados al extranjero “sin necesidad de presentar condiciones especiales, motivos de viaje específicos o lazos familiares”. Aclaró que los permisos serían concedidos por un pequeño espacio de tiempo y que la regulación entraba en vigor “de inmediato y sin demora”.

De manera inmediata la noticia fue dada por el corresponsal de ANSA, las declaraciones de Schabowski, se habían convertido en la noticia más importante, el titular de prensa decía: “LA RDA abre sus fronteras”, de manera casi inmediata los ciudadanos del Este comenzaron a apostarse frente a los pasos fronterizos que permitían el paso hacia Berlín Occidental, querían hacer uso de su derecho, sin embargo, los guardias no habían recibido la información.

Las personas insistían en que los dejaran pasar y la presión fue de tal magnitud que los guardias del paso fronterizo de Bornholmer permitieron el paso a los primeros alemanes del oriente atrapados en la República Democrática Alemana hacia Berlín del oeste. Iniciaba la Caída del Muro de Berlín.

MURO DE BERLIN

Como señalamos la reacción de los ciudadanos de la República Democrática Alemana fue inmediata, se agolpaban en los puntos de control pidiendo que les permitieran pasar, una de las situaciones que se presentó en ese momento es que a muchas de las personas, les fue sellado su pasaporte, lo cual los dejaba sin nacionalidad, algo que las personas ignoraban.

Las barreras de control fueron abiertas aún sin haber recibido órdenes oficiales, por lo que si el Secretario del Comité Central Schabowski, se había precipitado o equivocado en la información, ya no había posibilidades de un retorno. Más de 20.000 personas cruzaron el puente Bösebrücke sin pasar por control alguno.

La demolición del muro que pasaba por el centro de la ciudad comenzó a ser demolido por las mismas personas, ciudadanos de la RDA y de la RFA, lo que llamó la atención de personas que deseaban guardar un pedazo de historia, por lo que se vendían como souvenir.

Demolición del Muro de Berlín

El Muro de Berlín se construyó y marcó la división del mundo en Oriente y Occidente, dejó claramente establecido las diferencias irreconciliables entre ideologías incompatibles como son el  comunismo y el capitalismo. La construcción del Muro de Berlín fue una decisión del gobierno de la República Democrática Alemana (RDA).

La diferencia entre ambas partes de una misma ciudad era notable, ya que a pesar de que Berlín Occidental se encontraba rodeado por 155 kilómetros de un muro construido en concreto y lleno de alambre púas, los ciudadanos de la República Federal Alemana podían viajar y movilizarse sin ningún tipo de limitaciones, era la zona libre de Berlín.

Por su parte el Berlín oriental, continuaba siendo un país lleno de limitaciones para movilizarse, sin embargo, el 9 de noviembre del año 1989, con el anuncio de la nueva Ley que reglamentaba los viajes, se informó que estaba permitido viajar al Occidente.

La información fue dada en una rueda de prensa que estaba siendo televisada en una transmisión en vivo en Berlín Este. Las personas de manera inmediata comenzaron a trasladarse hacia los puntos de control fronterizos, que se encontraban en el centro de la ciudad, aún cuando estaban militarizados las personas exigían su derecho.

A pesar que pasaron varias horas de mucha tensión, el muro de Berlín ya había caído. Las personas comenzaron a celebrar que la división de Alemania terminaba ese día. La gente comenzó a subirse en el muro y los ciudadanos de Alemania Occidental también celebraban la caída, las imágenes del momento en que comienzan a pasar de Alemania Oriental hacia Alemania Occidental, le dieron la vuelta al mundo.

 

MURO DE BERLIN

El  3 de octubre de 1990, se concretó la unificación política de Alemania, la cual había sido dividida en la Segunda Guerra Mundial. La caída del muro de Berlín se conoce como uno de los eventos que marcaron la historia del mundo, en donde queda demostrado que se pueden alcanzar acuerdos que beneficien a la mayoría.

Antes de la era de Mikhail Gorbachov, las luchas emprendidas para la liberación del Bloque Oriental fueron fuertemente reprimidas por la Unión Soviética. Los pueblos de la República Democrática Alemana, Hungría y Checoslovaquia, habían luchado y reclamado libertad y fueron silenciados.

Es por ello que las políticas de apertura conocidas como la glasnost y las políticas de reconstrucción, conocida como la perestroika, implementadas en el gobierno de Mikhail Gorbachov, quebró la  doctrina del secretario general del Comité Central del Partido Comunista de la Unión Soviética, Brezhnev que acordaba que todos aquellos países que habían firmado el “Pacto de Varsovia” no podían desviarse de las directrices de Moscú.

Pero la caída del Muro de Berlín no solo logró la unión de Alemania, también las acciones de Mikhail Gorbachov fueron una fuente de inspiración para Europa del Este, los polacos acabaron con el monopolio comunista. Los activistas de los derechos civiles en toda Europa del Este comenzaron a realizar acciones para que fueran implementadas la glasnost y la perestroika, en sus países.

Se inician a realizar encuentros en Polonia entre los comunistas y el movimiento sindical, el cual había estado prohibido de manera oficial. Este es el primer paso para iniciar las conversaciones que guiarían a un cambio, se sumaron a esta mesa de conversaciones grupos de oposición y representantes de la Iglesia Católica.

De estas reuniones surge un líder Karol Józef Wojtyla, que luego es nombrado como el papa Juan Pablo II, el simpatizaba con el movimiento Solidarność. Los opositores al régimen estaban llenos de esperanza que se produciría un giro positivo, el comienzo fueron las elecciones parlamentarias en las que se permitió la participación de candidatos de la oposición. A pesar que las tres cuartas partes de los escaños del parlamento eran del partido comunista, no era unánime su constitución.

También Hungría se sumaba a los cambios, ya que comenzó a reducir los puestos de vigilancia  fronteriza con Austria, esto contribuía de manera importante con el paso desde Europa oriental hacia la occidental. Fueron muchos los ciudadanos que buscaron ayuda en las embajadas de Alemania Occidental en los países de Europa del Este.

El descontento aumentaba cada día las personas se habían cansado y por ello manifestaron de manera pacífica, pedían un cambio en la República Democrática Alemana. En octubre, se produjo el cambio y Erich Honecker, fue derrocado.

MURO DE BERLIN

El miedo se colaba en los huesos de cada uno de los ciudadanos que decidieron salir a la calle a pedir un cambio, ninguno de ese millón de personas, tenía la mínima idea de cómo reaccionaría el régimen, pero tuvieron algo a su favor, las autoridades no intervinieron contra la manifestación, entonces supieron que habían ganado.

Hoy a tan solo treinta años de la caída del Muro de Berlín, aún hay países del mundo que mantienen muros invisibles, que impiden la salida de muchos que piden libertad, son muros de miseria, hambre y represión que deben ser derribados, sin importar si se siente miedo. No fue necesario ni un solo disparo, el muro de Berlín había sido derribado y en pocos meses las personas de todo el este de Europa fueron libres. En el año 1.991 colapsó la Unión Soviética.

Consecuencias

La caída del muro de Berlín permitió contrastar un país que fue dividido a la mitad y que a partir de esa división fueron gobernados a través de modelos políticos – económicos, totalmente disímiles, Alemania Oriental bajo un régimen comunista y Alemania Occidental bajo un régimen democrático capitalista. La caída del Muro de Berlín permitió al mundo ver la diferencia de ambos, eran abismales los avances y el progreso, que no había sido logrado en el otro.

La caída del muro de Berlín permitió que los ciudadanos berlineses del lado este pudieran tener los mismos derechos que los ciudadanos del Berlín Occidental, serían ciudadanos libres. Los familiares y amigos que habían sido obligados a mantenerse separados por 28 años, volvieron a verse, pudieron abrazarse y volvieron a tener la libertad de poder movilizarse, sin restricciones, sin permisos, sin tiempo, sin amenazas de no poder volver.

Fue una lucha de años, hubo muertos, personas reprendidas, heridas y encarceladas por querer tener la oportunidad de una vida mejor. Con la caída del muro de Berlín, no solo se unificó Berlín, se unificó Alemania, la reunificación comienza por el descontento generado por las reformas políticas y económicas que había realizado la Unión Soviética, en la República Democrática Alemana, a su vez la República Federal Alemana había iniciado políticas de acercamiento con la Alemania Oriental.

Se presentaron protestas y reivindicaciones luego de la caída del muro de Berlín y las autoridades con poder para hacerlo aceptaron la anexión de la República Democrática Alemana a la República Federal de Alemania, fue un día realmente importante, se consolidaban las palabras en hechos.

Al desaparecer la República Democrática Alemana, se produjo un efecto dominó y comenzó a acelerarse el declive de las políticas comunistas, lo que condujo al fin de la Unión Soviética. Por lo tanto, la caída del muro de Berlín generó el nacimiento de nuevas repúblicas, surgieron  15 nuevos países que anteriormente estaban integrados en la ahora extinta Unión Soviética.

Otra de las consecuencias de la caída del muro de Berlín es que se convirtió en el símbolo que mejor muestra el final de la Guerra Fría, ese tiempo que provino después de la Segunda Guerra Mundial en el que precisamente la Unión Soviética y Estados Unidos permanecieron en una tensa situación, que podía derivar en una nueva guerra en cualquier momento, la caída del muro de Berlín eliminó estas posibilidad.

También la caída del Muro de Berlín produjo un debate en la izquierda, en el que se discutieron las razones del rotundo fracaso, esto trajo como consecuencia que la mayoría de los partidos comunistas, se convirtieron en socialdemócratas. El cambio fue radical e impulsó decisivas modificaciones necesarias en cuanto al camino ideológico, político y económico de muchos países europeos.

La geopolítica una vez reunificada Alemania, llegaron las privatizaciones como fórmula para la reconstrucción, fueron necesarios los subsidios que permitieran un respiro a las golpeadas y vulnerables economías de los ciudadanos alemanes que había quedado atrapados en la Alemania oriental.

Fue un camino de transiciones difíciles de llevar a cabo, sin que hubiera algunos altibajos, como por ejemplo la caída del producto interno bruto.  Hoy más de treinta años después, sigue existiendo diferencias marcadas aun cuando son una sola Alemania, una esta llevada por la inflación y otra dominada por el neoliberalismo.

Celebraciones

El anuncio de la caída del muro de Berlín en una rueda de prensa televisada en vivo, en donde el Secretario del Comité Central Günter Schabowski, daba el anuncio de la nueva ley de viajes, donde los ciudadanos de Alemania oriental podían desplazarse hacia el Occidente, sin solicitar autorización y que la medida entraba en vigencia de manera inmediata, marco un antes y un después en la vida de muchas personas y también una marca indeleble en la historia del mundo.

El efecto de aquella noticia no se hizo esperar, era un ambiente en donde se podía respirar la euforia de unos, la felicidad, la esperanza y también la derrota y la pérdida de otros. Podías ver caras de felicidad, lagrimas de alegría, otras de dolor por haber perdido a un ser querido, en esa búsqueda ansiada de libertad. Las imágenes de las personas agolpadas en los puestos de control pidiendo que se les permitiera el paso hacia el occidente, se repetían a lo largo del muro.

Fue un cambio inesperado de una condición de opresión a una de libertad. Son miles las imágenes de celebraciones, de abrazos, de besos, de reencuentros, de triunfo que ponían fin a 28 años de opresión. La celebración no solo sería ese día, vinieron muchos días de celebración, la ciudad entera celebraba en la famosa avenida Kurfürstendamm la cual se convirtió en el lugar de fiesta popular, los restaurantes regalaban bebidas, el Muro de Berlín había caído.

También fue un gran momento cuando políticamente se reunificó Alemania. Celebraron la renuncia de Brezhnev, celebraron la caída de la Unión Soviética y celebraron el nacimiento de 15 países nuevos. Celebraron que el muro de Berlín cayó sin necesidad de que hubiera una guerra, celebraron el  camino hacia la libertad.

En el 2019 se cumplieron 30 años de la caída del Muro de Berlín y se realizaron actos conmemorativos a la fecha, a los mismos asistieron los cancilleres de Alemania, Polonia, República Checa, Eslovaquia y Hungría. Se realizaron más de 200 actos conmemorativos, exposiciones artísticas, conferencias y más. No deja de ser una fecha importante en la que se demostró que no hay muro lo suficientemente grande y fuerte que mantenga preso a quien quiere ser libre.

Hasta aquí nuestro artículo sobre la Caída del Muro de Berlín, esperamos que la lectura del mismo haya sido de ayuda y por supuesto de su agrado, si es así le invitamos a continuar la lectura de temas relacionados en los enlaces que le recomendamos a continuación:

 

Leave a Comment